Imprimir
Inicio » Opinión, Medio Ambiente  »

El cambio climático ya llegó

| 5

Cambio Climático-ObamaPor Amy Goodman y Denis Moynihan

El presidente Barack Obama emitió su tercer veto en los más de seis años que lleva de mandato, en rechazo del Proyecto de Ley S.1 (Proyecto de Ley del Senado Número Uno), la “Ley de aprobación del oleoducto Keystone XL”. Este fue el primer proyecto de ley aprobado por el nuevo Congreso con mayoría republicana en lo que va del año, en un intento por forzar la construcción de un oleoducto diseñado para trasladar arenas alquitranadas de Canadá a puertos estadounidenses en Texas para su exportación. Hace ya varios años que una amplia coalición internacional lucha contra el proyecto. El científico climático James Hansen, ex director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, escribió en The New York Times que si se construye el oleoducto, el clima tal como lo conocemos “será historia”.

Esta votación y este veto suceden al tiempo que gran parte de Estados Unidos se ve azotada por temperaturas extremadamente frías, con ciudades como Boston sacudidas por nevadas sin precedentes y estados sureños como Georgia experimentando la caída de nieve. Mientras tanto, la mayor parte de California se prepara para una sequía aún más fuerte. Los informativos de los canales de televisión corporativos invierten cada vez más tiempo en la cobertura del cada vez más caótico, costoso y, en ocasiones, letal clima. Pero fallan consistentemente en hacer la conexión entre las condiciones climáticas extremas y el cambio climático.

Los canales vuelcan millones de dólares en llamativos “Centros de monitoreo del clima” televisivos. Estos sets, con sus elegantes presentadores, están siendo convertidos en “Centros de monitoreo de fenómenos climáticos extremos”. Así como destacan de manera sensacionalista la expresión “condiciones climáticas extremas”, ¿por qué no destacan también los conceptos de “cambio climático” o “calentamiento global”? ¿Por qué no explican cómo el calentamiento global puede conducir a nevadas más fuertes o a temperaturas más bajas? La población depende sobre todo de la televisión para informarse, incluso en esta era de Internet. ¿De qué manera se pueden relacionar la sequía en California y el congelamiento de las Cataratas del Niágara, estando a miles de kilómetros de distancia? La gente no es tonta. La avalancha diaria de informes climáticos sensacionalistas debe incluir explicaciones de los cambios más profundos que ocurren en todo el planeta.

Basta con ver la publicidad que acompaña los informativos. A menudo vemos publicidades con gran producción, muy atrayentes, que describen lo limpia y maravillosa que es la industria de los combustibles fósiles. Pero ¿es así realmente? Veamos lo que pasó este mes mientras más de cien ciudades estadounidenses registraron temperaturas bajas récord: una explosión de una refinería de ExxonMobil al sur de Los Angeles sacudió los alrededores con el equivalente de un terremoto de magnitud 1,4. En Virginia Occidental, la “bomba” de un tren que transportaba petróleo se descarriló y explotó, encendiendo el cielo nocturno con enormes llamaradas y forzando la evacuación de dos ciudades. Dos días antes, otro tren se había descarrilado en Ontario, Canadá, y el incendio de sus vagones duró varios días.

Además de estas explosiones están las filtraciones, los derrames, la contaminación con aire tóxico que causa epidemias de asma en las comunidades afectadas. Y todas estas consecuencias de la industria de los combustibles fósiles son pequeñas cuando se las compara con la destrucción constante causada por el cambio climático, que sigue empeorando y podría llegar a ser irreversible.

El debate sobre el cambio climático ha terminado. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU, ganador del premio Nobel, publicó un informe redactado por 800 científicos de 80 países, que resume los hallazgos de más de 30.000 ponencias científicas arbitradas y concluye:

“La influencia humana en el sistema climático es clara: cuanto más perturbemos nuestro clima, más nos arriesgamos a impactos graves, generalizados e irreversibles. Y tenemos los medios para limitar el cambio climático y construir un futuro más próspero y sustentable”. Comparemos esto con el puñado de científicos que niegan la realidad del cambio climático. Uno de sus paladines, Wei-Hock “Willie” Soon, del Centro de Investigaciones Astrofísicas Harvard-Smithsonian, recibió 1.200.000 dólares de la industria de combustibles fósiles, entre ellos del barón del petróleo Charles Koch, según una investigación realizada por Greenpeace y el Centro de Investigaciones Climáticas. El Dr. Soon no mencionó estas contribuciones y actualmente está siendo investigado por el Instituto Smithsoniano por posibles violaciones éticas.

Entre los que consideran que la ciencia es clara y que el debate está resuelto está nada menos que el Pentágono. Durante el gobierno de Obama, así como durante el del presidente anterior, George W. Bush, el Departamento de Defensa calificó al cambio climático como una importante amenaza a la seguridad nacional. Del mismo modo, las grandes compañías aseguradoras llevan cuidadosamente la cuenta de los desastres climáticos multimillonarios que suceden cada año, ya que estas catástrofes afectan su balance final.

Justo cuando la población necesita más información sobre estos temas, algunas de las mayores organizaciones de noticias están reduciendo el personal asignado a la cobertura del clima. El pasado mes de octubre, la NPR, la cadena de radios públicas de Estados Unidos, redujo su personal a cargo de la cobertura del ambiente y el cambio climático de cuatro personas a solamente una, que ahora trabaja a medio tiempo. En 2013, The New York Times desarticuló su equipo especializado en temas ambientales, que estaba integrado por nueve personas.

No hay eventos meteorológicos que sean por sí solos prueba del cambio climático, pero las tendencias son claras. Los meteorólogos, particularmente los de los noticieros televisivos, tienen el deber de declarar los hechos tal como son: el cambio climático es real; es una amenaza planetaria y se pueden hacer muchas cosas al respecto.

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 800 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 450 en español. Es co-autora del libro “Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos”, editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

(Tomado de Rebelión)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Nelson Guillen dijo:

    Aplausos para Obama pór este veto.
    Dice un autor ” el canibal codicia su rojo tasajo de carne ” De tal manera que el Oleoducto Keystone en el futuro puede ser aprobado .
    Siguen ellos anteponiengo la ganancia al bien común

  • Darwin dijo:

    Leer cada vez un nuevo articulo sobre el calentamiento global me llena de curiosidad, es un tema interesante y complicado que a veces no somos capaces de enfrentar sin algún tipo de imparcialidad, por eso quería compartir con ustedes algunos datos no contados frecuentemente.

    Empecemos por hacernos algunas preguntas coherentes, pues el CO2 es el actual ‘culpable’ a nivel de la opinión publica mundial del calentamiento global, pero Que por ciento ocupa el CO2 en el conjunto de gases invernadero de nuestra atmósfera? … De todos los gases invernadero el vapor de agua ocupa el 95%, el otro 5% de los gases invernaderos lo conforma el Metano, los óxidos de Nitrógeno, el Ozono, los Clorofluorocarbonos (CFC) y el CO2.

    Entonces, si vamos a culpar a algún gas invernadero de ser el causante del calentamiento global debería ser el Vapor de Agua! que ademas tiene un mayor espectro de absorción de calor en el infrarrojo que el CO2!, pero de veras culpar a uno solo de los gases que es un % dentro en un grupo del 5% es la elección mas sensata, o culpamos al gas invernadero que representa el 95%?? De hecho a ninguno de los 2.

    Las emisiones de gases de CO2 no son el verdadero problema, en cambio háganse la pregunta, quien pudiera ser el causante de una elevación de temperatura a nivel planetario, hmm sigan pensando, pues si, en nuestra vecindad del sistema solar hay un solo responsable, y es quien nos envía toda la energía en forma de ondas de luz, calor y radiación, y si, ese es el Sol. La actividad solar tanto como la radiación que este emite así como el debilitamiento del campo electromagnético de la tierra que nos defiende de este exceso de energía que arriba a nuestro planeta son las primeras variables a tener en cuenta. Recuerden que la actividad solar no consta solamente de erupciones sino que arriba a nuestro planeta en forma de ondas que se encuentran en un espectro no visible para nuestros ojos.

    No cooperen con el mediático engaño de que el hombre es el causante del calentamiento global. Eso si documentemos nos más, investigamos más para proteger el entorno que nos rodea, pero hagámoslo haciendo un profundo y exhaustivo análisis basados en evidencias, no en propagandas mediáticas.

    • Valle dijo:

      El vapor de agua, es un gas no modificable por el hombre que cumple su función vital de reciclar mediante evaporación y precipitaciones toda el agua del planeta, además, al retener calor, permite que haya una temperatura adecuada para la vida en este.

      NO es un gas maligno, existe naturalmente, y que no es causante directo del calentamiento global.

      Ahora el CO2 y demás, PRODUCIDOS y desgraciadamente en aumento POR LA ACCION IRRESPONSABLE del hombre, son el 5%, ese que de seguir en aumento producirá los efectos de aumentar el calentamiento del planeta.

      Por favor, te paga Exxon o que..?

      • enrique dijo:

        Muy bien dicho valle parece que a este sabio de le olvidó que el CO2 es el principal causante del efecto invernadero, pero bueno hay de todo en este mundo. …

      • Darwin dijo:

        Buenas señor Valle, gracias por tomarse la delicadeza de leer mi comentario y explicarme el ciclo de vida del agua, y gracias por darme la razón cuando usted mismo menciona que es capaz de, y lo cito a usted, “retener el calor”. Por otra parte maligno no es una descripción científica para un gas. Aquí le dejo una búsqueda rápida de gases invernadero en Internet:

        http://es.wikipedia.org/wiki/Gas_de_efecto_invernadero

        Si hubiese llegado al final de mi comentario y hubiera seguido mi consejo (“investigamos más para proteger el entorno que nos rodea”) pues con una rápida búsqueda se hubiera enterado de que el vapor de agua Si es un gas invernadero, de hecho es el gas invernadero que MÁS APORTA a este efecto, como podrá apreciar en la descripción de los gases implicados en este fenómeno.

        Para evitar tanto tiempo perdido en hacer esta búsqueda aquí se lo dejo a los demás lectores:

        “El vapor de agua es un gas que se obtiene por evaporación o ebullición del agua líquida o por sublimación del hielo. Es el que más contribuye al efecto invernadero debido a la absorción de los rayos infrarrojos. Es inodoro e incoloro y, a pesar de lo que pueda parecer, las nubes o el vaho blanco de una cacerola o un congelador, vulgarmente llamado “vapor”, no son vapor de agua sino el resultado de minúsculas gotas de agua líquida o cristales de hielo.”

        Entonces descartamos al sol como el regulador de la temperatura de todo nuestro sistema solar? o seguimos culpando a un gas que forma parte de grupo entero de gases que en total forman el 5% de los gases que aportan al efecto invernadero?

        Discúlpenme a aquellos que su trabajo depende del calentamiento global.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Amy Goodman

Amy Goodman

Periodista norteamericana, directora de la radio-televisora alternativa Democracy Now!

Vea también