Imprimir
Inicio » Opinión  »

Luis Posada Carriles y la CIA, a propósito de los nuevos documentos desclasificados (Parte III)

| 1

Directivos de la FNCA. ¿Terroristas conversos?

declassified-desclasificadoEn anteriores entregas analizamos dos pilares institucionales de la Fundación Nacional Cubano Americana, (FNCA) su origen batistiano y terrorista, falta uno: la pericia mafiosa de la misma. En pocos años logró fraudulentamente convertir en millonario el patrimonio personal de sus principales Directivos a base, entre otros negocios turbios, de la compra de acciones baratas de empresas a punto de quebrar y revenderlas en más de diez veces su valor. Ejemplos sobran en Argentina, España, Nicaragua, México por citar algunos países donde los tentáculos mafiosos de la FNCA, hicieron estragos, con el patrocinio de algunos gobernantes como José María Aznar en España.

El extinto Mas Canosa no tuvo reparo en demandar a su propio hermano Ricardo, enviado por él a Nicaragua, para adquirir negocios de telefonía. Con sobrada razón y contundentes pruebas, de forma reiterada y oportuna autoridades cubanas denunciaron el carácter tramposo de la Fundación, que ahora trata de exhibir una irreprochable imagen tras un proceso de adecentamiento cosmético.

Parte de estos fondos espurios fueron destinados a financiar actos de terror contra Cuba y otros países, y patrocinaron a Luis Posada Carriles en Centroamérica. El propio terrorista reconoció, que durante su estancia en El Salvador, recibía mesadas puntuales bajo el sugestivo nombre de "donaciones para la iglesia" procedentes de su carnal Mas Canosa cuando cesaron de llegar Posada lo chantajeó dando a conocer a la prensa esta práctica, cuando se reanudaron el mendaz criminal se "retractó".

Hasta el enunciado de la razón social de este emporio falaz es mafioso, se autocalifican de organización creada "sin fines de lucro". Es imposible reseñar cuántos Directivos de la misma "ganaron" licitaciones en la Florida, gracias a las dádivas entregadas por los cabilderos a sueldo de la actual reciclada Fundación. Tampoco se puede listar cuántos funcionarios municipales, condales y estaduales de la Florida recibieron su apoyo financiero, ni cuantos congresistas de ambos partidos fueron auspiciados para alcanzar sus puestos. Hasta invirtieron a riesgo en campañas electorales de varios países como España y Nicaragua a cambio de provechos políticos lo cual constituye un palpable ejemplo de tráfico de influencias.

Quienes se resistieron a sus ofertas de "ayuda" y "protección", sintieron el rigor del terrorismo coercitivo del clan, que durante años ha impuesto sus reglas en los medios de comunicación, en la vida cotidiana de la emigración cubana, en otras comunidades residentes. Intentar oponerse a la Fundación presupone un reto y riesgo, o se está con ella o contra ella, es imposible evadirla. Esta es la realidad actual, su incierto proceso de metamorfosis está diseñado para constituirse en "líder" del llamado "exilio" e imponer su verdad, pero también sus códigos. Para ello tienen abundante experiencia.

Hasta ahora no se ha podido tapar el sol con un dedo, como reza la expresión milenaria, así tampoco se puede olvidar el origen engañoso de la Fundación. Sus impresentables Directivos, que ahora tratan de mostrarse como bien intencionados, inocuos y conversos, no pueden escapar de su sórdido pasado al lado de Posada Carriles, sicario y mercenario de la CIA, que no tiene amigos, sólo intereses, como lo demostró cuando espió a su patrocinador Jorge Mas Canosa y a otros, sin el menor pudor, por órdenes de sus operadores. No le importó morder la mano que le daba de comer.

A finales de junio de 1998, uno de los ahora "arrepentidos" Directivos de la Fundación, Francisco José "Pepe" Hernández, se conjuró nuevamente con varios terroristas para coordinar una acción magnicida contra Fidel Castro utilizando el territorio dominicano. Su presencia en Santo Domingo debía ser bien aprovechada porque probablemente era una oportunidad que no se repetiría a corto plazo. El "trocado" Hernández dijo que disponían de vinculaciones muy valiosas en el país, particularmente de empresarios dominicanos que tradicionalmente habían ofrecido su territorio y brindado apoyo a sus planes de la Fundación.

El 12 de julio de 1998 tres terroristas se reunierón con el criminal Luis Posada Carriles en el Hotel Holliday Inn de Ciudad Guatemala y discutieron acerca de cómo introducir armas y explosivos en Santo Domingo, donde el Mandatario asistiría a la Reunión Especial de Jefes de Estado y de Gobierno de Cariforum, organismo regional que integra a los 14 países de la Comunidad del Caribe (CARICOM), Haití y República Dominicana. Cuba asistiría como miembro observador, en el evento. La reunión se celebraría del 20 al 22 de agosto. Sería un intento más, no el último.

En esa ocasión uno de los más cercanos colaboradores del sicario de la CIA lo caracterizó de forma certera cuando dijo: "No tiene ideología, sino una meta, acabar con Castro". En ese mundo villano la moral y la ética están ausentes.

Exigimos que se revelen y seguimos atentos a nuevos documentos secretos que la CIA desclasifique, no para conocer la supuesta imagen "buena" de sus agentes, sino donde realmente se muestren los servicios prestados por este criminal internacional, que hoy vive protegido por sus patrones de siempre.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • pjmelian dijo:

    El presidente de Colombia alega que la lucha armada en su pais es un asunto qoe solo concierne a los colombianos.
    ?Que hacen las bases gringas en su pais?
    Si el pais no estuviese mal gobernado por la oligarquia financiera, si la masa de la poblacion tuviese acceso a la instruccion publica, a la asistencia medica, a fuentes dignas de trabajo, no habria ciudadanos levantados en armas contra una "psedo-democracia", lacaya de las transnacionales, la mafia financiera criolla y foranea.
    El servil Santos debe echar un ojazo a los pobres ninos y ninas prostituyendose en las calles de Bogota.
    La mendicidad es inaceptable en toda nacion civilizada y deleznable en los infantes.
    Santos, !no tienes verguenza!
    pjmelian

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José Luis Méndez Méndez

José Luis Méndez Méndez

Escritor y profesor universitario. Es el autor, entre otros, del libro “Bajo las alas del Cóndor”, "La Operación Cóndor contra Cuba" y "Demócratas en la Casa Blanca y el terrorismo contra Cuba". Es colaborador de Cubadebate.

Vea también