Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

COVID-19 en el mundo: EEUU supera los 2 millones 388 mil casos confirmados

| + |

Un trabajador de la salud en Houston, Texas, estado que se convirtió en uno de los nuevos epicentros de la enfermedad en el país. Foto: Reuters.

Estados Unidos llegó hoy a 122 mil 610 fallecidos y dos millones 388 mil 153 casos confirmados de Covid-19, para mantener el primer lugar en víctimas de América y del mundo, según un buscador de estadísticas.

Brasil conservó la segunda posición en cantidad de víctimas acumuladas, con 51 mil 407 decesos y un millón 111 mil 348 infectados, de acuerdo con el rastreador mundial en tiempo real Worldometer.

Ambos países continúan también en el grupo de mayor cantidad de muertos diarios en la región, integrado por México (mil 44), Brasil (748), Estados Unidos (355), Perú (178), Colombia (173), Bolivia (33), Chile (23) y Honduras (17).

En totales acumulados durante lo que va de pandemia, les siguen México (tercero, con 21 mil 825 fallecidos y 180 mil 545 enfermos), Canadá (cuarto, con ocho mil 436 y 101 mil 637) y Perú (quinto, con ocho mil 223 y 257 mil 447).

Luego, Ecuador (sexto, con cuatro mil 223 y 50 mil 640), Chile (séptimo, con cuatro mil 502 y 246 mil 963), Colombia (octavo, con dos mil 310 y 71 mil 183) y Argentina (noveno, con mil 016 y 42 mil 785).

Otras naciones afectadas son República Dominicana (décimo, con 669 decesos y 27 mil 370 contagiados); Bolivia decimoprimero, con 773 y 24 mil 388) y Panamá (decimosegundo, con 501 y 26 mil 030).

La relación comprende a Guatemala (decimotercero, con 531 y 13 mil 145), Honduras (decimocuarto, con 363 y 12 mil 772), Haití (decimoquinto, con 247 y cinco mil 196) y El Salvador (decimosexto, con 107 y cuatro mil 808).

Afroamericanos tienen casi cuatro veces más probabilidades de ser hospitalizadas que los blancos

Foto: AP.

Las personas de raza negra tenían casi cuatro veces más probabilidades que los blancos de ser hospitalizadas con COVID-19 entre la gente que dispone del servicio Medicare, indicó el lunes el gobierno, según AP.

El análisis de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid también halló que tener enfermedad renal avanzada era un indicador de riesgo aún mayor para ser hospitalizado que la raza, la etnia o vivir en la pobreza.

"Reconfirma los añejos problemas vinculados con las desigualdades y las poblaciones vulnerables", dijo Seema Verma, administradora de Medicare, y agregó que la "raza y la etnia están lejos de ser las únicas características a tomar en cuenta".

El análisis de Medicare confirma lo que The Associated Press y otros medios de comunicación han reportado previamente acerca de que los afroestadounidenses y los hispanos están llevándose la peor parte de la pandemia, al tiempo que añade nuevos detalles.

El grupo cubierto por el Medicare es considerado el más vulnerable al coronavirus. La mayor parte de sus 60 millones de personas inscritas tienen 65 años o más. También están cubiertas personas más jóvenes que cumplen los requisitos debido a que padecen discapacidades.

Del 1 de enero al 16 de mayo, más de 325.000 beneficiarios del Medicare fueron diagnosticados con COVID-19, y casi 110.000 fueron hospitalizados, según el análisis de información de reclamaciones.

El Medicare gastó 1.900 millones de dólares en atención hospitalaria, un promedio de aproximadamente 23.000 dólares por caso para la gente inscrita en la tradicional parte del programa de pago de cuota a cambio de servicio.

El análisis halló que: Las personas de raza negra con Medicare fueron hospitalizadas a una tasa de 465 por cada 100.000 inscritos, o casi cuatro veces la tasa para los blancos, que era de 123 por cada 100.000.

La tasa para los hispanos fue de 258 por cada 100.000, aproximadamente el doble que la tasa para los blancos. Los asiáticos tenían aproximadamente una y media veces más probabilidades que los blancos de ser hospitalizados debido al COVID-19.

Los beneficiarios de Medicare que tienen bajos ingresos y que también gozan de la cobertura de los programas de Medicaid en sus estados tuvieron una tasa de hospitalización ligeramente superior a la de los afroestadounidenses.

Hubo menos casos y hospitalizaciones por COVID-19 entre los beneficiarios del Medicare en áreas rurales al comparárseles con las ciudades y los suburbios.

Pero a fin de cuentas, el tener enfermedad renal avanzada era por mucho el mayor factor de riesgo, halló el estudio. La gente cuyos riñones han dejado de funcionar al punto en el que no puede vivir sin diálisis o un trasplante tuvo una tasa de hospitalización de 1.341 por cada 100.000, o casi tres veces más alta que las tasas para los beneficiarios de bajos ingresos y los afroestadounidenses.

Verma dijo que esto podría reflejar el hecho de que en general las personas con enfermedad renal avanzada también padecen otros problemas médicos que agravan los desenlaces del COVID-19, como por ejemplo la diabetes. Normalmente los pacientes tienen que desplazarse a una instalación especial para recibir la diálisis, y es posible que durante el tratamiento estén cerca de otras personas que podrían haber estado expuestas al virus.

Problemas de salud como la hipertensión y enfermedades cardiacas también tienden a ser más frecuentes entre las personas de raza negra y los hispanos, incrementando sus riesgos de que los contagios con coronavirus sean más graves.

Tomados en conjunto, los datos difundidos por el Medicare dejan entrever la necesidad de prestar mayor atención a las condiciones sociales que contribuyen a una mala salud, señaló Verma, así como de continuar ampliando la atención coordinada a los pacientes que intentan hacer frente a varias enfermedades crónicas al mismo tiempo.

La información del Medicare publicada el lunes carece de datos completos acerca de las muertes, ya que sólo registra a las personas que fallecieron en un hospital.

China autoriza a primeras pruebas en humanos de posible vacuna contra la COVID-19

Una mujer con mascarilla cruza una carretera en Wuhan, China.Foto: Aly Song / Reuters.

Según informa RT en Español, se ha autorizado en China a las primeras pruebas en humanos de una posible vacuna contra el nuevo coronavirus desarrollada por la empresa china Chongqing Zhifei Biological Products.

La vacuna, elaborada por la compañía Anhui Zhifei Longcom Biopharmaceutical y el Instituto de Microbiología de la Academia China de las Ciencias, ha recibido el certificado para comenzar a suministrarse en pruebas clínicas.

De acuerdo con Reuters, investigadores y distintas compañías chinas están probando en humanos seis posibles vacunas experimentales, mientras otra docena se encuentran en diferentes etapas de ensayos clínicos en todo el mundo.

Sin embargo, hasta la fecha ninguna de ellas ha pasado ensayos clínicos de fase 3 a gran escala, un paso necesario antes de poder comercializarse.

Los casos del nuevo coronavirus en todo el mundo ascienden ya a 9 100 994, según los datos recolectados por la Universidad Johns Hopkins.

Por otro lado, ya son 472 539 los fallecidos por COVID-19, mientras que un total de 4 528 780 pacientes se han recuperado de la enfermedad.

EE.UU. sigue siendo el país con mayor número de contagios confirmados (2312 302), seguido de Brasil (1106 470) y de Rusia (591 465). Por tasa de mortalidad, la nación más castigada también es EE.UU., donde el número de decesos por el nuevo coronavirus se sitúa en 120 402, mientras que Brasil y Reino Unido contabilizan 51 271 y 42 731 fallecidos, respectivamente.

Más de 9 millones de contagios en el mundo

La OMS afirmó que la pandemia “continúa acelerándose” con un millón de casos en ocho días. Foto: Ap.

De acuerdo con La Jornada, el mundo superó los 9 000 000 de contagios y casi 470 000 muertos por el nuevo coronavirus, al tiempo que la Organización Mundial de Salud (OMS) afirmó que la pandemia continúa acelerándose en el mundo con un millón de casos en solamente ocho días.

El domingo pasado el organismo reportó un alza récord de infecciones diarias, con 183 20 nuevos casos.

El primer caso se informó en China a principios de enero, y a mediados de mayo se llegó a 4, 5 000 000 de contagiados. El recuento muestra que sólo tomó cinco semanas duplicar esa cifra hasta los 9 000 000.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió ayer a los laboratorios farmacéuticos que se aumente la producción de dexametasona y se distribuya rápidamente en el mundo entero este potente esteroide que ha resultado ser eficaz para tratar a los enfermos más graves de COVID-19.

“Sabemos que la pandemia es mucho más que una crisis sanitaria, es una crisis económica, social y, en muchos países, política. Sus efectos se sentirán durante décadas, declaró Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia por Internet organizada por Dubái”.

“La ausencia de liderazgo global y unidad para combatir al nuevo coronavius es una amenaza más grande que la propia enfermedad, y la politización de la pandemia ha empeorado la crisis, advirtió el líder de la OMS, quien ha sido criticado por Estados Unidos, que acusó que la respuesta del organismo fue demasiado lenta”.

(Con información de agencias)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también