Imprimir
Inicio » Opinión  »

Cuba y Obama

| +

Por: Juan Luis Vallina Ariznavarreta

¿Obra el señor Obama, presidente de los Estados Unidos de buena fe? Sin duda, la nueva Administración norteamericana parece hacer loados esfuerzos por cambiar su imagen en el mundo y en particular con Latinoamérica, pero es fácil entender que esa imagen a nivel continental no cambiará plenamente sin mejorar las relaciones con Cuba.

Ya de por sí las relaciones entre EE UU y varios países de Centro y Suramérica se han complicado por el surgimiento ‘in crescendo’ de gobiernos populares que propugnan la integración continental y no admiten presiones del imperio. Así tenemos los casos de Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, El Salvador, Argentina, Uruguay, Chile y algún otro más que también se oponen a cualquier pretensión hegemónica de EE UU.

El tema del bloqueo a Cuba es un asunto pendiente, aunque ciertamente se han dado pasos positivos como el levantamiento de las restricciones para viajar a la isla de los cubano-americanos y el envío de remesas a sus familiares, ello pese a la oposición ultraderechista de los cubano-americanos de Miami.

En el asunto de los Cinco Héroes prisioneros en cárceles de los Estados Unidos por luchar contra el terrorismo, hay que tener la convicción de que regresarán. En este momento, la apelación a sus sentencias ha sido enviada a la Corte Suprema norteamericana y, como nunca antes, gracias a la presión internacional e incluso al apoyo de un total de 14 amicus de la Corte, cosa antes nunca vista, favorece que el caso sea tomado por la Corte para reevaluarlo Por ello, ahora más que nunca es necesaria la movilización y apoyo internacional para poner término a esta falacia contra el pueblo y Gobierno cubanos.

Hay que recordar que estos cubanos fueron hechos prisioneros por combatir no sólo el terrorismo organizado contra Cuba, sino, y tal y como quedó demostrado en el juicio, también prevenían actos terroristas dentro del territorio norteamericano con las consecuentes víctimas para ese país. Pero, además, quedó demostrado por militares norteamericanos que los Cinco no eran una amenaza para la seguridad nacional de los Estados Unidos.

Respecto a la base norteamericana de Guantánamo, conocidos son los maltratos a prisioneros y esto sí constituye, como el propio ex presidente Bush sostuviera, «un oscuro lugar en del mundo», llegando a contar incluso con la colaboración de gobiernos europeos en la transportación de los prisioneros a través de vuelos secretos de la CIA y que, como está demostrado, se utilizaron aeropuertos españoles bajo el anterior Gobierno de Aznar.

El Gobierno y pueblo de Cuba no ven como enemigo al pueblo norteamericano, más bien todo lo contrario. Saben que hay muchas personas honestas que se movilizan por abrir las relaciones y que presionaron a la Administración para que se devolviera al niño Elián al seno de su familia en Cuba. Las diferencias han sido con las distintas administraciones que han sido incapaces de reconocer la soberanía y autodeterminación de los cubanos.

Antes Fidel y ahora Raúl, siempre han estado dispuestos a conversar con las autoridades norteamericanas y resolver sus diferencias tomando como base el respeto a la independencia y el derecho a determinar su propio futuro. Recientemente, visitó la isla una delegación norteamericana compuesta por senadores y congresistas, que parece que fue muy fructífera, según evaluaron ambas partes, y puede abrir el camino al entendimiento entre la actual Administración y el pueblo cubano. ¡Ojalá sea así!

*Concejal del Ayuntamiento de Llanera. El Comercio Digital, España.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan Luis Vallina Ariznavarreta

Político español. Concejal Ayuntamiento de Llanera.

Vea también