Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

El agitado mundo y la inopia informativa

| 8

Vivimos tiempos convulsos, momentos en los que estamos asistiendo al enquistamiento de guerras de agresión transformadas en conflictos de baja intensidad permanente y a la gestación de un conflicto que, desde proporciones regionales puede llegar a alcanzar, ojalá no, proporciones globales.

Parece que estoy exagerando, que soy uno de esos conspiranoicos que viven de profecías apocalípticas que nunca se cumplen ¿Quién soy yo para hacer tales análisis, cuando nuestros medios de comunicación muestran la absoluta normalidad de la anormalidad cotidiana de guerra y miseria permanente?

No sé si estos grandes medios permanecen en la inopia o si son sus redactores y redactoras los indigentes culturales. Me inclino por pensar que de redactor jefe hacia arriba, sí se maneja buena información, pero a veces lo dudo. Lo que es evidente es que el periodismo de hoy en día, por lo menos en lo que se refiere a la política internacional, se mueve dentro de una superficialidad que oculta la interconexión de los hechos. Es decir, es una fabrica de informaciones continuas que jamás se detiene para reflexionar. De esta manera jamás podremos tener una visión global de las cosas. No será posible entender nada.
Sirva como ejemplo una intervención que escuché recientemente en una radio. Hablaba una politóloga de origen iraní alertando del próximo inicio de una agresión a Irán por parte de EEUU e Israel, que puede llevar a un conflicto global, es decir, a una guerra mundial. La estupefacción del plantel de todólogos o la trivialización incrédula de un posible conflicto, ni siquiera regional, nos da la medida del nivel de desinformación, inherente o adquirida, que manejan.

La volatilidad estratégica que estamos viviendo no es la primera vez que es denunciada, de hecho, líderes históricos como Fidel Castro llevan meses alertando sobre la posibilidad de un conflicto en el que se emplearían armas nucleares y que puede afectar a las grandes potencias. Denuncias y análisis continuamente silenciados o contados como anécdotas por los grandes medios de comunicación.

Para un observador mínimamente informado el momento es extremadamente preocupante a todos los niveles. Tanto en el económico, con los ataques del poder financiero a las naciones, como en la pelea por los recursos energéticos y áreas de influencia comercial entre un poder imperial en el principio de la decadencia y los países que emergen como potencias regionales más sus aliados.

No nos puede pasar desapercibido, aunque nos lo presenten como anécdotas inconexas, el reordenamiento de Oriente Medio en una segunda fase tras la invasión de Irak y el aseguramiento del estratégico Afganistán. El nuevo acoso a Rusia para que no emerja otra vez como potencia, cuando con el «escudo antimisiles» se le lleva a una nueva carrera armamentística. La desestabilización continua de Pakistán, para evitar un demoledor eje China-India-Rusia. El debilitamiento del poder europeo no anglo, por medio de la guerra económica. La contención, a toda costa, recién reconocida por Obama en el reordenamiento de sus fuerzas armadas, de China. Acontecimientos que dibujan claramente un escenario de extrema tensión, que puede llevar a un conflicto a gran escala.

Con estos datos un profesional del periodismo bien formado debería estar analizando e informando a su población. Por el contrario, asistimos a la banalización permanente y al moldeamiento de la realidad según los intereses de los que pagan, verdaderos detentadores de la llamada «libertad de prensa».

El rol de los grandes medios de comunicación es, sin ningún genero de dudas, la desinformación de la mayoría de la población y la creación de opinión al servicio de los poderosos, siempre en simbiosis con la industria de entretenimiento que forma las emociones.

Grandes emporios del empobrecimiento cultural histórico, que en vez de explicar el mundo lo dibujan a su antojo, para que solo podamos pasar de la ignorancia al shock cuando haga falta implementar medidas de excepción.
Decía Clausewitz que la guerra es la política por otros medios y nosotros podemos afirmar que la industria de la comunicación es la guerra por otros medios. Donde, en vez de misiles, se utiliza el bombardeo desinformativo, la inconexión y el empobrecimiento cultural para que las personas no alcancen los medios con los que puedan formar un pensamiento que explique el mundo en que viven.

Indudablemente se puede terminar afirmando que estos grandes medios de comunicación son una parte importante del «complejo industrial-militar» del que nos alertó Eisenhower y que hoy trabaja para vencer sin condiciones o llevarnos a un conflicto de dimensiones desconocidas.

Por eso, la necesaria insistencia en conseguir medios de comunicación que puedan empezar a revertir la hegemonía cultural de los mensajeros de la muerte.

(Publicado la revista Zocata de IU Yecla, Murcia)

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Enrique Cortés dijo:

    Es indudable que esto es todo un aparataje nefasto y genocida en contra de las mentes y más particularmente la de las nuevas generaciones de jóvenes, que no visualizan otra cosa más que la fantasía y la diversión enajenante o sea con la mayor dosis de “diversión y distracción posible”, para desenchufarte cuando tu planeta tierra puede ser destruido con solo accionar uno o dos o tres teclas. También juega su papel, en este perverso andamiaje la utilización y la sobre propagandizacion de los espectáculos deportivos, porque si bien es cierto las ligas y los topes o juegos llevan su ritmo y su atracción normal, pero sirven a los propósitos de “meterte a un mundo que te saca de la realidad objetiva”. No cabe duda que la humanidad está pasando por esta nueva fase, dentro de lo que podemos afirmar, que son las “últimas patadas de ahogado del sistema capitalista”, por lo que ellos y sus empresas mediáticas están “echando toda la carne en el asador”, lo que los torna más peligrosos.
    Concluyo refiriendo que es muy importante este tipo de valoración y análisis, porque esto permite que otros en otras latitudes demos nuestra opinión y esto sirva para que nos retroalimentemos, de lo que es un fenómeno social, que se puede denominar DESINFORMACION PARA FINES DE AFERRARCE AL PODER Y AL SISTEMA CAPITALISTA que como ya señalaba esta en sus últimos suspiros y me despido con estas frases del Cmdte. Fidel Castro que refieren y cito: “Estamos en una batalla de ideas, Para esa batalla es preciso que la gente esté convencida. Para defender a su patria, la gente tiene que conocer la historia de sus luchas. Hemos aprendido de la lucha. Tenemos condiciones para esa batalla de ideas. Y ellos no tiene suficientes municiones en materia de ideas.

  • Erminio dijo:

    Saludos!!!
    Estimado Javier Couso, el trabajo de los periodistas es informar sobre los eventos nacionales e internacionales. Los periodistas no son profesores de idelogia o filosofia. Su trabajo es informar los hechos y mostrarlos al publico lo mas exacto posible como estan sucediendo. Si tu le pones ideologia a los eventos que estas narrando los estas contaminando y te estas poniendo un traspies a ti mismo como periodista. Deja que los que esten oyendo las noticias le pongan los adjetivos que quieran, pero por favor, tu haz tu trabajo dignamente.

  • florecida dijo:

    Mi adjetivo para este art
    Herminio, no entiendo el tono aleccionador a Couso. Nada de lo que él dice es mentira, todo es verdad. Los hechos están reportados: continúa la manipulación informativa hacia el público de los medios de difusión capitalistas, puestos al servicio de intereses de dominación mundial.
    El acontecimiento, denuncia Couso, está expresado de muchas maneras como es por ejemplo, el engaño a las masas mediante la tergiversación de la información, su desvalorización o su ocultamiento. Meten en la cabeza de las personas mentiras, prejuicios y vacíos de información para condicionar y embrutecer sus reacciones.
    Pueden contarse con los dedos de una mano los adjetivos con algún grado de subjetividad en este artículo, el resto es presentación de hechos comprobados. Por supuesto, no solo hay reporte sino también toma abierta de posiciones progresistas ante el hecho. Más digno que eso…

  • florecida dijo:

    La primera línea decía que el artículo es necesario.

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Como dices Erminio:…”el trabajo de los periodistas es informar sobre los eventos nacionales e internacionales”…
    Si comparto contigo 100 % tu criterio, pero la realidad que la mayoría de los periodistas de los grandes medios dan cobertura solo a eventos internacionales que les interesan a las minorías para que las mayorías se “traguen”, y no hables de “ideoligización” de mensajes, que en eso, sabemos quienes son los maestros.

  • Josefina Camacho dijo:

    Hola siento que mientras los dueños de las prensas más poderosas sigan teniendo la fuerza que tienen,los periodistas que se dejan usar…seguirán publicando lo que tenga al mundo en un solo salto..Cuanto más informan…más están desinformando en mi criterio por supuesto que no soy dueña de la verdad absoluta…hasta siempre desde Uruguay.

  • ximena dijo:

    estimado erminio: suponiendo que hablas desde la sinceridad y buena intención, te respondo: primero, hay artículos peridísticos de opinión, donde caben los adjetivos, y artículos informativos, que son los que tú mencionas. Hablando de los últimos, tienes toda la razón, pero por favor analiza nuevamente las noticias y observa cómo des- informan (obvian información clave), mal- informan ( mienten) y adejtivizan en oticias que se supone son informativas. No sé dónde vives. Yo soy chilena y en mi país los noticieros son un asco. Tanto, que ya no los miro. He tenido el tiempo de seguir hace un año los acontecimientos del mundo en diversos medios ( en español, inglés, alemán y francés)y es increíble!!! por suerte existe el internet. Por ejemplo, el caso de Libya fue algo espantoso, totalmente tergiversado por los medios tradicionales. Lo mismo lo de Irán. Te recomiendo la Red Voltaire,que es francesa pero también está en español y que veas las intervenciones de Ahmadinejad en la ONU. Admirables. Suerte

  • Enrique dijo:

    ERMINIO, NO TE ENTIENDO BIEN, QUE QUIERES DECIR QUE TODO LO QUE SE PUBLICA NO TIENE SU SALPIMENTADO DE IDEOLOGIA, MAS BIEN LA MANO CARGADO DE IDEOLOGIA. ?CUALES SON LAS FUENTES ESAS IMPARCIALES, SOLAMENTE INFORMATIVAS?

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Javier Couso

Javier Couso

Vea también