Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Más sobre banderas

En este artículo: Bandera Nacional, Cuba, Valores
| 40

Recientemente, en el sepelio de la educadora Angelina Romeu Escobar, a quien por su fértil vida se le veló en la sede de la Sociedad Económica de Amigos del País, fue necesario pedirle al conductor de la carroza fúnebre que retirase la bandera estadounidense puesta o aceptada por él en la cabina del vehículo. Quienes por impulso propio exigieron que fuera retirada, fundadamente pensaron que la presencia de tal pendón era irrespetuosa en particular con la memoria y los restos de la patriota. ¿Sería esa la única razón para desaprobarlo en un automóvil de propiedad social y administración estatal, y asociado, por añadidura, a una dolorosa solemnidad?

Aunque sea un ejemplar de mínimo tamaño, aquella bandera concentra una historia compleja, como la de toda nación; pero los Estados Unidos —país cuyo pueblo tendría derecho a reclamarla para sí, y sanearla— han protagonizado un devenir imperial opuesto a la independencia y la soberanía de Cuba. Es una realidad bien conocida o fácil de conocer para quienes no quieran ignorarla.

Temas de esa hondura no caben en un artículo breve, y tampoco lo intentó “¿Banderas nada más?”, mucho menos enjuto que el presente, y publicado en el número de Bohemia del 5 de septiembre de 2014. (Se reprodujo en varios sitios digitales, como el de la mencionada publicación, y Cubadebate.) El autor no lo cita por afán promocional, sino para ahorrarse consideraciones hechas o esbozadas allí, y sabe que ambos textos molestarán a quienes acepten la propaganda de la globalización neoliberal y paladeen como caramelos sus ruedas de molino.

Los megaestados —más claramente: los imperios— propalan cuantas falacias les convengan, para devaluar todo lo que huela a defensa de los derechos nacionales… de otras naciones; pero buscan que los suyos sean hegemónicos y perpetuos. En ese rejuego los beneficia que aquellos a quienes han sometido o intentan someter, o sobre quienes influyen de forma dominante, acaten sus dictados como si vinieran de la naturaleza o de fuerzas divinas incontrastables, no de instituciones que defienden intereses de bolsa y poder.

Desentenderse de los valores patrios, o considerarlos intrascendentes, no beneficia a quienes se propongan cultivar la dignidad de su país, sino a los poderosos afanados en privarlo de ella. No es casual que esté arreciando una burda campaña enfilada a injuriar el legado martiano. Que esté condenada al fracaso no basta para pasarla por alto. Curiosamente, se aprecia, sobre todo, en lajas del ámbito académico estadounidense o calzadas desde allí, aunque ha habido y hay en él estudios serios cuyas luces la refutan a fondo.

En semejante contexto ocurre que la bandera de los Estados Unidos ondea —junto a la cubana, o sola— en algunos vehículos que recorren calles del país. También pululan otras enseñas foráneas, y no es necesario cultivar aldeanismo ni chovinismo alguno para desaprobar hechos que merezcan repudio. El patriotismo le ha permitido a la nación cubana alcanzar su independencia y su soberanía en lucha sucesiva contra el colonialismo español y el imperialismo estadounidense, que no ha renunciado a doblegarla.

El respeto que merecen la bandera, el himno, el escudo de la patria debe contribuir a mantener vivo su valor simbólico, movilizador. Convertirlos en meros trapos, sonidos, palabras o trastos propicia que —dígase con una expresión popular— se les coja para el trajín. El humor, que mucho nos ha ayudado, mal asumido puede nutrir también la irresponsabilidad y la desidia, así en el pensamiento como en la acción.

No procede confiar a meras medidas administrativas, aunque se trate de leyes bien pensadas —y a menudo incumplidas—, lo que debe asentarse en actitudes conscientes y nociones firmes, abonadas por la historia y la información. Pero el temor a excesos de control y al dogmatismo no debe convertirnos en ortodoxos del despelote y la irreverencia ante lo que merece orden y respeto. Semejante desprevención sería siempre costosa, y más aún si se une a la falta de claridad política, raigambre cultural y sentido común. ¿Qué decir de la desfachatez?

Bicitaxi en La Habana Vieja, 23 de marzo de 2015. Foto: Luis Toledo Sande.

Bicitaxi en La Habana Vieja, 23 de marzo de 2015. Foto: Luis Toledo Sande.

Imagen captada en la calle San Pablo, del municipio habanero de El Cerro, el 14 de febrero de 2015. Foto: Luis Toledo Sande.

Imagen captada en la calle San Pablo, del municipio habanero de El Cerro, el 14 de febrero de 2015. Foto: Luis Toledo Sande.

Se han publicado 40 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • JEAN LOPEZ LUZ dijo:

    NO ESTOY DE ACUERDO CON ESTE PLANTEAMIENTO Y TENGO TODO EL DERECHO A NO ESTARLO CREO QUE DEBE DE BAJARSE DE ESA EPOCA UNA BANDERA DE HECHO ES IGUAL A OTRA PODRIA SER LA DE VENEZUELA PAIS HERMANO O BRASIL PIENSO QUE LOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD E DIRIGIR DE OPINAR DE COMANTAR Y DE PUBLICAR QUE NO ES EL CASO DE LA MAYORIA DEBEN DE PONERSE A TONO CON LO QUE SE ESTA HACIENDO POR LA MAXIMA DIRECCION DEL PAIS PARA DE UNA VEZ ENCAMINAR EL FUTURO DE CUBA SIN LA AMENAZA PERENNE DE LOS EEUU DEBEN DE RESPETAR A LAS PERSONAS POR SU FORMA DE PENSAR DE VESTIR DE MOSTRAR RESPETO POR ALGO EN FIN USTED LO QUE PLANTEA AQUI ES MAS DE LO MISMO

  • PatriaesHumanidad dijo:

    De acuerdo con esa alerta... pero más de acuerdo con sus líneas finales. Para combatir la mentalidad de aldeano hay que tener una cultura sólida, que rebase lo orbital y llegue a lo profundo. Esaa frase, atribuida al Generalisímo Máximo Gómez y que honestamente nunca he encontrado en la bibliografía, es justísima a esta hora: "El cubano, o no llega, o se pasa"

  • LegolasElfo dijo:

    La bandera representa además al pueblo del país a que pertenece , no es un mero símbolo sea la bandera del país que sea, las personas se identifican con ella,aun cuando el gobierno de ese país allá hecho las mayores atrocidades de la historia de la humanidad,
    un ejemplo es asociar mecánicamente la esvástica con nazismo cundo bien sabemos que ese símbolo existía MUCHO ANTES de que Hitler naciera, lo que se hizo o mejor dicho lo que se hizo mal fue utilizarlo de una forma completamente distinta,
    Mas aya de lo que pueda representar cualquier bandera o símbolo lo que verdaderamente importa es lo que sentimos y lo que pensamos si esas dos cosas no están presente simplemente la bandera deja de ser un símbolo y se convierte en un pedazo de tela

  • Victor SA dijo:

    En qué sentido el autor dice "se les coja para el trajín", de acuerdo en parte con él, pero nuestra bandera, el escudo y el himno, cada cubano debe llevarla primero en el corazón y si ese respeto y amor se puede exteriorizar, por qué no puede hacer uso de su imagen. En mi caso tengo la bandera de fondo de pantalla de esta laptop, la puse en mi foto de perfil de facebook, la tengo en la pantalla de mi celular, la tengo en mi oficina, acaso eso es relajo???, sería funesto que por ejemplo nuestros deportistas cuando nos representan sobre todo en eventos internacionales, no puedan lucir nuestra enseña nacional en sus uniformes porque eso sea trajinarla, la solemnidad que a veces le damos a nuestros símbolo, incluso hasta por decreto, parecen intocables, la dicotomía de lo legal con lo legítimo. Por qué no mejor criticar el precio que tienen nuestras banderas, inaccesible al bolsillo y casi una falta de respeto ???. El temor de irse por lo legalmente establecido es que nuestra bandera se haga tan intocable que ya no sea MI BANDERA. Con respecto al análisis sobre la bandera norteamericana, estoy totalmente de acuerdo, esa es la bandera del gobierno que lanzo dos bombas atómica y cegó la vida de cientos de miles de inocentes, solo por poner un ejemplo, pues estos sobran. VIVA MI BANDERA EN CADA ESPACIO DE CUBA Y DEL MUNDO.

  • Livan Alvarez dijo:

    Saludos compatriotas, respeto los comentarios de todos, pero considero necesario llamar la atención sobre el detallito que, al parecer, algunos internautas ignoran, EEUU, aun cuando hoy estemos a punto de normalizar relaciones diplomáticas con ellos es el símbolo del abuso y del atropello no solo contra Cuba, sino contra muchos otros países y ha mantenido por mas de 50 años bloqueado, no al gobierno de Cuba, al pueblo que es el que mas ha sufrido y el que mas se ha limitado, ese no es el caso de Venezuela, ni de Brazil, ni de cualquier otro país cuyas relaciones con Cuba no han sido de explotares a explotados, creo que algunos cubanos que comentan aquí debieran escuchar a Calle 13..."perdono, pero nunca olvido", seria interesante que escucharan a los familiares de las víctimas de Barbados, por solo citarles un ejemplo y quizá eso los ayude a comprender porque la bandera de los EEUU no es cualquier bandera, porque su significado en el contexto cubano adquiere un sentido que de manera significa nos ubica en una postura defensiva y porque era irrespetuoso en el funeral de quien tanto aporto a la lengua española, a la compresión de los textos, una bandera como esa presidiendo sus honras fúnebres...luzcan, por favor cubanos, la bandera mas bella y mas digna... la nuestra, lúzcanla.

    • Jose Alberto dijo:

      Estoy muy de acuerdo con el autor, no podemos olvidar el discurso de Obama el 17 de Diciembre, reconoció claramente que el bloqueo es un método arcaico, pero que lo que van a hacer es cambiar el método, sus objetivos siguen siendo los mismos. No podemos ahora olvidar la historia, no podemos olvidar que en nombre de esa bandera se sigue matando niños, mujeres, ancianos y personas inocentes en el mundo árabe, en nombre de la supuesta ¨Libertad¨, no podemos olvidar el significado de sus colores y estrellas, y que siempre han querido y quieren anexar nuestra estrella a las que ya tienen. Sencilla y llanamente no podemos ser tan ingenuos.

  • luisa dijo:

    Sandé, digame si el uso de las banderas en el terreno al frente de la Sección de Intereses se ajusta a la ley 42 y su reglamento (uso de la bandera)

  • jacques-françois bonaldi dijo:

    Una cosa es tratar de mejorar las relaciones con Estados Unidos y otra, muy diferente, que haya ciudadanos cubanos de tan poca dignidad y vergüenza que ondeen como si fueran la suya la bandera del país que ha hecho tanto daño a Cuba desde hace doscientos años, máxime cuando es en nombre de esa bandera que dicho país ha llevado y sigue llevando muerte y luto en tantas partes del mundo...

  • JEAN LOPEZ LUZ dijo:

    PIENSO QUE SI TANTO OFENDE AL ESTIMADO PROFESOR UNA BANDERA NORTEAMERICANA EN LA CABINA DE 1 CARRO FUNEBRE, IMAGINO QUE LA INDIGNACION DEBE DE HABER SIDO TOTAL CUANDO ESTABAN LAS DOS JUNTAS CUBANA Y AMERICANA EN LA OFICINA DONDE SOSTUVIERON CONVERSACIONES CUBA EUU HACE FALTA EN NUESTRO DE PAIS EN VERDAD UN CAMBIO DE MENTALIDAD QUE NO ES CAMBIAR PRINCIPIOS YA LO DIJO FIDEL EN UNA ENTREVISTA LOS PRINCIPIOS NO SE NEGOCIAN PERO POR FAVOR HASTA CUANDO GASOLINA AL FUEGO NOS DUELEN LAS HERIDAS HECHAS Y PERMITIDAS POR EL GOBIERNO AMERICANO PERO NO SE DEBE NI SE PUEDE CNTINUAR TRATANDO DE IMPONERLE UNA DETERMINADA FORMA DE PENSAR O VER LAS COSAS A LAS PERSONAS EN NUESTRO PAIS A VIETNAM ESE NOBLE PUEBLO LE LANZARON NAPALM AGENTE NARANJA Y PERDIERON VARIOS MILLONES DE CIUDADANOS Y AHI ESTAN DIGNOS Y ALTIVOS A JAPON 2 BOMBAS ATOMICAS PROHIBIDO OLVIDAR PERO SI CONTINUAMOS ASI LAS GENERACIONES QUE YA ESTAN PENSANDO DIFERENTE CONVERTIRAN ESTE PAIS EN 1 CAOS SINO SE LOGRA UN PENSAMIENTO RACIONAL CON RESPECTO AL TEMA POLITICO DOCTOR LA GUERRA FRIA YA ACABO COMIENZA UNA NUEVA ERA CON EL PRIVILEGIO EXCLUSIVO Y UNICO DE VERLO CON FIDEL VIVO OBSERVANDO Y RAUL ORGANIZANDO COMO LO HIZO UNA VEZ EN EL SEGUNDO FRENTE ORIENTAL SALUDOS

    • Leandro dijo:

      Pienso que hay quines hablan de cambio de mentalidad, pero la suya está estancada; hay quienes en nombre del cambio de mentalidad son capaces de cambiar sus principios, si alguna vez los tuvieron y decir que los siguen manteniendo. Hay quienes ignoran los contextos.

      "Han hecho bien en quitar/El banderón de la acera;/ Porque si está la bandera,/ No sé, yo no puedo entrar." José Martí.

      Entonces era la bandera española, hoy es la de los EE.UU. Mucho tendrán que cambiar los EE.UU. respecto a Cuba, para que los cubanos que conocen la historia y saben lo que está en el fondo de las intenciones estadounidenses respecto a Cuba, acepten la bandera estadounidense como se acepta a la de países amigos.

      • yosjan dijo:

        "El hombre que se ocupa de su pasado no merece tener un porvenir." _ Oscar Wilde
        "Si lloras porque se metió el sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas". _Michel Tanus Cruz
        "Pobre discípulo el que no deja atrás a su maestro." _Aristóteles

      • herrando dijo:

        Espero que en realidad te hayas propuesto dejar atrás al Maestro, con seguridad ya estás muy cerca del objetivo.
        A la supuesta frase de Wilde se le opone un dicho popular (el genio de las multitudes no se debe menospreciar) que dice que quien en el presente olvida el pasado, el futuro le responde con una bala de cañón.

      • Humberto Pedroc dijo:

        No porque alguien sea famoso es citable sobre cualquier tema. Citar al buen literato Oscar Wilde sobre un tema ético es como citarme a mi sobre hockey sobre hielo. Una opinión como otra cualquiera. Le recomiendo que, como Ud. preconiza, deje atrás a ese maestro.

    • Soñador dijo:

      Jean, estás fuera de contexto. La bandera en las conversadiones, representa la presencia de un país en misión oficial presente en ese proceso, así como cuando hay una delegación deportiva, artísitca, etc. Son contextos diferentes, pues no es lo mismo exhibirla como una prenda o un adorno permanente. Qué significa una bandera yanky en un bici taxi, o la bandera cubana en un cristal de un auto con un 69. Tenemos que conocer la Ley de los símbolos patrios y aplicarla.... concías que existía esta ley...? La bandera es un símbolo y se debe respetar por sus ciudadanos y mira si es así que te pregunto: nunca has visto una manifestación donde los pueblos queman badneras de sus enemigos....? por qué tantas veces ha sido la americana la siniestrada y muy pocas veces en Cuba, si no es que nunca se ha hecho?

    • Haniel dijo:

      Ya lo dijo Correa en Panamá: Somos distintos... EEUU, tiene que acabar de entender que no nacieron con el mandato divino de decidir como deben ser los pueblos del mundo, como deben resolver sus asuntos internos, como deben vivir... Mi bandera, es mi bandera donde quiera que me pare, ondear deliberadamente, la de un enemigo que nos ha intentado ahogar económicamente por más de 50 años, es un tanto mazoquista... y una falta total de respeto para quienes comparten las calles del mismo país.
      Es cierto que debemos pensar más en nuestros símbolos, para representarnos, para hacerlos nuestros, y que no estén a la distancia inalcanzable de precios exorbitantes. Muchas veces he querido tener mi bandera en la ventana de mi casa, salir con ella a apoyar una decisión de Cuba ¿Pero como lo hago?
      Mi solución fue tatuarla en mi pecho para que me acompañe siempre!!!!
      VIVA CUBA Y MI BANDERA!!!!!!

  • Dino dijo:

    Las banderas nacionales son SÍMBOLOS que identifican a un Estado. No son adornos intrascendentes y mucho menos con textos que descontextualizan su significado (los ejemplos gráficos que acompañan este artículo son lo suficientemente explícitos). Por eso creo que lo que Toledo Sande plantea en este artículo mantiene una vigencia lapidaria. Creo entendible que muchos estadounidenses puedan identificarse con su bandera porque aunque parezca absurdo muchos no conocen ni la historia de su país ni lo que sus élites de poder han hecho por el mundo en nombre de esa bandera, pero a mi, un cubano que vive en Cuba y conozco sobre la historia de las realciones Cuba-EE.UU. no se me ocurriría mostrarla como un símbolo glorioso. Es mi más sincera opinión.

  • Roberto Molina dijo:

    En temas como el planteado en este artículo, así como en muchos otros que nuestra prensa intenta- en mi opinión inútilmente, por ahora- en alertar o combatir, siempre me viene a la mente una frase muy utilizada por el hombre de a pie en esos mismos EE.UU. : Too little, too late...(muy poco, muy tarde).
    Y lo digo porque creo que se le dió la espalda a este asunto cuando comenzó a proliferar, se dejó hacer, se hizo de la vista gorda, etc. Ahora, que la ola adquirió dimensiones de sunami, creo que es demasiado tarde, por ahora....repito.
    Creo- como supongo que piensa la mayoría de nuestro pueblo, formado por la Revolución- que quien quiera llevar sobre su cuerpo, en su pensamiento y en su alma la bandera de Estados Unidos (o cualquier otra), ese es su decisión y su derecho. A lo que no tiene derecho esa misma persona es a exhibirla en el auto o cualquier tipo de vehículo que no es de su propiedad, que sea propiedad de todos, es decir, un bien público. Y eso es aplicable no sólo a vehículos. Pero no solo la estadounidense, sino ninguna otra insignia o emblema que nada tenga que ver con un rótulo oficial de ese vehículo, si lo lleva......
    Pero hay más. En algunos vehículos privados, sobe todo en almendrones que por estar prestando un servicio público ya dejan de ser tan privados (eso es así en cualquier país del mundo, aclaro desde ahora) están apareciendo no solo banderas, emblemas, rotulos y otras lindeces, muchas de ellas con contenido grosero, ofensivo para el público en general y, en especial, para los niños, tan dados a leer y repetir todo lo que se le ponga ante sus ojos.
    Debía ser una tarea de la Policía de Tránsito ponerle coto a esa proliferación malsana, chabacana, de mal gusto, incluso con errores garrafales en materia del empleo del idioma, etc, etc, etc. Como se llegó a decir en una época no muy lejana en nuestro país: "Sin extremismos, pero con calidad".
    Quienes quieran argumentar el derecho de cada quien a decir o exhibir lo que le plazca, vale recordarles la máxima en materia de prerrogativas: Los derechos de unos terminan donde comienzan los de otros....

  • lolo dijo:

    Coincido
    con el autor. El chofer no tiene autoridad para poner adorno en un
    carro estatal y menos el funebre.
    Punto y aparte, El nos invita a su árticulo ¿Banderas
    nada más?. Y aparte de los bueno que dice
    Si el tuviera que ver con la
    normalización de relaciones con EU, estuvieramos anclados en la guerra
    fría y metiendole cemento al ancla.España colonisó a Cuba hace mas de un
    siglo, los cubanos que habitaban la isla de aquella éòca eran otros.
    Los de hoy, somos descendientes de los esclavos africanos y de los
    esclavistas españoles de aquella época. Como dice en su articulo no hay
    banderas de paises africano de los cuales tenemos raices, pero omite
    que tenemos raices españolas, que los padres de nuestros principales
    heroes y patriotas eran españoles. Ya basta de inculcar tanto odio, hay
    que construir sobre las bases de la amistad. Por lo que dice de las
    bandera se supone que tiene que ver escrito algun articulo sobre la bandera sovietica
    en Hungría, Checoslovakia, Afganistan,y las republicas que en cunto tuvieron un minimo de oportunidad quitaron la sovietica y pusieron la suya...

  • Joan dijo:

    Las banderas actuales tienen un significado en la herádica actual, representan a un estado, y eso no se puede perder de vista. Si alguien quiere usarla en una prenda de vestir, por ejemplo, una gorra, bueno, hasta yo lo he hecho, por sitios en que he estado, amistades y allegados en esos lugares, y nunca ha sido la de Estados Unidos. Y aún así, jamás las he usado en ocasiones formales.En pantalones de mujer, hay algunos en los que a la unión de las estrellas y las barras dan deseos de poner una más... valga esa, que amerita el expletivo de las cuatro letras. En cuanto a la carroza fúnebre, entiendo que los allegados de la difunta están en todo su derecho de admitir o no los símbolos que la acompañen, de forma tal que no demeriten su ejecutoria en vida.

  • Ernesto J. Cabrera dijo:

    En unas vacaciones a la playa de Varadero, el conductor que nos transportaba (Transtur) tenía colgada en el parabrísa la bandera de EU, cuando paramos a mitad del camino para recrearnos, me le acerque y le dije: Te voy a regalar una bandera nazi para que la pongas junto con esa. Se sonrió y le pregunte entonces que si no la pondría y me respondió que no, que esos eran unos asesinos. Entonces le pregunté porque a los nazis que fue una época lo consideraba asesinos cual era la diferencia que a EU no y que estos desde que comenzaron a matar indios hasta hoy no han parado de matar a personas inocentes. Me respondió que era que se la había regalado un turista.
    Pero hoy en Cuba se ven sobre todo esos que más han sido favorecidos por la revolución con esa bandera, ya sea de pañuelo en la cabeza o de camisa…
    En mi opinión son cipayos.
    Aquí hay un escrito sobre los cipayos le recomiendo que lo lean: http://www.discrepando.com/articulos/item/970-los-cipayos

  • TREMENDO dijo:

    yo he oido a muchos que exiben banderas de otros paises decir cualquier otra menos la cubana, pobres infelices

  • P350 dijo:

    Cada cosa en el lugar que le corresponde.Los familiares, de l a brillante Angelina, estàn en el derecho, de pedir, para el funeral de esta, lo que entiendan, ese es su derecho; un carro estatal y màs el funebre, debe tener una reglamentaciòn de uso, decoraciòn, etc, etc que no se si existe, sobre las banderas en sì, recomiendo al articulista y a los comentarista leerse artìculo de Lissy Rodriguez perìodico Granma 18/4/2015 en el que creo, se habla de la necesaria actualizaciòn de lo legislado, con respecto a los simbolos patrios,dicho esto, expongo mi criterio; las banderas representan o son simbolos de pueblos, no de gobiernos,muchos norteamericanos no piensan como sus gobernantes, como muchos cubanos son mercenarios del imperio, unos y otros son cubanos o norteamericanos y enarbolan sus banderas, con diferentes ideas,el patriotismo no puede ser legislado, se profesa y ejerse,de corazòn y mente y cada cual debe hacerlo, como lo sienta, màs burdo es hacer los simbolos mercancìa y lo hemos hecho y a precios, que no estan al alcance de la mayorìa, en fin las leyes y regulaciones, deben ser hijas como la moral y la vida toda de sus epocas sino, corremos el peligro, de que en la epoca delas computadoras y los buelos espaciales, queràmos seguirlo haciendo todo con tecnologìa del paleolìtico y negando que la tierra gira.

  • Lupe dijo:

    No hay quien nos quite la mentalidad de los años 60, que cosa mas triste

    • jacques-françois bonaldi dijo:

      Ignoro la edad que tiene. Si es joven, aprenda un poco de historia y sepa que es precisamente "la mentalidad de los años 60" la que le permitió a la Revolución Cubana sobrevivir y resistir hasta ahora. (y con ello, a América Latina dejar de ser el patio trasero de Estados Unidos). Me asombra la ingenuidad de tantas comentaristas que parecen suponer que, porque la Casa Blanca cambió su estrategia en diciembre pasado, ya somos amigos. !Por favor! Nadie en la Casa Blanca nunca será amigo de una revolución socialista. Podemos tener mejores relaciones con el Imperio, es verdad, la vida sera más llevadera y menos riesgosa, pero de allí a pensar que seremos amigos, !hay un largo trecho! Tener relaciones diplomaticas con un gobierno y un Estado no implica en absoluto que ambos sean amigos, quiere decir sencillamente que llevan sus relaciones al amparo del derecho internacional, y nadas más, en un marco de convivencia civilizada, como dice Raúl.

      • Lupe dijo:

        Usted sigue en los años 60 Bonaldi.....que pena

    • Haniel dijo:

      Ojalá y pudieran los EEUU dejar sus ganas de conquistar el mundo... Eso si es pensamiento neocolonial en el siglo XXI

  • lili dijo:

    Quién era Angelina Romeu Escobar? Es una pena que tantas personas importantes no tengan un espacio en los medios para conocer lo que aportan a la sociedad cubana.
    Sí creo que en los carros estatales solo debe lucir nuestra bandera. Pero una bandera no es símbolo solo de los que tienen el poder sino de sus pueblos. Asumamos la culpa:
    no enseñamos el respeto que nuestros padres y maestros nos inculcaron por los símbolos patrios. Usted no sabe que el mayor porciento de los cubanos no sabe cantar el himno nacional? De quién es la culpa. ¿Dónde puedo adquirir una bandera cubana, del tamaño que sea, con el dinero que me pagan de mi jubilación? Quisiera pedirle que informe dónde, en qué sitio, quién desvirtúa el actuar de José Martí. Cómo no vivo en la capital estoy desinformada y ud cada vez que se refiere en sus textos a este hecho es como un trabalenguas.Sería bueno que acompañara a los cubanos de a pié para que ampliara su visión del mundo.Usted debe conocer que en Tampa hay un parque con una escultura de José Martí, de un lado la bandera cubana del otro la norteamericana, en el césped se encuentra el contorno de la isla de Cuba.

  • Joan dijo:

    Esas cosas se inculcaban en la familia, y en la escuela primaria, y el regulador era el sentido común, derivado del conocimiento y respeto de las tradiciones patrióticas. Recuerdo que los balcones se llenaban de banderas los 20 de mayo, y después, los 1ro de enero, los 26 de julio, y en cuanta celebración o conmemoración patriótica aconteciese. La bandera de mi abuela, de un metro de ancho de ojete a ojete, que había sido de mi abuelo, antiguo director de escuela y correo mambí, no llegó, ya en manos de mis padres, en aspecto presentable al año 2000, en la que tendría ya unos 80 años de uso, a pesar de que se guardaba debidamente, guardada en su caja en forma triangular entre despliegue y despliegue. El acto de poner la bandera en el balcón ya solo permanece en mis recuerdos de niño...

  • Leodelplatano dijo:

    Todos tenemos un poco de razón, pero olvidamos que en EEUU viven aproximadamente 5 millones de Cubanos entre descendientes y naturales, en Miami solamente casi 2 millones y por el mundo entero, hasta en la islíta menos pensada del Pacífico hay Cubanos y a todos estos les provoca orgullo mostrar el pabellón que los acóje, como también no se debe olvidar el anexionismo que se esconde bajo la piél de muchísimos que desde la colonia ya soñaban con otra bandera, y que si tienen una oportunidad correrían por las calles ajitandolas vehementemente Ahora es una moda que bien se tapa con los inchas del fútbol que trata a toda costa de desbancar nuestro baseball, por cierto, traído desde allí mismo. Saludos.

  • lili dijo:

    Joan también en mi casa se ponía la bandera en esas fiestas patrióticas. Hoy está deteriorada, es grandísima, perteneció a mi abuelo fundador de la pedagogía en mi provincia. Un día irá al museo con su trayetoria histórica.

  • Fernando Miguel dijo:

    Tengo muchísimos amigos estadounidenses. Ese país, sus realizaciones artísticas y científicas, sus gentes son admirables en muchos sentidos. Pero como Martí, o al menos un poquito, “vivi en el monstruo y le conozco las entrañas”. Y todos, pese a las mentiras y la manipulación de las noticias, todos sabemos que bajo esa bandera se realizan y se respaldan masacres a diario en todos los confines del planeta. ¡No es mentalidad de los años 60, señores! .
    Y muchos deberían recordar que millones de estadounidenses han participado en demostraciones contra la guerra y ellos mismos han repudiado y quemado aquella bandera con la que se agredía a Vietnam con bombas y napalm, o a Iraq o a la pequeña Granada, donde murieron compatriotas cubanos. Ponerse esa bandera en la ropa o el auto es un derecho de cada cual pero es a la vez como una ofensa a los amigos y familiares de los 3,800 cubanos víctimas de las agresiones yanquis a nuestro suelo.
    Ese rechazo no tiene nada que ver con que restablezcamos relaciones diplomáticas o que en la sede oficial de la embajada de EE.UU. vuelva a ondear su bandera.

  • Aurora dijo:

    Allá los incautos y los ingenuos que aquí pretenden ignorar la historia y las realidades del presente. Estoy de acuerdo con Toledo Sande y coincido con jacques-françois bonaldi quien más arriba decía que:
    “Una cosa es tratar de mejorar las relaciones con Estados Unidos y otra, muy diferente, que haya ciudadanos cubanos de tan poca dignidad y vergüenza que ondeen como si fueran la suya la bandera del país que ha hecho tanto daño a Cuba desde hace doscientos años, máxime cuando es en nombre de esa bandera que dicho país ha llevado y sigue llevando muerte y luto en tantas partes del mundo…”

  • Jose Carlos Melo dijo:

    de acuerdo con Ud, pero quien autorizo a tocar en la coda final el himno nacional a alexander abreu y resulta que ahora es todo un simbolo de nuestro patriotismo.

    por otro lado, busco usted todas las gorras, camisas y abrigos con banderas de otros paises,¿ eso no esta mal? bandera por bandera es lo mismo.

    los simbolos son sagrados y no se deben usar fuera de su momento.

    y ahora cuanto cuesta un bandera cubana, en mi infancia se ponia la bandera en los balcones, ahora quien la pone?

    eso tambien esta mal.

    que alguien quiera poner la bandera de un pais en su carro particular no lo veo tan mal, pero los carros estatales no son propiedad particular, pongase nada mas a ver los carros del estado con un sin numero de cosas y ademas la musica altisima.

    • Soñador dijo:

      José Carlos, la canción de Alexander Abreu, es un himno de cubanía y está bien tratado el tema, quiero decir con respeto y hasta cierta solemnidad. Fíjese que en el video, cuando el entona con su trompeta, todos los miembros de la agrupación se paran o se detienen en reverencia patriótica a esa canción tan grande que es nuestro himno nacional. Es por eso que se ha convertido en un símbolo. Igualmente se puede usar banderas, siempre que no se prosituya su uso y es por eso que en la Ley de Símbolos patríos se limita su uso a todos aquellos lugares (piezas de vestir, calcomanías, paredes, etc.) donde peligre su imagen como símbolo. Ahora en el caso del artículo que se refiere a la bandera de EEUU fundamentalmen

  • El Arquero dijo:

    Coincido con el autor del artículo, pero debo agregar que mientras estaba en Cuba en muchos lugares plantee ese mismo problema, es decir, habían planteamientos, por parte del estado de la proliferación de símbolos extranjerizantes, esa fue la frase con que se calificó, y yo dije que porqué no se vendían y si lo hacía lo hicieran a precios asequibles al cubano de a pie, banderas cubanas de diferentes formatos de tamaño, bustos de Martí, como en una época se vendieron de pequeño formato para poner en buroes, pullovers con la imagen del Che, en Antex a 6 y más CUC, en fin que, hoy estoy en el extranjero y quisiera tener mi bandera cubana y aunque la tengo en el corazón, quisiera ondearla aquí también y no puedo no la tengo, no puedo comprarla, pero tampoco la hay, que hacer?, es cierto señalemos estas situaciones, pero demos también la solución.

  • Elio Antonio dijo:

    Hola:-(

    Después que se derrumbo la URSS y ver a Cuba resistir con tantos problemas en el orden ideológico que tenemos –pequeña muestra se aprecia en los debates de tan peliagudo tema: “el uso de las banderas”--, yo me decía: “A la Unión Soviética le tomo 73 años para caerse, aún le quedan años a Cuba para que ocurra lo mismo”. No quisiera que eso ocurriera y a veces, pienso que nos estamos fortaleciendo no sólo económicamente, sino ideológicamente también. Pero también, cuando veo o recuerdo cómo se usa nuestra bandera o las imperiales (USA y UK), sin que la sociedad civil, el Partido y las instituciones del Estado se les vean tomar postura concreta respecto al tema, sigo pensando que estamos cavando la tumba del socialismo en Cuba.
    ¿Existen símbolos sagrados en nuestra tierra, o al menos lo sentimos como tal? Hoy, al pasar por el parque “24 de Febrero” –en la Ciudad de Guantánamo— que está en medio de un proceso de rescates simbólicos para los del Guaso, vi un busto de Martí cerca de la jaula de los leones puesto en la tierra esperando no se qué y tirados al suelo, desde que comenzaron los trabajos de demolición de otro símbolo –el parque en cuestión--, están unos cañones antiguos. Todo está ahí, a los ojos de todos, varios símbolos tirados en el suelo o peor aún: destruidos.
    Pensé si debía detener mi camino al trabajo y dirigirme a los responsables de las obras que allí se acometen, para que al menos, pusieran el busto de nuestro héroe nacional –por respeto-- en mejor lugar. No lo hice, ahora me remuerde la conciencia y por eso escribo estás palabras.
    ¿Por cuántos desmanes más he sentido rabia? Las trabajadoras del policlínico o de cualquier lugar con la bandera americana como prendas de vestir; las indisciplinas sociales respecto al uso de las vías públicas cada vez aumentando más; etc., etc., etc.
    Alguien me puede decir ¿dónde metimos La Batallas de Ideas? Con tantos problemas de carácter ideológico y los yanki acercándose hasta no sabemos cuánto, el optimismo lo tengo muy bajo.

    Saludos,

  • Preocupado dijo:

    Estimado Dr. Luis Toledo Sande:

    Le admiro sinceramente por su profunda devoción hacia la obra martiana y por su incansable batallar porque los cubanos todos nos sintamos profundamente orgullosos de haber tenido en nuestro país a ese ser excepcional, que es, a decir de Gabriela Mistral “el hombre más puro de nuestra raza”.
    Ahora Usted aborda un tema muy actual y que tiene muchas aristas. Ciertamente en los últimos años han proliferado esas muestras de irrespeto a nuestros símbolos patrios y lo más preocupante es que todo ocurre en un ambiente de total impunidad, como si no hubiera autoridad alguna facultada para poner orden en las cosas. Los símbolos patrios son sagrados para cada país y en ningún sitio del mundo se permite jugar con ellos.
    Ahora, le llamo la atención sobre algunos aspectos que ciertamente preocupan.
    ¿Cómo explicar que un ciudadano cubano para tener una bandera en su casa deba comprarla en divisas a precios que no están al alcance del bolsillo de un trabajador promedio y que compite con otras muchas necesidades? Debería ser Ley de la República que cada ciudadano tenga derecho a una bandera gratis o a un precio simbólico.
    ¿Cómo entender que nuestros deportistas en sus momentos de gloria tomen la bandera como si fuera un trapo o una toalla y se envuelvan en ella y nadie diga nada por eso? No se trata de que no la paseen orgullosos por los estadios del mundo, pero deberían hacerlo con respeto a ese símbolo.
    ¿Cómo puede entenderse que una entidad estatal tenga un sitial patriótico con el busto de Martí y no pueda comprar una bandera porque no le han autorizado en su presupuesto hacer ese gasto en divisas? Mayor ejemplo de burocracia es difícil de imaginar.
    ¿Cómo explicar que haya banderas fabricadas en nuestro país que tengan mal ubicadas las puntas de la estrella solitaria? Le juro que las he visto ondeando en 2 escuelas y cuando se lo comenté al director de una de ellas se sorprendió y confesó no haberse dado cuenta de eso, aunque en ese caso nada podría hacer para enmendar ese problema porque se trataba de un error de fábrica.
    ¿Cómo explicar que continuamente haya banderas izadas con la punta libre de la estrella hacia abajo? Lo he visto hasta en actos públicos transmitidos por la TV, por lo cual entiendo que nadie se percató de eso.
    ¿Cómo es posible que sean las propias instituciones del Estado, más que los propios ciudadanos, los que violen lo establecido en la Ley al situar una bandera cubana ondeando junto a otra, cosa que se prohíbe expresamente en el Reglamento sobre le uso de los símbolos patrios? El monte de las banderas frente a la Sección de Intereses de EE.UU. es un claro ejemplo de esa práctica.

    En fin, estimado Dr. Luis Toledo Sande, esperamos seguir contando con Usted para estas batallas interminables por la dignidad.

  • Angeles dijo:

    Para el trajín han tomado nuestra bandera los direcivos de Labiofaban, han colocado a la entrada de la empresa en la avenida de Boyeros una bandera gigante, de grandes dimensiones como si con ello gritaran su patriotismo, el asunto es que la bandera no sera retirada hasta que se rompa en pedazos por el sol, la lluvia y el sereno, sencillamente no la retiran a las seis de la tarde como debe ser y es cosa que da lastima ver nuesta bandera mojanda, enredada en los cables del tendido electrico, compañero Luis eso da mas pena que todo lo que usted dice, que tiene razón, pero parece que tiene el catalejo de Buena Fe mirando a la luna y el dedo de la mano ahi,
    saludos

  • Karen dijo:

    La bandera nacional es un simbolo de nuestra idiosincrasia, de nuestra soberania y hay que tener mucho cuidado con los simbolos, porque a mi entender, no es nada etico ondear la bandera de un estado que nos ha denigrado y ha sido nuestro enemigo historico por mas de 50 años.Hay que tener bien claro de que lado se vive y de que lado esta el deber.Como diria Fidel se esta con el pueblo o contra el..... (Perdon por las tildes es que el teclado esta en Ingles)

  • 100%cubano dijo:

    La bandera de la estrella solitaria es un "Símbolo nacional", refrendado en el artículo 4 del Capítulo I de nuestra Constitución y cito este importante artículo: "Los símbolos nacionales son los que han presidido por más de cien años las luchas cubanas por la independencia, por los derechos del pueblo y por el progreso social..."
    Por ende la bandera cubana, no es juego, es historia del sacrificio de nuestro pueblo en su historia, por el respeto a nuestro mártires y héroes, por nuestras conquistas y por nuestra independencia. Nuestra bandera de la estrella solitaria, se contrapone en su esencia histórica a la bandera de los EEUU y no es por casualidad del destino, ha sido una historia bien conocida, la cual no puede olvidarse jamás, porque quien niega su historia, se niega a sí mismo. Cuba siempre ha luchado por su independencia, sabemos que los EEUU siempre han sido nuestros enemigos. Que ahora normalicemos las relaciones no quita nada, hay mucho que transformar y hay mucho que saldar en esa oscura historia por parte del Imperio norteamericano.

Se han publicado 40 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis Toledo Sande

Luis Toledo Sande

Escritor, poeta y ensayista cubano. Doctor en Ciencias Filológicas y autor, entre otros, de "Cesto de llamas", Premio Nacional de la Crítica. Mantiene el blog http://luistoledosande.wordpress.com/

Vea también