Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Una reflexión del Che sobre los intelectuales

| 6

el-socialismo

En su magnífico escrito, El Socialismo y el Hombre en Cuba, el Che sentó las bases de algunos de los más importantes desarrollos recientes del pensamiento marxista al rescatarlo del asfixiante “economicismo” de las versiones canónicas de la teoría. Para Guevara el proyecto socialista era multifacético e integral, y uno de sus componentes esenciales era la creación del hombre y la mujer nuevos, y la construcción de una también nueva cultura que contrarrestara los quinientos años de “des-educación” para el sometimiento y la resignación padecidos por nuestras sociedades desde el amanecer del capitalismo.

Precisamente para subrayar el carácter integral del proyecto socialista, irreductible a su sólo componente económico, el Che dejó repetidamente caer sentencias tales como “el socialismo como fórmula de redistribución de bienes materiales no me interesa”, o que “el socialismo económico sin la moral comunista no me interesa.”

En línea con todo lo anterior, en el texto arriba citado el Che hace una mención a los intelectuales, que quiero compartir con todos ustedes. Está hablando de su papel en Cuba, en la Cuba revolucionaria; pero el fondo de su argumento va más allá y es pertinente para comprender también al papel y las contradicciones de los intelectuales latinoamericanos en el momento actual. Sobre todo de los intelectuales en países como Bolivia, Ecuador y Venezuela, comprometidos con la construcción del socialismo del siglo veintiuno y de sus homólogos en países que sin proponerse sus gobiernos esas metas atraviesan -como Argentina, Brasil y Uruguay– por procesos de cambio cuyos reflejos en el plano internacional los acercan a los primeros.

Por eso es que los invito a reflexionar sobre sus sabias palabras al cumplirse los cuarenta y seis años de su cobarde asesinato.

“Resumiendo, la culpabilidad de muchos de nuestros intelectuales y artistas reside en su pecado original; no son auténticamente revolucionarios. Podemos intentar injertar el olmo para que dé peras, pero simultáneamente hay que sembrar perales. Las nuevas generaciones vendrán libres del pecado original. Las posibilidades de que surjan artistas excepcionales serán tanto mayores cuanto más se haya ensanchado el campo de la cultura y la posibilidad de expresión.

Nuestra tarea consiste en impedir que la generación actual, dislocada por sus conflictos, se pervierta y pervierta a las nuevas. No debemos crear asalariados dóciles al pensamiento oficial ni «becarios» que vivan al amparo del presupuesto, ejerciendo una libertad entre comillas. Ya vendrán los revolucionarios que entonen el canto del hombre nuevo con la auténtica voz del pueblo. Es un proceso que requiere tiempo.”

¡Hasta la victoria siempre, Comandante Che Guevara!

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

    El auténtico revolucionario no se vale de las palabras que dijo alguien para buscar hacer valer las suyas. Uno tiene que atreverse a decir lo que piensa sin recurrir a ningún apoyo de lo que otro dijo para darle peso a sus propias palabras; no importa si fueron palabras de Martí, Marx, Lenin, Maceo ó de quienes hayan sido. Puede que muchos estemos de acuerdo con esas palabras del Che sobre los intelectuales, dichas en ese momento. Creo que Mao fue aun mucho más claro y sincero en relacion al mismo tema, a los que no solo los descalificaba y llamó de vagos y vividores, sino que tambien creia que mientras más libros leian las personas más estupidos se volvian. Y en eso yo tambien he coincidido con él.

    • Roberto dijo:

      ¿Donde dijo Mao que los que más leen son más estúpidos? No comparto para nada esta visión. En absoluto. Considero que todas las personas del mundo deberían tener el acceso a las lecturas todas. Porque de esta manera podrán ser libres en un porcentaje mayor, junto a todo el resto que necesita el ser humano para alcanzar la libertad.
      Con respecto a las citas, no creo que sea descalificable su uso para apoyar el propio pensamiento de quién lo escriba. Claro que hay que ver de que manera lo hacen. Sin embargo comparto esto de que cada uno debe decir las cosas claras, sin vueltas ni floreadas.
      Saludos

      • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

        Personas de ambos lados siempre se han valido de citas dichas en algún momento por alguien querido y respetado (a lo mejor las dijo cuando era treinta ó cincuenta años más joven) para apoyar sus propias palabras, casi siempre cuando ya no hay mucho peligro de que las saque a relucir; mientras nadie decía nada, manteniéndolas ocultas cuando se hubiera hecho sospechoso mencionarlas.
        En cuanto a lo que dijo Mao, esa fue una declaración que hizo durante la Revolución Cultural; una década (1966-1976) muy turbulenta en China, durante la cual se quemaron millones de libros y se repudiaba a los intelectuales. Si tienes duda, piensa en que Mao apoyó al régimen de Pol Pot desde su mismísimo inicio genocida, cuando cometió barbarismos como forzar la evacuación de las ciudades, relocalizando a la gente refinada en el campo en medio de la nada para obligarlas a trabajar en labores del campo, además de que se quemaron los libros y la bibliotecas y se trató de destruir todo vestigio del pasado. Sí; Mao si dijo que “Mientras más libros leían las personas, más estúpidas se volvían” Y le doy toda la razón: yo he sido testigo de lo muy confundida y atropellada mentalmente que se queda la gente mientras leen toda clase de basura que se publica en libros y revistas, las que luego lo “creen” todo sin realmente creer en nada, y cuando tratan de definirse en su manera de pensar y de ver las cosas, te mezclan todo el conjunto de lo que leyeron en los libros y lo mismo te defienden la tesis que la antítesis de lo que están hablando. O sea, que lo mismo son cristianos que budistas que astrologistas, que comunistas, que anticomunistas y todo lo que se le sume. ¿O es que acaso tú no has notado que a ti también te pasa lo mismo?

  • Leandro dijo:

    Pienso que mientras exista el imperialismo, mientras se mantenga la posibilidad de la reversibilidad de los procesos revolucionariso; mientras en la caso específico de Cuba, exista la posibilidad de que destruyamos la Revolución por nosotros mismos, como alertó Fidel en la Universidad de La Habana, tenemos que “impedir que la generación actual, dislocada por sus conflictos, se pervierta y pervierta a las nuevas”

    • el dani dijo:

      No me queda claro. A qué generación se refieren cuando dicen “la generación actual”, a la que llevó al triunfo de la revolución y forjó el estado que hoy vivimos, a la que se formó durante el transcurso de los primeros 40 años de revolución, o a la que se ha venido formando después de la caída del campo socialista.

  • Alexis Mario Cánovas Fabelo. dijo:

    Las INVOLUCIONES de la Europa del Este OBLIGA a destacar las citas de los Clásicos del Marxismo-Leninismo que al violarse convirtió en fracaso sus “interpretaciones”.
    No puede pensarse en la construcción de la FES Comunista, en sus tres etapas, si no se cumple el binomio BASE MATERIAL SOCIALIZADA MÁS EDUCACIÓN.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Atilio Borón

Atilio Borón

Economista y periodista argentino, quien dirigió Clacso.

Vea también