Imprimir
Inicio » Opinión  »

Honduras: Mel Martinez asocia a Obama a Venezuela, Cuba y Nicaragua

| 2

En talante de vocero de los congresistas norteamericanos de origen cubano, el senador Melquiades “Mel” Martínez, condenó ayer la posición de Estados Unidos frente al golpe de Estado de Honduras clarificando de “hipócrita” la actitud de su gobierno y de la comunidad internacional y atacando a Cuba con su habitual retórica.

El político de la Florida asociado a la extrema derecha cubanoamericana, acusó al presidente constitucional hondureño Manuel Zelaya de haber actuado al margen de la Constitución de su país. “El presidente Zelaya, por sus propias acciones, pudo haber incitado lo que ha ocurrido”, dijo según el reporte del Diario Las Américas de Miami.

“Lo que debemos hacer ahora es mantener afuera la intervención exterior de países como los Estados Unidos, Venezuela, Cuba o Nicaragua. Este es un problema hondureño que debe ser resuelto por los hondureños, y dejemos que sus instituciones se fortalezcan con lo que ha sucedido y no debilitarlas con acciones extra constitucionales”, añadió, alineándose con las declaraciones de los golpistas.

“Necesitamos ser cautelosos con esto”, insistió Martínez afirmando que “por eso es importante que las potencias extranjeras se retiren, que los hondureños lo resuelvan y que el proceso constitucional se restablezca”.

Según Cubaencuentro, sitio web subsidiado por la USAID, Mártinez responsabilizó a Estados Unidos y a la comunidad internacional por “el silencio ante el abuso de poder” de Manuel Zelaya.

Mártinez y sus colegas cubanoamericanos mantienen desde siempre una línea que les identifica a la más recia extrema derecha latinoamericana. En varias oportunidades se han asociado a acciones terroristas contra Cuba. En el momento de la invasión a Iraq, han sido los únicos políticos en el mundo en aplaudir la ocupación de esta nación y a manifestarse públicamente en su favor.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alejandro dijo:

    Uno a uno comenzaran a aparecer la jauria de lobos terroristas de las altas esferas del gob.USA,dandole su apoyo incondicional a los golpistas Facistas,haciendole el juego a la consumacion de este vandalico acto,no excluyo la participacion ,planificacion,ejecucion y financiamiento de este golpe por algunos de estos personajes,ellos mismos se descubren por que estan desesperados por que no se vayan a salir con las suyas,los nervios los traicionan,por cobardes y corruptos,como estos “abanderados “de las democracias apoyen un golpe? es que son complices! este ensayo va contra Chavez,Morales y correa ,el terrorismo mediatico esta a la ofenciva,los actores estan a la sombra esperando la seÑal,OJO!

  • DARDO RIBAS dijo:

    ASÍ PAGA EL DIABLO A QUIEN BIEN LO SIRVE…

    Exquisita noticia. Esto demuestra cómo se altera el avispero entre la mafia cubano-americana y sus personeros cuando creen interpretar que los poderes del imperio no los tienen debidamente en cuenta. Y tiene razón, el “amigo Mel”. El Gobierno norteamericano -o al menos alguno de sus integrantes-, es absolutamente hipócrita, aunque cortés. Está claro que la esquizofrenia antirrevolucionaria le hace perder la cabeza al senador. Él pretende “incondicionalidad con su causa” y no recuerdan aquel conocido apotegma que reza “así paga el diablo a quien bien le sirve”.

    Pero la esquizofrenia de Melquíades se está agravando, porque toda América ha percibido que las declaraciones escuetas de Obama con respecto a Honduras y al golpe palaciego no son sinceras. Ha tenido que apelar a un gesto para hacerse creíble y no quedar fuera del contexto de la protesta generalizada; en especial ahora, en que ya no cuentan con el collar de militares y políticos alcahuetes sudamericanos que supieron tener en otras épocas del siglo pasado.

    En cuanto a sus consideraciones (las de “Mel”) con respecto a que Zelaya “actuó al margen de la Constitución de su país”, también son de sumo interés. Quiero decir que tienen fundamental importancia para los neurólogos. Al escuchar estas cavilaciones -por llamarlas de alguna forma-, uno no puede menos que comprender a qué grado de demencia somete el sistema capitalista a ciertos individuos.

    Con respecto a su propuesta de “mantener afuera la intervención exterior de…” (sigue la sanata esquizofrénica)… su propuesta es prístina, pero habría que traducirla así: “el mundo no tiene derecho a criticarnos porque dimos un golpe, violamos la Constitución, humillamos a un Presidente legítimo y reprimimos al pueblo”.

    Según el inefable “Mel”, cuando Zelaya pretende consultar mediante referéndum al pueblo soberano, eso es incorrecto, es “traición a la Patria” (la Patria son “ellos”). En cambio, para este abanderado de la libertad, un grupo de facciosos armados puede destituir a un Presidente y encaramar a un farsante de la noche a la mañana y sin consultar a nadie.

    Queda claro que Melquíades está quejoso porque Obama no ha tenido más remedio que ser cortés o, mejor dicho, un poco embaucador. Habría que recordarle a Melquíades aquella frase de Jean Jacques Rousseau y que decía: “Los temores, las sospechas, la frialdad, la reserva, el odio, la TRAICIÓN se esconden frecuentemente bajo ese velo uniforme y pérfido de la cortesía”.

    Es una lástima que este Melquíades lleve el nombre de aquel gitano de la novela célebre de García Márquez. Uno recuerda aquella frase del pergamino escrita en casa de los Buendía: “las estirpes condenadas a cien años de soledad no tienen una segunda oportunidad sobre la tierra” y, de manera inapelable, surge la humorística analogía… Tipos como el senador esquizofrénico, babeantes de odio contra la soberanía de los pueblos, no deberían tener una segunda oportunidad sobre la tierra…

    Buenas noches,Jean-Guy

    Desde Argentina, un amigo de Cuba, Dardo Ribas.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro “Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras”.

Vea también