Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

Diana Nyad: Moviéndome hacia adelante (+ Fotos)

| 27

Por Diana Nyad
Del blog de Diana Nyad. Traducido por Cubadebate
Fotos: Christi Barli

Sí, ya estoy despierta después de haber nadado 92.2 millas en 36 horas, pero me inspira más escuchar de ustedes la misma pregunta: ¿Cuándo vas a tratar otra vez?

Esto me dice que ustedes me conocen. Alguien que no se rinde.

El viernes pasado, dos horas después de mi tercer intento de nadar de Cuba a la Florida, me picó un agua mala venenoso. Las ronchas fueron tan severas y grandes en mis brazos, espalda y muslos que era evidente que el agua mala era del tipo más tóxico -uno de los llamados barquito portugués o de guerra, o posiblemente un jellyfish de caja, el más tóxico.

Durante la primera picadura todo ocurrió en un segundo; sentí un latigazo surrealista de algo que me pasó a la velocidad de un demonio. Jamás me hubiera imaginado que algo así era posible, y no dije nada. Pensé que he entrenado por dos años como ningún otro nadador, estoy lista, sin duda, absolutamente, y puedo hacer esto, 103 millas sin parar en esta agua, lo que nadie había hecho. Las aguas de la bahía de Hemingway estaban como un crisal. El pronóstico parecía perfecto. Mi equipo, experto y enfocado. ¿Una picada? Esto no puede estar pasando. Mejor aguantar. Desaparecerá el efecto.

Diana Nyad. Foto: Christi Barli

Diana Nyad. Foto: Christi Barli

Diana Nyad. Foto: Christi Barli

Diana Nyad. Foto: Christi Barli

Y entonces el dolor me golpeó: “Fuego, fuego, no, no, no, oh mi Dios que está tratando de paralizarme.” Nunca había sentido tanto dolor, aunque había recibido picaduras de medusas en los dos intentos anteriores, en 1978, cuando tenía 29 años, y apenas el mes pasado, y aún así continué.

Pero esta vez, de repente, no podía extender mis brazos, no podía alargarme más, sentía una parálisis en la espalda y apenas podía respirar. Estas criaturas paralizan a los peces al cerrar su sistema respiratorio. Yo grité, y Jonathan Rose, de 30 años de edad, mi entrenador durante las primeras 12 horas, saltó al agua. Trató de apartar el aguijón de mí, y entonces terminó herido.

A partir de ahí sus síntomas comenzaron a manifestarse 10 minutos después de los míos, incluso después de que tomó dos dosis de epinefrina. (Yo no tomé nada, temiendo que me enfermara del estómago.). Esta mañana, le pregunté cómo se sentía, y Jon me dijo que “todavía no puedo respirar profundamente.”

Nadé durante 34 horas más después de que me picaran, incluso después de ser picada por segunda vez una hora más tarde, y luego una tercera vez cerca de mis labios. Esta mañana, después de escuchar a Jon describir sus síntomas, el dolor intenso que sintió y los efectos del shock anafiláctico que casi lo incapacitó en el barco durante cinco horas, me di cuenta del peligro en el que acababa de poner a los miembros de mi equipo. Ciertos tipos de medusas son los animales más peligrosos de la vida marina.

¿Qué habría ocurrido si a Jon lo vuelve a picar una medusa? ¿Cómo sacarlo del medio del océano? ¿Y si hubiera muerto?

Diana Nyad. Foto: Christi Barli

Diana Nyad. Foto: Christi Barli

Más tarde, me enteré de que el 80 por ciento de las travesías como la mía en aguas abiertas han sido canceladas debido a las picaduras de medusas, y no hay nadador que no haya tenido un encuentro de esta naturaleza.

Surrealista como lo fue, en la segunda noche, en el crepúsculo, me golpeó de nuevo este animal. Una vez más, el dolor no puedo describirlo con palabras. La parálisis de los pulmones, las convulsiones, la fiebre fría y caliente. Los observadores independientes a bordo dijeron a mi equipo que esta situación amenazaba mi vida. El equipo médico me envolvió en mantas, me dio inyecciones de esteroides, inyecciones de epinefrina, y me recomendó poner fin a la natación. Pero eso no va conmigo. Volví al mar.

Sin embargo, llevaba nadando 34 horas cuando me convencieron de que otra picadura, que llegó a parecer probable, podría tener el efecto acumulativo de arriesgar mi vida y, posiblemente, a  un compañero de equipo, y me decidí a salir.
¿Cómo pudo pasar esto … Estoy preparado para todo, hasta para las medusas, que no son mortales, y sin embargo, no hay protección contra ellas.

Diana Nyad. Foto: Christi Barli

Diana Nyad. Foto: Christi Barli

No puedo estar decepcionada de mí misma, no puedo. Yo soy valiente. Yo he ido más allá de los límites previamente percibidos para los humanos. Pero estoy decepcionada por el final, debo admitirlo. Me aferré a una distancia enorme, más de un centenar de kilómetros. Me arriesgué a los tiburones (los llamé “amigos), a la Corriente del Golfo, a todo lo que parecía una barrera infranqueable. Pero las medusas y sus potencialmente mortales picaduras, no estaban en el orden del día, y tengo que admitir que resultaron demasiado para mí.

Quedan todavía algunos detalles de mi viaje, que acaba de terminar esta vez, pero usted podrá conocerlos, momento a momento, aquí en este sitio web en los próximos días. Como estamos descansando y compartiendo con ustedes lo que hemos vivido sólo como compañeros de equipo, también estoy esperando la siguiente pregunta, confiando en que la pregunta que usted va a formular será diferente a: ¿cuándo vas a volver al agua? Prefiero escuchar un: ¿qué demonios vas a hacer ahora?
Mi respuesta es simple: No sé, pero usted puede apostar que va a ser algo digno de Nyad.

Diana Nyad. Foto: Christi Barli

Diana Nyad. Foto: Christi Barli

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cubano dijo:

    Muy valiente yy decidida, pocas personas en el mundo tiene esta actitud, muchas felicidades …….

  • Maria dijo:

    Un gran reconocimiento a esta valerosa mujer, luchar contra peligros conocidos y otros no previstos.
    Quien alla sido picado una vez por una medusa puede catalogar la profundidad del dolor que se recibe, no puedo imaginar como pudo soportar 3 picaduras en diferentes lugares del cuerpo realmente es de una entereza y estoicidad heroica. Merece haber podido lograr su objetivo.

  • Alejandro dijo:

    Que coraje y valor. Eres un ejemplo para el mundo, te Respeto y Admiro.

  • habana dijo:

    Bonitas palabras. Eres grande y nada ni nadie, ni aun un venenoso barquito portuguez, ensombrecera tu gloria
    Si quieres y lo deseas puedes tratar de acortar ,con tu nado, la distancia que hay entre nuestros dos paises pero quiero decirte que con tus acciones y tu proeza has permitido que la distancia sea solo fisica, pues ya no existe en el corazon de nuestros pueblos que si estan unidos a pesar del mar, las medusas, los tiburones y tanta incomprensión
    gracias por tu perseverancia y por decirle al mundo que Cuba es un pais maravilloso con personas alegres, optimistas, amigables y hermanos

  • César Ordoño Elorza dijo:

    Una persona no es grende por las acciones que emprende y logra, sino por el camino y los objetivos que todos los demás pueden lograr, el desfio ya esta hecho, solo falta ver quien decide continuar lo emprendido. En hora buena, la victoria personal ya se habia logrado, al conceptualizar el proyecto y llevarlo a su realización, las metas no se lograron, hoy la naturaleza no quizo, pero su espiritu humano si lo logro.

  • leo dijo:

    En esta ocasión a la tercera no fue la vencida( yo estaba casi plenamente confiado que esta titánica lo iba a logra) pero lo que se propone se cumple, a la cuarta no hay barquito ni nadie que te aguante. Suerte.

  • Sandra Infante dijo:

    Muy valiente de tu parte, en verdad tienes mucho coraje, proponerse algo como atravesar el estrecho de la Florida es algo grande, quedará para la historia si lo logras que de seguro va a ser así. Además hay que tener mucho más que coraje y valentía para desafiar a los tiburones, a las medusas y sabrá dios cuantas cosas más, nunca se sabe el mar es imprevisible y secretos tiene muchos, sorpresas demasiadas, esperemos que te recuperes pronto y puedas lograr tu propósito.

    FELICIDADES!!!!!

  • mayra dijo:

    Tienes un valor y un coraje incalculable, Felicidades Diana!!!!

  • Ivón Guerra dijo:

    Que bella persona, ojalá consiga su sueño y su reto en su proximo intento, tanta tenacidad y resistencia merece el triunfo.

  • gilberto dijo:

    hay que ser muy valiente.

    el que haya visto alguna vez desde el cielo la dimension de este mar que se recorre en 25 minutos, solo imagina lo temible que puede ser, en cambio quien se haya sumergido en el y sobrevivido, entonces ese si comprende el coraje de esta mujer y de este acto lleno de simbolismo.

  • El loco dijo:

    Ojala te recuperes rapido de corazon
    el loco

  • harley dijo:

    CUANDO ESTES LISTA, METELE DE NUEVO QUE ASÍ SOMOS LOS SERES HUMANOS. MI ADMIRACIÓN Y RECONOCIMIENTO A TANTO SACRIFICIO Y CORAJE.

  • Alexis Perigot dijo:

    Felicidades y éxitos en lo adelante, el que persevera triunfa. Sería muy bueno que otros virtuosos en el mundo se inspiraran a lograr metas tan simbólicas como esta.

  • Maykel dijo:

    He seguido tu travesía con una espectativa incomparable. Nunca pense que un ser humano podria siquiera proponerse algo de semejante magnitud. Te deseo una recuperacion plena y que logres tu objetivo.

  • MYKE dijo:

    TE DECEO UNA PRONTA RECUPERACION Y QUE LOGRES LO QUE TE HAS PROPUESTO

  • granitodearena dijo:

    Usted se ha trazado una meta para gigantes. Tiene una gran voluntad y sin duda es una mujer muy valiente. La felicito por su valor y tenacidad.

  • YAUMARA dijo:

    Vuelvelo a intentar, todos sabemos que podrás, el hombre no se mide por las veces que se cae, sino por las que se levanta, ánimo y vuélvelo a intentar, admiro tu coraje, preparación física y psicológica y tu valentía, saludos.,

  • Y. Palma dijo:

    Sabemos que la respuesta esta en el mar. Diana no estara feliz en la tierra, el mar sera su aliado en esta colosal tarea. Lo lograras! Este puente, unico, temido, exclusivo y amplio, solo lo construiras con tus deseos. Mi corazon y esperanzas del triunfo estan con Diana. Yemaya te custodiara.

  • El Indio dijo:

    Diana, eres inmensa, valiente hasta la médula y una voluntad, que pocos tienen. Personas como tu son imprescindibles por su ejemplo para el mundo y todos los seres humanos de buena voluntad. Te deseo los mayores éxitos en tu vida y ojalá y puedas volver y lograr tu objetivo.

    Te respetamos y admiramos profundamente. Exitos para la próxima.

  • Dardo Ribas dijo:

    IMPRESIONANTE LO DE DIANA

    Aquí en el mar austral, también hay medusas. El mar argentino, en general, por su latitud, es muy frío, pero estos bichos abundan.

    Hay veces que por algún fenómeno probablemente meteorológico, tal vez vientos, mareas, temporales, se depositan en las playas cantidad de estos organismos muertos. Claramente se advierte que sucumben al ser arrastrados a las playas por las furiosas corrientes marítimas. Quizá algún compañero especializado en estos temas (algún oceanógrafo) pueda explicarnos este fenómeno. Hay algunas que son enormes, de más de cincuenta centímetros de diámetro y al morir toman un color violáceo.

    Parecen “tortas” gelatinosas que por cientos, tal vez miles, aparecen de un día para el otro y cubren amplios sectores. Luego, en uno o dos días, los restos desaparecen con la pleamar.

    Se dan numerosos casos de accidentes cuando uno nada, incluso a pocos metros de la costa. Yo he sufrido alguno de estos episodios, pero ninguno con las características que nos cuenta Diana. Como un ardor muy molesto, una quemazón. Todo queda ahí, en pocas horas desaparece la sensación. Al animal no se lo ve, porque en el agua son transparentes, al menos la especie que aquí abunda.

    Por lo visto, en las aguas cálidas del Caribe, la ponzoña de estas medusas tiene mayor intensidad. Lo mismo ocurre con los ofidios y arácnidos. Desconozco la causa, pero sé que en geografías muy cálidas, el veneno se potencia.

    De la misma forma, las especies de tiburones son muy agresivos allí en el Caribe, pero no aquí en el Sur. Eso no quiere decir que no haya escualos… los hay en cantidad de variedades, pero no son tan peligrosos. A veces, en toda la franja costera de la Provincia de Buenos Aires (donde vivo) se pescan ejemplares notables, de hasta dos metros de largo y los hay más grandes.

    Regresando a la odisea de Diana. Realmente, causa profunda admiración el valor de esta mujer y la asombrosa aptitud física. Creo que todos, a la distancias, nos sentimos amigos de ella. Además, por el significado que quiso darle a su maravillosa aventura.

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Diana Nyad

Diana Nyad. Deportista y presentadora de televisión estadounidense. Es reconocida como una de las nadadoras de larga distancia más grandes del mundo. Su legendario paso de natación en mar abierto entre la isla de Bimini en las Bahamas y Florida le ganó una alta distinción como atleta y fue la más larga distancia nadada por hombre o una mujer hasta el año 1997.

Vea también