Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

El papa Francisco pide en su mensaje de Navidad que todos tengan acceso a la vacuna contra la COVID-19

| 4 |

El mensaje del Papa Francisco fue distinto en esta Navidad por la pandemia de COVID-19. | Foto: EFE

El papa Francisco instó hoy a quienes tienen responsabilidades a que se garantice la vacuna a todos "sobre todo a los más vulnerables", en su mensaje de Navidad, este año pronunciado en el interior de la basílica de San Pedro y sin fieles presentes por la emergencia pandémica del nuevo coronavirus.

"En este tiempo de oscuridad e incertidumbres aparecen luces de esperanza como la de las vacunas, pero para que estas luces lleven esperanza al mundo entero tienen que estar a disposición de todos", dijo Francisco.

Y denunció: "No se puede esperar que los nacionalismo cerrados nos impidan vivir como la verdadera familia humana que somos. No podemos dejar que el virus del individualismo radical gane y nos deje indiferentes al sufrimiento de los otros hermanos".

"No podemos ponernos los primeros antes que los otros. No pueden las leyes de mercado y las patentes estar sobre la ley del amor y de la salud de la humanidad", agregó sobre la llegada de la vacuna a diferentes países.

Ante ello, pido a todos los responsables de los Estados, a los organismos internacionales y a las empresas, "proponer la cooperación y no la competencia, y buscar una solución para todos. Vacunas para todos. Especialmente para los mas vulnerables y más necesitados del planeta".

"Ante un desafío que no conoce fronteras, no se pueden erigir barreras. Estamos todos en la misma barca", destacó Francisco desde el aula de las bendiciones de la basílica.

Este año debido a las medidas restrictivas por la pandemia y con una Italia confinada, el papa pronunció en el interior de la basílica y no asomado desde el balcón de la logia central su tradicional mensaje de Navidad en el que suele repasar los males y las crisis y guerras en el mundo.

A los enfermos y las mujeres violentadas

La autoridad papal comenzó afirmando que "en este momento de la historia, marcado por la crisis ecológica y por los graves desequilibrios económicos y sociales, agravados por la pandemia del coronavirus, necesitamos más que nunca la fraternidad".

Francisco recordó en estos días de fiesta a "todos aquellos que no se dejan abrumar por las circunstancias adversas, sino que se esfuerzan por llevar esperanza, consuelo y ayuda, socorriendo a los que sufren y acompañando a los que están solos".

También dirigió su pensamiento "en este momento a las familias: a las que no pueden reunirse hoy, así como a las que se ven obligadas a quedarse en casa".

Recordando que hoy los católicos celebran el nacimiento de Jesús, pidió "que el Niño de Belén nos ayude a ser disponibles, generosos y solidarios, especialmente con las personas más frágiles, los enfermos y todos aquellos que en este momento se encuentran sin trabajo o en graves dificultades por las consecuencias económicas de la pandemia".

Igualmente pidió cercanía con todas "las mujeres que en estos meses de confinamiento han sufrido violencia doméstica".

A los niños que sufren en el mundo

En este mensaje navideño, el papa Francisco instó a que "en el día en que la Palabra de Dios se hace niño", se vuelva a recordar a tantos niños que sufren en el mundo, "especialmente en Siria, Irak y Yemen, están pagando todavía el alto precio de la guerra".

"Que sus rostros conmuevan las conciencias de las personas de buena voluntad, de modo que se puedan abordar las causas de los conflictos y se trabaje con valentía para construir un futuro de paz", agregó.

Rogó para que sea el momento en el "que disuelvan las tensiones en todo Oriente Medio y en el Mediterráneo oriental".

Y también que "el Niño Jesús cure nuevamente las heridas del amado pueblo de Siria, que desde hace ya un decenio está exhausto por la guerra y sus consecuencias, agravadas aún más por la pandemia", y "lleve consuelo al pueblo iraquí y a todos los que se han comprometido en el camino de la reconciliación, especialmente a los yazidíes, que han sido duramente golpeados en los últimos años de guerra".

El papa pidió que "el Niño de Belén" llevé paz a Libia y que "conceda fraternidad a la tierra que lo vio nacer, y que los israelíes y los palestinos puedan recuperar la confianza mutua para buscar una paz justa y duradera a través del diálogo directo, capaz de acabar con la violencia y superar los resentimientos".

(Con información de agencias)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • RCA dijo:

    La multumillonaria Igesia Católica bien podría contribuir a pagar la vacuna para los más desprotegidos.

    • Mario M. dijo:

      Cuando de bacterias y virus se trata no hay aumuleto que valga y la mejor ayuda es la que viene de los medicos e investigadores con su ciencia basada en la evolucion por seleccion natural establecida solidamente por el Darwinismo.
      Por esa razon el Papa se lava las manos con acohol en su aposento despues que los fieles se las besan.

  • dvillegas dijo:

    Dios te oiga hijo mio....

  • Enrique dijo:

    RCA y Mario M. se ve que ustedes dos son ciberclarias atacando y hablando lo que no saben ni sabrán pues su ignorancia los carcome por dentro junto con ese odio que no les deja ver más allá de sus narices.

    Que Dios los bendiga.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también