Inicio » Opinión  »

Raúl en la Cumbre del ALBA: “Me voy lleno de optimismo”

6 febrero 2012 | 20
El General de Ejército Raúl Castro Ruz  (D) , presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, en la XI Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, en Caracas, Venezuela, el 4 de febrero de 2012. AIN FOTO/ESTUDIO REVOLUCION

El General de Ejército Raúl Castro Ruz (D) , presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, en la XI Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, en Caracas, Venezuela, el 4 de febrero de 2012. AIN FOTO/ESTUDIO REVOLUCION

Intervención del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la XI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno ALBA-TCP, en Venezuela, el 4 de febrero de 2012, “Año 54 de la Revolución”. (Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado)

Yo creo que el trabajo de ayer de las cinco comisiones fue muy bueno.

Ahora, de todos los temas de las cinco reuniones, según nuestra modesta opinión, el tema principal es este del Consejo de Complementación Económica; todo lo demás dependerá del éxito que tengamos en la economía.

Yo no soy economista, siempre le huí a los números, debe ser, tal vez, porque tanto a Fidel como a mí, pero sobre todo a Fidel, cuando estábamos como estudiantes en primaria y secundaria, en un colegio jesuita allá en Santiago de Cuba, internos -aprendimos mucho, desde luego-, por portarnos mal, había un hermano, Salgueiro de apellido, español, como casi todos ellos, que hacía así (Señala), que quería decir 30 cuentas de dividir, y tenía un sistema que tenía que dar 9 y múltiplos de 9, entonces no podíamos engañarlo, y a Fidel le echaban por centenares.

Era en el tiempo del recreo que teníamos que estar sacando cuentas. O sea, no soy economista, pero la vida nos obligó a ponerle atención a eso. Porque nosotros también -y hablo ya de más de 50 años de experiencia- quisimos hacer cosas muy rápidas, y ni teníamos los suficientes cuadros, y eran ideas buenas y muchas se frustraron por el camino o sufrieron diferentes descalabros. ¿Por qué?, yo me he puesto a meditar.

Esta es una opinión mía, pero también ya en nuestro propio Congreso del Partido, esos documentos que tienes [se refiere al Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución], que no sé si los habrás leído, que te entregué el segundo ejemplar; ahora tienes que leer lo que se aprobó, porque todos esos fueron modificados, unos se eliminaron, el 65 % fue modificado en las discusiones con la población, y son 313 Lineamientos que es por lo que nos vamos guiando. Ese es el programa.

Y, sobre todo, se cuida mucho que las cosas las estudiemos, que estudiemos con profundidad la factibilidad y no guiarnos por el entusiasmo. Yo creo que así vamos a andar más rápido. Desde luego, eso no quiere decir que hagamos un estudio ahora agotador para la torrefactora de café para Skerrit, esa es una decisión que puedes tomarla tú, aunque nos implique a nosotros.

Los mismos acuerdos que se tomaron ayer, que fueron magníficos desde todos los puntos de vista, según mi apreciación, lo que pude leer anoche, un poquito hoy por la mañana y lo que conversé con los compañeros que estaban al frente de nuestra delegación aquí presente, y en una breve reunión de análisis que tuvimos por la mañana, estamos todos muy satisfechos con las cuestiones que se han acordado.

Este punto, que lo planteó Cabrisas en el Consejo Económico, incluso dijo “Como ha insistido el General de Ejército”, es ese, ese es el tema más importante, y que lo hagamos bien, no pretender andar más rápido, que nos vamos a retrasar. Y el tema base para que el ALBA tenga éxito y todos los demás objetivos del ALBA, es ese, la cuestión económica.

No sé qué pensará el Banco del ALBA, no sé qué pensarán los ministros, no quiero preguntarles tampoco, va y dicen que están de acuerdo conmigo y se van a buscar un lío contigo (Risas). Esa es la cosa, coincidimos.

Antes yo también participé en todas las decisiones rápido y rápido y rápido, y después, al pasar balance, nos percatamos de que nos equivocamos a pesar de que eran ideas magníficas.

Eso es lo único que yo tenía que añadir en lo que respecta al tema de ayer.

No quiero ocupar más tiempo, ya hemos hablado y tú mismo hablaste en el desfile militar del 20 aniversario, la coincidencia con el 50 aniversario de la Segunda Declaración de La Habana, un 4 de febrero; 30 años después se produce la acción que dirigiste en 1992, y, como decías, es la consecuencia de todo un proceso. Todo forma parte del mismo proceso: uno influye al otro, el otro influye al otro, y así sucesivamente seguiremos avanzando. Las condiciones son óptimas.

Está lo de la CELAC, que ya hemos hablado de eso en público todos, que ha sido un gran paso de avance. Yo considero, no sé si en los 200 años de la independencia de América haya algún otro acontecimiento político más importante que ese, la creación de la CELAC. No sé si hay algún historiador aquí que pueda decir lo contrario.

Y la CELAC igual, ahora todo esto es una tarea de mucha paciencia, de mucha comprensión, de mucha unión, de dejar a un lado las cuestiones en las que no coincidimos, porque es lógico, ni en el matrimonio mejor llevado se coincide siempre en todas las cuestiones, con la diversidad de ideas, con el respeto a todas las opiniones, a todas las decisiones de los gobiernos. Pero este es un proceso largo que, por supuesto, no lo veremos los que estamos aquí. Hemos visto el comienzo y hemos visto que va a avanzar.

No quiero repetir cuestiones planteadas por otros compañeros, lo planteado por Correa, lo planteado por Daniel, Gonsalves, etcétera, y no tengo que estar añadiendo más. Estoy viendo que hasta Chávez está pronunciando discursos muy breves, su ministro también acaba de pronunciar una breve información precisamente sobre el Consejo de Complementación Económica.

Yo me voy lleno de optimismo. Es verdad que estamos emitiendo estas opiniones al continente entero, tú sabes que yo no soy partidario de eso, y que en Cuba nos reunimos para poder discutir a calzón quitado cuando sea necesario, con el respeto debido. Si nos decimos aquí cualquier cosita, al otro día yo quiero ver los cables: Se fajó fulano con mengano, discrepó mengano de… Pero, bueno, aquí en Venezuela tengo que acatar lo que diga el Comandante en Jefe de aquí. Pero es bueno que nos oigan también y nos conozcan.

Las otras cuestiones, basado en eso mismo a que te has estado refiriendo, habíamos preparado algunas notas sobre el ALBA, que decía que el ALBA ha logrado consolidarse como una verdadera alianza de pueblos independientes, comprometidos con una integración de nuevo tipo, inspirada en la solidaridad de la justicia social.

La implementación ya alcanzada de los proyectos económicos y sociales de la alianza, tiene impacto innegable con resultados imposibles de desconocer. No es integración de grandes monopolios trasnacionales, ni esquema de libre comercio a favor del flujo descontrolado de capital y de explotación de los trabajadores, es una estrategia de desarrollo justo y equitativo a favor de nuestros pueblos y, sobre esa base, con muchas perspectivas. Ya se ha demostrado que hay éxito.

Pero el tema económico es el tema más difícil de todos, por muchos motivos, y, por lo tanto, debe ser bien meditado antes de dar cada paso de alcance estratégico, como son las decisiones que aquí se toman, que abarcan ya intereses de varios países miembros.

Bueno, eso es todo, Chávez. Por lo menos estoy de acuerdo con todo lo que has dicho, lo que han dicho los compañeros, no debo consumirles ni un minuto más, por ahora (Aplausos).

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis Alberto Rubio Naranjo dijo:

    ESTAMOS AVANZANDO POCO A POCO Y SIN APUROS.

  • Javy dijo:

    No queda duda que esta cumbre ha tenido una relevancia superior para nuestros países, Qué viva la integración latinoamericana!

  • KNDLA-89 dijo:

    Esta ha sido una verdadera cumbre de los Pueblos de nuestro America.

  • César dijo:

    Como siempre, Cuba dando pasos firmes como ejemplo de dignidad, optimismo y sentido latoamericanista.

  • Cuba dijo:

    Me encanta como los paises de América Latina quieren a Cuba.

  • Siboney dijo:

    Solo las posturas de los líderes de la ALBA, unido a otros más con iguales criterios mantendrán Nuestra América como la quería Martí, Bolivar y el resto de nuestros próceres. El pueblo Latinoamericano quiere que estos sean sus presidentes, hombres capaces de respetar el honor y los intererses del pueblo. Coencido que a la cumbre de Las Américas hay que asistir para que los yanquis tengan contrapartida y un muro infranqueable delante de ellos.

  • Didier dijo:

    Camilo Cienfuegos es de ese tipo de hombres cuyas vidas alcanzan dimensión de leyenda y que al mismo tiempo se proyectan y se afirman con fuerza extraordinaria en el quehacer del presente y en la imagen del futuro.

    Camilo nació el 6 de febrero de 1932 en la barriada de Lawton, La Habana, en el seno de una familia de españoles, Ramón Cienfuegos Flores y Emilia Gorriarán Zavalla, que fueron los pilares fundamentales sobre los que se fue regulando su conducta y se afianzaron los valores que le permitirían, en su vida, asumir posiciones de principios desde ideas progresistas. La cada vez más difícil situación económica de la familia lo detuvo en el octavo grado de la escuela y paralizó la vocación profesional de su vida, cuando en 1940 ingresa en la Escuela Anexa de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro, estudios que tuvo que abandonar por problemas económicos. Luego sería aprendiz y empleado en la tienda El Arte.

    Camilo desde temprana edad comienza a involucrarse en la lucha política participando en protestas populares por el asesinato del inolvidable Jesús Menéndez o contra el aumento de la tarifa de los ómnibus.

    En el año 1953 viajó a Estados Unidos en busca de una mejor situación económica, pero decide regresar indignado por el ambiente existente en ese país y por la explotación a que eran sometidos los trabajadores. Posteriormente se integra a la lucha estudiantil contra la dictadura del régimen tiránico de Fulgencio Batista y, un año más tarde, fue herido por arma de fuego durante una manifestación en honor del héroe independentista cubano Antonio Maceo, razón por la cual fue fichado por el cuerpo represivo del tirano.

    Al verse perseguido y sin trabajo decidió ir al exilio, por lo que viaja nuevamente a Estados Unidos y luego se traslada a México.

    Expedicionario del Granma y guerrillero inigualable, su agresividad en la lucha, su valor a toda prueba, su talento, inteligencia y disciplina revolucionaria lo convirtieron en poco tiempo en una de las figuras más relevantes de nuestra última contienda insurreccional. “No ha habido en esta guerra de liberación un soldado comparable a Camilo”, subrayó justamente Ernesto Che Guevara.

    Camilo protagonizó junto al Guerrillero Heroico, uno de los más brillantes acontecimientos de la historia militar revolucionaria de nuestro país: la Invasión. “No hay palabras con qué expresar la alegría, el orgullo y la admiración que he sentido por ustedes —le escribió Fidel en octubre de 1958. Con lo que han hecho ya bastaría para ganarse un lugar en la historia de Cuba y de las grandes proezas militares”.

    Aunque solo pudo participar de los primeros diez meses que siguieron al triunfo del Primero de Enero de 1959; aunque cayó a los 27 años en medio de la lucha contra los traidores y la reacción al servicio del imperialismo cuando la Revolución apenas iniciaba la destrucción del viejo orden, Camilo dejó en ese tránsito fugaz una huella tan profunda y perdurable como la que grabó al encarnar a uno de los más grandes combatientes de nuestra segunda guerra por la real independencia de la Patria.

    Su amor por la causa de los humildes, de los obreros y de los campesinos; su proyección netamente antimperialista; su pensamiento patriota e internacionalista; su espíritu unitario; su extraordinario sentido de la responsabilidad y del deber y su ejemplar e invariable lealtad a Fidel, al pueblo, a la Revolución, constituyen rasgos relevantes de su carismática personalidad revolucionaria a la que se unía una proverbial jovialidad criolla.

    Hijo humilde de nuestro pueblo, convirtió —sin proponérselo— su meteórico e intenso paso por la Revolución Cubana en una verdadera epopeya. “Ese hombre —ha dicho Fidel—, es un hombre del pueblo, que salió del pueblo; no era ningún privilegiado; no tuvo aquellos honores ni aquella gloria porque alguien se los diera sino porque se los ganó. Y el consuelo que debe tener nuestro pueblo es que en el pueblo hay muchos Camilos y Camilo seguirá viviendo en hombres como él y seguirá viviendo en hombres que se inspiren en él…”

  • el reglano. dijo:

    Mas esclarecedor que las palabras de nuestor general de ejercito , ni el agua , estamos seguros que avanzamos y avanzaremos mucho mas , eso si a pasos firmes y sin improvisaciones , cba esta hoy mas que nunca en capacidad no solo de llevar adelante la solidadridad , sino de lograr la invulnerabilidad economica.

  • FERNANDO dijo:

    SALUDOS COMPAÑEROS!!!
    Compartimos plenamente el optimismo generalizado de los compañeros. Porque desde la integración y la complementariedad latinoamericana en todos los planos, se conseguirá el objetivo de que el futuro y el desarrollo de la región sea el óptimo y esperado por todos, y principalmente por sus pueblos.
    No obviando nunca sobre qué premisas se fundamentan el acuerdo y los objetivos básicos:
    Respeto, solidaridad, justicia social y la emancipación de los pueblos. El sumatorio de todo ello es el “Socialismo del siglo XXI”
    HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!!!
    FUERZA ALBA!!!

  • Alberto Moral dijo:

    “Yo no soy economista”, verdad de Perogrullo, si en 50 años él y su hermano han llevado la Isla de una de las economías más prósperas a una de las más míseras del hemisferio.

    Y después de tantos fracasos, por qué pensar que por fin será efectivo el “Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución”. La lógica indica que es más de lo mismo.

    “Me voy lleno de optimismo”. El mismo optimismo que tuvieron en los 53 fracasos consecutivos de los 53 años anteriores.

    Si no fuera una tragedia para 11 millones de cubanos y una amenaza para el resto del continente, daría risa.

  • Alberto Moral dijo:

    “Yo no soy economista”, verdad de Perogrullo, si en 50 años él y su hermano han llevado la Isla de una de las economías más prósperas a una de las más míseras del hemisferio.

    Y después de tantos fracasos, por qué pensar que por fin será efectivo el “Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución”. La lógica indica que es más de lo mismo.

    “Me voy lleno de optimismo”. El mismo optimismo que tuvieron en los 50 fracasos consecutivos de los 50 años anteriores.

    Si no fuera una tragedia para 11 millones de cubanos y una amenaza para el resto del continente, daría risa.

  • leonel dijo:

    hace poco cumplió Camilo años de nacido, el dijo una vez contra Fidel ni en la pelota y hoy digo con Raúl y Fidel pa lo que sea, soy joven pero espero que todos puedan comprender las frases de Raúl, Cuba es más que cuatro letras se esta demostrando cada vez con mayor autoridad para todo el mundo.

  • Rafael Rodriguez dijo:

    Luego de leer el discurso de Raul con mucho detenimiento,me alegra ver como esta encaminando el pais hacia un futuro mejor sin jamas renunciar a los principios por los que nos sentimos tan orgullosos.Adelante…..

  • Alexey dijo:

    Cuba , es y será siempre ejemplo de unidad, esa es nuestra gran arma, no puede existir nada que no se logre con la unidad, es por ello que el ALBA más que una necesidad, es estrategía par ser libres, con la consolidación de todos estos programas , seremos más libres, dependeremos menos de los poderosos , nuestra integración es hoy una realidad, seremos siempre internacionalistas, primero damos lo que tenemos, no lo que nos sobra, seguiremos fiel a raúl , a todas las decisones que se toimen , porque todas son consultados con nosotros, el pueblo, hoy más que nunca estoy seguro, que tenemos que sacrificarnos, tenemos que trabajar más, rendir, ser eficiente y consecuente, esta revolución será la misma de mis nietos y tataranietos, CUBA es paradigma y es y será siempre la esperanza de los desposeidos, ayudar es algo cotidiano en nuestra indiosincrasía, Raúl cuenta con nosotros, nuestro pueblo no te fallará, hablamos , decimos,discutimos, sino fuera así no seriamos cubanos, pero somos fieles, nunca lo dudes.

  • Siboney dijo:

    Algo que disfruto en Cubadebate son las opiniones divergentes, los diferentes matices que tiene el mismo hecho, y respeto cada una por igual, pero en esta ocasión quiero decir algo a la opinión dada por Alberto Moral: No se que edad tiene y si es estudioso de la economía latinoamericana de los primeros 50 años del siglo XX para conocer la famosa prosperidad de la economía cubana antes de la Revolución, yo no viví esa etapa pero soy estudioso del tema no solo de Cuba sino de la Región nuestra y no precisamente por los libros cubanos de ahora y le puedo asegurar a Moral que es un mito lo de la prosperidad de la economía cubana de los años 50, era como los otros países una colonia yanqui que solo producía lo que el amo quería que produjera, una deformación estructural completa, con un estancamiento económico visible, que estaba favorecida en esos momentos por los procesos post guerra (2da Mundial), con una Europa destruida, buscando materia prima barata y nosotros prestos a vender.Pero los que estudian esa etapa saben que se venía encima de este país una catástrofe económica. Pero además el mito de la buena economía cubana se niega si usted analiza los índices de desempleo, de los más altos del mundo, si se observa la polaridad de la apropiación de las ganancias, pocos recibían mucho y muchos recibían poco o nada.
    Usted cree que una Revolución estalla porque tres o cuatro jóvenes están inconformes con la realidad y son tan talentosos que logran engañar a un pueblo entero y lanzarlos al sacrificio donde mueran 20000 de ellos y miles son torturados todos los días. Usted no sabe que estalla una revolución cuando el pueblo no soporta más la carga que pesa sobre el, sobre todo de tipo económica, donde existan condiciones objetivas que hacen madurar las subjetivas. Cree usted que un pueblo es tan idiota de perder las famosas bonanzas de una próspera sociedad y entregar la vida de sus mejores hijos para buscar otra sociedad que estaba por ver que proponía.
    En la Revolución se han cometido errores, muchos, y se cometerán, las Revoluciones las hacen los hombres, no dioses, pero fíjate esos dos hermanos que son los líderes han sido los primeros en criticar los errores y son los más críticos de la obra de la Revolución. Hay que cambiar muchas cosas, pero para terminar decirte algo, si el país que estás proponiendo es Cuba de antes de la Revolución no creo que vayas a tener muchos seguidores, porque ciegos quedan pocos en Cuba.

  • rafael rodriguez dijo:

    Cada vez que leo un discurso de Raul,veo en el un hombre que desborda sinceridad y esta dispuesto a seguir la linea que mejor ayude a nuestra nacion sin por ello dejar de seguir los ideales que nos han llevado a ser lo que somos.

  • Orlando Caballero Tapias dijo:

    Son excelentes y mejores momentos y hay que saberlos aprovechar al mximo. LA INTEGRACON DE LOS PUEBLOS DE NUESTRA AMERICA. Feilicitaciones

  • H . LO dijo:

    EXELENTE. ME GUSTA CUANDO EXISTE LA DISCUCION.

  • Alberto Quintero dijo:

    ESTOY DE ACUERDO CON LA Opinión DE SIBONEY QUE BIEN RESPONDIÓ CUBA SIGUE AVANZANDO MUCHAS GRACIAS COMPAÑERO

  • Osbel Ojeda Ortiz dijo:

    La FEEM de Cuba lo apoya y lo sigue por todos los caminos que recorra y no olvide que los jóvenes de la Enseñanza Media confiamos en usted

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Raúl Castro Ruz

Raúl Castro Ruz

Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba y Primer Sercretario del comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Vea también