Imprimir
Inicio » Opinión  »

Honduras y la caída de la URSS: Asombrosas paradojas

| 1

Omar Olazábal Rodríguez

Hace unas horas, el embajador en funciones de Estados Unidos ante la OEA criticó al presidente constitucional de Honduras, José Manuel Zelaya Rosales, y lo acusó de estar actuando como una "estrella de cine". También usó la tribuna para responsabilizar a los que apoyaron el regreso de Zelaya a su país.

Escondido tras suaves críticas a los golpistas, el representante estadounidense aprovechó la ocasión para develar la real posición norteamericana, y en especial, la de la derecha del "establishment", que ya celebra públicamente el supuesto éxito de su estrategia en recuperar los espacios perdidos en Latinoamérica.

A través de los poderosos medios de información masiva al servicio de la superpotencia, esa derecha publicita estudios de universidades que certifican que el descarado golpe de estado fue constitucional. La CNN no ha dejado margen a dudas, al denominar a Micheletti "Presidente interino" desde los inicios de la actual situación, al manipular las imágenes de las protestas masivas anti-golpe y minimizarlas comparativamente con las pequeñas manifestaciones organizadas por la burguesía progolpista.

El desparpajo de los voceros del imperio sucumbe ante la imagen que, con mucho trabajo y heroísmo están plasmando ante la historia los medios con que cuentan los pueblos de nuestra América. Pero en esta competencia desigual, las masas de nuestro continente ya han aprendido a quién creerle.

La ofensiva de la derecha norteamericana, que se refleja también en la creación de enclaves militares en Colombia, no deja lugar a dudas. El discurso edulcorado por un lado y la aplicación de medidas muy fuertes por otro, anticipan una lucha en la que la inteligencia y el espíritu de justicia de los pueblos deberán primar.

Las frases del embajador norteamericano me traen a la mente los sucesos de hace ya casi veinte años en la ex Unión Soviética. En aquellos momentos, cuando Gorbachov fue derrocado por unos días, los medios y los gobiernos occidentales se disputaron quién hacía mejor el trabajo en divulgar la actitud asumida por el entonces Presidente de Rusia, Yeltsin. Lo llevaron a una escala que, eso sí, cualquier estrella de cine envidiaría. Yeltsin fue el héroe, el valiente defensor de la democracia.

Por eso nombré esta breve nota "Asombrosas Paradojas". Basta ya de que los "suaves" gringos pretendan seguir engañando a nuestros pueblos. Zelaya es el Presidente Constitucional de Honduras. Lo que haga en defensa de su país, de los derechos de su gente, es digno de admirar.

Pretender criticarlo porque se ha puesto a la cabeza de su pueblo en esta lucha final por la justicia, es atentar contra los procesos democráticos que surgen de las masas y no de las oligarquías. El enfrentamiento es entre los opresores y los oprimidos. Es por ese mundo mejor posible, aunque los poderosos traten de evitarlo.

Omar Olazábal Rodríguez es el director de Estudios Mundo Latino, del Comité Central del Partido Comunista de Cuba

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Сompañero de armas dijo:

    Venceremos!!

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también