Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

También algunas consignas deben se actualizadas o al menos mejor interpretadas

| 16

Desde hace algún tiempo tenía la intención de escribir sobre este asunto, y viendo el noticiero de la televisión cubana hoy domingo 12 de julio de 2015, aparecieron dos consignas que catalizaron positivamente  mi intención.

Soy de la generación de los alfabetizadores, con menos de 14 años de edad; y me ubico junto a quienes quieren y hacen por mejorar nuestro socialismo, y no con quienes desean verlo destruido.

Intentaré no rebasar las 1300 palabras. Aunque no tengo culminada la fundamentación, considero que por esa cifra debía estar un artículo base para ser publicado en los foros de las Redes digitales.

Considero que las consignas suelen ser útiles en determinadas circunstancias, pero en general he aprendido con los años que en la mayoría de los casos suelen convertirse en algo de poca utilidad y a veces se tornan contraproducentes.

Una buena consigna con una buena pista de aterrizaje, una buena tecnología de navegación, una buena nave, buenos tripulantes y pasajeros deseosos de aterrizar, triunfa. Un buen ejemplo es el “yo sí puedo” convertido en triunfo irrefutable al proporcionar felicidad y libertad a millones de seres humanos que aprendieron a leer y a escribir; ahí se conjugaron la finalidad, el método, los alfabetizadores capacitados, los recursos materiales y claro está la gente deseosa de aprender.

El “consignismo” es la enfermedad del buen uso de las consignas, tal como el formalismo es la enfermedad de la formalidad.

Ya Fidel nos dijo que debíamos cambiar todo lo que deba ser cambiado. Estamos trabajando por actualizar el modelo económico cubano, pero no se puede desligar del entramado social.  Cuando expreso actualizar o lograr una mejor interpretación de algunas consignas, me refiero tanto al texto como al contexto. No pretendo presentar una investigación del surgimiento y desarrollo de las consignas seleccionadas.

He seleccionado 5 consignas y seguramente los lectores tendrán muchas más que podrían ser también analizadas.

La primera consigna: “Esto es tarea de todos”

Es cierto que la mayoría de los objetivos o problemas a resolver que de alguna manera involucran o afectan a todos reclaman la participación de todos. Pero se ha convertido en algo de poca utilidad repetirlo cuando no la interpretamos bien y no especificamos que cada parte del proceso componente del proceso general, debe tener un responsable y un plazo para ser cumplido. Se produce un proceso mental desmovilizador cuando interiorizamos que como es de todos, me quedo esperando por el cumplimiento del otro o de los otros. Yo propongo que digamos: “Es tarea de todos, pero en que cada cual cumpla lo que le corresponde”.

La segunda consigna, también escuchada el domingo 12 de julio de 2015. “Los acuerdos no deben engavetarse”.

También es cierto que muchos acuerdos se engavetan, o se “encarpetan”, para estar a tono con las TICs,  y solo se vuelven a retomar cuando se acerca el plazo de cumplimiento y hay que rendir cuenta. Pero la causa de este mal es múltiple. A veces es un acuerdo mal adoptado, bien por su deficiente redacción, o por la incorrecta  designación del responsable. Los acuerdos resultan elementos clave del proceso de dirección, y su adecuada gestión ha de ser un deber ineludible del Jefe que lo aprobó.

En las técnicas de dirección se habla de la ley de Parkinson: “Todo trabajo se dilata indefinidamente hasta ocupar todo el tiempo disponible para su completa realización”.

Un acuerdo comienza a trabajarse una día una semana o un mes antes de la fecha de su cumplimiento.

Propongo que se diga: “Para que los acuerdos no se engaveten, deben ser bien gestionados desde el inicio”.

La tercera consigna: “Hacer más con menos”

Si bien conceptualmente pudiera ser consistente esta redacción, la vida nos ha demostrado, que esta consigna nos lleva a conformarnos con un cumplimiento en que la calidad se ve seriamente afectada; bien porque le ponemos menos de los ingredientes que la norma plantea, o porque le damos menos tiempo que el requerido, o porque estamos acostumbrado que el cliente se conforme con recibir el producto o servicio, bajo la otra expresión popular que dice “más vale algo que nada”. Aclaro que no me refiero a mejoras tecnológicas que efectivamente posibilitan un verdadero ahorro de recursos tangibles o intangibles. Propongo que digamos: “Hacer más con la calidad requerida”

La cuarta y penúltima consigna: “Tenemos que dar una mayor participación a…”

Esos puntos suspensivos pueden ser interpretados como los protagonistas del proceso, o sea los trabajadores, los estudiantes, los ciudadanos, para lograr el objetivo propuesto.

El primer problema radica en la creencia que estar presente en la reunión o en la asamblea en la que se toma un acuerdo significa participar. Ya sabemos que muchos están físicamente presentes pero mentalmente ausentes. Hay que asegurar que la participación nazca de un verdadero involucramiento en el debate, y de una votación democrática; que siga con la posibilidad real de intervenir en el proceso de propiciar cambios necesarios, finalmente de beneficiarse moral y materialmente de los resultados buenos o de asumir las consecuencias de los incumplimientos. Propongo que se diga: “La participación ha de ser consecuente en todas las etapas del proceso”.

La quinta y última consigna seleccionada en este trabajo: “Tenemos que ser más creativos para…”

Se apela con mucha frecuencia a la creatividad, pero se trabaja poco para entrenar a las personas en la generación, análisis, selección y aplicación de ideas creativas. Los actuales y complejos problemas a los que nos enfrentamos y enfrentaremos en el futuro, reclaman capacidad de creatividad y eso no se decreta, se entrena. Claro que partiendo de que la persona quiera entrenarse. Hay quienes prefieren ser rutinarios en cosas que demandan diversidad de pensamiento y acción. No se debe pensar en la creatividad como algo mágico capaz de alcanzar cualquier meta, debe existir una adecuada correspondencia entre las técnicas y herramientas y la finalidad deseada; no se puede cortar un metal con un serrucho, para eso está la segueta.

Hay problemas cerrados y problemas abiertos. En los primeros generalmente los límites permanecen fijos durante la resolución del problema el proceso es normalmente consciente, controlable y reconstruible lógicamente, las soluciones son a menudo controlables y lógicamente correctas.

En los problemas abiertos los límites varían  durante la resolución del problema, el proceso implica un pensamiento creativo y, por tanto, imprevisible, las soluciones quedan a menudo fuera de los límites de la lógica y las soluciones sólo pueden ser corroboradas por los hechos, como consecuencia de su puesta en práctica.

En nuestros tiempos son los problemas abiertos y yo añado complejos los que tenemos pendientes de una solución efectiva y duradera. Es muy perjudicial llamar a la práctica de la creatividad y luego echarle mano a las llamadas frases creaticidas-las que asesinan a la creatividad-, tales como: eso no dará resultado; ya lo intentamos una vez; no existen las condiciones objetivas; nunca los de arriba la aceptarán; es muy arriesgada; ese no es asunto nuestro; es muy interesante, pero…

Propongo que digamos: “Tenemos que aprender y aplicar consecuentemente las técnicas de creatividad”.

Las redacciones nuevas que he propuesto no deben convertirse en la esencia; lo esencial es que evitemos que esas consignas de dudoso provecho, le dejen el paso al pensamiento auténtico y sobre todo a la acción consecuente.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Octaviano Navarrete S. dijo:

    Absolutamente de acuerdo con el enfoque del articulo. Soy de la misma generacion del autor, solo que ya tenia 14 años cuando la alfabetizacion y me ubico, como el, entre los que quieren mejorar nuestros socialismo.
    Efectivamente el uso y abuso de las consignas terminan en ser absolutamente inutiles y “entrando por un oido y saliendo por otro” sin ningun efecto real. No es que en un momento determinbado necesitemios de una consigna que movilice o llame la atencion .hacia un objetivo importante, pero lo peor es cuando la mantenemos y eternizamos, incluso ya en otro contexto, solo para reafirmar un determinado discurso politico o social.
    No pocas veces escuchamos por TV la intervencion de algunos funcionarios expresando conceptos y haciendo llamados con “verdades de perogrullo” y terminando con alguna consigna de las mencionadas u otras. Entonces pareciera que ya todo esta dicho, y el problema sera resuelto ,porque es “Tarea de todos” por ejemplo.
    Este es un tema en el que hay que profundizar mas en su adecuado uso y empezar por las mas altas instancias del Partido y Gobierno.
    El pais esta cambiando, las nuevas generaciones necesitan de nuevas motivaciones que los movilicen y concienticen pero ahora dotados de las nuevas tecnologias de la informacion, de nuevos paradigmas y en ese campo las viejas consignas no tienen cabida. Hay que “Ser creativos…” pero de verdad.
    Con relacion a las propuestas de modificacion que hace el autor, creo que seria aun peor.Sencillamente tenemos que cambiar hacia otras formas de enviar mensajes para lograr que todos los actores sociales entendamos que nuestra sociedad socialista puede y debe de ser cada vez mejor pero sin el inutil consignismo.

    tener el contexto ha cambiado o sencillamente no tiene sentido

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Estimado Octaviano, agradezco su contribución, yo supuse que los cambios cosméticos que hice con las consignas seleccionadas, provocarían reacción como la suya; fue por eso que escribí el párrafo final de no dejarnos tentar por la redacciones nuevas e ir a las esencias. Incluso en ese párrado introduje un “error pedagógico”, que hasta ahora no ha sido detectado o al menos publicado. Eso del error pedagógico es algo que apliqué en mis clases de matemática en la SUM, con buenos resultados, pero eso es para otro tema. En ocasiones la medicina debe ser la cirugía total y rápida, en otras debe ser el tratamiento progresivo para ir eliminando poco a poco el mal. En el caso que nos ocupa opino que la solución debe ser progresiva y conciliatoria, fue por eso que intenté nuevas expresiones. No obstante agradezco y respeto su opinión.

      • Zoe Lemus dijo:

        Néstor, te dí clases de Química en el Pre Josué País, de Santiago de Cuba. Me alegra y estimula saber que el jovencito a quien dejé de ver cuando era casi un niño se ha convertido en el hombre de firme e inteligente criterio que elegantemente ejerce en CubaDebate. Te felicito.

  • látigo con cascabel dijo:

    !excelente comentario….pero q no se engavete!!!!!!!!

  • joseantonio dijo:

    Lástima que este artículo esté escondido en el fondo de la página y no tenga difusión en medios impresos de circulación nacional. Coincido en todo lo que está escrito. Pone el dedo en la llaga y, además, propone el medicamento para la curación. Siempre he sido crítico de las consignas, que pueden ser más o menos duraderas en el tiempo, más o menos creibles, según el contexto histórico concreto. La que más he criticado siempre es la de hacer más con menos, por ser absursa e imposible económicamente. Otra cosa es ser eciciente y eficaz. Nuestra población ha cambiado pues al ser más cultos, razonamos y somos más críticos. La consigna, para que seduzca y movilice, tiene que ser clara, sugerente, precisa y convincente. como la de “¡Patria o Muerte, Venceremos! o la de ¡Hasta la Victoria Siempre!.

  • Alfredo dijo:

    Ayer escuché de un alto dirigente decir en la Asambleo Nacional “sobre tal problemática el pueblo tiene que enfrentarla”, sin embargo me parece, que a tales problemas hay que definirle quienes son los responsables de que funcionen mal, más que el pueblo lo enfrente, el pueblo debe saber que hicieron con el que no está jugando su papel como dirigente. Al pueblo hay que decirle enfrenta esta problemática pero hay que decirle las vías, formas, métodos y procedimiento, no dejarlo al aire para que cada cual interprete como hacerlo. Ejemplo: Comunales no recoge la basura, o se cogió un salidero por acueducto y dejaron en la vía los escombros y el bache nuevo. Esas chapucerías e incumplimientos tienen responsables y en ocasiones hasta varios responsables, el pueblo tiene como misión denunciarlo, pero contra el jefe de brigada o director de empresa no puede hacer nada. El restablecimiento rápido de lo mal hecho les corresponde a los funcionarios desde los diferentes niveles de dirección digase Gobierno Provincial, Municipal, Consejos de las Administraciones, porque ni siquiera administrativamente el Delegado de Circunscripción tiene facultades para subsanar lo que se hizo incorrectamente solo puede elevar burocráticamente el planteamiento, quizas los más guerrero llamar a los directores de empresas o presidente de la Asamblea Municipal para que influyan en la solución que en ocasiones puede demorar hasta meses. Lo he vivido porque fui delegado. “La práctica es el criterio de la verdad”.

  • asiduo dijo:

    Me parece hay que incorporar otra ” estamos trabajando en función de eso” que al final solo significa que no se esta haciendo nada

  • Roberto Molina dijo:

    Más que consignas- que realmente deben ser cambiadas o actualizadas todas las que aún se ven en carteles y pancartas en las calles y otros sitios públicos-, usted se refiere a frases hechas que se han convertido en el lenguaje común de algunos funcionarios a diversos niveles. Es como si tuvieran en el portafolio y la mente un grupito de formulas verbales para sus discursos y/o declaraciones a la prensa. No hay quien los saque de ahí. Y el público se cansa de oir lo mismo con lo mismo en todos los foros. Y a propósito de consignas, hay una en una enorme pancarta en diferentes puntos de la capital relacionada con el ruido en la cual aprecio un mensaje contraproducente y racista.

  • Picazo dijo:

    Néstor:
    Me alegró mucho leer su artículo, siempre ayudando, continúe así.

  • Amaury II dijo:

    De acuerdo totalmente pues en los últimos tiempos las consignas se han convertido en escudos para el bla bla bla

  • REFLEXIVO dijo:

    No solo consignas, sino también frases que se han inmortalizado: ¿Y por qué no usar: “Tenemos identificados los problemas”? Y esta otra: “Es necesario rescatar. . . tal cosa. . .” “Debemos recuperar. . .” “Estamos realizando acciones para . . .”
    “Lo tenemos recogido en el plan para el Segundo Semestre. . .” “La situación de la llegada tardía de los recursos nos obliga a. . .” “Las lluvias de los últimos días han retrasado las siembras de . . . ” “Debido a la falta de lluvias, no se ha podido cumplir el plan de siembras de . . .” “Tenemos el relevo asegurado. . .” (Y nos pasamos la vida oyendo: “La juventud está perdida, no sé adonde iremos a parar” ¿Por fin qué?

  • Rosa C: Báez @LaPolillaCubana dijo:

    Mejor dejamos de una vez las consignas y nos proponemos trabajar parejo… y lo hacemos

  • Justo dijo:

    la creatividad si no se respetan sus elementos basicos se convierte en improvisacion: eso es fatal

  • cubano dijo:

    muy buen articulo. realmente es lo que necesitamos ver en la prensa escrita, es un tema que provoca un fructifero debate para la revolucion. nuestra revolucion tiene sus manchas como toda obra y solo los cubanos podremos trabajar en mejorarla. las consignas son útiles para transmitir un buen mensaje en cortas palabras pero nunca serán las soluciones a nuestros problemas, y nosotros los cubanos tenemos reales problemas que solo se manejan como se dice: “de la forma adecuada y en el momento adecuado”.
    los invito a contar y revisar las mesas redondas donde se analizan los problemas de los cubanos y se planteen los problemas tal y como son, igual como opinamos y debatimos los problemas del resto del mundo.
    soy universitario y trabajo para el estado, no tengo planes de irme de mi país, ojalá pueda ver algún día que gracias al salario que gano pueda planificar mi vida con mis necesidades básicas cubiertas.

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Si pueden enviarlo solamente a Zoe Lemus, lo agradeceré. No tiene mucho sentido publicarlo para todos.
    Zoe, no puedes imaginar la inmensa alegría que me ha provocado este mensaje tuyo. Para que compruebes que te recuerdo bien, mencionaré el nombre de otros profesores de aquel tiempo. Angelito Sigarreta en Física, Alonso en Matemática, Orozco en Español y Literatura, Ivan Caballero en Historia, María Rosa Pruna en Geografía. Recuerda que el último año lo cursé en el Cuqui Bosch, allí tuve a otra excelente profesora de Química, Lupe era su nombre. Gracias por tu aprecio que ojalá merezca.

  • Reyomar dijo:

    Coincido con el articulo
    En mi opinión las consinas politicas , en determinados momentos movilizan las masas, millones, hacen suya la causa como fue VOLVERAN que nos hizo vibrar las fibras del patriotismo, frotalecio nuestra unidad como pueblo en una causa, ante el peligro de una agresión militar las consignas pueden ser para el soldado tan importante como la preparación militar

    En la gestión de la economia y la solución de problemas adminsitrativos no le veo espacio alguno a la consigna

    Es cierto que el problema lo primero que lleva es identificarlo para estar conciente que existe , analizarlo ( el diagnóstico ) hasta aquí somos expertos

    PARA RESOLVERLO HAY QUE PONERLE EL CASCABEL AL GATO que es donde nos perdemos ,

    – Primero definir EL QUIEN si no soy yo
    Cuando no encontramos a nadie, y no somos capaces de reconcer que el problema esta desparramado por el suelo, que nos es de nadie y me toca coger el buey por los tarros y organizar la solución viene la famosa : Es un problema de todos que ya sabemos que significa que nadie se ocupará de el

    -Segundo EL COMO

    Como no sabemos , o algunas veces no hay los recursos suficiente y la gente sigue quejandose viene el de arriba que esta sin responsabilidad directa, sin tener presupeusto, pero el tiene que hacer algo porque esta ahi arriba, no es su culpa alguien inventó o dejado proliferar miles de empleos burocratico que no aportan nada , (no refiero a los estrictamente necesarios para controlar, porque en todos los paises existen funcionarios estales o publicos) y como el de arriba no tiene recursos para la solución espetan el HAY QUE SER
    CREATIVOS, es mas’facil decir ante la prensa o en una reunión hay que ser creativo y otra bien compleja dedicarle tiempo a una solución alternativa, al arte de ahcer lo posible para remediar sin eternizar para lo que hay que ser creativo de verdad .Que si lo ha sido este pueblo trabajador, como los de acuducto cuando tapan un salidero con una camara vieja de bicicleta

    El otro es el CUANDO

    Si no pase por el COMO, a los acuerdos del CUANDO , la unica respuesta a mano es los acuerdos no son para engavetar

    Y por ultimo hay un dicho desde la antiguedad el Rey tien que reinar

    Entonces las instancias de provincia y sobre todo de Municipio tienen que gobernar
    Y las empresa en estas instancasi tienen que admisnitrar , el dia que le den las postestades
    que se palntean en los lineamientos de la politica economica y social

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Es Director de formación y difusión del conocimiento de GECYT (Empresa de Gestión del conocimiento y la Tecnología).

Vea también