Imprimir
Inicio » Opinión  »

Nota sobre el frustrado golpe de estado en Ecuador

| 20

1. ¿Qué pasó ayer en Ecuador?

Hubo una tentativa de golpe de estado. No fue, como dijeron varios medios en América Latina, una "crisis institucional", como si lo ocurrido hubiera sido un conflicto de jurisdicciones entre el Ejecutivo y el Legislativo sino una abierta insurrección de una rama del primero, la Policía Nacional, cuyos efectivos constituyen un pequeño ejército de 40.000 hombres, en contra del Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas del Ecuador, que no es otro que su presidente legítimamente electo. Tampoco fue lo que dijo Arturo Valenzuela, Subsecretario de Estado de Asuntos Interamericanos, "un acto de indisciplina policial". ¿Caracterizaría de ese modo lo ocurrido si el equivalente de la Policía Nacional del Ecuador en EEUU hubiera vapuleado y agredido físicamente a Barack Obama, lesionándolo; lo hubiera secuestrado y mantenido en reclusión durante 12 horas en un hospital policial hasta que un comando especial del Ejército lo liberaba luego de un intenso tiroteo? Seguramente que no, pero como se trata de un mandatario latinoamericano lo que allá suena como intolerable aberración aquí aparece como una travesura de escolares.

En general todos los oligopolios mediáticos ofrecieron una versión distorsionada de lo ocurrido el día de ayer, evitando cuidadosamente hablar de tentativa de golpe de estado. En lugar de eso se referían a una "sublevación policial" lo cual, a todas luces, convierte los acontecimientos del Jueves en una anécdota relativamente insignificante. Es un viejo ardid de la derecha, siempre interesada en restar importancia a las tropelías que cometen sus partidarios y a magnificar los errores o problemas de sus adversarios. Por eso viene bien recordar las palabras pronunciadas este Viernes, en horas de la mañana, por el presidente Rafael Correa cuando caracterizó lo ocurrido como "conspiración" para perpetrar un "golpe de estado". Conspiración porque, como fue más que evidente en el día de ayer, hubo otros actores que manifestaron su apoyo al golpe en gestación : ¿no fueron acaso efectivos de la Fuerza Aérea Ecuatoriana -y no de la Policía Nacional- los que se paralizaron al Aeropuerto Internacional de Quito y el pequeño aeródromo utilizado para vuelos provinciales? ¿Y no hubo grupos políticos que salieron a apoyar a los golpistas en calles y plazas? ¿No fue el propio abogado del ex presidente Lucio Gutiérrez uno de los energúmenos que trató de entrar por la fuerza a las instalaciones de la Televisión Nacional del Ecuador? ¿No dijo acaso el Alcalde de Guayaquil, y gran rival del presidente Correa, Jaime Nebot, que se trataba de un conflicto de poderes entre un personaje autoritario y despótico, Correa, y un sector de la policía, equivocado en su metodología pero a quien le asistía la razón en sus reclamos? Esta falsa equidistancia entre las partes en conflicto era una indirecta confesión de su complacencia ante los acontecimientos en curso y de su íntimo deseo de librarse de su -hasta ahora al menos- inexpugnable enemigo político. Para ni hablar de la lamentable involución del movimiento "indígena" Pachakutik, que en medio de la crisis hizo pública su convocatoria al  "movimiento indígena, movimientos sociales, organizaciones políticas democráticas, a constituir un solo frente nacional para exigir la salida del Presidente Correa." ¡Sorpresas te da la vida", decía Pedro Navaja; pero no hay tal sorpresa cuando uno toma nota de los generosos aportes que la USAID y el National Endowment for Democracy han venido haciendo en los últimos años para "empoderar" a la ciudadanía ecuatoriana a través de sus partidos y movimientos sociales.

Conclusión: no fue un pequeño grupo aislado dentro de la policía quien intentó dar el golpe sino un conjunto de actores sociales y políticos al servicio de la oligarquía local y el imperialismo, que jamás le va a perdonar a Correa haber ordenado el desalojo de la base que Estados Unidos tenía en Manta, la auditoría de la deuda externa del Ecuador y su incorporación al ALBA, entre muchas otras causas. Incidentalmente, la policía ecuatoriana hace ya muchos años que, al igual que otras de la región, viene siendo instruida y adiestrada por su contraparte estadounidense. ¿Habrán incluido alguna clase de educación cívica, o sobre la necesaria subordinación de las fuerzas armadas y policiales al poder civil? No parece. Más bien, actualiza la necesidad de poner fin, sin más dilaciones, a la "cooperación" entre las fuerzas de seguridad de la mayoría de los países latinoamericanos y las de Estados Unidos. Ya se sabe que es lo que enseñan en esos cursos.

2. ¿Por qué fracasó el golpe de estado?

Básicamente por tres razones: en primer lugar, por la rápida y efectiva movilización de amplios sectores de la población ecuatoriana que, pese al peligro que existía, salió a ocupar calles y plazas para manifestar su apoyo al presidente Correa. Ocurrió lo que siempre debe ocurrir en casos como estos: la defensa del orden constitucional es efectiva en la medida en que es asumida directamente por el pueblo, actuando como protagonista y no como simple espectador de las luchas políticas de su tiempo. Sin esa presencia del pueblo en calles y plazas, cosa que había advertido Maquiavelo hace quinientos años, no hay república que resista los embates de los personeros del viejo orden. El entramado institucional por sí sólo es incapaz de garantizar la estabilidad del régimen democrático. Las fuerzas de la derecha son demasiado poderosas y dominan ese entramado desde hace siglos. Sólo la presencia activa, militante, del pueblo en las calles puede desbaratar los planes golpistas.

En segundo lugar, el golpe pudo ser detenido porque la movilización popular que se desarrolló con gran celeridad dentro del Ecuador fue acompañada por una rápida y contundente solidaridad internacional que se comenzó a efectivizar ni bien se tuvieron las primeras noticias del golpe y que, entre otras cosas, precipitó la muy oportuna convocatoria a una reunión urgente y extraordinaria de la UNASUR en Buenos Aires. El claro respaldo obtenido por Correa de los gobiernos sudamericanos y de varios europeos surtió efecto porque puso en evidencia que el futuro de los golpistas, en caso de que sus planes finalmente culminaran exitosamente, sería el ostracismo y el aislamiento político, económico e internacional. Se demostró, una vez más, que la UNASUR funciona y es eficaz, y la crisis pudo resolverse, como antes la de Bolivia, en 2008, sin la intervención de intereses ajenos a América del Sur.

Tercero, pero no último en importancia, por la valentía demostrada por el presidente Correa, que no dio brazo a torcer y que resistió a pie firme el acoso y la reclusión de que había sido objeto pese a que era más que evidente que su vida corría peligro y que, hasta último momento, cuando se retiraba del hospital, fue automóvil fue baleado con claras intenciones de poner fin a su vida. Correa demostró poseer el valor que se requiere para acometer con perspectivas de éxito las grandes empresas políticas. Si hubiese flaqueado, si se hubiera acobardado, o dejado entrever una voluntad de someterse al designio de sus captores otro habría sido el resultado. La combinación de estos tres factores: la movilización popular interna, la solidaridad internacional y la valentía del presidente terminó por producir el aislamiento de los sediciosos, debilitando su fuerza y facilitando la operación de rescate efectuada por el Ejército ecuatoriano.

3. ¿Puede volver a ocurrir?

Sí, porque los fundamentos del golpismo tienen profundas raíces en las sociedades latinoamericanas y en la política exterior de Estados Unidos hacia esta parte del mundo. Si se repasa la historia reciente de nuestros países se comprueba que las tentativas golpistas tuvieron lugar en Venezuela (2002), Bolivia (2008), Honduras (2009) y Ecuador (2010), es decir, en cuatro países caracterizados por ser el hogar de significativos procesos de transformación económica y social y, además, por estar integrados a la ALBA. Ningún gobierno de derecha fue perturbado por el golpismo, cuyo signo político oligárquico e imperialista es inocultable. Por eso el campeón mundial de la violación a los derechos humanos -Álvaro Uribe, con sus miles de desaparecidos, sus fosas comunes, sus "falsos positivos"- jamás tuvo que preocuparse por insurrecciones militares en su contra durante los ocho años de su mandato. Y es poco probable que los otros gobiernos de derecha que hay en la región vayan a ser víctimas de una tentativa golpista en los próximos años. De las cuatro que hubo desde el 2002 tres fracasaron y sólo una, la perpetrada en Honduras en contra de Mel Zelaya, fue coronada exitosamente. El dato significativo es que su ejecución fue sorpresiva, en el medio de la noche, lo cual impidió que la noticia fuese conocida hasta la mañana siguiente y el pueblo tuviera tiempo de salir a ganar calles y plazas. Cuando lo hizo ya era tarde porque Zelaya había sido desterrado. Además, en este caso la respuesta internacional fue lenta y tibia, careciendo de la necesaria rapidez y contundencia que se puso de manifiesto en el caso ecuatoriano. Lección a extraer: la rapidez de la reacción democrática y popular es esencial para desactivar la secuencia de acciones y procesos del golpismo, que rara vez es otra cosa que un entrelazamiento de iniciativas que, a falta de obstáculos que se interpongan en su camino, se refuerzan recíprocamente. Si la respuesta popular no surge de inmediato el proceso se retroalimenta, y cuando se lo quiere parar ya es demasiado tarde. Y lo mismo cabe decir de la solidaridad internacional, que para ser efectiva tiene que ser inmediata e intransigente en su defensa del orden político imperante. Afortunadamente estas condiciones se dieron en el caso ecuatoriano, y por eso la tentativa golpista fracasó. Pero no hay que hacerse ilusiones: la oligarquía y el imperialismo volverán a intentar, tal vez por otras vías, derribar a los gobiernos que no se doblegan ante sus intereses.

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Angel del Toro dijo:

    Oiga ... esto está más claro que el agua ... Está demostrado que una revolución vale en la misma medida que sabe defenderse. Y comparto el criterio del colega Atilio: De haber sucedido este intento de magnicidio contra el Presidente de los Estados Unidos, la sangre hubiera bañado las paredes de la Casa Blanca sin distinción de personas ni pertenencia política . !Que valor el de el Presidente Correa para asistir a dialogar con la Policía! !Que humanismo aun en medio de las ofensas que le propinaron! Este sí es un mandatario que confía en su pueblo, en la misma medida que ha dado de sí para la conformación de una verdadera Revolución Ciudadana
    Y definitvamente comparto lo segundo: !Alerta pueblos y presidentes nacidos de los verdaderos procesos democráticos, el Condor no ha muerto, está agazapado y lanza zarpazos traicioneros con sus garras sanguinolentas desde las cumbres de los Andes o desde su segunda guarida en Miami!
    Alerta pueblos y presidentes democráticos, a la oligarquía, la reacción interna y el imperialismo no se le puede permitir ni un tantito asi

  • Magdy dijo:

    El hecho que ocurrió en Ecuador demostró la unión de este pueblo, ya que fueron ellos el factor esencial de la liberación de su presidente, su apoyo y persistencia fue increíble incluso valiente, gracias a ello ahora su presidente se encuentra bien y este hecho quedo como una historia para contar. Viva Ecuador y su presidente!!!!

  • Pame dijo:

    El pueblo ecuatoriano apoyó a rafael COrrea y la revolución.

  • pedro dijo:

    las raices de la oligarquia, el poder economico y el imperialismo del norte han cavado muy profundo en latinoamerica, algunos cambios son evidentes, una nueva forma de pensar en lationoamerica se vislumbra, de todas maneras el monstruo sigue vivo, solo esta esperando el momento de atacar nuevamente, solo el pueblo y la union de los gobiernos de nuestro continente pueden tener alguna chance de enfrentarlo, saludos

  • Rolando (Honduras) dijo:

    Esta visto que los golpistas del continente a raiz de la experiencia hondureña aprendieron que el guion de no llamarle Golpe de Estado a la sustitucion violenta del Jefe de Estado rindio buenos dividendos: garantizar la impunidad a los protagonistas; confundir a la opinion publica sobre las causas y, tender una cortina de humo sobre la injerencia yanqui en el asunto. Cada vez mas el pueblo latinoamericano entiende todo eso y no se deja sorprender, pero tambien quedan muchos a quienes aun les dan "atol con el dedo" y se tragan enterito el guion. .

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    HABRA QUE DESTACAR SIEMPRE EL PAPEL JUGADO POR LAS FUERZAS ARMADAS. DONDE SE PUSO A PRUEBA LOS PRINCIPIOS ETICOS DE ESE BRAZO ARMADO.

    LA DIGNIDAD DEL PRESIDENTE DEMOSTRADA A LO LARGO DE SU MANDATO Y EN CADA ACTO DE SU EJEMPLAR VIDA LE PROPORCIONO EL APOYO DEL PUEBLO Y LA SOLIDARIDAD MUNDIAL

  • Dardo Ribas dijo:

    LO INTENTARON OTRA VEZ…
    LA EXPERIENCIA HISTÓRICA DEBE SER ATENDIDA

    Y no es difícil comprender quiénes están detrás de esta “chirinada” que costó vidas, heridos y angustia en toda Latinoamérica.

    Puede leerse en “Cubadebate” un importante informe que explica la penetración en los últimos años de la CIA en ciertos estamentos de la policía ecuatoriana.

    Los instigadores, además, son ampliamente conocidos: léase partidos de derechas; la alta burguesía y los sectores oligárquicos en sus variantes vernáculas.

    Para los que tenemos algunos años, la maniobra es ampliamente acreditada.

    Se trató de un intento para “medir” adhesiones. Algo parecido, pero más vulgar que algunas seguidillas ocurridas en la Argentina u otros países y que pasaron a ser verdaderos modelos imitados por los golpistas y gorilas de toda Latinoamérica.

    Si en las primeras horas de la insurrección lograban apegos en otros sectores de las Fuerzas Armadas de ese país, se venía otra versión del otrora “pinochetazo”.

    Esta modalidad, no es novedosa, pero se basa siempre en la misma “doctrina” táctica. Y es dictada desde las cuevas del Pentágono y otras usinas golpistas enquistadas, desde luego, en la mismísima Casa Blanca.

    Recordar lo de Honduras y las ambivalentes declaraciones iniciales cuando ese golpe de Estado. Ahora, los yanquis, hicieron lo mismo. Desde Obama, hasta Hillary. Hacerse los distraídos y esperar el desarrollo de los sucesos. Si el golpe triunfaba, adhieren. Si no, se fingen “democráticos” y condenan “pour la galerie”…

    El zorro cambia el pelo, pero no las mañas.

    Por ejemplo, la asonada en Argentina del 28 de setiembre de 1951 a cargo del general Benjamín Menéndez y un entonces joven Alejandro Agustín Lanusse -militar de grado intermedio que con los años fuera Presidente de facto-. El mismo que entregó el Poder al digno Presidente Héctor Cámpora elegido por el pueblo allí por 1973, cuando las luchas populares tenían acorralado al proyecto embustero del “Gran Acuerdo Nacional” (GAN).

    Más adelante, y fallida aquella tentativa, en 1955, precisamente el 16 de junio de ese año, la Marina de Guerra enlodó para siempre su poco prestigio, cuando escuadrillas de aviones a reacción (“Gloster Meteor”) y bimotores “Catalina”, entre otros, bombardearon por sorpresa la Plaza de Mayo, asesinando a centenares de argentinos inocentes que deambulaban por ese paseo público e histórico. Los instigadores y ejecutores jamás pagaron semejante felonía.

    El magno crimen fracasó, pero meses después se desencadenó la segunda parte; el 16 de setiembre del mismo año, los gorilas cohesionaron su plan y derrocaron al legítimo gobierno del general Juan Domingo Perón para inaugurar la pomposamente llamada “Revolución Libertadora”… que no fue libertadora, ni cosa parecida… sino todo lo contrario.

    Conculcadora de las libertades cívicas y enemiga manifiesta de la clase obrera, de la izquierda y de las mayorías, a quienes quebrantaron las libertades durante años, no exentos de crímenes deleznables en pos de proyectos económicos planificados desde los centros del poder económico de las elites millonarias y su mentor ideológico, el imperio yanqui.

    Allí nació la proscripción de las masas obreras peronistas y la ominosa Ley 17.401 (Frondizi) que persiguió brutalmente a la izquierda marxista.

    ¿Un ejemplo más?... La intentona del fascista brigadier Orlando Capellini durante el Gobierno de Isabel Perón. También fracasó, pero los conspiradores lograron medir la respuesta popular que fue poca, insignificante, por el descrédito de aquella cretina y mediocre insalvable…

    Poco después vino el genocidio organizado con el golpe final de Videla, Massera y compañía, con el aval de los EEUU y la oligarquía comandada por el maldito perverso llamado Martínez de Hoz -enjuiciado en la actualidad y preso- y la oligarquía agropecuaria y financiera.

    ¿Qué pretendo insinuar con estas breves referencias?… porque hay muchas más a lo largo del siglo pasado y en la memoria reciente en toda nuestra Latinoamérica.

    El golpe fracasó por ahora en Ecuador. Pero no hay que dormirse. El compañero Correa no debe descuidar sus flancos. El pueblo debe estar alerta y movilizado.

    Seguramente, en las trastiendas de esta “chirinada”, hay cómplices; incluso en las Fuerzas Armadas que permanecen ocultos a la vista del país y en los estamentos políticos civiles de la oposición de derechas, que simulan ahora condena a los patéticos facciosos de una fuerza policial que esgrime “reivindicaciones” o enojos salariales con el Gobierno para justificar su deslealtad y criminal accionar.

    Estos polizontes han sido utilizados como conejillos de Indias para el verdadero propósito estratégico que tienen en mente otras jerarquías militares de poder decisivo en cuanto a represión se refiere. La historia demuestra lo que digo.

    Debe el compañero Correa instrumentar un ejemplar castigo a estos audaces vendepatrias, potenciales asesinos y bárbaros. Lo contrario, perdonarlos, no exonerarlos, ni meterlos en prisión ya y juzgarlos con premura, les volverá a alentar para renovar la aventura.

    Perón no los castigó con rigor en 1955… Allende, en 1973, antes del golpe final de Pinochet y la CIA, fue bastante tolerante con las conspiraciones que eran evidentes...

    Meses después, el gorilaje logró su objetivo y el pueblo lo pagó muy caro. El Presidente socialista, además, perdió su preciosa vida.

    Que no pase lo mismo.
    Actuar ya, antes que sea demasiado tarde.

    No subestimar a estos traidores. El plan desestabilizador para Evo en Bolivia, ya debe estar preparado en la cocina del imperio.

  • Mirta dijo:

    Es verdad, se necesita estar atentos todo el tiempo, saber qué se quiere decir cuando acusan a nuestros gobernantes de autoritarios, populistas, sectarios, sabiendo que los que los critican son de lo peor, aunque ganen premios nobeles de la paz. Tenemos que defendernos entre nosotros, y no dejar pasar ningún intento sin reaccionar ràpidamente, desechando las informaciones tendenciosas. ¡Gracias a Telesur que nos mantuvo constantemente comunicados hasta que vimos a Rafael Correa bien!

  • pavel korchaguin dijo:

    Atilio creo que tu articulo es de lo mas claro que he leido visto y escuchado en toda la trama del golpe de estado fallido por esos esbirros de los oligarcas sinverguenzas apoyados claramente por el Imperio gringo estuve alternando la noticia con los farsantes mas grandes de la informacion CNN y se ve claramente como esa Patricia
    Janiot movia la informacion a favor de los golpistas afortunadamente
    contamos con telesur en señal de cable ya no caemos en las mentiras de periodistas sin dignidad y que da asco ver,leer y escuchar, necesitamos un periodismo digno y comprometido con su pueblo en nuestros paises Centroamericanos periodistas asi son asesinados, al pueblo ecuatoriano les manifiesto y repito lo que transmitio el comandante y presidente Chavez tienen que fundirse como el acero y fundir su revolucion para quedar blindados a los ataques del Imperio que no pararan, hasta la victoria hermosos pueblos del sur adelate compañeros,viva el Socialismo del siglo XXl

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    Magnifico artículo, recomiendo leer ¨¨Nuestra América¨¨ de José Martí, ya en esos tiempos, 1891, nos habla del ¨¨tigre de adentro y el tigre de afuera¨¨, y que el ¨¨desden del vecino poderoso que no nos conoce, es el peligro mayor de nuestra América¨¨ es necesario, hoy más que nunca, que el vecino ¨¨nos conozca, para que no nos desdeñe¨¨.

  • gerardo fernandez dijo:

    OLIMPIO,USTED NO TRABAJA COMPADR,SEPASA LAVIDA COMETANDO CUANTO ARTICULO HAY AQUI EN CUBADEBATE,SEGURO VA A SER UNO DE LOS NO IDONEOS EN LA RESTRUCTURACIONPORQUE SU EFICIENCIA DEBE ESTAR POR EL PISO

  • aoiqwu dijo:

    si huebiera sido otra cosa lo hubieran matado

  • Luis Abad dijo:

    Gracias a Atilio Borón por su exposición y felicitación a Angel del Toro y por 2ª vez a Dardo Ribas . ¿ Coincidimos en que UNASUR debe
    coronar sus esfuerzos con una decisión valiente , consensuada y coherente con los objetivos de la "SEGUNDA INDEPENDENCIA" , a saber
    su derecho a defenderse contra intentos o golpes de Estado con un
    "TRATADO DE SEGURIDAD Y ASISTENCIA" a imagen de la OTAN que ha actuado y continúa haciéndo de gendarme en el Continente Europeo y fuera desde la época de la "GUERRA FRÍA" y que fue contestada por el
    "TRATADO DE VARSOVIA" ?
    Tema para abordar y matizar por los "geopolíticos" avezados .
    Gracias y enhorabuena por la demostración de resistencia y de organización . Saludos . Luis Abad desde Madrid .

  • Victor dijo:

    Excelente artículo!!!

  • wilson peña torres dijo:

    Los periodistas y demás trabajadores del órgano de prensa Radio Grito de Baire, Contranaestre,Cuba,condenamos intentona de golpe de estado en Ecuador y felicitamos a los periodistas de TELESUR por la valiente actitud y la eficacia conque nos mantuvieron informados de esos acontecimientos.

  • luis briceño dijo:

    Gracias al pueblo eroico de ecuador nuestro presidente no fue derrocado, y tambien a la rapida intervencion de unasur liderada por Hugo Chavez y Evo Morales que fueron valientes en culpar directamente a los Estados Unidos de querer desestabilizar a nuestro Presidente

  • Atilio Borón dijo:

    Hola todas y todos:
    Les cuento que recibí varios comentarios, muy fraternales y benévolos, llamándome la atención sobre la exclusión de Haití en la lista de los golpes de estado. Les respondí a todos que dado que estaba hablando de los países integrados al ALBA no lo tomé en cuenta porque Haití no lo estuvo, ni lo está. Pero pese a ello me pareció oportuno agregar una nota al pie para aclarar el asunto. Si lo pueden incorporar a mi artículo les voy a estar muy agradecido. Abajo está la nota al pie y, en el texto, una llamada * (todo en el último párrafo).

    Un fuerte abrazo a todas y todos de

    Atilio
    __________________

    Y es poco probable que los otros gobiernos de derecha que hay en la región vayan a ser víctimas de una tentativa golpista en los próximos años. De las cuatro que hubo desde el 2002 tres fracasaron y sólo una, la perpetrada en Honduras en contra de Mel Zelaya, fue coronada exitosamente.(*) El dato significativo es que su ejecución fue sorpresiva, en el medio de la noche, lo cual impidió que la noticia fuese conocida hasta la mañana siguiente y el pueblo tuviera tiempo de salir a ganar calles y plazas. Cuando lo hizo ya era tarde porque Zelaya había sido desterrado. ...

    oligarquía y el imperialismo volverán a intentar, tal vez por otras vías, derribar a los gobiernos que no se doblegan ante sus intereses.

    (*) Los cuatro golpes de Estado arriba señalados corresponden a otros tantos países del ALBA. Habría que agregar el caso de Haití, que no se incluyó en nuestra enumeración porque no se hallaba vinculado al ALBA. El 28 de Febrero del 2004 Jean-Bertrand Aristide fue secuestrado, también en altas horas de la noche, subido a un avión fletado por el gobierno de Estados Unidos, forzado a presentar su renuncia y desterrado a un país africano. Como en otros casos, también en Haití hubo grandes manifestaciones populares exigiendo la reposición de Aristide en la presidencia, pero todo fue en vano..

    Atilio Borón

  • danny dijo:

    Por eso y mucho más no se puede dormir ni perderles el paso a estos ESBIRROS vende patria !!!fueza Correa FUEZA!!!

  • EDUARDO dijo:

    Gracias por devolverme la FE
    Grande Presidente Correa, yo siempre creí y creo en usted, pero si debo decirle que alerta debe de estar, el enemigo esta mas cerca de lo que se imagina, recuerdo palabras de usted en la posesión en la mitad del mundo, usted dijo que habían infiltrados, ojo y Pilas mi presidente, hasta cuando no comienza reestructurar su movimiento político, pero no como le dicen o le hacen creer sus dirigentes, debe de haber un contingente humano con ideales, con una identidad y que sientan la revolución, usted tiene muchos simpatizantes a eso dele un sustento ideológico y forme de ellos a los guardianes de la Democracia.
    atentamente.
    Eduardo Dorado

  • Rbobie dijo:

    Sin dudas constituye un buen ejemplo de democracia para toda America Latina, como también está dando lecciones de democracia mi pueblo Venezolano, que ha sabido decir NO oportunamente cuando ha hecho falta al presidente Chavez y apoyamos a Chavez pero ni de el nos comemos una vaina. A ver si el pueblo cubano pudiera gozar del orgullo de votar directamente por su presidente en una boleta y se hace eco del despertar democrático Latinoamericano, Cuba tiene un pueblo muy lindo pero le falta aprender a no decir Si a todo lo que diga su govierno, penosamente le falta un espacio para la libertad y el debate sin miedo.

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Atilio Borón

Atilio Borón

Economista y periodista argentino, quien dirigió Clacso.

Vea también