Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Programa Transcultura de la Unesco busca promover la cultura mediante cooperación entre Cuba, el Caribe y la UE

| + |

En febrero, representantes de las instituciones cubanas acordaron, junto al equipo de Transcultura, una ruta común de trabajo para el año 2021 y examinaron alternativas para reajustar la oferta del programa a los nuevos tiempos. Foto: Unesco.

Tras la culminación de su fase preparatoria en octubre de 2020, comenzó la gestión del programa Transcultura: Integrando a Cuba, el Caribe y la Unión Europea mediante la Cultura y la Creatividad, dirigido a promover oportunidades y desarrollar capacidades en jóvenes del Caribe.

En ese propósito, Cuba tendrá un rol fundamental, pues en La Habana radicará el corazón del Polo Regional de Formación Cultural, un espacio que reúne a la Universidad de las Artes (ISA), la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV), el Instituto Superior de Diseño (ISDi), el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), la Escuela Taller Gaspar Melchor de Jovellanos, el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana y el Colegio Santa Clara para las Artes y Oficios de la Restauración de Cuba y el Caribe, junto a otras instituciones de la región caribeña.

Gracias a este programa, implementado por la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la Unesco y financiado por la Unión Europea, jóvenes del Caribe podrán alcanzar, mediante becas de acceso y movilidad, una formación de calidad en las instituciones que conforman el Polo.

Para la Unión Europea, la formación con enfoque innovador es clave dentro del programa. Juan Garay, jefe de Cooperación de la Delegación de la Unión Europea en Cuba, aspira a que el ingenio colectivo pueda ayudar a expandir los límites de la creación.

Anett Rodríguez Mendoza, especialista de cooperación del Ministerio de Cultura de Cuba, afirma que “el programa representa una oportunidad de fortalecer las relaciones culturales que existen hoy con el Caribe, que no son pocas, pero que debemos profundizar y dotar de nuevos puentes. Que todas las disciplinas del arte y la cultura se puedan unificar mediante Transcultura”.

Para entidades como la Universidad de las Artes y la EICTV, con una importante proyección internacional, Transcultura expandirá los espacios para mirar hacia el Caribe, una región cuyo potencial creativo permanece aún insuficientemente aprovechado.

Para Mariluz León, vicerrectora de la Universidad de las Artes, “la expectativa que tenemos supera todo lo que el ISA ha hecho hasta ahora. Queremos que se enriquezca y supere en integración, en transdisciplinariedad, buscando elementos que nos identifiquen como región”.

Transcultura apoyará también a las instituciones cubanas con materiales para la docencia y equipamiento que contribuyan a la mejoría de las condiciones de los centros educativos.

La aspiración de las instituciones va más allá de recibir estudiantes caribeños en sus aulas. “El primer sueño que tengo es que la experiencia de la Escuela de Cine trascienda hacia todo el Caribe y más allá. Y a la vez sueño que el Caribe tenga una mayor presencia en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños”, afirmó Susana Molina, directora de ese emblemático laboratorio de imagen y sonido.

En los predios del Centro Histórico de La Habana Vieja, el impacto de Transcultura también será notable. Con el apoyo del programa, el actual Convento de Santa Clara se convertirá en el Colegio Santa Clara para la Formación en las Artes y Oficios de la Restauración de Cuba y el Caribe. El Colegio San Gerónimo de La Habana y la Escuela Taller Gaspar Melchor de Jovellanos también pondrán la experiencia de su claustro a disposición de las metas del programa.

Opciones de formación resilientes ante la COVID-19

Para fortalecer alianzas y ajustar el programa Transcultura: Integrando a Cuba, el Caribe y la Unión Europea mediante la Cultura y la Creatividad a los desafíos que impone la COVID-19 a la educación presencial, el pasado 19 de febrero representantes de las instituciones cubanas acordaron, junto al equipo de Transcultura, una ruta común de trabajo para el año 2021 y examinaron alternativas para reajustar la oferta del programa a los nuevos tiempos.

Tatiana Villegas-Zamora, especialista de Cultura de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la Unesco y coordinadora del programa, afirmó que el desarrollo de capacidades constituye una de las tareas en las cuales la Unesco es abanderada. Impulsar iniciativas audaces para que la educación continúe ha sido crucial para la organización en tiempos de pandemia.

Ante el escenario que impone la COVID-19, será imprescindible la adaptación de muchos de los programas académicos que ofrecen las instituciones, lo cual implica la capacitación de profesores e instituciones para enfrentar con éxito la implementación de modalidades de enseñanza y aprendizaje virtual, como complemento de la educación presencial.

Aunque el proceso constituye un reto, no solo tecnológico, sino pedagógico y organizacional, las instituciones cubanas afirmaron que están listas para sortear este nuevo desafío y tomarlo como una oportunidad para crecer y hacer más sólida la conexión con el Caribe de la mano de Transcultura.

(Tomado de Unesco.org)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también