Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

El teatro más repulsivo

| 13

estado islámico de iraq decapita a otro periodista

Cortar, serruchar o cortar en pedazos la cabeza de alguien es demasiado sangriento. Dolor. Lo grotesco. La muerte por un instrumento cortante es la vergüenza, el sufrimiento en un matadero de animales. Es el teatro más repulsivo, entendido por los romanos, los Tudor, los revolucionarios franceses, los guardianes del wahabismo. El color es rojo brillante.

Ser colgado, arrastrado y descuartizado se trata del miedo, el terror –una palabra usada abiertamente en París después de 1789– y la obediencia. Todavía lo es. La descripción más acertada, precisa y horrible que leí sobre este tipo de ejecuciones –los que sufran de los nervios no necesitan leer más– provino de un irlandés expatriado que se topó con la decapitación “judicial” de tres sauditas en Jeddah en 1997.

“De pie a la izquierda del primer prisionero, y un poco detrás de él, el verdugo se centró en su víctima. Vi cómo la espada fue levantada hacia atrás con la mano derecha. Me imaginé un movimiento hacia arriba con un palo de golf. Empieza el movimiento hacia abajo. ¿Cómo lo puede hacer desde ese ángulo? La hoja llegó al cuello y lo cortó como una cuchilla cortando un melón, un chasquido húmedo. La cabeza cayó y rodó un poco. El torso cayó limpiamente. Ahora entiendo por qué le ataron las muñecas a los pies … el cerebro no tuvo tiempo de decirle al corazón que pare, y el último latido bombeó un chorro de sangre que salió del torso sin cabeza sobre el zócalo.”

Curiosamente, en aquel entonces –en los días en que la decapitación era considerada un de-sagradable ritual mundano en la sociedad saudita wahabí– esta descripción, en The Irish Times, no provocó la más mínima respuesta. Nadie se preocupaba por los pecados de los tres desgraciados, ni el “juicio” al que fueron sometidos, ni el dolor que deben haber sufrido. Todo era parte de una tradición atemporal. Se sabe, esos tipos guerreros, siempre cortando en pedazos a unos u otros. Decapitaciones, amputaciones, lo que sea.

Ahora que la costumbre se ha extendido a través de los desiertos de Iraq y Siria, sin embargo, y abarcado lo bueno, lo malo, lo feo y lo verdaderamente inocente, todos estamos hablando de genocidio, apocalipsis y el fin del mundo. Estado Islámico, la última plaga de Medio Oriente que tenemos que temer y detestar –¿recuerdan los verdugos de Khomeini, los torturadores de Saddam y los verdugos de Assad?–, ha vuelto el cuchillo del carnicero como un instrumento de la política. El debate, la discusión, las objeciones no tienen cabida en el sistema de gobierno de este grupo salafista.

Es el gobierno por el miedo, estilo Gengis-Khan, Tamerlán el victorioso –¿no es ser valiente mostrarse triunfante a través de Mosul?–, en el que el poder (y la venganza) se imponen con el cuchillo. ¿Soldados iraquíes chiítas? Que el batallón les dispare en la nuca. ¿Los cristianos? Que se conviertan o mueran. ¿Reclutas sirios? Corten sus gargantas. Y filmen en video todo el horripilante asunto. Desde que la Wehrmacht tomó fotos turísticas de sus masacres de los judíos de la Unión Soviética no hemos tenido culpables documentando sus propios crímenes de guerra en una escala tal. De hecho, el video del teléfono móvil, el blog e Internet se han convertido en los nuevos proveedores de terror terrenal.

No tiene sentido buscar la oscura inspiración detrás de la decapitación. Casi todos los textos antiguos pueden usarse para justificar el asesinato judicial, la limpieza étnica o el genocidio. La Biblia está llena de estas cosas. Pero el elemento singular del Estado Islámico –fiel a la filosofía sombría del siglo XVIII del propio Muhammad Ibn Abdul Wahhab, tan dura e intolerante que el pueblo de Basora lo echó de su ciudad después de su breve visita a lo que hoy es Iraq– es la idea de un retorno a los orígenes del Islam, a la pureza. Lo que significa pre-cisma Islam, antes de la gran división chiíta. Y la pureza es sobre los absolutos, derecho absoluto y el mal absoluto, por lo que la bandera del Estado Islámico es blanca y negra, como lo es la bandera de Al Qaida.

Por supuesto, el Al Qaida original favorecía a los hombres que crearían este monstruo. Cuando Abu Musab al Zarqawi, el hombre de la red terrorista en Iraq, murió en un ataque aéreo de Estados Unidos en 2006, Osama bin Laden lo describió como “un león de la jihad”. Pero a través de su sucesor Abu Abdullah al Rashid al Baghdadi y ahora Abu Bakr al Baghdadi, este particular clon de Al Qaida se salió de control. Lejos de pretender representar a todos los musulmanes, los afiliados locales de Al Qaida abrazaron las aspiraciones sunnitas, incluso tribales. Así, en una carta –probablemente por el propio Bin Laden, menos de un año antes de su asesinato por los estadounidenses– se queja de que algunos de sus “hermanos” estaban “totalmente absortos en la lucha contra nuestros enemigos locales” y usando a otros musulmanes como escudos humanos (Bin Laden llamó a esto el “argumento de barricada”).

Si sólo hubiéramos capturado a este hombre y juzgado por los crímenes de Al Qaida contra la humanidad –en lugar de asesinarlo, que lo hicimos– quizás el debido proceso nos hubiera permitido oír más el argumento de Bin Laden. Pero, por supuesto, lo liquidamos. Y ahora los jefes militares estadounidenses hablan histéricamente sobre el apocalipsis y su presidente admite que “todavía no tiene una estrategia”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12. Traducción: Celita Doyhambéhère

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Enrique R.Martínez Díaz dijo:

    El asesinato de cualquier ser humano es algo que debe ser repudiado; falta saber: ¿ Cuanta responsablidad por tal crímen cae sobre aquellos que por ambiciones políticas estimularon y financiaron el surgimiento de esos grupos extremistas? ¿Cómo explicar que en la Estación Naval de Guantánamo aún permanece un grupo importante de prisioneros, en tanto el denominado “Califa” del Estado Islámico fue prisionero 4 años en Irak y luego lo liberaron en 2009? Parece que los imperialistas no aprenden que no se puede promover y fortalecer a extremistas reaccionarios, y después esperar que se comporten como falderillos: Francia, Inglaterra e incluso EE.UU. permitieron que Hitler se fortaleciera, con la esperanza de que atacara a la URSS; Reagan y comparsa hicieron lo mismo con Bin Laden y Al Qaeda en Afanistán en los años 80 del pasado siglo; ahora, quisieron destruir a los gobiernos progresistas del Medio Oriente, y la famosa “primavera árabe” se les está conviertiendo en un infierno. MSc Enrique R. Martínez Díaz, Investigador CIPI

    • granito de arena dijo:

      Excelente el comentario de Enrique R. Mtnez. Solo falta decir que lo que es bueno para los norteamericanos en Siria (fueron ellos quienes auparon y armaron a estas gentes para lanzarlas contra el gobierno sirio) no lo es en Irak. Finalmente lo que allí sucede es la consecuencia de la desestabilización creada por la mano yanqui metida en esos lugares tan distantes de América. Y ¿cuál es la diferencia entre torturar personas en Abu Grigh, en Guantánamo, arrojar fósforo vivo y uranio sobre poblaciones enteras, bombardear o apoyar a quienes lo hacen sobre instituciones como hospitales psiquiátricos, escuelas, etc? Recordar lo sucedido en Yugoslavia, Vietnam, Faluya y tantas partes. ¿Desde cuándo los EE.UU. se han preocupado por población alguna? Ahora atacan al Estado Islámico para proteger sus intereses y su petróleo. Claro que es muy lamentable las decapitaciones de sus periodistas, víctimas ellos mismos de la política de su país. Todavía no hay conclusiones acerca de si la voladura de las Torres Gemelas fue una autoagresión. Quienes concibieron esto tenían sus cerebros tan enfermos como los militantes del llamado EI.

    • Olam dijo:

      Saludos Enrique, solamente me gustaria preguntarte cuales son los gobiernos progresistas de la region? y por que causa afirmas que son progresistas?? Tambien me gustaria que intercambiaras conmigo sobre el tema de “la primavera arabe”. Cuales son las bases ideologicas de esta llamada primavera??

  • bladaslay dijo:

    robert coinsido completamente contigo pero actos como los de la foto lo unico que trae es mas asco sobre el islam

    • Rogelio dijo:

      Verdad que es desequilibrante. Bueno, qué será entonces el espectáculo de los aviones tirando bombas o los cohetes cayendo indiscriminadamente sobre poblaciones en las cuales se argumenta que se refugian los enemigos.

    • 1-27 dijo:

      Actos como los que estamos viendo y leyendo nos hacen ver lo que en realidad se esconde detrás del islam radical, nadie se engañe, el islam no es una religión de paz, su propio creador – Mahoma – fue un guerrero que llevó su nueva religión a punta de espada.

  • Armando Guerra dijo:

    Estimado bladaslay, lo que comenta Robert no es sobre el Islam, sino sobre una interpretación aberrante del mismo auspiciada por las cúpulas del poder. Todos conocemos los vínculos económicos de los Bush con los Bin Laden, pero conocemos antes de eso de los vínculos de los Bush con la maquinaria bélica fascista de Hitler, conocemos que los talibanes son un fruto de la CIA para enfrentar a las tropas de la entonces URSS, concuerdo con Robert que Osama Bin Laden debió ser juzgado, no ajusticiado como los vaqueros del lejano oeste, pero ¿que harían sus captores cuando Osama comenzara a decir las verdades sobre sus vínculos con ellos?
    Cualquier semejanza con Posada Carriles no es pura coincidencia, solo que Posada reposadamente se pasea por Miami, mientras que los que sacrificaron sus vidas para monitorear a ese y otros carniceros, sufren injustas e injustamente desmesuradas condenas en el país de la “democracia” y la “justicia” vaquera del oeste.
    Nada, que si el Islam obliga a sus fieles a lavarse y orientarse hacia la Meca cinco veces al día, muchos de los que los denigran ni están limpios, ni ubicados en los tiempos que vivimos

  • sachiel dijo:

    Se le olvidó mencionar las decapitaciones de los antifascistas en la Alemania Nazi, o las ejecuciones japonesas a base de katanas y otras armas similares.¿Y la horca es menos desagradable?¿El garrote vil, que se usó mucho en Cuba por los españoles? Los descuartizamientos de los ejercitos coloniales con los insurgentes contra la monarquia española en America del Sur, la silla electrica y la inyección letal, las cámaras de gases, propias de paises “civilizados”, las degollinas que hoy vemos en peliculas de acción; los fusilamientos y tiros en la nuca, todo eso replicado en los videojuegos que ademas han incorporado armas más sui generis, como las motosierras.

  • Rafael Cantero Pérez dijo:

    Repito, este EI existe y no se ha eliminado, porque a los EE.UU les conviene su existencia. Cuando Hitler se salió de control, se creó la Alianza de Occidente con la URSS, lo que permitió derrotar al fascismo alemán en menos tiempo de lo que le hubiera costado a la URSS sola.

  • Darío dijo:

    Este es el efecto bumerán, sólo que lo están pagando miembros del 99% menos favorecido y no del 1% hijo de p..papá.

  • Liborio Guaso dijo:

    Ahora John kerry se sale diciendo otra cosa sobre el Islam,
    ya no es el diablo que se pintaba hasta ahora, al parecer
    es conveniente un viraje de 180 grados.

    Pero la realidad es que la prensa occidental y en especial
    la estadounidense se ha dedicado a envenenar la mente
    de los occidentales con relación a los pueblos musulmanes.

    Personalmente creo es mas horroroso que te asesine gente
    desconocida con una bomba dentro de tu casa, que una
    decapitación, lo otro es de imagen.

    Ninguno de estos ejecutados eran inocentes palomitas solo
    hay que leer entre lineas.

  • el loco de monte carlos dijo:

    Y para ti liborio guaso, tengo la obligacion de dedicarte un comentario expecialmente para ti: no se como calificar tu despreciable , cruel y falto de humanidad y de piedad comentario, no se otras personas pero yo lo considero asqueante como mismo te considero a ti un mierda imbecilizado por anhos de propaganda antioccidental, te recuerdo retardado, que tu tambien eres occidental y que los musulmanes no ya los extremistas, sino tambien los conservadores no son tus amigos, y si no se les detiene un dia te van a cortar tambien tu hueca cabeza

  • el que lee dijo:

    los medios nos han hecho creer que morir de la mano inmediata de otra persona es doloroso y humillante, en tanto morir por una bomba inteligente o un cohete de última generación es casi que un lujo, algo así como “morir a la moda”… quitar la vida de forma consciente a otra persona por motivos de discriminación o por simple ambición es un acto de barbarie e igualmente execrable cualquiera sea la forma de llevarlo a cabo…

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Robert Fisk

Robert Fisk

Periodista inglés. Corresponsal para el Oriente Medio del diario británico “The Independent”.

Vea también