Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

¿Qué música se promociona en Cuba?

| 95

día de la musicaLa pregunta que sirve de título a este texto es quizás la más común de las que se realizan si se reúnen profesores, artistas, científicos, en fin, habitantes de la mayor de las Antillas cuando hablan de cultura.

La música, incluso la instrumental, por concretar su “realización” cuando se escucha o baila, es quizá la más polémica de las artes. Hasta Mozart sufrió que tacharan de vulgares u obscenas algunas de sus piezas que hoy son clásicas.

A Faustino Oramas, El Guayabero, en mi Holguín natal, no pocos intelectuales lo miraban por encima del hombro, por calificar sus interpretaciones de chabacanas. Hoy a ese negro alto y nervudo, se le considera un maestro del doble sentido y su pueblo blanco, donde lamentablemente subsisten rezagos racistas, le rinde todos los honores.

Con tales ejemplos intento decir que la respuesta a la pregunta inicial resulta muy difícil de formular. En este sentido algunos buenos vientos soplan a favor: en los debates preparatorios del VIII Congreso de la UNEAC, ejecutivos de la radio y la televisión aseguraron que no existe ninguna lista de prohibiciones en cuanto a la difusión de los artistas. Eso está muy bien porque hay intérpretes —no voy a decir nombres— que sólo son populares en nuestro país porque un día alguien decidió que transmitirlos era dañino.

En su reestructuración la radio deberá descentralizar las emisoras, incluso las provinciales, para que cada una diseñe su perfil, atendiendo a diversos objetivos y las necesidades de los distintos territorios, sobre la base del respeto a la política cultural instaurada. Así los grupos musicales “del interior” tendrán en su emisora municipal y provincial el primer escalón para promoverse, siempre que su trabajo esté signado por la calidad, proceso violentado o inexistente en estos tiempos.

Ahora bien, lustros atrás la mayor responsabilidad sobre la promoción musical la tenían los medios de difusión masiva, pero hoy no es así. Los medios, por supuesto, están llamados —y en el caso de nuestra sociedad, obligados— a difundir valores culturales, especialmente en la música.

Pero ahí entra uno de los problemas, ¿quién decide lo que se difunde o no? Si el director del programa es el responsable absoluto, ¿acaso no pesará su gusto, que puede ser muy bueno pero tal vez no todo lo diverso que se necesita?

Soñemos que tenemos una televisión y una radio con programas exquisitos, con toda la diversidad musical requerida y con calidad, que los directores son las personas idóneas para cada espacio y que los ejecutivos son expertos en una censura tipo rabo de nube: se lleva lo malo y potencia lo bueno. ¿Aun con este escenario, se lograría en un lapso corto de tiempo crear un gusto musical culto? Sabemos que en la Cuba de hoy no es posible, como en ningún otro país.

Eso que se llama globalización invade todos los lugares del planeta, ya sea por la televisión o por internet. Y los números con mejor mercadotecnia, no necesariamente buenos, son los que se imponen en uno u otro lado del planeta.

Orlando Cruzata, el director del programa Lucas, me comentaba hace un tiempo de un videoclip que ocupaba el primer lugar en el Lucasnómetro y nunca se había transmitido por la televisión ni la radio. Este fenómeno es muy complejo y al decir del especialista Rafael Valdés “estamos de espaldas al mercado de la música, al hecho de que existe una oferta y una demanda agregada y que los medios se han quedado atrás en la posibilidad de ofertar lo nuevo y lo exclusivo”.

Eso nuevo o exclusivo se encuentra en muchas veces You Tube o en cualquier esquina donde se expenden música y audiovisuales, difundidos a través de las redes digitales internacionales. De ahí que el último tema de cualquier grupo puede escucharse hoy en Miami y mañana en La Habana. Igual en este momento se puede dar a conocer una canción de pésimo gusto en Madrid y dos horas después se está vendiendo, por ejemplo, en un quiosco de la calle Línea en la capital cubana.

Este mercado totalmente catalizado por el desarrollo tecnológico, decide que muchos músicos —no sólo regguetoneros — no estén interesados en la promoción de su música a través de la radio o la televisión. Su música (si lo es) se comercia en cada esquina y cualquiera la puede subir a internet, sin que intervenga institución alguna.

Para Rafael Valdés el mercado podría regularse y así lograr que lo mejor de la música cubana sea lo que recorra las diversas pistas del ciberespacio. En este sentido es categórico al decir que “la vulgaridad existe porque no se ha educado el consumo de la población, al no ofrecer distinción entre la buena y mala música, lo que no se puede hacer ajeno a la oferta y demanda, y a la línea metodológica de lo que el mercado requiere”.

A pesar de las diferentes fórmulas que se podrían aplicar lo cierto es que la invasión de la “no música” es muy difícil de controlar porque son múltiples los canales por donde se promueve; ya quedaron rebasados los medios de comunicación tradicionales y las instituciones relacionadas con la promoción musical, los cuales están obligados ante esta situación a rediseñar sus estrategias para lograr influir de manera positiva en los procesos de recepción y asimilación de los distintos géneros musicales y así volver a encauzar la comunicación con sus públicos.

Sobre lo anterior el maestro Roberto Varela, tiempo atrás, ponía un ejemplo que ilustra la manera en que se han diversificado los actores que inciden en la promoción de la música en el entorno cubano: “el recorrido de los ómnibus puede ser bastante largo, y desde que se inventaron los autobuses muchas personas los aprovechaban para leer. Ahora es imposible. Usted tiene que escuchar los ruidos (a veces la música) que le gustan al chofer, no importa si al viajante le duele la cabeza, una muela, si va para el médico o si acaba de salir de la funeraria donde veló a un ser querido. Quienes montamos en el ómnibus no tenemos derecho a un poco de tranquilidad, y lo más terrible sucede si viajan cuatro o cinco seguidores del gusto del chofer, que harán un coro para llenar mucho más el espacio, que debe ser colectivo en todo, hasta en la recepción del sonido”.

Ciertamente debemos tener en cuenta la época y la sucesión de generaciones, con todos los cambios que ello supone en los procesos de recepción y asimilación de los productos culturales. Hoy la situación socioeconómica en Cuba no es igual a la de 30 años atrás. Con razón el Doctor Joaquín Borges Triana dice que “en Cuba no se hacen estudios de música popular desde los distintos saberes que proporcionan las ciencias sociales: la comunicación, el periodismo, la filosofía, la sociología, la lingüística; no se acercan a la música para analizar su relación con la sociedad.”

Las investigaciones son vitales para entender el entorno y las causas que provocan el surgimiento y posterior sedimentación de determinados ritmos musicales: quizá la trayectoria del reggaetón hubiera sido distinta de haber atendido este fenómeno como se debía 15 años atrás (¡y no todas sus piezas son malas!). En la actualidad ese ritmo que arrebata a una buena parte de los jóvenes deviene chivo expiatorio para tildar de frivolidad o mal gusto el acto de escucharlo, cuando hay guarachas, baladas y boleros, cuyos textos llegan a ser tan vulgares como los que promueve esa música.

Es una situación –y no sólo de Cuba- que se necesita cambiar. En ella intervienen todas las instancias que median la difusión musical, como los ministerios de Cultura, por supuesto, de Turismo y de Comercio. A la radio y la televisión les toca jerarquizar, pero ¡cuidado! que con la intención de poner lo mejor a veces puede excluirse lo bueno y novedoso, porque quizá se trate de una canción irreverente o un intérprete poco convencional a la hora de vestir.

(Tomado de La Jiribilla)

Se han publicado 95 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • DONATE dijo:

    Pienso que en cuba se esta dejando de promover la musica autentica cubana la que identifica nuestras raices de verdad, productos de nuestros talentosos musicos y en cambio se promueve el regeton pornografico mal copiado de quienes lo originaron de verdad y tiene invadido los medios y centros recreativos y hacen uso sin medida. De ese tipo de musica las hay que si son agradable al oido y divinas para fiestas pero hay otras que dejan mucho que desear. No se porque nunca he visto un concierto en vivo o no de Fran Delgado por ejemplo o Varela. Cuando la lamentable muerte de Santiago Feliu vi mas de su obra en los medios en 3 dias que en toda mi vida.

  • DONATE dijo:

    Me gustaria leer le comentario de Ony Acosta al respecto.

    • Oni Acosta Llerena dijo:

      Donate, me citaste en un comentario, y por educación y cortesía te respondo. No estoy de acuerdo con parte de lo dicho en este trabajo, en mi opinión sesga bastante el complejo mundo de la música en Cuba, y obvia de manera peligrosa las causas que propician el preocupante incremento del consumo de música realmente barata y mala. En un trabajo que hice en diciembre de 2012 abordé en parte esta problemática, pero en este tema interactúan factores no sólo culturales, sino de diversos tipos que, a estas alturas, ya son como un tumor bien maligno que nadie quiere extirpar de raíz. El artículo bordea algunas aristas polémicas, pero no profundiza en temas puntuales; no está mal escrito, es valiente y es estimulante que se produzca un debate, de alcance nacional a ver si podemos dilucidar hacia dónde quermos ir, musicalmente hablando. Coincido con muchos foristas en agradecer a CD por propiciar estos encuentros, ya que CD es a su vez un ejemplo de verdadera información, sin tapujos, ejemplo del periodismo y del debate que queremos, y que necesitamos. Creo que hay que dinamitar un tanto algunos procesos culturales, algunas estructuras que han naufragado por años, y, entender que la industria de la música necesita un liderazgo y una autocapacidad urgente. Muchas de nuestras expresiones musicales más genuinas están muriendo, y no hay políticas coherentes al respecto… Gracias por pedir mi opinión, saludos, ONI

  • Héctor López Ramírez dijo:

    Este es un tema polémico donde hay mucha tela por donde cortar. Ya todo parece indicar que nuestro Baile Nacional no existe, si alguien quiere escuchar un buen Danzón tiene que esperar al domingo. Sobre esto Aurelio (Yeyo) Rodríguez más de una vez dijo y hasta casi que suplicó por un tilín más de espacio para el Danzón en los medios (Radio y Televisión).

    Punto y aparte es el tema de como se burlan del publico cubano y extranjero músicos profesionales de gran prestigio no solo en el patio cuando se aparecen ante las cámaras de TV cubana en cualquiera de los programas musicales a “hacerse los que están cantando y tocando” que en la mayoría de las veces el que canta ya está vocalizando y segundos después de haber cerrado la boca es que se escucha lo que cantó, con los supuestos músicos sucede igual, usted está escuchando una muy buena demostración del virtuosismo de un batería y resulta que el baterísta casi ni mueve sus extremidades.

    Y que decir de la manera en que se “disfrazan” buena parte de nuestros artistas, parecen cualquier cosa menos músicos formados y en representación de en una sociedad que supuestamente aspira a ser la más culta del mundo. Así como ven a esos artistas en el mundo es como creen que somos todos y cada uno de los cubanos, vulgares y chabacanes.

    Punto y final en el que no me detendré mucho pues de seguro yo no soy el único que ha tocado ese tema es en eso que dicen ser la letra de una canción que cuando dicen algo es sólo pura jerga de la parte más mala de la lacra que cualquier sociedad genera, da la impresión, y en más de una vez lo han demostrado y con creces, que nadie se dedica a revisar lo que vamos a promover.

  • FABIOMAXIMO dijo:

    EL EMBRUTECIMIENTO MUSICAL ES CULPA UNICAMENTE DE DE LOS MEDIOS DE DIFUSION, O SI NO PONGA CUALQUIER EMISORA DE RADIO Y ESCUCHE LO QUE SUENA, EN 23 Y M TODOS LOS GRUPOS SON REPAS, Y ASI EN CUANTO MEDIO DONDE SE DIFUNDA LA MUSICA. ESCUCHE UNA VEZ QUE POR MANDATO DE ALGUN ORGANISMO RECTOR DE LA RADIO MAS DEL 95% DE LA MUSICA QUE SE RADIA TENIA QUE SER EN ESPAÑOL, Y EL 99% TENIA QUE SER CUBANA, MIENTRAS QUE PROGRAMAS MUY SEGUIDOS POR LOS AMANTES DEL ROCK, COMO MELOMANIA, ERAN VISTOS CON GRAN RECELO, Y ESPERABAN EL MINIMO BAJON DE AUDIENCIA O RESBALON DE SU EQUIPO PARA RETIRARLO DE LA TRANSMOSION. ¿ACASO NO SE DAN CUENTA DE QUE NLA JUVENTUD CUBANA ESTA CADA VEZ MASENAJENADA CON LA CULTURA ADQUIRIDA AL ESCUCHAR TANTO REGUETON Y REPARTO? YA NO LEEN, NO SABEN NI PIZCA DE LENGUAS EXTRANGERAS, LES IMPORTA UN BLEDO LO QUE PASE EN EL PAIS O EL MUNDO, PORQUE ESA MUSICA LES HACE ADMIRAR A CANTANTES QUE, SIN INTENCION DE OFENDER, NO SABEN NI DONDE ESTAN PARADOS. LO UNICO QU8E PASA POR SUS MENTES ES MAMI QUIERE DISCOTECA( A QUIEN SE LE PUEDE OCURRIR ESTA LETRA SI NO HA ALGUIEN QUE ABUSE DE LA IGNORANCIA DEL RESTO) Y EL PISOTEO DE LA DIGNIDAD Y MORALIDAD FEMENINA QUE TANTO PREGONAN EN SUS CANCIONES. PARECIERA QUE NO TUVIERAN MADRES O HERMANAS. PERO BUENO, POR COMO VEO A LOS MEDIOS ESTO ES PARA LARGO.

  • Ruffini dijo:

    Es este un tema trillado. Ustedes, Cubadebate, deben criticar menos y hablar más sobre la música decente.

  • Francisco dijo:

    Lo bueno siempre se impone y perdura,todo tipo de música tiene su publico,cierto que hoy cualquiera difunde y comercializa cualquier tipo de música sin tener en cuenta la calidad, Pero aquellas que denigran a sectores de nuestra sociedad, que no están acorde con nuestros patrones de conducta podrán ser popular un periodo de tiempo, pero no todo el tiempo, a la vuelta de la esquina ya nadie se acuerda de ella.

  • armando dijo:

    Como se les ocurre mencionar a CRUZATA y al tal RAFAEL en ese articulo? esa es la 1ra ignorancia que han querido hacer de Lucas un programa musical para conveniencias..?????….y con eso han confundido en gran medida a la opinion publica, pues todos los que defienden la cultura cubana llamese artistas no tienen miles para hacer el video clip y otros poco cuc para que los promuevan en los programas de tv que tienen esos diseños. Por desgracia alguien entendio que Lucas y el manipulado Lucasnometro fuesen un patron para la musica y resulta que como el mismo CRUZATA reconoce ellos ponen lo que les conviene….???? y los que quieren…..cuando el sr VALDES hace como 2 años, señalaba que Lucasnometro….en su argumento confuso y no legible se regia entre otros por descargas en youtube, y en otros sitios internacionales igual la radio exterior. Como diseñar un listado mirando lo de fuera sui vivimos en Cuba?. Pienso que lo primero es educar a los de la radio a seguir no haciendo caso a lo que sale en Lucas y etc..Cruzata sabe que lo que en su momento salia en LUCAS, si tenia un efecto en la radio, porque los que dirigen la radio consideran a la tv oficial y les guste o no lo que pongan en Lucas en algunos casos reiteraban ese tipo de musical.

  • danay dijo:

    ESO ESTA MAS QUE CLARO, A QUIEN SE LE OCURRE DECIR QUE EL EXITO DE UNA CANCION SE MIRA POR LAS REPRODUCCIONES EN YOUTUBE SI EN CUBA PARA EMPEZAR NO EXISTE ESA MASIVIDAD COMO PARA QUE LAS PERSONAS QUE ENTRAMOS A INTERNET MIREMOS YOUTUBE, ETC? ADEMAS QUE ES IMPOSIBLE DESCARHAR UNOS DE ESOS VIDEOS Y VOTAR POR ELLOS SALVO QUE SEA VIA FRAUDE POR LO QUE ESOS TANTOS VOTOS SE SABE QUE SON POCO REALES Y MAS DE TRATOS Y ACUERDOS O DE ALGUIEN QUE SE ENTRETIENE.
    ENTRE TANTAS RAZONES QUE EXISTAN PIENSO QUE LA TV TIENE UNA GRAN RESPONSABILIDAD EN EL MAL QUE VA LA MUSICA EN PARTICULAR PROGRAMAS COMO LUCAS, QUE SE SALEN DE SU ESENCIA DEL VIDEO Y LA IMAGEN Y METERSE EN EL MUNDO DE LA MUSICA.

  • ROBERTO dijo:

    Como ese sr Valdes va a decir que estamos a las espaldas del mercado de la musica en que hemisferio vive e o el esta asociado al mundo capitalista de la musica y por eso su llamada opinion especializada?
    Vivimos en Cuba un pais bloqueado, neutralizado no solo economicamente y politicamente tambien culturalmente, nosotros no podemos seguir los patrones del exterior tenemos que hacer nuestra historia con nuestros recursos con lo que tenemos . No sabe el sr VALDES como trabajan la industria de la musica, como manipula, como impone artistas o generos y mientras en Cuba nuestros grandes artistas andan desplazados de la tv porque programas como Lucas los marginan, en primer lugar porque muchos artistas no tienen o no quieren poner sus recursos en funcion de un video clip en segundo porque el verdadero merito de una cancion o del trabajo de un interprete o una agrupacion no debe regirlo un video clip, esa es la antesala a la manipulacion y conveniencias personales que de tanto se ha hablado en estos tiempos

  • El Badajo dijo:

    La vulgaridad no es solo patrimonio del reguetón, recuerdan esto:
    “mami yo soy un loco, un loco con una moto, un loco con celular, celular que tira foto”
    Esta basura se radió hasta el cansancio así como su correspondiente video clip.

  • rene dijo:

    Fui a Cuba por primera vez en el año 1999 y daba gusto escuchar en los hoteles,musica cubana vieja y nueva, pero en mis últimos viajes del 2013 y 2014 note que ya son minoría los hoteles donde escucho música nacional y en algunos hoteles hasta hacen los shows en base a música extranjera,contra el pensamiento de la supuesta idea del “modernismo”, yo considero que un turista que viaja a otro país deseara escuchar la música típica de ese lugar y también la actual pero de ESE PAIS, no la que puede escuchar en su país de origen sin la necesidad de viajar,este comentario lo hago no porque esto sea mi experiencia personal, si no que tambien me comentan amigos que han viajado conmigo y otros que lo han hecho por su cuenta. Saludos

  • DanielPerez dijo:

    De este tema se ha venido hablando y discutiendo hace ya mucho tiempo, lo cierto es que nadie le pone el cascabel al gato y no porque no quieran, sino porque casi se hace imposible. En primer lugar no exixte una educacion musical dentro de la poblacion a pesar de que el MINED hizo o hace un esfuerzo en los primeros grados de primaria, pero este se interrumpe precisamente en los momentos mas importante de la edad de los niños o jovenes. Por otro lado la posibilidad de escuchar musica bajada de Internet y comercializada libremente pone freno a la politica de difusion musical en el pais y otras partes del mundo, so pena de que se corra el riesgo, incluso, de que la teleaudiendia o radioaudiencia baje hasta niveles de que se pierda el interes por estos medios.La importacia de difundir nuestro legado musical en el pais y por el mundo con temas de otros tiempo es vital para nuestra identidad y cultura, pero no debemmos de olvidar que la musica, al igual que el lenguaje y todo en esta vida va cambiando constantemente, que nuestros tiempos no son lo de Morzar o Bethoven, vivimos en un mundo globalizado y con un dinamismo extraordinario, es decir a la carrera, y esto influye en todos los aspectos de la vida.
    Por otro lado quiero aclarar de que el pueblo Holguinero, si es en su mayoria blanco por su composicion, y que tambien pueden existir rasgos de racismo, pero esto no es exclusivo de alli, puede suceder en cualquier parte de este pais. Por favor creo que esta fuera de contexto esta alusion en el escrito, esto solo constribuye a seguir afianzando una falsa idea. Yo conozco bastante bien esta ciudad y lo que en este sentido se dice puede verse en cualquier otra parte de Cuba.

  • freddyignacio dijo:

    Yo pìenso que la musica que mas se promociona en estos tiempos es la de los jovenes, ya que es la que mas auge tiene en estos momentos…estamos hablando del reggaetón…con sus pocas virtudes y millonarios defectos ha atrapado a buena parte de la isla…y por favor…con este comentario no estoy involucrando al 100% de las agrupaciones…soy joven igual y me imagino que uds sepan a que grupos me refiero.

  • 3men2N CmG dijo:

    Esta de más decirlo que es el Reggaetón solo cn salir a la calle se puede evidenciar este fenómeno en la sociedad y lo más bonito que es apoyado por las instituciones del estado porque Baby Lorens y el Insurrecto cuan2 cantaron en el Capri cobraron 100cuc!! Eso lo sabe el mun2 entero ahora no se asombren q el reggaetón lo bailen desde niños a hasta abuelos …
    dame un chupi chupi …

  • Luis dijo:

    http://www.latinmusicdownloads.com HAY HAY MUSICA CUBANA TRADICIONAL LA QUE NADIE PONE EN LA RADIO EN CUBA. MUSICA HECHA POR UN SELLO BRITANICO DE LO TRADICIONAL DE VERDAD.

    • El Lokito dijo:

      Acá se promociona, escucha, y reproduce lo que la gente quiera, no lo que unos tipos detrás de un buró dándosela de eruditos quieran.
      Y ESO no lo para nadie.

  • Luis dijo:

    VISITEN LATINMUSICDOWNLOADS.COM AHI PODRAN VER MUSICA CUBANA TRADICIONAL DE LA BUENA SELLO DISCOGRAFICO BRITANICO. PORQUE CUBA NO PROMOCIONA LA MUSICA TRADICIONAL!! PORQUE UNA EMPRESA ENTRAJERA HACE MUSICA TRADICIONAL Y LA PONE EN HOLLYWOOD Y OTRAS PARTES DEL MUNDO .

  • Atenea dijo:

    Siempre ha habido censura para los que disienten de como pensamos.Eso ha sido un horror constante que nos ha privado de escuchar buena música.Me parece el peor error,ligar la difusión musical con lo que piensen los artisas.Al final con tremenda tristeza noto que a Juanes que se jugó su presigio para venir acá,apenas lo ponen por TV, donde tienen todos sus conciertos y videos.Eso es ser desagradecidos al máximo.Y que opinen los demás,libremente.

  • AAA ORIGINAL dijo:

    QUÉ MUSICA SE PROMOCIONA EN CUBA??????????…FÁCIL, LA MÚSICA QUE MÁS DINERO TENGA…

  • pupi dijo:

    Qué música se promociona? Pues mayormente lo vulgar, banal o ambas, da asco ver y escuchar la inmensa mayoría de la música de nuestros medios.

  • Dra Mariurgis Ayala Ramírez dijo:

    No soy musicóloga ni especialista en el tema,pero si gusto mucho de la musica cubana,esa musica tradicional y muy nuestra que muchas veces quedan olvidadas por otras novedosas, no tan buenas como aquellas,desde el punto de vista de letras y ritmos. Cuba ha creado y cultivado muchísimos géneros musicales, patrimonios culturales y conocidos por todo el mundo. Estoy de acuerdo en que hay que darle oportunidad a las nuevas creaciones pero sin olvidar nuestras raíces, no creo necesario usar frases ni vocabulario vulgar en las letras y composiciones del genero que sean,creo se debe mantener un mensaje positivo en cada canción sin salir de los limites de la decencia. Es sorprendente para mi como cubana saber que muchas personas gustan y disfrutan de nuestra musica. Por ejemplo,aquí en Brasil,conocen nuestros boleros,hace unos días un colega brasileño me preguntó: Dra, será que me puede ayudar a traducir e intrepetar la letra del bolero “Nosotros”,adoro la musica cubana y adoro a pianistas como Chucho Valdés,Frank Fernández y Gonzalo Rubalcaba,adoro los boleros en general. Quedé sorprendida y al mismo tiempo me enorgullece que la gente conozca nuestra musica y la acepten como muy buena,otros hablan de Pablo y Silvio, de la contagiosa salsa cubana,el son ,el mambo,la conga,el jazz y los de mayor edad recuerdan a Benny Moré, no conocen las letras,porque no entienden bien el idioma,pero saben que es musica cubana y la califican de muy buena,buenos músicos,buenos interpretes,entonces que es lo que necesitamos? Es mi modesta opinión que nuestro país debe dar mas publicidad a nuestra musica, a las nuevas creaciones sin olvidar aquellas que hicieron época y aun baten corazones en otras partes del mundo.

Se han publicado 95 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con el diario digital La Jiribilla.

Vea también