Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Harold Lopez Nussa: de la sutileza de un bolero al jolgorio de una descarga

| 5

No podría precisar en qué momento llegaron a mis oídos los compases de Harold López Nussa. Probablemente fuera en aquellos primeros días en que, recién mudado al Vedado, vagaba con asombro casi provinciano por esas calles anchas y vacías que no eran las populosas Línea y 23, descubriendo parques imposibles, estatuas conversadoras y, lo más importante, a escasos metros de mi casa, los contornos melódicos del Auditorium Amadeo Roldán.

Seguramente me habrá impresionado su virtuosismo, su entrega y sobre todo, su entusiasmo cada vez que se abalanzaba sobre el piano en una danza amatoria infinita. Los años fueron pasando y mi patrimonio jazzístico fue creciendo, soñé con John Coltrane, mis pies se movieron a pesar de mi torpeza con Irakere y Chucho Valdés, Ella Fitzgerald me acarició en las noches tristes y hasta me aficioné a hacer el amor acompañado por Diana Krall. Con todas esas sombras a cuestas enfrentarme a la ejecución de López Nussa fue cosa de niños, ya no me provocaba ese pasmo de las primeras ocasiones, era bueno, sin dudas, pero uno más.

En el concierto de Maraca and Moterey Jazz All Star, Lopez Nussa supo brillar entre gigantes

En el concierto de Maraca and Moterey Jazz All Star, Lopez Nussa supo brillar entre gigantes

Hasta cierta noche de enero de 2010 en que Orlando Valle reunió una constelación de estrellas del jazz entre las que destacaban un genio de las congas como Gionvanni Hidalgo y un Horacio “El Negro” Hernández alejado por muchos años de los escenarios cubanos. Antes de llegar al concierto, me pareció un exceso colocar al benjamín Harold  López Nussa entre tantos monstruos. Nunca agradecí estar más equivocado. Lo que allí mis oídos escucharon, los malabarismos armónicos, las originales embestidas a contratiempo, la facilidad con que captaba las sutilezas del bolero y el jolgorio de una descarga me convencieron de haber participado de la consagración de un pianista que no solo bailaba suiza, sino también sabía moverse entre gigantes y salir airoso.

Ahora llega la noticia de su más reciente galardón en París, el premio “Talento de Jazz 2011″, una especie de llave maestra de los festivales musicales europeos. Con este pasaporte artístico las frías salas de Europa volverán a disfrutar de la inigualable magia que nuestra isla ejerce sobre el piano, desde los tiempos de Ignacio Cervantes y Ernesto Lecuona hasta los más recientes de Chucho Valdés, Emiliano Salvador, Gonzalo Rubalcaba, Roberto Fonseca y como no, el muchachito que en alguna fría tarde de domingo descubrí en el Amadeo.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Marianela Curbelo Ramírez dijo:

    Totalmente de acuerdo con Rafael: Harold es un "monstruo" de la música cubana. Derroche de virtuosismo.

  • Mariana dijo:

    Felicidades!

  • Dadyer dijo:

    Felicidades para él y los suyos, seguirá creciendo como no...

  • toni basanta dijo:

    Desde que conoci a Harold Lopez-Nussa Torres siendo muy muy joven y lo vi tocar me considero uno de sus admiradores que ya hoy son miles, lo mismo como publico sentado en un teatro o presentarlo en un Club de Jazz como la Zorra y el Cuervo en Cuba que a traves de sus videos en Montreux Suiza o en la radio donde su musica siempre esta presente en mis programas
    Un abrazo y exitos
    Toni Basanta
    desde Vermont EUA
    Sabroso Guarapo & The Cuban Bridge
    al aire JUEVES
    http://www.theradiator.org
    http://www.wwpv.org

  • Alejandro Loisí dijo:

    La Universidad de las Artes, ISA está orgullosa de él. ¡Sigue así Harold!
    Para estar al tanto de lo que ocurre en la Universidad de las Artes de Cuba y de su Festival visite el blog de la Universidad: http://isauniversidaddelasartes.wordpress.com/

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rafael González Escalona

Rafael González Escalona

La Habana, 1989. Periodista y colaborador de Cubadebate. Twitter: @rafauniversidad

Vea también