Imprimir
Inicio » Opinión  »

Que cada cual asuma lo que le toca

| 280

En su blog Segunda Cita, Silvio Rodríguez responde a Manuel R, estudiante puertorriqueño en Nueva York, responde varias preguntas que le han hecho sobre las más recientes declaraciones de Pablo Milanés. Compartimos el intercambio:

Manuel R. dice…

Silvio,
te voy a ser bien sincero. No entiendo bien tu postura, ni la de muchos revolucionarios que considero honestos y maduros ante la carta de Pablo. He escuchado tantas opiniones, tantas críticas, tanto cinismo, unos le dan la pinta buena y otros la pinta mala.

A mí me parece honesta y eso lo admiro, personalmente tengo diferencias en cuanto a la forma de la carta aunque no en cuanto al contenido. Creo que precisamente esta es la disyuntiva mas interesante de las declaraciones de Pablo: Forma vs. Contenido.

Te pregunto: ¿Cuál es tu opinión sobre el contenido de la carta? ¿Cuál es tu opinión sobre su forma?

¿Crees tú que el espíritu revolucionario de Pablo viene por la misma línea del espíritu evolucionario de “Sea Señora”? ¿Sí, no, por qué?

Silvio responde…

Manuel R:

Pablo y yo hace algo más de 20 años que no nos vemos. Tampoco nos hemos hablado ni por teléfono. O sea que el Pablo que conozco tiene casi un cuarto de siglo de retraso. Aún sin estar cerca, en este tiempo sin relacionarnos directamente, ambos hemos mantenido una actitud respetuosa respecto al otro. Nos conocimos en 1967 y dejamos de vernos y de hacer proyectos juntos a fines de los 80s. Mientras duró, nuestra amistad rebasó lo que pudiera ser una simple colaboración. Fuimos testigos de muchos eventos personales de ambos. Y también colectivos. Vimos nacer a nuestros primeros hijos, fraguarse y deshacerse amores, proyectos, sueños de diferente linaje. Hay zonas del Pablo actual que son nuevas para mi y hay otras que me son muy conocidas. Y para resumirte mi postura, o para que aprendas a verla como es, sin confusiones, te la voy a identificar: Mi postura es la que mantengo cada día; lo que hago y lo que digo, el testimonio cotidiano de un hombre que, más por intuición que por sabiduría, nunca se ha creído infalible. Asimismo no me siento capaz de juzgar, menos públicamente, a un viejo amigo; pero de lo que sí estoy seguro, Manuel R., es de que Pablo está convencido de estar a la altura de lo que cree de sí mismo.

Esto me da oportunidad de decir que muchos ataques a Pablo no los he puesto aquí en el blog. Siempre han existido los “Pablistas” y los “Silvistas”. Por mi parte nunca -jamás- he permitido que en mi presencia nadie hable mal de Pablo. Cuando me botaron del ICR en 1968, también fue por defenderle. Y por pincipios -míos- lo sigo haciendo, aún cuando Pablo me incluya a mi entre los “despreciables” que seguimos defendiendo la Revolución, y los que firmamos la carta que él entendió a su manera (y todos los que la firmamos entendimos de otra, o sea un momento en el que había que cerrar filas con la defensa de Cuba). Como dice un amigo mío: “Hay un viejo proverbio latino que dice Quod escripsi, escripsi. Lo que está escrito está escrito y no se puede borrar.” Que cada cual asuma lo que le toca, y allá el que se arrepienta de la gloria que ha vivido por lo que quiera aparentar.

Coincido con Pablo en muchos de sus juicios críticos sobre la realidad cubana. Me parece que algunos de esos puntos los he tocado en conferencias de prensa en Cuba. Lo que escandaliza a algunos no es el contenido de sus críticas sino la forma, que además de burda parece desamorada, sin el más mínimo compromiso afectivo. Otra cosa que duele es que haya manifestado esas críticas en Miami, a unos días de un concierto que, por más propaganda que hacían, no se llenaba. Y para colmo que las hiciera a medios que tildan de héroes a terroristas que han derribado aviones civiles, medios cuyos dueños han pagado actos de violencia contra Cuba.

Es importante que los que vivimos en esta sociedad imperfecta -y eso quiere decir con cosas malas pero también con cosas buenas- sigamos criticando, sigamos mejorándonos. Y que este ejemplo triste no les sirva de pretexto a los extremistas para cerrarse a cal y canto. Ese es un daño interno que nos hacen actitudes como esta. Pero en las Revoluciones, si son verdaderas (como creo que es la cubana), nadie es imprescindible, al menos para siempre. Cada baja nos enseña a llenar la ausencia con lo que tengamos, y a aspirar a ser tan buenos como lo que nos falta.

No en balde escribí, hace unos 30 años:

Salgo y pregunto por un viejo amigo
de aquellos tiempos duramente humanos,
pero nos lo ha podrido el enemigo,
degollaron su alma en nuestras manos.

Absurdo suponer que el paraíso
es sólo la igualdad, las buenas leyes.
El sueño se hace a mano y sin permiso,
arando el porvenir con viejos bueyes.

Vaya forma de saber
que aún quiere llover
sobre mojado.

Se han publicado 280 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • felipe dijo:

    Con esto el deseo de muchos: … y si Pablo y Silvio vuelven a cantar juntos y yo no estoy…, expresado por Luis Alberto García en Con dos que se quieran, se reafirma en solo un sueño.
    Me gustaría oír, ver o leer textualmente las últimas declaraciones de Pablo. No que me las saquen de contexto o me las encapsulen. No que me las cuenten. No su polémica con aquel que dice que se muere como vivió pero vive en Miami. Ese cruce de cartas que vuelan por correo ya lo leí. Quisiera su entrevista en el Herald, sus palabras a otros medios. Del propio Silvio, a quien admiro tanto como a Pablo, he leído entrevistas en que expresa cierta comprensión por las denominadas Damas de Blanco, su llamado constante a que nuestro socialismo es perfectible, a políticas injustas que deben ser rectificadas, en fin, a Evolucionar. Su último disco es un llamado poético a todas esas cosas que el país está haciendo por perfeccionarse. Espero que toda esta polémica que, evidentemente trae cola, termine en sano debate entre los intelectuales involucrados y que la prensa, llamada a una altura que no acaba de alcanzar – el país moviéndose y en el NTV ni un comentarista o editorialista de temas nacionales no edulcorados – o por lo menos los medios o publicaciones especializadas en ciertos de estos TEMAS incluyan este debate que debe resultar provechoso, amén de esos insultos que justificados o no le dan un sabor poco común. Hasta Saramago dijo un día sobre Cuba a raíz de una decisión dura pero ejemplarizante:… ¡Hasta aquí he llegado ¡ Después comprendió y nos siguió acompañando. Lo que quiero decir es que uno puede vacilar, incluso equivocarse, enderezar el rumbo o simplemente pasarse al lado que le de la gana.
    Y si finalmente Pablo ya no cree en los que creyó, a mi no me importa. No se me distancia mientras en su obra no ataque a la Revolución, cosa que no creo ocurra porque, en el fondo, conoce muy bien todas esas cosas, tan bellas, tan hermosas…y que, a pesar del Herald, de Montaner, de RTV Martí, de los millones que ponen para joderlas, siguen aquí, protegidas por 11 millones de cubanos.

  • carlos dijo:

    arrollador…como siempre.
    saludos,
    carlitos.

  • Ernesto dijo:

    Asi se responde viejo, lo que se ama no se maltrata, al final el Pablito al parecer quería llenar sus conciertos que es sinónimo de $$$$ así que prefiere eso antes que cuidar su imagen ante su pueblo, que fue realmente quien lo hizo ser Pablo Milanes.

  • Wilvin dijo:

    TREMENDO SILVIO ES SILVIO
    PABLO ES NADA
    LA HISTORIA SE ENCARGARÁ DE TRAGARLO (ES DECIR LAS CLOACAS YA LO HICIERON)

  • Luis Felipe dijo:

    Bien por Silvio, siempre he creído en algunos juicios críticos de Nuestro Pablo y he estado en contra de las ultimas tendencias de Nuestro Silvio, pero esta ves a Pablo se le fue la mano y Silvio respondió por todos nosotros.

    Gracias Silvio.

  • Francisco Rojas González dijo:

    Si digamos lo que esta mal y como se debe hacer pero haga molos aquí internamente en nuestro País, decir cosas malas de nuestro sistema es muy fácil y mas fácil es decirlo fuera de el, porque no lo dicen aquí donde es la candela y porque no trabajan aquí junto con mi pueblo cubano que sigue confiando que solo trabajando junto podemos levantar nuestro País. A Pablo que no coma tanta mier………. que el es Pablo gracias a esta Revolución.

  • cubano 100x100 dijo:

    Muy sabias palabras Silvio… gracias mil… saludos desde Costa Rica.

  • LAURA dijo:

    Como siempre soberbio el maestro Silvio. Ánimo hay que seguir luchando por lo que se cree, desde España con admiración. Hasta la victoria Siempre

  • Ares dijo:

    Gracias Silvio, por defender variedad de pensamiento; si todos pensáramos iguales, qué aburrido sería el mundo.

    Gracias por defender a Cuba, porque cometemos errores, pero sabemos reconocerlos; porque tenemos que defender las cosas buenas que tenemos.

  • reyrui dijo:

    Salgo y pregunto por un viejo amigo
    de aquellos tiempos duramente humanos,
    pero nos lo ha podrido el enemigo,
    degollaron su alma en nuestras manos.

    pienso que a Pablo Milanés le habian escrito su canción hace mucho tiempo.

    y queda por poner “sueño con serpientes”

  • Mateteag dijo:

    Me duele Pablo, me emociona Silvio.

  • Manuel Gonzalez dijo:

    Yo siempre he sido seguidor de Silvio Rodriguez y de Pablo Milanes.

    Pero siempre me identifique mas con Silvio, es la verdad.

    Yo, que no pienso exactamente como Silvio, ni pienso exactamente como Pablo, pero me gusta mas la forma de Silvio y me he identificado mas con su obra.

    No me gusto el momento y la forma de la carta de Pablo, pero, si me gustaron algunas cosas de su contenido.

    Me gusto la forma y la conducta de Silvio, cuando hizo la gira por USA, se presento tal cual, y si la gente queria ir que fuera, y los que no, que no fueran. Para mi es importante esa actitud, yo en lo particular, la llevo practicando desde siempre, y me ha costado mucho, pero sigo adelante, creo que, es lo mas sincero y lo correcto, ser uno mismo, tal cual.

    Pablo, como todos, esta buscando el mejor camino para Cuba, lo que no se, si lo estara haciendo de la mejor forma,pero, tengamos presente, que lo mas importante es buscar.

    Sigamos buscando, hasta encontrar el camino mas inteligente y justo.

    Pero ojo, Siempre hizo falta un Silvio, y siempre hizo falta un Pablo, y ahora no es la excepcion, siguen haciendo falta los dos, ahora mas que nunca, cada cual con su punto de vista,con sus matices, y con su manera de ser, con sus virtudes y sus defectos, porque eso somos los seres humanos.

    No nos apresuremos en juzgar, eso si, como dice Silvio, que cada cual asuma lo que le toca, yo asumo mi parte.

    Manolin, el Medico de la Salsa.

  • Jose Alcantara dijo:

    Bien por ti Silvio……….Bravo.

  • ANN dijo:

    SILVIO COMO SIEMPRE, GENIALLLLLLLLLLLL
    GRACIAS

  • Alejandro dijo:

    Bueno, coincido con Solvio

    Quod escripsi, escripsi

    Y lo que se ha hecho, se ha hecho…

    Saludos

  • Juan Bautista Serrano dijo:

    Así se dicen las cosas, Silvio. ¡Supremo! Nada que añadir. Punto y final (.)

  • Aldo Luis dijo:

    Bravo Silvio, demostración sobrada de lo que es la ética revolucionaria, la de nuestra REVOLUCIÓN, como le dijiste a Amaury, la de Fidel, la del Che,los que ahora cambian con total desenfado de casaca, los que ven ahora en las dificultades que todos los días soportamos una forma para denigrarnos solo sepan una cosa, Roma paga a sus traidores, pero los desprecia, le zumba el mango que ahora Carlos Alberto Monatner esté en el coro de apoyo a Pablo…….

  • Radames CE dijo:

    Creo que estamos escribiendo sobre dos símbolos de la CULTURA CUBANA y quiero resaltar esto, para que no se confunda el término con cultura revolucionaria cubana. Asumo que quienes toman partido por uno u otro hayan leído la carta de Pablo. Creo que es hora de dejar de publicar una parte de la historia, si vamos a comentar a traves de un tercero algo debemos comenzar por el hecho original, sin que alguien piense por el lector o le haga un resumén por el. En nuestra Cuba esto es algo enfermizo, si vamos a criticar a Pablo, comienza, Cubadebate, por publicar la carta y que cada cual de su opinión sobre esta y no sobre opiniones de terceros.

  • Lydia Guevara dijo:

    Gracias Silvio, tu respuesta nos llena de regocijo. Quien se aparte sabrá por qué lo hace, pero que respete a los que seguimos esta Revolución que por demás, con sus imperfecciones, como él mismo dice en su canción, “no vivo en una sociedad perfecta, porque la hacen mujeres y hombres”. Las cosas tienen su nombre y se dicen tal cual son, pero con lenguaje mesurado, sin rupturas con el mínimo respeto a los lectores que no tenemos por qué seguir a un intelectual que no lo parece en un escrito por demás abominable a mi entender. Las críticas serán siempre bienvenidas, pero recuerdo una frase del Ché que llamaba a criticar menos y a hacer más.

  • tabano dijo:

    No coincido en diferentes cosas con la actitud, carácter y demás de silvio, pero al césar lo que es del césar. Está muy buena la entrevista y expresa con claridad sus argumentos, tiene mucha razón en lo que dice. Es respetuoso y a la vez objetivo y concreto.

    Considero este tipo de debates sí debería trascender de alguna forma a los medios como la TV cubana, pero sin ediciones ni fuera de contexto, por cuanto peor es que se comente y se escuche a cualquier rumor, además de que tenemos derecho a saber lo que está pasando. Sobre Pablo Milanés, ya comenté sobre él en el artículo “Es Pablo Milanés, no Mijaíl Gorbachov”. Mantengo todo lo que dije.

Se han publicado 280 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Silvio Rodríguez

Silvio Rodríguez

Músico y poeta cubano. Es fundador de la Nueva Trova y autor de canciones antológicas como “Unicornio”, “Ojalá”, “La era está pariendo un corazón”, y muchas otras.

Vea también