Imprimir
Inicio » Opinión  »

Los preparativos de la invasión a Girón

| 6

Victoria de Playa Girón

Por Pedro Etcheverry Vázquez

José Luis Méndez Méndez

En febrero de 1961, hace medio siglo, la Agencia Central de Inteligencia dio inicio a una de las últimas fases preparatorias antes de lanzar la invasión mercenaria por Playa Girón, que se consumaría el 17 de abril de ese mismo año, y que sería derrocada por las fuerzas armadas cubanas en apenas 66 horas. Esta preparación consistió en la infiltración de hombres previamente entrenados para crear las condiciones subversivas que favorecieran la agresión, entre estos efectivos se encontraban radistas, expertos en explosivos y miembros de los Grupos de Misiones Especiales.

La operación comenzó con la entrada por el aeropuerto de La Habana del mercenario 2517 Manuel H. Reyes García con documentación e identidad falsas. Para incrementar la desestabilización interna los terroristas incendiaron el centro comercial El Encanto de Santiago de Cuba, un hecho que ocasionó daños de consideración.

El día 14 ya se había producido por la zona de Arcos de Canasí, en Matanzas, la infiltración de un grupo de misiones especiales de la CIA integrado por Félix Rodríguez Mendigutía, Segundo Borges Paz, José González Castro, el mercenario 2504 Javier Souto Álvarez Ríos y Edgar Sopo Barreto. Introdujeron varias toneladas de armas y explosivos.

El 26 de febrero un avión procedente de la Florida, como parte de la Operación Fantasma de la CIA, sobrevoló la ciudad de Los Palacios, en Pinar del Río y la granja Las Vegas del poblado de “Alonso Rojas” en Consolación del Sur, en la misma provincia, y lanzó propaganda subversiva incitando a la población a cometer actos de terrorismo.

El día 28 del mismo mes otro grupo terrorista colocó una bomba en la escuela de Secretariado Comercial Nobel Academy, que ocasionó varios heridos y grandes daños materiales. Este fue uno de los objetivos seleccionados para aterrorizar a la juventud cubana ubicado en la esquina de la concurrida Calzada del 10 de Octubre y la calle San Mariano, en el reparto La Víbora, de La Habana. Con ello intentaban sembrar el pánico entre maestros y alumnas, en los familiares y en todo el vecindario, con el propósito final de interrumpir el curso escolar.

Un poderoso artefacto explosivo, colocado en el servicio sanitario de varones por Roberto del Castillo Fernández, miembro del FRD, con la ayuda de Javier Altabás Pardo, de la organización terrorista Legión Democrática Constitucional, hizo explosión alrededor de las cuatro de la tarde, cuando un numeroso grupo de alumnas se encontraban en horario de receso en el interior del recinto escolar.

Una maestra y 7 jóvenes resultaron heridas. De estas, una perdió el ojo izquierdo. Las víctimas fueron la profesora de inglés Yolanda Morales Cepeda, de 36 años y las alumnas María Eugenia Echaniz, Silvia Sánchez Rodríguez y Sonia Brito, de 18 años, Olga Valle Díaz y María A. Pousa, de 17, María Victoria Rolda Romero, de 16 y Carmen Valenzuela Castrum, de 15. Además hubo cuantiosos daños materiales. El baño y dos aulas quedaron totalmente destruidos.

Este acto terrorista tuvo un fuerte impacto en la zona, pero a favor de la Revolución.  La población de los alrededores se lanzó a la calle para ayudar en lo que fuera necesario. Después se organizó un mitin con el objetivo de repudiar el hecho y acusar a la contrarrevolución. En el portal de la escuela se improvisó una tribuna, en la que no faltaron pancartas y banderas. Allí se expresaron emocionadas frases de apoyo a la Revolución y odio hacia los enemigos del pueblo.

Ese mismo día fue incendiada la oficina del acueducto de Regla, donde murió un terrorista y resultaron heridas tres personas. El hecho ocasionó pérdidas por valor de 61 500 dólares.

Apenas transcurrida una semana en la escuela privada Academia Newton, de Secretariado Comercial, en la calle San Indalecio de la barriada de Santos Suárez, en el municipio 10 de Octubre, se produjo otro acto terrorista muy parecido. Hubo jóvenes heridos y cuantiosos daños materiales. Los vecinos del lugar respondieron con un mitin de repudio en el que se escucharon nuevas frases de apoyo a la Revolución.

El 4 de marzo, cuando se conmemoraba el primer aniversario del sabotaje al vapor francés La Coubre en el puerto de La Habana, fueron lanzados en paracaídas, en una finca ubicada en Santa Cruz del Sur, en Camagüey, los radistas de la CIA  Adolfo González Mendoza, mercenario 2552, Jorge García-Rubio Rodríguez, mercenario 2542 y el agente Emilio Rivero Caro, jefe de células terroristas en Pinar del Río, con la misión de introducir armas y explosivos.

De esta manera se ponía en marcha la fase previa del vasto plan terrorista que antecedía a la invasión de la Brigada 2506. Los criminales entrenados en bases militares norteamericanas y en campamentos en Centroamérica, aparecían en el escenario nacional cubano con la tarea de preparar hombres para ejecutar sabotajes, organizar y entrenar a los grupos internos y contribuir a fomentar el pánico en la población.

Se había iniciado el fracaso de esta etapa agresora, después vendrían otros intentos igualmente frustrados para los enemigos de la Revolución.

25 de febrero de 2011

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Juan Castro dijo:

    Los preparativos de la invasión de Girón:

    Cuanta perversidad de los agentes de la CIA pero más perversos los mercenarios cubanos que el odio, el dinero y las ambiciones los cegaron en un intento de destruir la Revolución Cubana; la única revolución latinoamericana verdadera. Pero que chasco se han llevado porque esta revolución llegó y triunfó para quedarse y así construir el Socialismo.

    !!Viva Cuba, primer territorio LIBRE de América!!!!!

    Con saludos
    Juan Castro
    Mexicano…

  • Ernesto Aristizábal Reyes dijo:

    Agua de Dios, Cundinamarca,COLOMBIA, marzo 02 de 2011
    Apreciados amigos de CUBA-DEBATE: valioso, como todo lo que Ustedes publican, esta nota especial sobre la invasión terrorista del imperialismo norteamericano contra Cuba;la haré circular entre un grupo numerosos de personas, a quienes ya envié el libro sobre el largo y genocida bloqueo contra la patria de Martí.
    Me parece importante que Ustedes, como ya lo hicieron con el libro que he mencionado y con el Plan Condor, publicaran en PDF un texto que hable de la heroica gesta del pueblo cubano en Playa Girón.
    Un abrazo fraterno desde Colombia,
    Ernesto Aristizábal Reyes
    Carrera 10 N.9-35
    Agua de Dios, Cundinamarca
    COLOMBIA

  • Juan Gatica Amengual dijo:

    Hace cincuenta años atrás, iba a cumplir mis diecisiete….

    Vivía entonces en Puente Alto,un poco al sur-este de la capital (Santiago), un pueblito muy obrero en aquel tiempo…

    Mis rotundas esperanzas de un mundo mejor y más justo miraban en dirección a esa Isla brava y desafiante.

    Fui uno de los organizadores de un paro de actividades estudiantiles de apoyo a Fidel y a la digna Cuba.

    Hoy a mis , casi, sesentaisiete, MANTENGO INTACTA MI FE en la Revolución de aquellos jóvenes que llegaron, de México, a bordo del “Granma”….

    Desde el paraíso del neoliberalismo salvaje a ultranza, pero perfectamente DERROTABLE,

    Juan Gatica Amengual

    ¡Patria o Muerte !
    ¡ Venceremos !

    SANTIAGO DE CHILE

  • Enrique Ossandón Fernández dijo:

    Me siento tan orgulloso de Griron.
    VIVA CUBA !!

  • Candela dijo:

    Era muy pequeña cuando eso ocurrió, pero sentía la mezcla de emociones en mi casa y ante cada golpe del enemigo para destruir la joven revolución, más pasión y entrega a la causa.

    Recuerdo una frase de entonces dicha por Raúl que mi mamá pegó en el espejo interior de su escaparate que sintetizaba el sentimiento del pueblo: “La Revolución es como una estaca: mientras más golpes le dan, más hondo se clava”. Esa gran verdad, los enemigos de la Revolución Cubana nunca la han entendido. La agresión imperialista nos hizo -nos ha hecho- mucho daño; pero también el milagro de su supervivencia contra todo pronóstico.

    Este foro de Cubadebate es muestra de ese espíritu: somos implacables con nuestros errores, con nuestras deficiencias; soñamos y luchamos por una sociedad mejor para todos; pero que nadie -y repito en letras altas: NADIE se atreva a tratar de coger mangos bajitos con nosotros, porque en ese minuto, nos unimos como el haz de nuestro escudo y le damos a cualquiera un nuevo Baraguá.

    • Martinela dijo:

      Sí, Candela. La moral y el patriotismo han sido el escudo y la espada de esta Revolución. Quebrantarlos es el objetivo del imperio “con nuevos métodos”.

      Sin que el agresor de siempre haya desaparecido, la subversión interna aguardando detrás de cada ineficiente, indolente, vanidoso, prepotente, oportunista, burócrata acomodado, mentiroso, ladrón, corrupto y corruptor es hoy nuestro enemigo más peligroso porque pone en peligro la credibilidad de nuestro proyecto y el esfuerzo colectivo por alcanzarlo. Por eso, ¡jan! contra estos males dondequiera que estén.

      De lo que escribiste quería precisar algo: Baraguá es el espíritu y Girón, la victoria.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José Luis Méndez Méndez

Escritor y profesor universitario. Es el autor, entre otros, del libro “Bajo las alas del Cóndor”, “La Operación Cóndor contra Cuba” y “Demócratas en la Casa Blanca y el terrorismo contra Cuba”. Es colaborador de Cubadebate.

Vea también