Imprimir
Inicio » Opinión  »

Dónde está la objetividad periodística

| 4

Nadie duda que el control y la manipulación de los medios sea uno de los recursos más importantes de que se sirve el poder real de los Estados Unidos para imponer su hegemonía y dominación.

Con una portentosa maquinaria en manos de menos de una decena de mega corporaciones que literalmente poseen y controlan los grandes medios de información que le sirven para influir en las mentes y las acciones de las personas a nombre de la libertad de prensa y de conciencia, la propaganda imperial presume de ser portadora de la verdadera y única objetividad periodística.

En un interesante artículo publicado por el periodista y escritor estadounidense Glenn Greenwald en el sitio Salon.com, con titulo “The NYT´s View of Journalistic Objectivity” (Cómo ve el New York Times la objetividad periodística), se aprecia cuanto fariseísmo hay en tal aserto, a la luz del caso de Sami al-Hajj, camarógrafo de la cadena televisiva Al Jazeera apresado a fines del 2001 por las fuerzas ocupantes en Irak, torturado en Bagram y enviado a Guantánamo donde permaneció siete años hasta ser excarcelado en 2008, cual si nada hubiera ocurrido.

En el centro de torturas que Estados Unidos opera en la base militar que ilegalmente mantiene hace más de cien años en territorio cubano, el gobierno de Estados Unidos tuvo prisionero a Sami al-Hajj, sin jamás formular cargos en su contra, y le sometió a extensos e intensos interrogatorios que nada tenían que ver con actividades terroristas o algo parecido ya que solo parecía ser de interés para sus captores obtener información acerca del modus operandi de la cadena televisiva Al Jazeera.

Lo insólito de este apresamiento por siete años, seguido por una excarcelación sin cargos, es que ello fue prácticamente ignorado por los medios de Estados Unidos, tan obsesionados críticos de cualquier arresto, por breve que sea, de un periodista en Corea del Norte o Irán.

Greenwald se refiere a un artículo reciente del New York Times, firmado por el reportero de ese periódico Brian Stelter, en el que se brindan detalles sobre el apresamiento de al-Hajj, de cómo fue torturado y los traumas físicos y psicológicos que le ocasionaron sus captores. Apunta en él algunos aspectos verdaderamente reveladores.

Señala que, luego de los ataques del 11 de septiembre, nada ha dañado tanto la percepción de Estados Unidos entre los televidentes de Al Jazeera en el mundo árabe como la serie en seis partes realizada por Sani al-Hajj, “no siempre con objetividad periodística acerca del trato recibido en la prisión de Guantánamo”, tras su excarcelación.

Critica el NYT que, en una entrevista concedida por el Editor en Jefe de Al Jazeera, éste se refiriera a Sani al-Hajj y otros detenidos como “algunas de la víctimas de las atrocidades cometidas por la ex-administración de Estados Unidos contra los derechos humanos.”

Es increíble -escribe Greenwald- que el NYT considere que la calificación de la conducta del gobierno de Bush por el dirigente de Al Jazeera, en lo que concierne a al-Hajj y a otros detenidos, se aparta de los preceptos de la “objetividad periodística”. Y pregunta: ¿cómo pueden ser definidas de otra forma la detención ilegal, la tortura brutal, la muerte de numerosos prisioneros, las acciones contra medios de prensa hostiles y la renuncia explícita a las convenciones de Ginebra? Violar la “objetividad periodística” no deriva de calificar a esta conducta como lo que es, sino de negarlo usando eufemismos como hace el NYT .

Greenwald aporta datos que demuestran cuan reiteradamente el NYT ha denunciado “atrocidades contra los derechos humanos” en otros países. Somalia, Haití, Kosovo, Perú, Bosnia, Serbia y Sri Lanka han sido blancos de estas acusaciones en las páginas del NYT y, sin embargo, ahora ese diario afirma que hacerlo respecto a Estados Unidos es faltar a la objetividad periodística.

El periódico que acusa a Al Jazeera de faltar a la “objetividad periodística”, prohíbe explícitamente el uso en sus páginas de la palabra “tortura” al referirse a acciones estadounidenses. Cuando se usa el término “técnicas de interrogatorio perfeccionadas” en lugar de “torturas”, como hace el NYT, se violan los derechos humanos porque se cambia la percepción de la realidad, apunta Greenwald.

Opina el periodista que las prácticas del NYT, por diseño o por efecto, crean la falsa impresión de que la tortura y los abusos de los derechos humanos son imputables a otros gobiernos, pero nunca al gobierno estadounidense. ¿Quién en verdad falta a la objetividad?

El autor cita a un portavoz del Pentágono que dijo, acerca del caso, que los periodistas no son blancos de sus fuerzas armadas, pero no hay categoría especial alguna que les brinde inmunidad “si son capturados en actividades sospechosas de estar relacionadas con el terrorismo”.

Según el articulista, los norteamericanos creen que la diferencia entre su percepción y la de los musulmanes reside en que ellos son racionales, informados, libres y avanzados, en tanto los musulmanes y árabes son irracionales, primitivos, conspiradores y desinformados. Sin embargo, el caso de al-Hajj muestra que lo cierto es lo contrario. La captura del periodista musulmán por Estados Unidos fue ampliamente divulgada en el mundo musulmán, mientras que los norteamericanos han estado ignorantes del asunto durante siete años.

Greenwald recuerda que el apresamiento de una periodista de Estados Unidos en Irán durante tres meses fue mencionado más de dos mil  doscientas veces en el NYT, cuando el caso de al-Hajj solo mereció una breve referencia a una nota de Al Jazeera en más de 6 años.

Extraño concepto de la objetividad periodística el adoptado por el NYT”, dice Greenwald.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cesar coronel dijo:

    cuan cierto es lo q afirma Glenn aqui ECUADOR uno tiene la misma percepcion y siento q para las oligarquias y los yanquis tambien somos musulmanes,leo la prensa local y es igual a la prensa yanqui q menciona Glenn,aqui jamas se acordaron q existia una radio Arutam de los indigenas shuar,pero como la clausuraron ahora son hermanos ofendidos;q diferencia con los medios alternativos

  • Agustin dorta Hernandez dijo:

    Aprovechando el tema, quiero comentar, desde hace unos dias la tv, ntn24 que trasmite desde colombia, hace un resumen de los atentados sufridos por deportistas atravez de la historia, los menciona todos,menos el derrivo en pleno vuelo de un avion de cubana el 6 de octubre de 1976 y donde se encontraba el equipo de esgrima de cuba, esto tendra que ver con la falta de objetividad,o mas bien es una cabrona’.

  • Ramón Luis Pérez Martínez dijo:

    Saludos compañeros que visitan CUBADEBATE.CU

    Si me permiten puedo hacer dos preguntas:
    1. ¿Cuánto gasta diariamente la administración de los EE.UU. en cada ciudadano cubano para crear ó provocar el desaliento, el descontento, la disidencia, la inconformidad con nuestras situaciones, posiciones sociales ye inclusive de nuestras actitudes humanas que son un ejemplo ante el mundo en materia de solidaridad, sin contar el costo del mantenimiento de el BLOQUEO, ni de las operaciones de la CIA que se ejecutan contra nuestra nación?
    2. ¿Cuántos son los medios masivos de difusión en Los EE.UU. que se benefician de tal actitud ingerencista contra Cuba y que ejecutan esas acciones?

    En la sección de Libros Libres en CUBADEBATE aparece un titulo muy impresionante del Dr. Andrés Zaldívar Bloqueo: El asedio económico más prolongado de la historia de la Editora Capitán San Luis, que felizmente aparece en su edición digital.

    He tenido la posibilidad de encontrarme en sus páginas con un carácter didáctico y de una objetividad extrema las diversas formas en que se han ejecutado las acciones de Guerra Económica contra nuestra nación desde el triunfo de la revolución cubana; en la lectura de este importante trabajo de desenmascaramiento de las diversas y subversivas formas de agresiones que ejecuta el imperialismo yankee contra Cuba, es importante señalar que esa nación Imperialista “Los EE.UU.” implican en todos sus propósitos agresivos a todos los medios masivos de comunicación posibles a su alcance.

    Términos de objetividad periodística en un medio de una aparente “libertad de prensa” se sabe muy bien que es muy controlado ese concepto por las diversas esferas de poder de esa Nación Norteamericana.

    Nuestro país ha estado sometido a una carga de Terrorismo de Estado tremenda, las formas de agresiones han sido diversas, “Guerra Psicológica”, “Guerra Radial”, “Guerra Biológica”, “Guerra Económica” más las innumerables acciones terroristas que se han realizado contra las personas de nuestro pueblo, todas y cada una de esas acciones han tenido una resonancia en los medios de comunicaron de los EE.UU. donde se han manipulado psicológicamente a las personas las razones de esos actos terroristas, los medios de comunicación que están al servicio del imperialismo, manipulan los conceptos del bien y el mal y el consumidor de esos medios “apenas tiene tiempo de pensar”, para decirlo de alguna forma paliativa.

    Por suerte para la humanidad, la perdida de credibilidad de los diferentes medios de información y comunicación al servicio del imperialismo yankee es cada vez mayor.

    Otro titulo que seria importante recomendar del Dr. Jacinto Valdés-Dapena Vivanco es “Piratas en el Éter, La guerra radial contra Cuba 1959-1999

    Es un libro de una lectura formidable, queda uno estupefacto al conocer cuantos medios es capaz de movilizar el imperialismo para desatar una guerra subversiva y están en disposición para desinformar, distorsionar la realidad, crear estados de pánico, de perdida de credibilidad, y de fomentar la disidencia en una nación…

    Desconozco la existencia de una edición digital de tan importante libro de la Editorial Ciencias Sociales, ruego me disculpen, pues trataría de enlazar a tan importante titulo.

    Lo importante a mi modesto parecer, es la toma de conciencia de las sutiles formas de diversionismo a que están sometidas las grandes masas o receptores de la información en las sociedades y esa responsabilidad es la que tiene que asumir el periodismo en nuestros días: un periodismo altamente socializado.

    Para concluir quisiera hacer referencia a una cita de un pensador y patriota cubano del siglo XIX, José Martí que encontré en uno de los libros que tengo de referencia para el trabajo de cine que realizo, el titulo es “Técnicas Periodísticas” de José A. Benítez de la editorial Pueblo Y Educación, el pensamiento Martiano es el que sigue:

    “No es oficio de la prensa periódica informar ligera y frívolamente sobre los hechos que acaecen, o censurarlos con mayor suma de afecto o adhesión. Toca a la prensa encaminar, explicar, enseñar, guiar, dirigir; […]*
    José Martí
    Estoy orgulloso del periodismo revolucionario que se hace en Cuba.

    Muchas gracias compañeros
    Atentamente
    Ramón Luis Pérez Martínez
    Cineasta cubano
    http://www.arteria.cult.cu
    *Martí, José, “escenas Mexicanas” obras completas Vol. II p.745

  • Ramón Luis Pérez Martínez dijo:

    Saludos compañeros que visitan CUBADEBATE.CU

    Disculpenme por favor.
    Siempre me falta algo que se quedó por expresar pensando en el artículo en la sección Especiales de CUBADEBATE.CU Dónde está la objetividad periodística de Manuel E. Yepe
    Usted reflexiona sobre un artículo publicado por el periodista y escritor estadounidense Glenn Greenwald en el sitio Salon.com, con titulo “The NYT´s View of Journalistic Objectivity” (Cómo ve el New York Times la objetividad periodística), yo no soy periodista, soy cineasta, por lo que siempre me recurro la imagen cinematográfica ante la lectura de un texto, en este caso, la imagen aunque literaria tiene a veces la potencia implícita de más de mil imágenes cinematográficas, es este el caso de su importante articulo.
    Usted aborda en su artículo además el tema de la Base Naval de Guantánamo y de lo que esta siendo objeto en esa instalación violatoria por los actos que se ejecutan allí de los mas elementales derechos humanos.
    En otros de los artículos publicados en CUBADEBATE.CU al que hice un comentario en el articulo en noticias “Base Naval de Guantánamo cumple hoy 8 años como cárcel de torturas” me refería a la necesidad que observaba pensando en el texto del articulo, que se creara una página Web en el contexto de CUBADEBATE.CU sobre la ilegal Base Naval de Guantánamo, y expresaba personalmente lo importante que seria convocar a estudiosos del tema, Historiadores, Periodistas, Personalidades, que manifestasen sus criterios sobre el tema tan delicado y necesario de acciones de denuncia.
    Tal vez pensaba de hacer una cronología que permanentemente se actualizase de las situaciones y actos tan ignominiosos que allí suceden.
    Así dejar manifiestas una vez más nuestras luchas por nuestra soberanía de ese territorio ocupado ilegalmente por Los EE.UU.
    Lo considero muy importante porque este sitio CUBADEBATE.CU es visitado por un público ávido de la objetividad y la sinceridad con que se abordan los temas en Cuba.
    Si así ha de ser significativo tener en cuenta las estadísticas como tan importante ha de ser tener en cuenta los estados de opinión tan necesarios para ser más críticos, educadores y edificantes de una sociedad en el que nuestros valores históricos desempeñan el verdadero rol que se merecen en defensa de nuestra identidad cubana.
    Es esté mi modesto criterio que deseo expresar al colectivo que ha creado y que trabajan con desasosiego en este importante sitio en contra del terrorismo y a los personas que se acceden con espíritu crítico a CUBADEBATE.CU
    Gracias compañeros por su atención
    Ramon luis Pérez Martínez
    Cineasta cubano
    http://www.arteria.cult.cu

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Manuel E. Yepe

Manuel E. Yepe

Periodista cubano, especializado en temas de política internacional.

Vea también