Imprimir
Inicio » Opinión  »

Oprah y el bolso de los 38 000 dólares

| 37

TIME-FOR-OPRAH-WINFREY-52666

Tener y parecer es la fórmula. Si el dinero determina tu valor como ser humano, pues muestra lo que tienes. Si eres millonario, no te presentes solo con tus buenas maneras, tus conocimientos o esa simple sonrisa satisfecha que te caracteriza; para que los demás te consideren en lo que vales, asegúrate de que capten de inmediato el mensaje: no eres una “persona de bien”, sino una “persona bien rica”.

No bastará con que seas un estadounidense “de marca” (aunque algunos pasaportes valen más y otros menos): blanco y rubio, anglosajón y protestante. Cualquier dependienta entrenada de una tienda (hotel, restaurante, etc.) de lujo, escaneará tu cuerpo (tu ropa, quise decir), y de una sola mirada calculará si puedes pagar lo que oferta; es decir, si eres digno de ser atendido. No cometas el error de ser millonario y vestir modestamente. No me refiero a la calidad o a la comodidad de tu ropa, me refiero al precio de cada pieza. Si puedes comprar una en 50 000 dólares, no la compres en 500. Aunque sean idénticas. Eso te disminuye, y la dependiente notará la diferencia. Pero si eres rico y además blanco, anglosajón y protestante, y llevas la pieza de 50 000 dólares encima, la que te cuantifica, todas las puertas de la vida estarán abiertas.

Porque a veces ocurren malentendidos, o se imponen los estereotipos. Acaba de sucederle en Suiza a Oprah Winfrey, una exitosa presentadora de televisión estadounidense que no cumple con todos los “indicadores” externos tradicionales de una “auténtica” valía. Veamos, se trata de una de las mujeres más ricas del planeta. Su fortuna actual, según la revista Forbes, asciende a 2 700 millones de dólares. Pero la señora Winfrey debe vencer un escollo físico: es y será negra, pertenece a una raza “perdedora”, lejana descendiente de los habitantes de un continente “perdedor”. Y eso origina suspicacias… en los descendientes de los colonialistas.

No se trata de que el mercado capitalista tenga escrúpulos racistas. El mercado no tiene escrúpulos, vende y compra al mejor postor, no importa si este es negro o blanco, musulmán o judío, asesino o santo; aunque exhibe una larga variedad de disfraces étnicos y culturales, que disimulan o justifican los puros intereses de clase. Pero el mercado se revela como Dios, en la acción de hombres y mujeres concretos. Y la dependiente (que no es dueña de nada, sino una simple servidora de los dueños, dependiente en todos los sentidos de la palabra) conforma, para su mejor desempeño, estándares evaluativos.

Es cierto que ya no son los tiempos de Nat King Cole, ese negro norteamericano que en los años cincuenta enamoraba con su voz melodiosa a las mujeres blancas y negras y amarillas y qué sé yo de qué otros colores, y que, a pesar de ello y de sus millones, encontraba valladares infranqueables en una Habana racista, o los del propio dictador Batista, impedido de ingresar al más exclusivo Club capitalino, por el color de su piel. Ahora hasta el presidente de los Estados Unidos, el servidor número uno del Gran Capital, es negro. El sistema capitalista ha conducido las reivindicaciones antirracistas hacia el imaginario de la cultura del tener: no se trata de que los negros demuestren que pueden ser (excelentes médicos, científicos, peloteros, actores, periodistas, seres humanos útiles), cosa previamente sabida en las culturas antiguas, sino de que pueden llegar a tener tanto o más que un blanco. En un mundo donde las personas son valoradas por lo que tienen, y no por lo que son, este es un punto esencial.

La pobre dependiente –ella también es una víctima–, no se percató de que la señora que le pedía el bolso valorado en 38 000 dólares era la señora Winfrey, y la “tasó” como una mujer negra con dinero, pero no con tanto dinero como para comprar un bolso de 38 000 dólares. Un bolso que sirve lo mismo y que es tan bonito como uno de, pongamos una cifra alta, mil dólares. Una valoración que hirió profundamente a Oprah, quien estuvo a punto de comprar la tienda completa para demostrar su solvencia, es decir, su valía.

El Gobierno suizo, a través de su Oficina de Turismo y los verdaderos dueños, se disculparon de inmediato con la agraviada. Pero, ¿dónde ubicar el origen de la confusión?, ¿a quién acusar de racista? Es verdad que el servidor número uno del Gran Capital es negro, pero también es cierto que un custodio blanco en Miami acaba de ser exonerado por un tribunal después de haber asesinado a un negro que le parecía sospechoso, por ser negro. ¿Las verdaderas causas? Bueno, hay tantos negros –Malcoml X decía que negros somos todos los habitantes del Sur, los nativos de América Latina, África y Asia–, impedidos de comprar los alimentos de cada día, como dólares acumula Oprah Winfrey.

Para esos negros, el racismo se mide con otra vara. No resultan sospechosos de no poder comprar un bolso de 38 000 dólares, sino de caminar en horario nocturno cerca de las tiendas que venden los alimentos o de los barrios de aquellos que usufructúan su pobreza. Oprah Winfrey sufrió una versión muy sofisticada de ese racismo. No son, no somos, más pobres, porque seamos menos capaces, sino por una historia de vencedores y vencidos, de explotadores y explotados, que nos margina, todavía hoy. Oprah Winfrey no se sintió humillada porque alguien dijera que ella, siendo negra, no podía ser tan buena entrevistadora de televisión, o no podría ganarse honradamente la vida, sino porque alguien supuso que no tendría tanto dinero como para tirarlo en un bolso de 38 000 dólares.

Ser implica parecer y parecer, en ese sistema, significa tener. Recuerdo al famoso dream team estadounidense de baloncesto, que acudió a los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992. Por supuesto que eran magníficos jugadores. Casi todos sus integrantes eran negros y todos, claro, eran ricos. No se hospedaron en la Villa Olímpica –había que marcar la diferencia–, sino en un lujoso hotel de la ciudad. Y cuando un atleta del equipo angoleño de baloncesto, el primero en enfrentarlos, habló de que en las Olimpiadas se jugaba por la amistad y la fraternidad, uno del estadounidense rectificó: ellos estaban allí para aplastar a sus contrarios por un margen de cien puntos. Eso hicieron.

Para aquellos que siguen en el bando de los “vencidos”, el racismo puede conducir a la muerte. Para Oprah, que ya pertenece al de los “vencedores”, será solo una anécdota contada en una fiesta privada, a la que asistirá con su bolso de 38 000 dólares.

(Tomado de La Isla Desconocida)

Se han publicado 37 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • aaron83 dijo:

    Estos artículos sensacionalistas externos por mucha crítica y enfoque social que le den, son los q me sacan de paso…pero hagamos el debate, para eso es este sitio no?..

    NO me gusta mirar al horizonte sin verme mis pies descalzos…En lo personal como ophra gasta sus millones no me incumbe porque ella vive en una sociedad capitalista q se acomoda al más postor a años luces de mi barrio.

    ¿sabe lo que si me molesta?…ver en nuestra sociedad socialista un tipejo montado en un bmw o mercedes chapa mejornomenciono sacado a tirillitas del cuero del pueblo a millón por 5ta avenida como q se lo merece todo mientras un doctor sacrificado, una maestra comprometida, un obrero de la construcción ni remotamente puede soñar ahorrar para comprarse un “polaquito”…

    El artículo y me disculpan, está fuera y horrorosamente fuera de lugar. Existen mejores y más inteligentes formas de ejemplificar.

  • Juno dijo:

    no entiendo el fin del articulo.

    • JOMACH SAYS dijo:

      LO MISMO LE PASO A UN AMIGO MIO EN UN BAR CON UN BARMAN QUE NO QUERIA SERVIRLE UN TRAGO QUE COSTABA 15 CUC PORQUE POR LA PINTA PENSÓ QUE NO IBA A PAGAR O QUE ERA UNA BROMA
      Y MI SOCIO DESDE ESE MOMENTO LE PAGO TODO LO QUE QUISIERAN TOMAR A UNAS 12 PERSONAS QUE HABIAMOS ALLI
      EL BARMAN….TUVO QUE SALIR

  • El distinto dijo:

    Excelente articulo. Me pregunto para que quiere nadie un bolso de

    38 mil dolares. Me pregunto tambien que puede tener un simple bolso

    para valer tanto.

  • QUETEPARECE dijo:

    LOS VERDADEROS MILLONES DE LAS PERSONAS ESTAN EN LA FORMA DE CONDUCIRSE Y COMPORTARSE ANTES LOS PROBLEMAS DE LOS DEMAS, ESTOS SE LLEVAN EN EL INTERIOR LOS QUE NO HACE FALTA PREGONARLO EN VOZ ALTA, SI NO HACERLO SENTIR EN LOS DEMAS CUANDO NOS NECESITAN, NO IMPORTA RAZA ALGUNA.

  • NICANOR O'DONELL dijo:

    ESTIMADO PERIODISTA
    UD DEDICA UN ARTICULO COMPLETO AL BOLSO DE OPRAH Y A LAS DIFERENCIAS DE CLASES Y RACIALES EN EL CAPITALISMO.
    DEDIQUE TAN SOLO UN PARRAFO AL MALTRATO QUE SUFRIMOS A DIARIO LOS CLIENTES CUBANOS EN CUALQUIR TIENDA RECAUDADORA DE DIVISAS, NO EN HAITI NI EN EUROPA,SINO EN CUBA.
    COMPRE UNA OLLA REINA O MULTIPROPOSITOS EN UNA TIENDA TRD HACE DOS DIAS,AL LLEGAR A LA CASA ME PERCATE,(PUES VENIA CERRADA EN UNA CAJA Y EL VENDEDOR LA PROBO Y ME DIJO ESTABA PERFECTA)QUE LA TAPA NO CERRABA HERMATICAMENTE.
    TENIA MI COMPROBANTE Y YA NO ME DABA TIEMPO A CAMBIARLA PUES ERA CASI LA HORA DE CERRAR Y TENDRIA QUE TRASLADARME A UNA BUENA DISTANCIA DENTRO DE LA CIUDAD.
    TEMPRANO EN LA MANANA DEL DIA SGTE ME DIRIGO AL INMUEBLE, CON MI CAJA Y LA FLAMANTE OLLA,TODO EN ORDEN, CON SU PROPIERDAD Y DE BUEN ANIMO. HABIA PAGADO CASI 60 CUC POR ELLA Y AL LLEGAR A LA PUERTA, EL PORTERO ME DIJO QUE NO PODIA ENTRAR CON LA CAJA QUE TENIA QUE DIRIGIRME A DONDE SE ESPECIFICABA EN LA PROPIEDAD, SERVICIOS TECNICOS PARA REPARAR O DETERMINAR LA DEVOLUCION DEL ARTICULO. DICHO LUGAR ES A DOS KILOMETROS DE ALLI.
    LOGRE AL FIN TRAS CONVENCERLE PARA PROBAR SUERTE A PLANTEARLE LA SITUACION A LA DEPENDIENTE, QUIEN RAPIDAMENTE ME ASEVERO NO TENIA SOLUCION, DEBIA IR A LOS TALLERES DE SERVICIOS TECNICOS Y NO ME DEJO EXPLICAR MAS.
    TRAS LA PERIDA DE MI ECUANIMIDAD Y TODO LO QUE DIJE EN EL LUGAR SIN CAER EN GROSERIAS,O GFALTAS DE RESPETO ALOS TRABAJADORES; PEDI LA ATENCION DE LA GERENTE O ALGUIEN A CARGO DE LAS QUEJAS. EN UNOS MINUTOS ACCEDIERON A ATENDERME .
    ENTONCES TRAS UN RATO DE CONVERSACIONES EN UNA OFICINA CON MI ESPOSA, PORQUE NO ME ENCONTRABA COMO PARA ESTABLECER YO LA DISCUSION, DECIDIERON CAMBIARM,EL ARTICULO POR OTRO.(SEGUN ELLOS VIOLANDO LO ESTABLECIDO)QUE LAS NORMAS DE ESTAS TIENDAS PROHIBEN LA DEVOLUCION DEL ARTICULO O EL EFECTIVO.SIN EMBARGO AL ADQUIRIRLA ME HABIAN EXPLICADO QUE TENIA UNA GARANTIA DE 3 MESES
    SI NUNCA COCINE EN ELLA Y LA DEVOLVI PERFECTAMENTE EMBALADA Y SIN SIGNOS DE ALTERACION,ANTES DE TRANSCURRIR LAS 24 HORAS DE EFECTUADA LA COMRA-VENTA, COMO ES POSIBLE QUE LA RESPUESTA FUERA,ACUDIR DIRECTO A LOS TALLERES DE SERVICIOS TECNICOS?
    CUANTOS COMO YO,TAL VEZ DE ESCASO RECURSOS O SIN NIVEL EDUCACIONAL,CON DIFERENTE TEMPERAMENTO CALLARAN, IRAN ALOS TALLERES Y SE ENROLLARAN POR MESES EN UN DILATADO “CUENTO DE LA BUENA PIPA” QUE NUNCA ACABARA.
    AMIGO, ESTOY SEGURO QUE CUALQUIER CUBANO, AUNQUE SEA NEGRO SI TUVIERA EL DINERO DE OPRAH, TAMBIEN IRIA A UNA DE ESAS TIENDAS A COMPRARSE NO UN BOLSO ,SINO UNA OLLA,HORNILLA,O UN VENTILADOR DE 38000 DOLARES PERO CON CALIDAD Y SEGURO DE SU GARANTIA.
    EL SER HUMANO NO VIVE COMO PIENSA, SINO QUE PIENSA ACORDE A COMO VIVE Y A SU NIVEL DE INGRESOS.NO IMPORTA SI VIVE EN CUBA SOCIALISTA O EN USA.
    EL CUBANO PROMEDIO ES MAS “ESPECULADOR Y PACOTILLERO” QUE CUALQUIER OTRO TURISTA EN EL MUNDO,SOLO QUE NO MANEJA ESAS SUMAS,POR CUESTIONES LOGICAS.HAGA LA PRUEBA Y VERA.
    EN CUBA,SIEMPRE SE PREOCUPAN POR CUANTO GASTA UN RICO EN OTRO PAIS Y CUANDO VAMOS A ESCRIBIR SOBRE LOS PROBLEMAS DEL OBRERO EN ESTA TIERRA?
    AQUI NO EXISTE OPRAH PERO HAY GERENTES DE FIRMAS,MUSICOS Y DEPORTISTAS ASI COMO OTROS ARTISTAS,O CUENTAPROPISTAS QUE VAN A LA BOUTIQUE Y COMPRAN PARES DE ZAPATOS PARA SU HIJOS ADOLESCENTES O JEANS DE CASI 100 CUC.
    LOS HIJOS DE CIENTIFICOS,MILITARES,MEDICOS,INGENIEROS O LA HIJA DE MI VECINA QUE ES AUXILIAR DE LIMPIEZA NO TIENEN NI MOCHILA NI TENIS NUEVOS,PARA IR AHORA EN SEPTIEMBRE A SU ESCUELA.
    DE QUE HABLA ENTONCES,SR.UBIETA?

    • Ainier Crespo dijo:

      El mejor comentario que he leido en los ultimos tiempos…muy acertado….muy objetivo….

    • angel perez dijo:

      excelente ASI SE HABLA

  • Sergio dijo:

    Es así UBIETA, es muy dificil erradicar es “pensamiento social” arraigado por tanto tiempo en la sociedad, en los individuos, es muy dificil “quitarse esas cosas” de la cabeza.

    En CUBA, aún cuando se ha intentado, tampoco se ha erradicado, lo sabes bien. Espero que también un día escribas algo al respecto, de esta misma manera, como una ANCEDOTA, vaya.

    Saludos,

  • Silvia Martínez Calvo dijo:

    Muy interesante y real sus valoraciones sobre lo ocurrido a Oprah, pero me parece que denominar a Obama como “el servidor número uno del Gran Capital”, también traduce cierta dosis de racismo. ¿No cree?.

    • Silvio Jova Argota dijo:

      Silvia Martínez Calvo:
      No es que Obama sea un sirviente por su color; es que el Presidente de los Estados Unidos tiene esa misión: servir a los intereses del Gran Capital, aunque sea blanco, rubio, anglosajón y protestante.

    • katana dijo:

      no creo, obama no es el servidor numero uno del capital pq sea negro, si pq es un presidente de los EEUU, antes de el lo fue Bush y antes que el mas de 50 blancos.

  • Juanito Tucupey dijo:

    Lo que SUPUESTAMENTE le sucedio a Ophra puede verse en la pelicula “Pretty Woman”

    El problema que es mucho el complejo que tienen algunos con su raza y cualquier equivocacion o maltrato de una persona se lo toman demasiado a pecho.

    Usted parece que desconoce que un jurado exonero de la culpa que se pretendio al que mato a Travor Martin, el señor Zimmerman no es lo que se conoce como un “blanco”, y por supuesto muchos, demasiados negros han tratado de hacer de esta desgracia entre dos personas diferentes un problema de indole racial para acercar la sardine a su sarten. Podra decirse lo que se quiera pero no fue un problema racial, lo hicieron racial los negros para su conveniencia, incluyendo al negro mayor Hussein. Todos los dias mueren blancos a manos de negros y negros a manos de negros y negros tambien a manos de blancos, pero las estadisticas son bien claras.

    Durante cuantos años y aun ahora en nuestra patria han discriminado sobre todo a los cubanos por ser cubanos y no por el color de su pellejo? O es que el comentarista vivia en Paris cuando todo eso ocurria y continua ocurriendo. En Cuba, en Varadero, en el Habana Libre, en La Habana Vieja, en Centro Habana.
    Una mulata no puede enamorarse de un español o italiano porque inmediatamente es calificada de prostituta, jinetera. Sin embargo, nuestra gran lider, la primera dama de la Republica, Mariela Castro se ha casado 3 veces y ninguno ha sido cubano.
    Saque usted sus propias conclusions.

    • gilberto dijo:

      fijate si es complejo,
      que la prensa senalo en esos dias:

      hombre blanco “racist” celebra la absolucion de Z y mujer negra “indignada” protesta frente al capitolio

    • Icarly dijo:

      !!! TIENES TODA LA RAZON DEL MUNDO Y MAS, TE EXCEDISTE, APRETASTE E INCLUSO HASTA ETC !!!!

      PD:
      TODAVIA ME PREGUNTO COMO ES QUE TE SUBIERON EL COMENTARIO.

  • gilberto dijo:

    incidents rasistas peores que esos, mucho peores inundan cualquier parte del mundo de hoy

    PERO, la dependiente en cuestion es una tonta mas de entre los millones de tontos que habitan el mundo (Galeano preguntaria: y este fue el espermatozoide mas rapido?)

    y Silvio Rodriguez dijo que: TENER NO ES SIGNO DE MALVADO Y NO TENER TAMPOCO ES PRUEBA DE QUE ACOMPANE LA VIRTUD

    seria bueno dejar de promover el concepto de la envidia en contra del que tiene, denunciando que a quien le falta, le falta lo que el rico le quito

  • Enrique Ubieta dijo:

    Interesantes comentarios, con los que puedo dialogar. Uno de los temas del artículo, obviamente, es el racismo, y más que el fenómeno en sí, sus causas (indisolublemente unidas al capitalismo como fenómeno histórico). Pero no es el único tema, aprovecho la anécdota para retomar otro: la asociación que la cultura del tener establece entre el éxito y la riqueza. Para mí no sería un insulto que alguien me estimase imposibilitado de comprar un bolso de 38 000 dólares. Esa “incapacidad” no está asociada a mi concepto de dignidad humana. Pero sí consideraría ofensivo que alguien sospechase de mi honradez o de mis capacidades, solo por mi apariencia física. Asociar la dignidad, el valor de un ser humano a su capacidad de compra, es la esencia del capitalismo. No importa si el que muestra esa “capacidad” es un delincuente de cuello blanco o de mano armada, si es un corrupto o un heredero inútil. El sistema coloca el tema del racismo precisamente en el imaginario de la cultura del tener: los negros pueden ser tan ricos y poderosos como los blancos. Y Oprah debió de sentirse herida de que dudaran de su enorme solvencia económica. En la película “Pretty Woman” la indebidamente juzgada es blanca, pero en la dependiente opera otro tipo de “evaluación”, que en el fondo es la misma: su ropa suponía un bajo nivel adquisitivo. El problema en Oprah es la piel. ¿Por qué? Ah, porque en el Sur –el territorio de las ex colonias, del subdesarrollo inducido, el territorio de los latinos, de la mayor parte de los asiáticos y los africanos, pero también de los habitantes de Harlem, por ejemplo–, la mayoría de los ciudadanos son pobres. Eso de que podemos ser tan ricos y poderosos como los blancos (los “verdaderamente” blancos, que son los del Norte) es el cuento de Cenicienta. Porque la base del sistema excluye esa posibilidad, es solo eso: un cuento de hadas y princesas. Siempre habrá una, dos, cien Cenicientas, como Oprah, para confirmar el cuento. ¿Y por qué? Bueno, busquen en los libros de historia. Yo he viajado en avión de una ciudad a otra en territorio estadounidense, y es casi una rutina esperada que me incluyan en el grupo de los sospechosos, por ser latino, y claro, cubano residente en Cuba. He visto en La Habana el crecimiento de algunas manifestaciones de racismo. En Cuba no existen policías que asesinen –La Habana, el país, a pesar del incremento relativo de los delitos, sigue siendo un lugar seguro–, pero es frecuente que “sospechen” indebidamente de un joven, por su apariencia física o su piel. Mientras la sociedad cubana fue igualitaria, incluso de forma excesiva, dejó de ser visible el racismo, aunque no se extinguiera del todo. Su resurrección, se corresponde con la de algunos valores propios del capitalismo. El racismo no se erradica solo con leyes, con decretos, anida en la conciencia, en la sicología social, en las tradiciones familiares, en las condiciones de vida. Y la cultura vigente en el mundo (Cuba es parte del mundo), es la capitalista. Pero ninguna sociedad está en mejores condiciones de combatirlo, siempre que avance en su crítica y erradicación por el camino alternativo que abre el socialismo. Criticar el racismo en Cuba, en cualquier lugar del mundo, es criticar el capitalismo, es advertir sobre el capitalismo. Y el bolso de Oprah es una magnífica distracción mediática, que solapa el verdadero trasfondo del problema. Por último, y no sé si valga la pena aclararlo a estas alturas, cualquier presidente de los Estados Unidos, blanco o negro, es solo un servidor, el número uno, del Gran Capital.

    • ANGEL dijo:

      Es una triste realidad, en una ocasión una dependiente me subestimo el poder comprar un cinto de 15 CUC, ella tenia razón, no podía adquirirlo pero lo que realmente me molesto fue su altanería por ver en mi a Liborio

  • Silvia Martínez dijo:

    No, mi tocayo Jova,no trate de arreglar con una interpretación “politizada” lo que el articulista expresó sin precisar ese enfoque que usted ahora traduce. Aprovecho para comentarle que esa “segregación de cubana” que menciona otro forista, la recibí hace unos años en un lujoso hotel en Varadero y no deseo revivir el hecho, para que no lo incluyan entre las “anécdotas”. Afortunadamente, esos tiempos quedaron atrás, pero debemos aprender a no criticar constantemente hechos y comportamientos en otros lugares, cuando por acá también se reproducían y aún se reproducen y no solamente vinculados al problema racial.

  • aSi2 dijo:

    Muy bueno…el grueso de los comentarios. Considero el artículo de Ubieta un poco enrevesado y con trazas de manipulación.

  • Antonio Urquiza dijo:

    Bueno, es insultante en medio de la pobreza del mundo gastarse 30 mil dolares en una cartera, y ademas de piel de cocodrilo, le van a caer encima los ecologistas y protectotes de animales, que no de humanos. Pero no hay que ensañarse con la negra celebre, señores, que como quiera que sea fue victima del racismo, a pesar de su plata. La Beyoncé se gasta medio millón de renta mensual y nadie se mete con ella a no ser los trogloditas de la derecha cubana en el Congreso de EU y en la OFAC.

  • alfredo dijo:

    Cuando leo, a veces, me recuerdo lo que escribió Borges, que los periodistas escriben para el olvido.

    Me pregunto cuantos cubanos han visto el programa de Oprah…

    A, Ubieta, le recomiendo que reescuche el tema de Delgado: como ser negro y no morir en el intento…De la NBA a Oprah…suerte que yo soy politeista, no racista; no creo que las personas sean buenas o malas por el dinero que tengan o no… o si tienen los ojos azules o negros.

    Además, y por último; todos les fueron arriba a Zurbano cuando escribió aquello en el New York Times, pero; realmente se han dado una vuelta caminando por las calles Soledad y Amargura; no lo creo…No veo muchos periodistas o lideres de ¿opinión? por mis calles.

    • Hendris Manuel dijo:

      Este es el mejor comentario, sobre todo la última oración

  • Abel dijo:

    Increible, un bolso de 38000 dolares, realmente cuantas personas pueden darse en el planeta tierra ese lujo absurdo, sin importar mucho la raza el capital divide a los hombres en dos bandos los que tienen dinero y los que no, si tu piel es blanca y entras a esa tienda y esa misma vendedora te ve pinta de pobre de solemnidad o hasta de clase media te va discriminar lo mismo que si fueras un negro o un amarillo o algun color intermedio, en fin la dependienta probablemente se convierta en la heroina de los skinheads o de los ubers, y mientras tanto Oprah se ira a comprar a nueva york donde de seguro le abren con gusto las puertas de todos los negocios pues tiene la absurda cantidad de 2700 MM de dolares.

  • AGC dijo:

    Ubieta:
    Salvando las distancias eso también sucede en Cuba. Soy médico especialista en Bioquímica Clínica, me dedico a la investigación. Por esa razón trabaje varios años en el polo científico (a lo mejor tu eres hermano de Raimundo, fuimos compañeros de trabajo), recuerdo que en la época que por cortesía del Comandante nos daban 70CUC cada 6 meses decido ir a las tiendas a comprarle un juguete a mi pequeño hijo por su cumple. Una de las tiendas que visité fue el departamento de juguetería de la Galería del Comodoro. Una vez en aquel departamento me llamó la atención un camión de juguete de unos 50-70cm de largo. Cuando le pido a la dependienta que me lo muestrara me miró de arriba abajo y me respondió tajantemente “TU NO TIENES DINERO PARA PAGAR ESO”. Te imaginaras lo humillado que me sentí y la sarta de cosas que le dije, claro está sin ofender ni gritar. Como Ophra, no soy ni millonario, ni negro (que conste que si lo fuera me sentiría igual de orgulloso por el color de mi piel), pero me juzgaron por no ir vestido con ropa de marca. El caso de Oprah trascendió por ser una estrella ultrarecontramillonaria pero aquí en nuestro país el cubano de a pié que vive modestamente de su salario en ocasiones es humillado no solo en las tiendas sino en los agromercados como el de 19 y 42. Pero como diría Pánfilo “esa es otra historia” bien reciente que no viene al caso.

  • Sagua dijo:

    Hay una parte del artículo que califica a la dependiente como la pobre dependiente –ella también es una víctima–, no se percató de que la señora que le pedía el bolso valorado en 38 000 dólares era la señora Winfrey, y la “tasó” como una mujer negra con dinero, pero no con tanto dinero como para comprar un bolso de 38 000 dólares.
    La dependiente tiene la mayor culpa por no tratar al cliente con profesionalidad, ya sea de cualquier color.
    Eso digo.

  • luz dijo:

    yo pienso que el racismo es uno solo. no existe el racismo sofisticado. debemos eliminar cualquiera de sus manifestaciones, sean las sean y afecten a quien afecten.
    luz

  • Luis alvarez. dijo:

    He tenido la oportunidad de estar en el programa de Oprah y estaràn de acuerdo conmigo los que han estado, la diversidad de clases sociales y etnicas que lo visitan negros, blancos, mestizos hasta chinos y japoneses y cualquier clase de personas no es lo que las personas como ella tengan o dejen de tener, señores el tema de la discriminaciòn sera eterno, recientemente vi una pelìcula su nombre LA CURA , la historia de dos niños uno infestado por el sida y otro querièndolo ayudar se enfrentan a situaciones que le parten el alma a cualquiera, estoy totalmente de acuerdo con lo que manifisestan muchos de los lectores , desde siempre el simple hecho de ser de color en algunos lugares del mundo les destroza el alma a cualquiera y el dinero no hace la diferencia. Me cae muy bien Oprah y no presisamente por lo que tenga sino por lo que comunica

  • Luis Alfonso dijo:

    Hola foristas
    Increible este articulo. no seria mejor que el periodista se centrara en las innumerables anecdotas que le ocurren cotidianamente a muchos de los cubanos de raza negra.Traer a la Sra. Oprah Winfrey y su incidente aqui en un articulo de Cubadebate, para muchos cubanos que, sin insultar, no saben quien es y lo que representa para la cultura de masas de USA, tiene un tufillo manipulador.Ojala seamos lo suficientemente valientes para abordar y criticar de manera constructiva el sinumero de hechos con marcado matiz racista que nos asisten dia a dia.

Se han publicado 37 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Ubieta

Enrique Ubieta

Ensayista y periodista cubano. Director de la publicación “La calle del medio”.

Vea también