Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Kcho, artista de todos

| 3
Foto: Yoandry Ávila.

Foto: Yoandry Ávila.

“Ninguna obra de arte es más valiosa que la vida de un ser humano”. Esas palabras del joven creador Alexis Leiva Machado (Kcho), expresadas en un emotivo encuentro con la Presidencia de la Upec y otros periodistas invitados en el escenario de su recién inaugurado “Kcho. Estudio Romerillo, Laboratorio para el arte”, fueron más que suficientes para aquilatar que estaba frente a un pintor, escultor y proyectista cultural fuera de serie, no tanto por la indiscutible belleza y mensajes de sus obras, sino por tener un pensamiento que defiende y hace lo mejor por  la gente que habita a su alrededor, en toda Cuba y en la humanidad.

Antes de ese encuentro lo conocía por sus embarcaciones y el mar, tema central de sus obras, y, además, algo sabía de su labor humanitaria en su natal Isla de la Juventud cuando organizó la brigada artística Martha Machado –en homenaje a su madre—que trabajó durante tres meses reconstruyendo casas para los que las perdieron por el ciclón Alma, en el 2008. Por eso mereció que la Upec otorgase el Premio a la Dignidad a esa brigada. También supe algo de él por sus intervenciones en distintos foros públicos. Pero confieso que lo descubrí en la noche del 13 de enero de 2014 en el barrio Romerillo, de Playa, rodeado de casas humildes en doce manzanas incrustadas como una cuña entre el residencial Miramar y la zona donde están el Palacio de Convenciones, El Laguito, varias embajadas y casas de protocolo.

El comentario de Kcho fue hecho cuando salíamos de “La Nave”, espacio para el Arte Contemporáneo. La nave, que él construyó en un sitio abandonado de Romerillo donde en el pasado se reparaban ómnibus escolares y que, después, había sido convertido en un vertedero de basuras. Allí, hoy se muestra la Exposición El Pensador, creada en diciembre de 2013; su más reciente escultura muestra a Kcho que, sin separarse del mar y lo que lo rodea, “ha necesitado un alto para pensar si ha hecho bien o mal, si lo podrá hacer de nuevo mañana”, según la ensayista y curadora de arte cubano Corina Matamoros.

Es verdaderamente impresionante la escultura de El Gigante, una suerte de botes de poliespuma, remos, cámaras salvavidas y otros variados objetos domésticos. El rostro del Gigante y los dedos de una de sus manos, representados por remos, a cualquier cubano lo lleva inevitablemente a pensar en alguien que ha vivido siempre impulsando ideas por un digno destino para todo un pueblo y la Humanidad, y por la felicidad de los pobres de esta Tierra.

“Esta nave la hemos construido para que sirva de enriquecimiento cultural, pero si hubiese algún desastre natural, no tengan la menor duda de que ella, en lugar de sala de exposición de arte, servirá para refugiar a la población de Romerillo, y salvar vidas”, dijo Kcho a sus invitados.

De Fidel habló mucho. Lo adora tanto como su madre, de quien aprendió a adorarlo. Soy lo que soy, dijo, porque soy hijo de una revolución. Otra cosa fuera si hubiese nacido y crecido en otro país. La ética y los valores de la revolución son los que me han traído hasta aquí.

Mucho contó, en la primera parte del encuentro, de la presencia de Fidel en la inauguración del Laboratorio en Romerillo. “Aquí descendió del vehículo en que llegó, y, ayudado por sus terapeutas, entró caminando a esta sala, la Martha Machado, donde tenemos una exposición de Wifredo Lam, el imprescindible. Después, estuvo en “La Nave”…”

Lo que aquí les narro es lo que ha quedado en mi mente –y que escribí apenas llegué a la casa para evitar olvidarlo- porque, actuando como un mal periodista, no llevé ni un bolígrafo ni una grabadora para registrar lo mucho que allí sucedió. Kcho es un personaje muy extrovertido y habla como si hubiese colocado el peine de una ametralladora en sus labios. Pero algo me permitió admirarlo: el barco y la brújula conque navegaba no perdió el rumbo jamás, iba a un puerto seguro. Aprecié que no solo tiene una elevada cultura artística, sino ideológica. Es de los que no se marean con sus éxitos que lo han convertido en un creador cotizado en el mundo.

De lo que ha hecho en Romerillo nos enteramos casi al final, al entrar en el Teatro Tocororo. En una gigantesca pantalla su pluma escribió: “Estoy dentro de ti”, y al pasarse un video con la historia sobre todo lo hecho en Romerillo, en la construcción de seis parques infantiles, bodegas, áreas deportivas, en el saneamiento de sus calles, eliminando albañales y basureros, y en el laboratorio de arte, que ya es una realidad, con las salas de que les he hablado, y otras como la biblioteca Juan Almeida Bosque, a las que han empezado a acudir los niños y jóvenes de esa barriada para disfrutar de productos audiovisuales, libros e internet. Todo dentro de un bello proyecto de reanimación social. Al principio, contó Kcho, encontramos pesimismo entre los pobladores de la comunidad, pero en la medida en que el proyecto se fue haciendo realidad, la actitud de ellos cambió.

Todo esto se ha costeado con los fondos que ha percibido por sus obras de en el exterior y, al mismo tiempo, ha tenido la colaboración de varias instituciones cubanas. En un volante que se entregó a los visitantes el día de inauguración del Laboratorio se dice: “Kcho Estudio Romerillo Laboratorio para el Arte” es un núcleo cultural sin fines de lucro. Su propósito es la experimentación, desarrollo, difusión de las artes y el entendimiento humano. Es un espacio para el diálogo, la cultura, el conocimiento y la paz. Nuestro propósito es desarrollar proyectos con un marcado perfil social, educativo y cultural dirigido al mejoramiento humano y a defender los valores de nuestra cultura nacional, así como su papel y aportes en el concierto global”.

En el encuentro con la Presidencia de la Upec nacieron no pocas iniciativas de colaboración, entre ellas que estudiantes de Periodismo y Comunicación Social hagan sus prácticas en el Laboratorio, Kcho preste su ayuda en el decorado de la sala-teatro de la Upec y participe en uno de los próximos catalejos.

Por la Upec estuvieron en el encuentro Antonio Moltó Martorell, su presidente, y las vicepresidentas Bárbara Doval y Belkis Pérez Cruz, así como los integrantes de la Presidencia Rosa Miriam Elizalde . Raúl Garcés y Arleen Rodríguez Derivet. También Juan Marrero, Presidente de la Comisión Nacional de Ética y editor de Cubaperiodistas.cu, Herminia Rodríguez y Rebeca Cabrales, directora y funcionaria, respectivamente, del Instituto Internacional de Periodismo José Martí. Igualmente estuvo el fotorreportero de Cubaperiodistas, Yoandry Ávila.

Ese lema de Kcho “Estoy dentro de ti”, presente en sus proyectos sociales, se ha empezado a transformar en “Kcho está dentro de todos”. Al menos, entre esos todos, cuenta ya con este humilde periodista, que quedó impresionado por su valía como artista y ser humano, en particular por su generosidad y solidaridad.

Doy gracias a los que hicieron posible que lo conociera. Me impactó favorablemente, no lo oculto.

(Tomado de Cubaperiodistas)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • el willy dijo:

    por favor !!! una frase muy similar fue dicha por el che y permanecio mucho tiempo en los exteriores del hospital calixto garcia . eso es plagio en cualquier lugar del mundo señores. mucho cuidado en lo que se escribe .

  • mireilys dijo:

    Kcho,
    Nada moldea más a un ser humano que la humildad, tu gesto último me impresionó mucho, Fidel es el mejor camino y tu lo recorres en paz. Felicidades !!!!!!!!!!

  • BIART dijo:

    tambien hay otros como Fuster que hacen maravillas en su comunidad de jaimanitas y apenas se menciona en la prensa sus obras sociales

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan Marrero

Juan Marrero

Periodista cubano, vicepresidente de la Unión de Periodistas de Cuba

Vea también