Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

El futbolista argentino Emiliano Sala fue expuesto a monóxido de carbono antes de estrellarse el avión

| 10 |

Homenajes dejados fuera del Stade de la Beaujoire – Louis Fonteneau, en memoria de Emiliano Sala, Nantes, Francia, 30 de enero de 2019.Foto: Reuters.

El Servicio de Investigación de Accidentes Aéreos del Reino Unido publicó este miércoles un comunicado en el que afirmaba que el futbolista argentino Emiliano Sala fue expuesto a monóxido de carbono mientras viajaba el pasado 21 de enero en su avión desde la ciudad francesa de Nantes a la británica Cardiff, momentos antes de estrellarse.

«Las pruebas de toxicología determinaron que el pasajero tenía un alto nivel de saturación de COHb (el producto de combinación de monóxido de carbono y hemoglobina). Se considera probable que el piloto también habría sido expuesto a monóxido de carbono», reza la publicación.

Se detalla que el nivel de saturación de la sustancia en la sangre del pasajero era del 58 %.

Entre los síntomas que puede causar el monóxido de carbono se cuentan el vértigo, visión borrosa, pérdida de conocimiento y ataques cardíacos.

«Se desprende claramente de los síntomas que la exposición al CO puede reducir o inhibir la posibilidad del piloto de manejar una aeronave, depende del nivel de esa exposición», señala el comunicado.

El fatal accidente

Emiliano Sala, delantero del Nantes francés entre 2015 y 2019, había sido traspasado al Cardiff de la primera división inglesa por 17 millones de euros, una suma récord para ese club de la Premier League.

El pasado 21 de enero, tras despedirse de sus excompañeros del Nantes, Sala voló en una avioneta Piper Malibú, perteneciente al club británico, para sumarse a los entrenamientos de su nuevo equipo. Sin embargo, al atravesar el Canal de la Mancha, la aeronave, piloteada por David Ibbotson, dejó de transmitir señales.

Tras 14 días de búsqueda, un equipo de investigadores privado comunicó que había hallado el avión del futbolista argentino a varios kilómetros de la isla de Guernsey, cerca del lugar donde el avión fue detectado en el radar por última vez antes de desaparecer.

En el interior de la aeronave hallaron un cuerpo sin vida que se identificó poco después como el del jugador, lo que conmocionó las redes sociales.

El 17 de febrero cientos de personas dieron el último adiós a Sala durante su funeral, que se celebró en la provincia argentina de Santa Fe, en el norte del país, donde se encuentra Progreso, la ciudad natal del futbolista.

(Tomado de RT)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Nathan dijo:

    Sería bueno que en cada accidente de aviación hicieran las investigaciones con el mismo ímpetu y salieran a la luz los resultados reales sin manipulación

  • Simon dijo:

    Bien peligroso el monoxido de carbono.
    Recuerdo el caso de un joven policia encontrado sin vida dentro de su carro patrullero durante su turno de la noche. Es costumbre policial la de parquear el auto con el motor encendido mientras se vigila el entorno o se hace el papeleo.

    Cualquier orificio en el piso junto con la accion del viento puede dirigir los gases del escape hacia dentro de la cabina. Tambien puede penetrar por las ventanillas semicerradas. Debido a que este gas es inodoro la victima no se percata del peligro y muere. El color rosado intenso de la piel indica envenenamiento por monoxido de carbono.

    Cuando se conduce un vehiculo por la carretera con la ventanilla trasera o la puerta abiertas se forman turbulencias que succionan hacia adentro los gases del tubo de escape. Un indicador de la presencia de monoxido de carbono comienza con un leve dolor de cabeza y mareos.

    Bien lamentable este accidente de aviacion.

    • MAry dijo:

      Muchas gracias por el comentario, muy esclarecedora su anécdota porque cuando leí la noticia me quedé con muchas dudas.

      • Simon dijo:

        Gracias a ustedes. Saludos a ambos.

    • Y.C.C dijo:

      Muy buen comentario Simón,gracias… ya que en la noticia no se explica mucho acerca del tema…

  • Yoko dijo:

    Y el cuerpo del piloto no aparecio??…Como pueden asegurar que tambien tenia exeso de Monoxido de Carbono en sangre si no lo han encontrado??,.De todas formas es lo mas posible…Tal vez este viendo muchas peliculas pero tambien podria ser un asesinato premeditado. Ej: Dos mercenarios o uno bien preparado, Escondido dentro del avion desde antes de arribar el piloto y el futbolista, esperó a que el avion tomara vuelo y luego los atacaron con este producto en un pannuelo, al desmallarse el piloto y el atleta, los mercenarios se tiran en sus paracaidas al mar y los recoje una lancha rapida. Que les parece este drama para una pelicula de Sabado en la noche??

    • Pedro Nolasco dijo:

      Sobre el piloto se dice que también podría haberse intoxicado, pero como no se encontró el cuerpo, no se asegura.
      APROVECHO PARA AGRADECER LA EXPLICACIÓN DE SIMON, MUCHO MAS EXPLICATIVA QUE EL ARTICULO.

  • TJMC dijo:

    pero, y el cuerpo del piloto no estaba? solo apareció el futbolista??

  • LeoVega dijo:

    Debía existir ya, con la cantidad de avances tecnológicos que disponemos, un censor colocado en cada equipo que libera este gas, para prevenir al humano la posibilidad de ser intoxicado o por lo menos evitar accidentes. Debe de existir!

  • Carlos de New York City dijo:

    YO supe Leer que el habia dicho por telefono alguien que tenia miedo…..buscare esta noticia y les comentare….ya que acabo de llegar de viaje……

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también