Imprimir
Inicio » Opinión  »

"Flotilla por la Libertad de Gaza": Falseando la verdad

| 5

Por Amy Goodman

La llamaron "Operación Brisa del Mar". A pesar del lindo nombre, el violento ataque del comando israelí contra una flotilla de buques de ayuda humanitaria, que dejó un saldo de nueve civiles muertos, provocó la indignación internacional. El ataque tuvo lugar en la madrugada del 31 de mayo, cuando las seis embarcaciones de la flotilla cargadas con ayuda humanitaria aún estaban en aguas internacionales, rumbo a Gaza, donde 1,5 millones de habitantes palestinos llevan tres años de bloqueo impuesto por Israel. Desde el inicio, Israel procuró limitar el debate sobre el ataque y controlar las imágenes difundidas.

Botes y helicópteros militares israelíes atacaron las embarcaciones y tomaron el control de la flotilla. Nueve de los activistas que estaban a bordo de la embarcación más grande, el Mavi Marmara, fueron asesinados a quemarropa por comandos israelíes que dispararon balas de plomo. Un ciudadano estadounidense de diecinueve años de edad, Furkan Dogan, recibió un disparo en el pecho y cuatro disparos en la cabeza. Israel secuestró los seis buques y arrestó a los 700 activistas y periodistas que estaban a bordo, los trasladó al puerto israelí de Ashdod y los mantuvo incomunicados de su familia, la prensa y abogados durante días. El gobierno israelí confiscó todas las grabaciones y equipos de comunicación que encontró - aparatos que contenían casi todas las pruebas del ataque que lograron grabarse - permitiéndole así al Estado de Israel controlar lo que el mundo pudo conocer acerca del ataque. Los israelíes seleccionaron, editaron y publicaron las imágenes que quisieron que el mundo viera.

Cuatro días después de su captura, la mayoría de los detenidos fueron deportados por el gobierno israelí, mucho después de que la información sobre el incidente hubiera sido tergiversada.

Esta semana entrevisté a dos periodistas de trayectoria que estaban a bordo de la Flotilla por la Libertad de Gaza haciendo la cobertura para el periódico australiano Sydney Morning Herald, el corresponsal Paul McGeough y su fotógrafa, Kate Geraghty. Ambos estaban en Estambul, a donde habían sido deportados desde Israel. Habían estado en la mayoría de los buques de la flotilla, pero cuando ocurrió el ataque se encontraban a bordo del más pequeño, el buque de bandera estadounidense Challenger I.

Kate Geraghty describió en la entrevista cómo le dispararon con una pistola eléctrica Taser: "Estaba tomando fotografías de Paul. Y estaba mirando a un lado del bote cuando llegaron los comandos- un comando israelí vino hacia nosotros. Entonces estaba tomando fotografías y básicamente sentí un golpe en el brazo justo encima del codo, que me empujó cerca de un metro, un metro y medio. Y luego, inmediatamente me sentí mal y comencé a vomitar. Y luego el comando vino hacia mí y trató de sacarme la cámara por la fuerza. Tenían armas, entonces, simplemente dijimos, como mencionó Paul, que somos periodistas australianos, que trabajamos para el periódico Sydney Morning Herald. Y eso no importó".

Y esta fue la descripción de McGeough: "Kate recibió un choque de una pistola eléctrica que la empujó en la cubierta. Apenas tuvimos tiempo de recuperarnos cuando los hombres enmascarados y con trajes camuflados, se amontonaron sobre un lado de la escotilla superior, donde nos encontrábamos. Se avalanzaron para quitarnos las cámaras. Arremetieron para quitarnos el teléfono satelital, que estaba en mi mano. Estaba hablando con el Sydney Morning Herald en Australia, presentando una denuncia. Hablaron con acento australiano, lo cual fue bastante sorprendente. Y cuando dijimos que éramos periodistas profesionales, dije 'Sydney Morning Herald', uno de ellos dijo 'Sabemos que trabajan para el Herald', no 'conocemos al Herald', sino 'sabemos que ustedes trabajan ahí'".

Le comenté a Paul McGeough que en una encuesta realizada por Rasmussen el 49 por ciento de los votantes estadounidenses respondió que creía que los activistas pro-palestinos que estaban en los buques de ayuda son culpables de lo sucedido. McGeough me dijo al respecto: "Si el estadounidense promedio hubiera visto debajo de la cubierta a los hombres con las muñecas atadas con esposas de plástico, arrodillados durante horas, si hubera visto que se les negaba permiso para ir al baño y se veían obligados a hacerse encima y hubiera visto a las mujeres suplicando para poder darle de beber a los hombres, eso hubiera cambiado su sensación de lo que sucedió en los buques".

Cuando los periodistas pueden trabajar libremente, pueden informar la verdad. Las fuerzas armadas israelíes se vieron obligadas a retractarse de su afirmación de que los pasajeros a bordo de la flotilla eran agentes de al-Qaeda. Un comunicado de prensa de las Fuerzas de Defensa de Israel publicado dos días después del ataque dice que aproximadamente 40 pasajeros de la flotilla "son mercenarios que pertenecen a la organización terrorista Al Qaeda". El periodista independiente Max Blumenthal cuenta que tanto él como otro colega israelí le pidieron a la oficina de prensa de las fuerzas armadas israelíes que fundamentara su afirmación. No proporcionaron pruebas, y un día más tarde el comunicado de prensa fue modificado. El titular original, que decía "Se comprobó que los atacantes de los soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) eran mercenarios de Al Qaeda", fue reemplazado por "Atacantes de los soldados de las FDI carecían de documentos de identificación".

Max Blumenthal habló desde Jaffa, Israel: "Llamé a la FDI junto con mi colega periodista Lia Tarachansky, que les habló en hebreo. Yo les hablé en inglés. Ambos obtuvimos la misma respuesta: no hay pruebas. Esta afirmación provino del círculo íntimo de Netanyahu. E inmediatamente cambiaron el comunicado de prensa para que dijera cuarenta pasajeros 'carecían de documentos de identificación' a bordo del Mavi Marmara, básicamente retractando la afirmación sobre al-Qaeda".

Paul McGeough, del Sydney Morning Herald, me dijo: "Esto es lo que hacemos: nos sumamos a batallones de las fuerzas estadounidenses en Irak y de las fuerzas australianas en Afganistán y hacemos la cobertura de lo que sucede". Dijo "He hablado con funcionarios israelíes, y en Cisjordania y Gaza he hablado con Hamas y con jóvenes futuros atacantes suicidas, porque así es como conseguimos las noticias. Si solo cuentas un lado de la historia, la gente no puede tener una visión sensata de conflictos dinámicos como estos para entender cómo podrían resolverse".

McGeough y Geraghty y todos los demás periodistas aún no han recuperado sus laptops, cámaras, videos, fotos y otras posesiones confiscadas por los israelíes. Israel ha dicho que no aceptará una investigación independiente del ataque que perpetró. Los intentos persistentes de Israel de ocultar la verdad lo único que logran es poner en peligro la seguridad de los israelíes, de los palestinos y de quienes trabajan por una paz justa en Medio Oriente.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    A PESAR DE LO MUCHO QUE SE HA PUBLICADO SOBRE ESTE TEMA, EN MODO ALGUNO, RESULTA UN ARTÍCULO "MANIDO"

    GRACIAS, UNA VEZ MÁS POR PONER A FLOTE LA VERDAD, CON NUEVAS PRUEBAS.

  • Xiomara Guerrero dijo:

    Bestias, ademas de falsear la verdad, haran que dentro de poco
    ni se hable de los hechos, son el todopoderoso, y la comunidad
    internacional sera testigo de eventos similares, y peores, y no
    pasa nada.
    y quien los juzgara, y quien paga por los muertos, y quien paga
    por los maltratos a que fueron sometidos los integrantes de la
    flotilla. No tenemos derechos a callarnos, la humanidad tiene
    la obligacions de condenar energicamente actos como estos.
    Los Organismos Internacionales deben plantar banderas en contra
    de tanto salvajismo. En dos o tres semana ni de ello se hablara.
    Bueno la decepcion es grande... La ONU, aprueba Resolucion contra
    IRAN. con que moral?. Los esfuerzos de Brazil y Turquia, fueron
    totalmente desestimados.

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    SI NO VAN A REALIZAR ACCIONES CONCRETAS QUE SE CALLEN LA BOCA, LOS OBREROS DEL MUNDO, SOBRE TODOS LOS DE PUERTOS Y AEROPUERTOS, DEBEN BLOQUERAR A ISRAEL, NO SERVICIO A SUS AVIONES Y BARCOS, NO VIAJES A ISRAEL, NI TURISTAS NI NADIE, NADA DE PRODUCTOS ELABORADOS Y MATERIAS PRIMAS PARA ISRAEL, NO CONSUMIR PRODUCTOS DE ISRAEL Y LOS GOBIERNOS QUE NO TENGAN EL VALOR DE ROMPER RELACIONES CON ISRAEL Y EXPULSAR A SUS EMBAJADORES QUE SE CALLEN LA BOCA, ESTÁ BUENO DE TRATAR CON FASCISTAS TRANSNOCHADOS, O ¿EL MUNDO ESTÁ IGUAL QUE EN EL 39? No vamos a aprender de la historia, olvidarla tiene el peligro de que haya que volver a vivirla.

  • Arturo dijo:

    No sé si vana publicar esto, pero tengo alguna esperanza.

    Discrepo de que la voluntad del ejército israelí fuese exclusivamente la de causar daño. Y recuerdo que quienes subieron a bordo de los buques fueron personas, no robots de Star Wars. Y por tanto, jugándose la vida.

    La llegada de alimentos y medicinas a Gaza está garantizada por el Gobierno israelí ante todos los gobiernos del mundo. Pero sólo se exige la revisión de lo que va a entrar en Gaza... ¿Por qué? Pues para evitar que en lugar de supositorios entren en Gaza balas.

    Mientras los árabes no se sienten a negociar la paz, a hablar de paz y a buscar la paz, van a tener frente a ellos a un ejército que es grande porque lucha por sus familias, no por un gobierno. Y porque tienen la ayuda de D-os.

    Ahora que está cercana una dimensión nuclear de dicho conflicto, por la maldad del gobierno iraní, ahora es cuando ya es tiempo de dejar de estar cómodamente sentados en nuestras casas y salir a la calle a decir que el israelí es un pueblo que busca la paz.

    ¿Queréis hablar de paz? Liberad a Gilad Shalit, detener a los asesinos que se escudan tras los carritos de bebé. Llevad la sal, que Israel llevará el pan, y Europa el agua. Reconoced que grandes hombres de Israel intentaron alcanzar la paz, a costa de sus vidas.

    Pero ya está bien de que tras sus Kalasnikov y sus barbas se escondan gentes que lo último que desean es que pueda haber paz. Recuperad el espíritu del Corán, que lo tiene y muy bueno si se lee con el corazón orientado al bien.

    Pero la Flota de la Libertad, ese experimento que intentó crear una nueva línea de lucha, no ha salido como queríais porque Israel, sencillamente, ha tenido el coraje de defender a sus gentes de nuevas entradas de armas.

    Israel quiere y anhela la paz.

  • Arturo dijo:

    Muchas gracias por haber publicado mi mensaje.

    He sido (y soy) defensor de la causa cubana desde mi juventud. Mantengo ahora con Israel el mismo criterio que con respecto a vuestra patría cubana, que es que digan lo que digan las modas, yo siempre antepondré mi criterio.

    Hay que retomar el Israel de los kibbutz, ese si que fue un experimento socialista que triunfó absolutamente. Como hubieseis triunfado de no ser por 50 años de embargo que llevais.

    Y lo que de malo tiene el capital judío (que lo tiene, por supuesto), hay que tratar de corregirlo con leyes, no asesinando a todo un pueblo. Con lucha sindical, que es necesaria. Incluso me mojo y ofrezco mi apoyo a la lucha armada, pero NO ES EN LOS MERCADOS CALLEJEROS EN QUE SE PONEN BOMBAS DONDE ESTÁ EL ENEMIGO, NI EN LOS JARDINES DE INFANCIA EN CUYOS PATIOS DE RECREO CAEN MISILES. Id a por el empresario sin escrúpulos, que no siempre es el más rico... hay veces que los desalmados perjudican hasta a la gran compañía que paga salarios dignos a sus empleados, y les arrebatan los mercados.

    Hay que reinvindicar muchos nombrs en la historia... Fidel, Jose Antonio, Israel.

    Un abrazo de camarada.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Amy Goodman

Amy Goodman

Periodista norteamericana, directora de la radio-televisora alternativa Democracy Now!

Vea también