Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Casablanca

| 10

 

Casablanca 1

Casablanca es uno de los filmes más famosos de la historia del cine, es un mito que obtiene una gran relación con el público en todas partes, y a través del tiempo. En algunas prestigiosas universidades norteamericanas, como la de Harvard, en Estados Unidos, muchos cursos de cine comienzan con la vieja tradición de hacer una proyección de Casablanca.

¿Dónde está el misterio de esta película? Primeramente, es necesario aclarar que esta ciudad legendaria, Casablanca, era un escenario real en la época en que se desarrolla el filme.

Era en ese momento un enclave en Marruecos donde el gobierno colaboracionista de Vichy, mantenía una convivencia con el ocupante nazi.

Allí las autoridades francesas representadas por el oficial Louis Renault (que interpreta Claude Rains) podían emitir salvoconductos para salir de Casablanca hacia Lisboa, en donde podían encontrar refugio personajes de la más diversa índole.

Este filme no comienza en Casablanca, aunque explico la importancia del lugar para que se comprenda la trama. Debo añadir que Casablanca era un hervidero con toda clase de personajes, como por ejemplo, comerciantes contrabandistas como el que interpreta el conocido actor Sídney Hughes Greenstreet, un gordo cínico que comerciaba con los ansiados salvoconductos que permitían salir de Casablanca y del territorio de Vichy sometido a los alemanes.

También algunos personajes de la resistencia al dominio nazi como Joel Cairo (Peter Lorre), quien es perseguido y asesinado en una de las escenas del filme que nos indica la actividad antinazi en Europa, uno de cuyos centros era Casablanca.

En la Ciudad, el lugar más conocido y emblemático, era la cantina de Rick (Humphrey Bogart), un norteamericano cínico y enigmático que era amigo de los franceses y odiaba a los nazis.

¿Quién era Rick? ¿Qué hacía allí? La película es conducida por el llamado Rick, en esa época Humphrey Bogart era el actor norteamericano de mayor magnetismo, se había impuesto en la cinematografía norteamericana con papeles de hombre duro y despiadado. Rick era la culminación de estos personajes, y por cierto, el más logrado.

El filme comienza en París, los alemanes se acercan a la ciudad, pero Rick, un norteamericano radicado en París, que después descubriríamos como un contrabandista de armas hacia la República española, tenía un lado idealista, y para reforzar ese lado la vida lo hace encontrarse con Isa (Ingrid Bergman), una mujer también enigmática. Entre ambos personajes surge un romance de cine, ambos comienzan a vivir un amor del momento, no se preguntan sobre el pasado, ni sobre el futuro, viven en un presente que muestra un París bellísimo, que no había sufrido aún la ocupación nazi.

Mientras se desarrolla el romance, los alemanes se aproximan a París. Rick lo sabe porque calcula la distancia a que está el ejército nazi por los cañonazos que se escuchan cada vez más cerca.

Una tarde la pareja estaba en un hotel, y los cañonazos, dados por efectos de sonido, se hacían atronadores. Rick le dice a Isa: “Tenemos que abandonar París inmediatamente, los alemanes están al llegar”. Acuerdan encontrarse en la estación de trenes durante la noche para salir de París.

En la estación de trenes, Rick está ansioso porque ella no aparece, el tren va a partir, llueve copiosamente, la lluvia es un elemento dramático, Rick, bajo la lluvia, busca desesperadamente a Isa. Ella no aparece y Rick sube al tren convencido de que ella lo usó para vivir una aventura.

Aquí hacemos una elipsis, que en lenguaje cinematográfico es pasar a otras acciones más adelantadas en la trama. Ahora estamos en Casablanca, en el famoso bar de Rick. Aparece Isa con su esposo, Víctor Lazlo (Paul Henreid), un checo, dirigente de la resistencia antinazi.

Entran al bar en búsqueda de Rick, quien es desconocido para ambos con el objetivo de comprar dos salvoconductos.

De repente, Isa, en medio de los numerosos asiduos al bar, encuentra a un viejo conocido: el pianista Sam (Dooley Wilson), lo saluda contenta, el pianista abre los ojos con miedo, ella le pide que vuelva a tocar la melodía As time goes byComienzan a sonar las notas de la canción y aparece Rick furioso increpando al músico: “Te he dicho que no interpretes esa canción jamás”.

Se descubren mutuamente Rick e Isa, momento de gran tensión dramática dado por las actuaciones memorables, la música de fondo, y la magia del reencuentro bien filmado y mejor actuado.

Otra elipsis. En la habitación de Rick ella le pide perdón por no haberlo buscado aquella noche en París, se justifica explicándole que no sabía que su esposo Lazlo estaba vivo.

En un climax de la trama él la abofetea, secuencia famosa en la historia del cine.
Elipsis para acercarnos al final. Estamos en el aeropuerto, poco antes de abordar el avión, Isa se acerca a Rick y le pide que se vaya con ella, Rick le responde con una frase clave en la historia del cine: “Te arrepentirías, tal vez no hoy, tal vez mañana, pero lo harás y será por el resto de tus días”. Aquí la música juega un papel fundamental, punteando los planos y contraplanos de los protagonistas, al final, Isa y Lazlo suben al avión, gran intensidad dramática, es este el primer y gran final de la película. Ahí debió acabarse.

Pero esta cinta formaba parte de un esfuerzo propagandístico mayor. En escenas poco logradas que son un verdadero anticlímax, los alemanes llegan al aeropuerto, el Oficial francés Renault defiende a Rick pasándose al bando norteamericano, es un mensaje indudable. Este filme, estrenado en 1943 con gran éxito, era parte del intento por crear en el público norteamericano la sensación de que América necesitaba entrar en la guerra.

En una secuencia final anticlimática pero sorprendente, el francés Renault le dice a Rick tomándolo del brazo: “Este es el comienzo de una gran amistad”, como segundo y definitivo final del filme.

A pesar de tener dos finales, pecado mortal en la dramaturgia cinematográfica, el encanto de los actores y de la música crea una sensación que hace integrar las dos secuencias.

El filme es emotivo, hermoso, consagra a Ingrid Bergman como actriz en el cine norteamericano, y lleva el protagonismo de Humphrey Bogart a nuevos niveles.
Esta obra conserva su frescura y carga emotiva que nos hace olvidar las condiciones en que se filmó, en Hollywood en medio de la Segunda Guerra Mundial en 1942. Lo hicieron con muy pocos recursos, tanto París como Casablanca están reconstruidos con un mínimo de recursos y el filme mantiene su magia, entre otras cosas por la música.

Un hecho que habla por sí solo es que la Warner Bross incorporó a la presentación inicial de sus películas la música inolvidable de “As time goes by”.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • imai delgado guerrero dijo:

    El articulo Casablanca es genial y sugiere mucho para la didactica del arte.

  • carlucho dijo:

    Casablanca es una clase magistral de cine tanto para critica como para publico, sobran los comentarios.

  • Julita dijo:

    Muy buen artículo sobre cine, esperemos más. Gracias

  • Juno dijo:

    Excelente peli, buen articulo

  • Rey Mo dijo:

    En una entrevista que hicieron a Ingrid Bergman una vez, ella respondió a la pregunta sobre que tenia ella en mente en uno de los famosos close ups de Casablanca: Realmente no sabia que pensar, estaba en blanco,los guionistas de la pelicula cambiaban el texto todos los dias, no sabia en brazos de quien iba a terminar al final de la película, si con con Humphrey Bogart o Paul Henreid.

  • Thol dijo:

    Gracias por este articulo, considero a Casablanca como una de las tres peliculas mas importante de la historia del cine y estoy convencido que como la mas vista, no soy un experto en historia del cine se que el Ciudadano Ken es considerada la mas importante pero dudo que sea la mas gustada y mas famosa.

    • Antoñito dijo:

      Oye amigo , tienes razón , pero no des ese criterio en público porquen te desintegran. Los sabihonditos que no tienen tu coraje nunca dicen eso de Ciudadano Kane. Que al final es el mejor ejemplo de factura, de guión y de muchas otras cosas pero quizás años después superados. Y como la buena historia es imborrable seguirá en su status primario. Hay temor a decir lo contrario, Miguel se suma a esto; pero ha escrito un artículo excelente, un artículo devenido del trainning, y qué bueno que haya sido con este film. Ciudadano Kane es lo mejor del cine según mu8chos; pero no es lo,mejor visto…ni recomendado….por ahí andan Acorazado Potiomkim y otras. Es un tema interminable y profundamente rico.

      • Antoñito dijo:

        Pido disculpas porque el tema es Casablanca. Además la redacción precipitada. Miguel siempre te leo. Recuerdas Colaboración si Fronteras? Seguro que no…

  • ss dijo:

    Casablanca es de mis filmes favoritos de todos los tiempos. La he visto decenas de veces, pero le agradezco a Miguel Torres el hacerme notar los dos finales. Lleva razón, incluso el ritmo varía, sin embargo nunca se me hubiera ocurrido, a tal extremo lleva una lograda puesta en escena que adormece el espíritu crítico.

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Casablanca es para mí especial, no sólo por el filme en sí, sino también por los recuerdos que me trae de la época y el entorno en que lo ví por vez primera.
    De paso, Ingrid Bergman fué la primera actriz de Hollywood de la cual yo me enamoré, y fué en esa película.
    Discrepo cuando se dice que Renault defiende a Rick “pasándose al bando norteamericano”. Para mí, lo que hizo Renault fué definirse contra el bando de los nazis. Fué Francia rebelándose contra Hitler.
    Nunca percibí a Rick como “un bando”. Él era un solitario por antonomasia. Incluso cuando el nazi le pregunta su nacionalidad, él le contesta: “Borracho”.

    En cuanto al final…yo no lo cambiaría. Para ser un “anticlímax poco logrado”, les quedó muy bien.
    Saludos

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Miguel Torres

Miguel Torres

Miguel Torres, reconocido director de Cine y de televisión cubano, fue un connotado realizador del Noticiero ICAIC Latinoamericano. Ha sido profesor de la Escuela de Cine y de Televisión, tiene en su haber varios largometrajes y decenas de documentales.

Vea también