Imprimir
Inicio » Opinión  »

Eduardo Galeano: Lenguaje 3

Publicado en: Domingos
| 17

letrasEn la época victoriana, no se podían mencionar los pantalones en presencia de una señorita.

Hoy por hoy, no queda bien decir ciertas cosas en presencia de la opinión pública: el capitalismo luce el nombre artístico de economía de mercado; el imperialismo se llama globalización; las víctimas del imperialismo se llaman países en vías de desarrollo, que es como llamar niños a los enanos; el oportunismo se llama pragmatismo; la traición se llama realismo; los pobres se llaman carentes, o carenciados, o personas de escasos recursos;
la expulsión de los niños pobres por el sistema educativo se conoce bajo el nombre de deserción escolar; el derecho del patrón a despedir al obrero sin indemnización ni explicación se llama flexibilización del mercado laboral; el lenguaje oficial reconoce los derechos de las mujeres, entre los derechos de las minorías, como si la mitad masculina de la humanidad fuera la mayoría; en lugar de dictadura militar, se dice proceso; las torturas se llaman apremios ilegales, o también presiones físicas y psicológicas; cuando los ladrones son de buena familia, no son ladrones, sino cleptómanos; el saqueo de los fondos públicos por los políticos corruptos responde al nombre de enriquecimiento ilícito; se llaman accidentes los crímenes que cometen los automóviles; para decir ciegos, se dice no videntes; un negro es un hombre de color; donde dice larga y penosa enfermedad, debe leerse cáncer o sida; repentina dolencia significa infarto; nunca se dice muerto, sino desaparición física;
tampoco son muertos los seres humanos aniquilados en las operaciones militares: los muertos en batalla son bajas, y los civiles que se la ligan sin comerla ni beberla, son daños colaterales; en 1995, cuando las explosiones nucleares de Francia en el Pacífico sur, el embajador francés en Nueva Zelanda declaró: «No me gusta esa palabra bomba. No son bombas. Son artefactos que explotan»; se llaman Convivir algunas de las bandas que asesinan gente en Colombia, a la sombra de la protección militar;

Dignidad era el nombre de unos de los campos de concentración de la dictadura chilena y Libertad la mayor cárcel de la dictadura uruguaya; se llama Paz y Justicia el grupo paramilitar que, en 1997, acribilló por la espalda a cuarenta y cinco campesinos, casi todos mujeres y niños, mientras rezaban en una iglesia del pueblo de Acteal, en Chiapas.

(Tomado de Patas arriba. La escuela del mundo al revés.)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • carlos e. bischoff dijo:

    Es verdad, es la prostitución del lenguaje a que cada día someten, el disfraz de lo muchas veces terrible con el torpe vestido de lo digerible. Sin embargo, hay cosas contra las que no pueden, y muchas son las que adquieren o readquieren de a poco, con esfuerzo, su real significado.
    Cuba sique queriendo decir Dignidad.
    Che quiere decir ejemplo.
    Fidel quiere decir Comandante en Jefe.
    Galeano sigue queriendo decir Maestro.
    Chau

  • Natalia Franco dijo:

    ¡Qué puedo decir que alguien no sepa sobre Galeano! Su sabiduría y sencillez las traduce en palabras magníficas que todos podemos entender. No adorna nada con términos rebuscados, su sencillez y profundidad nos llegan a lo más interno de nuestros sentidos y, su sensible intelectualidad, hacen del gran Galeano, un sabio.

    Natalia Franco
    Córdoba, Argentina

  • La caimana dijo:

    ¡Qué lúcido es este gran intelectual y qué preclaro sus artículos!Es un orgullo para Latinoamérica poder contar con su obra.

  • Julio César dijo:

    "No hay que ir a las palabras- decía Martí- sino a lo que hay debajo de ellas"... Rescatar la palabra es revelar la humanidad del hombre.
    Julio César

  • Fidel E. Castro dijo:

    Soy "fan" de Galeano desde hace muchos años. Cada artículo suyo es franca y deliciosamente esclarecedor pero, hay algo más que seduce en su escritura y que yo lo identifico como un fino hilo de humor apenas perceptible pero que le da ese "sazón" tan peculiar a su lectura. Bravo maestro!

  • inti peredo dijo:

    en colombia a los desplazados por el narcouribismo les dicen turistas,al enriquecimiento ilicito les dicen emprendedores,al salario de hambre salario vital,a los corruptos congresistas,a los luchadores populares auxialiadores de la guerrilla .y no mas porq la narcoligarquia y su gobierno testaferro el narcouribismo tiene diccionario propio

  • Rafael Aguilar dijo:

    Llaman exitoso hombre de negocios al que no tiene escrupulos morales para obtener "beneficios sobre la inversion", llaman modernizacion de la economia a la entrega de los recursos naturales a las transnacionales.
    Eduardo Galeano siempre tiene ese tono satirico y divertido de decir las cosas, sus escritos son toda una leccion ojala publique con mas frecuencia, que latinoamerica deje de alimentar al imperialismo vampiro que bebe su sangre que pueda por fin detener la hemorragia de sus venas abiertas.

  • ivan dijo:

    Hay gente burguesa y no burguesa que sabe estas cosas pero no quieren abrir los ojos ante tanto cinismo. Que profunda puede llegar a ser la alienación imperial en la cabeza de algunos.

  • George Castro dijo:

    La obra de Eduardo Galeano es imprescindible para mi desde que la conocí. Tiene el don de comunicarse con magnético lenguaje para aquellos que lo escuchen. Su obra es una obligada reflexión palabra a palabra.
    Creo que su literatura debía estar al alcance de todos en cualquier formato.
    Es genial.

  • Mirella dijo:

    Gracias Galeano, por Lenguaje 3, lo encuentro fenomenal, gracias Cubadebate por publicarlo, leo todo lo que puedo de este genial escritor.

  • soledad dijo:

    Las palabras son sutiles, es importante saber lo que decimos , lo que dicen y lo que dejamos de decir. El que quiere escuchar va más allá de las palabras.
    hay una frase que dice: las palabras suaves duermen en oídos necios.

  • Milagros dijo:

    Es importante saber que decir, y como decirlo. Cada frase tiene un cierto cinismo, y bastante de verdad

  • marcela dijo:

    Al igual que la hipnosis que provoca la imagen, la forma del lenguaje, el cómo se dicen las cosas es usado por las ideologías dominantes para adormecernos, para que nuestra capacidad de acción y reacción sea casi nula, para que no salgamos de esa zona ilusoria de confort y comodidad. Galeano, con su artículo es poseedor de la palabra clave, del chasquido que nos despierta y nos pone en movimiento.

  • María dijo:

    las palabras hablan por si solas, pero esta en nosotros saber utilizarlas. por eso es importante saber que decir en el momento adecuado..

  • Mercedes dijo:

    Hay mucha ironia en el texto en cuanto a los nombres y lo que eran. Hay nombres despectivos para llamar las cosas.. El texto es divertido gracias a esa ironia.

  • Evelin dijo:

    El lenguaje es lo que somos, nuestras ideas, pensamientos y sentimientos diferentes; es lo que nos hace humanos. Es la esencia de la vida.

  • Milagros dijo:

    Te dicen todo lo junto, me encanta el texto

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eduardo Galeano

Eduardo Galeano

Escritor y periodista uruguayo. Es el autor del libro "Las venas abiertas de América Latina".

Vea también