Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Diez años de la Contraloría General: Prevención, enfrentamiento y transparencia en bien del pueblo

| 20 |

“Tratamos de enseñar a quienes auditamos y también aprendemos del trabajo que enfrentan las administraciones, que es complejo en medio de las situaciones que ha vivido y vive el país”, dijo la contralora general, Gladys Bejerano. Foto: Archivo.

El próximo 1ro de agosto se cumplen diez años de la fundación de la Contraloría General de la República. Han sido, trascendió en la Mesa Redonda de este martes, diez años contribuyendo a la salvaguarda de la riqueza y los recursos de la nación y el pueblo cubano. La contralora general, Gladys Bejerano Portela, y los vicecontralores generales abordaron los logros, retos y perspectivas de ese órgano superior de control del Estado.

Al abordar las razones que llevaron a la creación de este órgano (el 1ro de agosto de 2009, mediante una ley que aprobó el Parlamento), la contralora general de la república, Gladys Bejerano, recordó que la propuesta de su fundación, presentada por el General de Ejército Raúl Castro, “fue antes que todo un mensaje, una decisión y expresión de la voluntad de jerarquizar el papel de control del Estado y hacer que la Contraloría cumpliera esa función en un momento en que se iniciaba el proceso de institucionalización del país.

“Con visión estratégica, Raúl apreció la necesidad de que existiera un órgano, junto con los demás organismos del Estado que tienen funciones de control, como la Fiscalía, para incrementar y jerarquizar el control con el fin de que las medidas que se iban a tomar nacieran con orden, disciplina y exigencia”.

Cuba es uno de los primeros países que firmaron la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción, uno de cuyos requisitos es que las entidades fiscalizadoras superiores de los estados sean independientes del órgano ejecutivo.

“Eso se logró desde el momento de la creación, y luego, más recientemente, la Constitución de la República lo reconoció. En los artículos del 160 al 163 está recogida la misión fundamental de la Contraloría, que es velar por la correcta y transparente administración de los fondos públicos y ejercer el control superior sobre la administración y su gestión”, señaló Bejerano, vicepresidenta del Consejo de Estado.

La contralora general de la república Gladys Bejerano. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate.

Sobre este punto, precisó que se trata de “un control que tiene también en sí mismo el deber de educar, de enseñar, de contribuir a que la administración sea lo más eficiente posible. En función de esto, tenemos el objetivo principal de incrementar la labor de prevención y de enfrentamiento. Es una unidad dialéctica, si no se prevé, no se puede ir a la causa de los problemas; a la vez, si hablamos solo de prevención y no enfrentamos los problemas con rigor, la prevención queda como una consigna”.

Hay que detectar el problema, e ir a trabajar las causas para evitar que el problema se repita. En este punto, todos, incluidos nosotros, tenemos que hacer un trabajo más eficiente. (Gladys Bejerano)

La vicecontralora general Acela Martínez Hidalgo explicó que ha sido muy importante la aprobación de la política de perfeccionamiento del sistema nacional de auditoría, en marzo de 2017, “lo cual ha servido para reorganizar, esclarecer, definir y potenciar la actividad de auditoría y el conocimiento y apoyo de las administraciones”.

No siempre lo hemos logrado -señaló- con la misma dinámica y plenitud, “pero sí tenemos ejemplos muy positivos, como los ministerios de Energía y Minas y de Industrias, que le han dado prioridad a estas tareas”.

Un tema importante, destacó, es la atención al auditor interno de base, el auditor primero, por la función que realiza y el trabajo preventivo vital para la administración en cada entidad.

“Hoy contamos en el sistema con 6 400 auditores, el 61% del completamiento de la plantilla, que ha estado afectada desde 2014, ha ido disminuyendo, con mucha inestabilidad. Pensamos que recientes decisiones como la aprobación del incremento salarial en el sector presupuestado pueden contribuir a estabilizar al menos la actividad fundamental de las unidades centrales de auditoría.

“Tenemos que desarrollar un trabajo de preparación de auditores; hace dos años estamos realizando cursos de especialización con estudiantes de los politécnicos de economía, y hemos graduado ya 274, incorporados en todas las unidades de auditoría. Ya tenemos previsto el curso de este año, con una matrícula superior, y se han habilitado 939 auditores de otras profesiones. Todo esto va contribuyendo al completamiento paulatino de la plantilla”.

También, apuntó la funcionaria, está coordinado el curso de carrera de ciclo corto, preparado en conjunto con el Ministerio de Educación Superior, que va a abrir en septiembre de 2020 y constituye otra oportunidad para la formación de jóvenes, además de ser otra contribución al crecimiento del cuerpo de auditores, tanto en la auditoría interna (en las propias organizaciones) como en la externa (que realizan la Contraloría, la Oficina Nacional de Administración Tributaria y la Oficina Nacional de Información y Estadística).

En estos años se trabajó -continuó la vicecontralora- en la unificación de todas las normas, y en 2012 fueron aprobadas las normas cubanas de auditoría, armonizadas con las internacionales. “En estos momentos realizamos una actualización que nos va a ayudar a elevar la profesionalidad de los auditores y la calidad de todas las acciones”.

El control interno, la base

La vicecontralora general Alina Vicente Gaínza. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate.

El sistema de control interno tiene antecedentes en Cuba desde 2003, cuando salió a la luz la Resolución 297 del Ministerio de Finanzas y Precios. A partir del trabajo con base en esa resolución, y de la conformación de la contraloría, se comenzó a investigar cómo debía tener Cuba su sistema de control interno adaptado a las características del país.

En la Mesa Redonda de este martes, la vicecontralora general Alina Vicente Gaínza recordó que a raíz de ese proceso, la Resolución 60, firmada por la Contralora General de la República, establecía que todas las entidades de la nación deben tener implementado su sistema de control interno, y la responsabilidad de las direcciones en esa tarea.

“Durante estos diez años hemos mantenido un trabajo arduo en aras de fomentar una cultura de prevención y control en las administraciones. Nos queda aún camino por andar, pero vamos en marcha hacia ese objetivo. Hoy en Cuba todas las entidades hablan del sistema de control interno”, dijo.

La vicecontralora general apuntó que el sistema de control interno brinda muchas potencialidades. Primeramente, garantiza orden y disciplina; también, una gobernanza transparente y eficacia en todos los resultados de la gestión administrativa.

“Existen administraciones que no lo implementan eficazmente; no dan participación a los trabajadores en la elaboración e implementación del sistema, no hay disciplina, no hay rigor, no hay integración para aplicarlo, y cuando realizamos acciones de control los resultados son negativos”.

Entre las acciones preventivas que parten de la Contraloría General, mencionó la comprobación nacional al control interno y la actualización constante de la guía de autocontrol (en enero de 2019 fue aprobada la guía para el sector empresarial y para el sector presupuestado) ante los cambios en las normativas del sistema empresarial cubano.

La comprobación nacional de 2018 fue dirigida, además del control de los inventarios, a la implementación de las nuevas normativas del sistema empresarial. Ya está previsto regresar al tema en la 14 comprobación nacional, porque -explicó la vicecontralora general Alina Vicente Gaínza- “ese sistema es un pilar en el desarrollo económico del país, sin restar importancia a otros temas de la economía”.

La comprobación nacional, que es un ejercicio movilizador, hace que profesionalmente los auditores se actualicen, al tiempo que los estudiantes de varias facultades universitarias que contribuyen junto a sus profesores son una fuente valiosa de apoyo.

De ahí, señaló Gaínza, “se desarrollan todas las políticas de los organismos rectores que revisamos, y por eso participan expertos de todos los organismos en la elaboración de los programas, que brindamos a las administraciones para que los apliquen; por eso el carácter preventivo de esta comprobación.

“En seminarios cruzamos los auditores de distintos organismos y así se llevan una buena experiencia, y con el aporte fresco de los estudiantes, la innovación que traen de las universidades, todo esto ayuda mucho al desarrollo, no solo del sistema de auditoría del país, sino también de las administraciones. Los estudiantes dicen que aprenden mucho de nosotros; nosotros también aprendemos de ellos mediante el intercambio de experiencias”.

La 14 comprobación nacional, para la cual se están elaborando ya los programas, va a estar dirigida al sector empresarial. “Queremos darle una mirada al proceso inversionista y a la importación-exportación, a través de los encadenamientos productivos, algo a lo que se debe dar impulso en el país para que aporte a los resultados económicos y al producto interno bruto”.

Contraloría y control ante indisciplinas y corrupción

El vicecontralor general Reynol Pérez Fonticoba. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate.

Al abordar este tema en la Mesa Redonda, el vicecontralor general Reynol Pérez Fonticoba explicó que conjuntamente con el enfoque preventivo en las acciones de auditoría, supervisión y control, la gestión de la Contraloría incluye también el enfrentamiento a raíz de acciones de control en las que se detectan presuntos hechos delictivos o de corrupción, casos en que los auditores tienen la responsabilidad de presentar informes especiales.

“Estas acciones de control pueden ser realizadas a solicitud de la Fiscalía General de la República o de los órganos del Ministerio del Interior. También se expresan o aparecen en las propias acciones de control que realizan nuestros auditores”, precisó.

Las acciones de control con mayor peso en el plan de auditoría, supervisión y control están vinculadas con los procesos de elaboración, ejecución y liquidación del presupuesto del Estado. “En este proceso hemos aplicado un concepto de aprender haciendo, y está muy relacionado también con el cumplimiento de las políticas públicas emanadas del proceso de actualización del modelo económico cubano”, señaló.

Pérez Fonticoba especificó que el 25% de las acciones de control que ejecuta la Contraloría están destinadas a evaluar la ejecución presupuestaria.

“Tenemos la percepción de que se ha fortalecido y profundizado el sistema presupuestario en el país. Está claro que todavía tenemos deficiencias e irregularidades que son detectadas, vinculadas a problemas objetivos o subjetivos, pero también por indisciplinas y desconocimiento.

“En estas acciones de control hemos logrado interrelacionar los cinco sistemas que integran la administración financiera del Estado, vinculados con el presupuesto, la tesorería, el sistema tributario, el crédito público y la contabilidad gubernamental. En el tema de la contabilidad, una asignatura pendiente es el Lineamiento número 7, aprobado en el séptimo Congreso del Partido. Lamentablemente, a pesar de los esfuerzos que hacemos, y del trabajo del Ministerio de Finanzas y Precios, no hemos logrado que nuestras administraciones utilicen la contabilidad como una herramienta para la dirección y el control y análisis de las operaciones”.

Entre los retos propuestos para los próximos años está informatizar los procesos de auditoría, supervisión y control, “una tarea en la que estamos trabajando y que requiere, primeramente, cambiar la mentalidad de los controladores. Se están haciendo programas, unos con nuestras propias fuerzas, y otros con la Universidad de las Ciencias Informáticas.

“Hay un reto mayor aún dentro de la informatización, que es aplicar las técnicas de big data para poder hacer análisis de grandes bases de datos que nos permitan realizar la auditoría a distancia desde la propia Contraloría General, con un enfoque preventivo y también de enfrentamiento: aspiramos a poder evaluar, en tiempo real, la ejecución presupuestaria y la información que ofrece el sistema estadístico nacional”.

La relación con el pueblo

Encargada de velar por que se cuiden los recursos de la nación, la Contraloría General tiene un componente muy importante en su vinculación con la realidad nacional, que es su relación con el pueblo.

Miriam Marbán González, primera vicecontralora general, recordó que una de las funciones de la Contraloría General es atender quejas, denuncias y peticiones de la población

“Está en nuestros documentos rectores que toda persona tiene el derecho de poner en conocimiento de la Contraloría las manifestaciones de presunta corrupción administrativa y el desvío de recursos materiales y financieros en algunas entidades por fallas en los sistemas de control interno”, dijo.

Cuando la población llega a la Contraloría -precisó-, generalmente ya ha acudido a otras instancias donde sus quejas o denuncias no han sido adecuadamente atendidas. “Todas las quejas y denuncias relacionadas con temas de corrupción o desvío de recursos, son investigadas y respondidas; en algunos casos, directamente con nuestras propias unidades auditoras, y en otros con el equipo de investigaciones especiales que hemos creado”.

En otros casos, “las quejas y denuncias se trasladan, bajo control, a los niveles superiores de las entidades sobre las cuales se presentan las quejas y denuncias, con el interés principal de que los máximos dirigentes de estos organismos conozcan y tengan la oportunidad de profundizar en las causas y condiciones que generan los problemas y adopten las medidas adecuadas para erradicarlos y evitar que se repitan”.

Este traslado bajo control de las denuncias y quejas -aclaró-, supone la supervisión del proceso desde el inicio hasta el final, lo cual implica que la Contraloría conoce y hace recomendaciones, incluso sobre la composición de la comisión investigadora, su plan de trabajo y otras cuestiones, para contribuir a la mayor calidad de ese proceso. Además, da seguimiento a los planes de medidas que resultan de esas investigaciones.

“En esto hemos avanzado, pero debemos continuar trabajando en conjunto con los organismos, principalmente en la calidad y la profundidad de los procesos, en acortar los términos para dar respuestas adecuadas a la población”, dijo.

Explicó que para presentar sus quejas y denuncias, la población lo hace por escrito, en la Contraloría, de forma presencial o por correo postal, “y cuando la persona que hace la queja o denuncia lo solicita, o cuando lo consideramos necesario a partir de la evaluación que hacemos, se preserva su identidad”.

La primera vicecontralora general destacó que hoy, la mayoría de esas personas consideran importante ser identificadas.

“Esto es importante para nosotros, no solo porque revela confianza en la Contraloría, sino porque demuestra también que nuestro pueblo está en disposición de afrontar la batalla contra la corrupción y apoyar todas las medidas que adopta el gobierno respecto a este fenómeno”.

Hay una cuestión que transversaliza todo esto -subrayó-, “el trabajo que hacemos para fortalecer la ética, vista, en primer lugar, hacia el público que pudiéramos clasificar como interno, los auditores del Sistema Nacional de Auditoría y del propio órgano, la Contraloría General de la República.

“En 2013, junto con el proceso de armonización de las normas cubanas de auditoría, se puso en vigor el Código de ética de los auditores cubanos, que fue firmado y ratificado en fecha cercana al 28 de enero en homenaje a Martí. También, todos los trabajadores de la Contraloría General, cada año en el mes de junio, firman o ratifican la Declaración de Valores de la Contraloría General de la República, que establece el compromiso ético de seguir siendo fieles a la Revolución y trabajar todos los días por elevar la calidad de nuestro trabajo”, afirmó.

Explicó que en las acciones de control donde se detectan deficiencias o violaciones, en el acta de responsabilidad administrativa se definen las inobservancias éticas de los cuadros.

A la vez -dijo-, “estamos convencidos de que cuando una persona trabaja con disciplina y consagración y comete errores propios del trabajo, no horrores -como decimos- ni traiciones, y ante un señalamiento ético reacciona, está en capacidad de rectificar y de continuar apoyando y aportando a la Revolución”.

Al hacer el resumen de los diez años de la Contraloría General, la contralora general, Gladys Bejerano Portela, consideró que “hemos tenido, y tenemos, grandes retos y un proceso constante de aprendizaje. Tratamos de enseñar a quienes auditamos y también aprendemos del trabajo que enfrentan las administraciones, que es complejo en medio de las situaciones que ha vivido y vive el país.

“Siempre decimos que administrar no es una tarea fácil, pero se puede hacer. Y cuando lo hacemos con honradez, disciplina, transparencia, siempre logramos mejores resultados. Pero todos debemos contribuir, desde nuestras funciones, a la eficiencia y la eficacia que nos pide el presidente Miguel Díaz-Canel y que nos ha pedido siempre Raúl.

“Para nosotros ha sido una fortaleza y una oportunidad el hecho de contar con un proceso de institucionalización, con los documentos del sexto y el séptimo congresos del Partido, y con algo que todos los cubanos juramos, que es el concepto de Revolución. Esas no son solo palabras, son condiciones, realidades que nos permiten haber tomado la decisión de respuesta a aquel llamado que hizo Raúl al terminar el sexto congreso del Partido, cuando dijo y pidió a todos los comunistas, y al pueblo en general, que esos acuerdos en cuya discusión había participado el pueblo no se guardaran.

“Para aquellos que administran, no se trata de que alguien se aprenda de memoria la legislación, sino que trabajemos con ella y la consultemos, igual que los documentos, la conceptualización del modelo económico… La proyección estratégica hasta 2030 nos da toda la información necesaria para ubicarnos.

“Nos sentimos responsables, si somos el órgano superior de control de la Administración, no solo de ir a controlar, a calificar, a juzgar el trabajo de los demás, cosa que tenemos que hacer con la mayor exigencia, sino también a enseñar, educar, contribuir a reflexionar sobre los problemas”.

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Médico Económico dijo:

    Sin temor a equivocarme...han sido los 10 años de mayor corrupción y delitos económicos en Cuba....estadísiticas dadas por la propia Contraloria...miles de millones en pérdidas.........dificil tarea

  • Daniel dijo:

    Hace falta que la contraloría inspeccione el Municipio de Minas de Matahambre en Pinar del Río sobre todo una de sus localidades " Sumidero" lugar donde se pasean libremente los millonarios con lo que roban lo que es del pueblo sobre todo: El rastro de materiales de construcción, Comercio y Gastronomía entre otros.

  • Daniel dijo:

    Hace falta que la Contraloría inspeccione el municipio de Minas de Matahambre en Pinar del Río sobre todo una de sus localidades " Sumidero" lugar donde se pasean libremente los millonarios con lo que roban al pueblo, sobre todo: El Rastro de Materiales de Construcción, Comercio y Gastronomía entre otros. En el caso de Comercio y Gastronomía sus trabajadores y administradores tienen un nivel de vida muy alto comparado con el salario que perciben por su trabajo.

    • Agusto dijo:

      Daniel, eso que tu planteas esta en todo el pais.

  • plaff dijo:

    Me podría explicar alguien quien fiscaliza a la Contraloría, tiene este ente alguna contrapartida???, gracias y a la espera

  • Raquel Enríquez dijo:

    Es una lástima que haya entidades que ven el Control Interno como una formalidad que hay que cumplir y no como una Herramienta de trabajo.En los lugares que esto ocurre por supuesto que van a ocurrir violaciones de la legalidad e indisciplinas, que van acompañadas de descuido de los recursos financieros que el estado pone en las manos de las administraciones.

  • Jose Luis Amador dijo:

    Compañera Contralora Gladys Bejerano, en las intervenciones hechas por ustedes se decía entre otras muchas cosas que:

    “Siempre decimos que administrar no es una tarea fácil, pero se puede hacer. Y cuando lo hacemos con honradez, disciplina, transparencia, siempre logramos mejores resultados. Pero todos debemos contribuir, desde nuestras funciones, a la eficiencia y la eficacia que nos pide el presidente Miguel Díaz-Canel y que nos ha pedido siempre Raúl.”
    Desde hace tiempo y por este espacio estamos tratando de poder hacer ver (quizás se pudiera hacer de otra forma y no de la forma exacta como yo lo digo) de la necesidad de poder incluir dentro de la Contraloría o en otra entidad que controle con la misma rectitud, el que se pueda supervisar la confección y la gestión correcta de las normas técnicas de consumo de todos los recursos empleados en el país, así como la aplicación del Mantenimiento Preventivo y esto concretamente es una propuesta que les hago. Esto implicaría crear plazas técnicas con compañeros con conocimientos y con experiencia, que me parece que esa entidad no tiene.

    Siempre estamos diciendo que lamentablemente la Constitución no tiene nada que hable de la protección de los medios de producción. Lo hemos buscado varias veces y no nos aparece nada del asunto. Sí se habla de la Contraloría, por supuesto, pero solamente de la parte contable, haciendo mucho hincapié en la Contabilidad, de la que pienso que es incompleta, sin las normas de los índices de consumo y sin la eliminación de los gastos que conlleva el no hacer el mantenimiento mecánico-eléctrico-civil (y otros) a la mayoría de los centros de producción y servicios, en los que no se deben usar en sus inicios, los complicados y sofisticados decretos existentes desde hace tiempo en algunos ministerios, sino aplicando lo mínimo básico que debe hacerse usando los conocimientos de los ingenieros correspondientes, sobre todo en la parte mecánica, eléctrica y civil. Pienso que no hacemos nada con chequear la contabilidad en una empresa, por ejemplo, que tenga 1000 motores instalados y se le quemen los devanados de 300 de ellos al año. Para mi entender eso es un delito económico y si lo multiplicamos por los miles de empresas que tenemos en el país entonces la cosa es seria.

    Por ejemplo conocemos un organismo que tiene más de 4 500 motores instalados en todo el territorio cubano y con toda base podemos afirmar que de acuerdo al índice de motores quemados al año (muy conservadoramente) que actualmente tiene, que es del 20 % anual, podemos llegar a la conclusión de que el mismo mantiene un monto no menor de 900 motores eléctricos dañados al año, lo que comparado con las pérdidas en divisas computadas en un trabajo de un mínimo mantenimiento eléctrico correcto, realizado en una fábrica en las que trabajé durante 8 años con un índice de motores quemados menor del 5 %, las pérdidas anuales en divisas actuales en ese organismo que cogimos de ejemplo, serían no menores de 148 mil dólares. ¿Cuánto sería entonces solamente en el país completo, en todas esas empresas llenas de motores? Conozco otros organismos que tienen un porciento de motores quemados al año que es mayor del 40 %, lo que normalmente obedece a tener la casi totalidad de los motores sin protecciones y sin mantenimiento de ningún tipo, trabajando muchos de ellos a la intemperie, y esto, por ejemplo, deben chequearlo a nivel de centro de trabajo técnicos con experiencia y con directivas claras y precisas. Debo aclarar que esta cifra no comprende las pérdidas en CUC y en CUP millonarias muy difíciles de calcular (que forman parte de lo que la gente le llama la “ineficiencia”) en la producción y en los servicios, por las paradas a veces muy prolongadas que caracterizan a los motores quemados, las que pueden llegar en muchas ocasiones hasta a más de una semana, cuando no hay motores de repuesto para algunas máquinas complicadas que pueden parar un flujo de producción continuo. Esto lo hemos visto y vivido en carne propia también.

    Con respecto a las normas de consumo, la más preocupante que he podido analizar como ingeniero eléctrico, es el sobredimensionamiento de potencia en los motores eléctricos de bombas de agua, problema que se observa fundamentalmente en el INRH y en la Agricultura, aunque hay más. Muy conservadoramente, por cálculos que estoy haciendo desde el 2006, el país está derrochando unos 50 millones de USD al año solamente en energía eléctrica, resultados y conclusiones muy largos de explicar en estos comentarios. Existe una norma hidráulica por la que se fija toda Cuba, del 1984, que está totalmente obsoleta de acuerdo a los actuales costos de producción en Cuba de un kW.h de energía eléctrica.

    Como usted observa compañera Contralora, la “eficacia y la eficiencia” también necesitan de esto que les propongo.

    Como siempre digo, si necesitan algo que quieran ampliar, les dejo mis coordenadas:

    MsC., Ing. José Luis Amador Vilariño
    Teléfono: 32-297339
    E-Mail: jlamador48@nauta.cu
    Dirección: San José # 741, Camagüey

  • Didelpho dijo:

    Hace falta que la contraloria y su equipo de personal muy celebren muchos mas aniversarios pero esta ves sin asuntos que opaquen su brillo, como lo ha sido el problema del trafico y desvio de combustible que ha sido un pundo en el cual hasta el presidente de la republica ha tenido que intervenir. Concuerdo que a las personas hay que darles segundas oportunidades, pero existen muchas personas con deceos de hacer y hacerlo bien y no se le ha dado ni la primera y otros que han recibido incontables oportunidades y siempre la hacen.

    • Roly dijo:

      En definitiva el control interno se ha vuelto mucha burocrasia y poco control real. El desvío de combustible es un ejemplo.

  • Carlos E. Sarría Acosta dijo:

    Si alguien reconoce la profesionalidad de la Contraloría General de la República y no le alcanzaría todo el tiempo de la vida para estar inmensamente agradecido a esta institución, ese soy yo. Porque gracias a su honestidad, transparencia y profesionalidad evitaron que fuera a prisión y a saber cuántas cosas más hubiese tenido que pasar y soportar, ya que fueron los únicos honestos , que no se dejaron llevar por actitudes mezquinas y reconocieron la no culpabilidad mía en un hecho constitutivo de delito que se me pretendió involucrar (las razones por las que se me pretendieron involucrar fueron por haber desafiado poderosas fuerzas que se creían impunes y al denunciarlos, en represalias me quisieron hacer de todo), la Contraloría a través de su Contralora General " Gladys Maria Bejerano Portela" solicitó al Ministro que en el marco de su competencia revaluara la medida que se me había aplicado porque la Resolución sancionadora(impuesta por la autoridad administrativa facultada) no era procedente ya que no era probable mi responsabilidad, y el Ministro haciendo caso omiso a esta solicitud, al ser ambiguo y evasivo respondió que mi sanción no había sido por los resultados de una auditoría(nunca se había alegado por nadie de que hubiese sido así), sino por las conclusiones a que arribó la autoridad administrativa facultada y otras razones más que no ameritan expresarlas. Es evidente que no había la más mínima intención por parte del Ministro de resolver este hecho.

  • Isabela Salgado dijo:

    El trabajo de la Controlaría en estos 10 años ha sido decisivo, pero ya es hora que haya un despertar de los funcionarios públicos de sentirse mas dueños para prevenir violaciones,e incrementar la cultura económica y no intentar lograr objetivos propuestos violando lo que es ley.Felicidades para esa institución y adelante con su misión en la sociedad.

  • CESAR dijo:

    FELICIDADES A LA CONTRALORIA GENERAL DE LA REPUBLICA DE CUBA, EN ESPECIAL A LA VICEPRESIDENTA DEL CONSEJO DE ESTADO Y CONTRALORA GENERAL GLADYS MARIA BEJERANO PORTELA...

  • Miguel dijo:

    ESTOY DE ACUERDO CON QUE LA CONTRALORIA HA TRABAJADO MUCHO, PERO CONSIDERO QUE LOS RESULTADOS SON MALOS NO SÓLO POR QUÉ EL ÍNDICE DE DETECCIÓN ES BAJO, SINO POR QUÉ RODÓ HA SEGUIDO IGUAL O PEOR SOBRE TODO EN EL DELITO Y LA CORRUPCIÓN EN TODOS LOS ORGANISMOS. ES NECESARIO QUE LA CONTRALOR IA TENGA MÁS INDEPENDENCIA DADO SU PAPEL. NADIE PUEDE ESTAR EXENTO DE SER CONTROLADO.

  • andres dijo:

    con todo el respeto del mundo, con llamados,alertas,educar,, la contraloria debe ser mas agresiva si cada diez empresas 6 estan mal,, les puedo asegurar que en las otras cuatro existen problemas, la guia de auto control el mismo jefe hace las crucez, el combustible contabilidad le tiene que caer atras al jefe para los chip, el jefe usa el combustible a su antojo,,para no hablar del almacen, y de la partida actividades soci culturales,, yo soy contador de una ueb,,,felicidades a los auditores por el aumento de salario, son personas consagradas

  • Adelante dijo:

    Anuncian Miles de millones de pesos en las famosas y dudosas, cuentas por cobrar. Dinero millonario robado al estado. Permitido por muchos ministerios. Y las medidas dónde están.

  • aleka dijo:

    coincido al 100% con Didelpho, las acciones de control de la CGR no dan 2das oportunidades, hay muchos trabajadores, funcionarios, especialistas, jefes que trabajan con mucha consagracion y cuando cometen un error PUAFFF, lo vuelan en pedazos. con lo que plantea el colega Andres solo le tengo una pregunta: y usted que ha hecho?, ha enfrentado como contador a ese jefe que dispone a su antojo del combustible, almacen y la cuenta de actividades socio c???, al parecer usted no lo ha enfrentado y a mi que soy lector de su opinion me da la impresion que tambien se beneficia. enfrentar es a lo que se esta llamando, cuando usted como contador le hace una simple pregunta a ese jefe del porque de sus actos estoy seguro que el tipo reaccionara en algo, no se le puede coger miedo a eso. mis saludos

  • Jose Luis Amador dijo:

    Compañera Contralora Gladys Bejerano, en las intervenciones hechas por ustedes se decía entre otras muchas cosas que:

    “Siempre decimos que administrar no es una tarea fácil, pero se puede hacer. Y cuando lo hacemos con honradez, disciplina, transparencia, siempre logramos mejores resultados. Pero todos debemos contribuir, desde nuestras funciones, a la eficiencia y la eficacia que nos pide el presidente Miguel Díaz-Canel y que nos ha pedido siempre Raúl.”

    Desde hace tiempo y por este espacio estamos tratando de poder hacer ver (quizás se pudiera hacer de otra forma y no de la forma exacta como yo lo digo) de la necesidad de poder incluir dentro de la Contraloría o en otra entidad que controle con la misma rectitud, el que se pueda supervisar la confección y la gestión correcta de las normas técnicas de consumo de todos los recursos empleados en el país, así como la aplicación del Mantenimiento Preventivo y esto concretamente es una propuesta que les hago. Esto implicaría crear plazas técnicas con compañeros con conocimientos y con experiencia, que me parece que esa entidad no tiene.

    Siempre estamos diciendo que lamentablemente la Constitución no tiene nada que hable de la protección de los medios de producción. Lo hemos buscado varias veces y no nos aparece nada del asunto. Sí se habla de la Contraloría, por supuesto, pero solamente de la parte contable, haciendo mucho hincapié en la Contabilidad, de la que pienso que es incompleta, sin las normas de los índices de consumo y sin la eliminación de los gastos que conlleva el no hacer el mantenimiento mecánico-eléctrico-civil (y otros) a la mayoría de los centros de producción y servicios, en los que no se deben usar en sus inicios, los complicados y sofisticados decretos existentes desde hace tiempo en algunos ministerios, sino aplicando lo mínimo básico que debe hacerse usando los conocimientos de los ingenieros correspondientes, sobre todo en la parte mecánica, eléctrica y civil. Pienso que no hacemos nada con chequear la contabilidad en una empresa, por ejemplo, que tenga 1000 motores instalados y se le quemen los devanados de 300 de ellos al año. Para mi entender eso es un delito económico y si lo multiplicamos por los miles de empresas que tenemos en el país entonces la cosa es seria.

    Por ejemplo conocemos un organismo que tiene más de 4 500 motores instalados en todo el territorio cubano y con toda base podemos afirmar que de acuerdo al índice de motores quemados al año (muy conservadoramente) que actualmente tiene, que es del 20 % anual, podemos llegar a la conclusión de que el mismo mantiene un monto no menor de 900 motores eléctricos dañados al año, lo que comparado con las pérdidas en divisas computadas en un trabajo de un mínimo mantenimiento eléctrico correcto, realizado en una fábrica en las que trabajé durante 8 años con un índice de motores quemados menor del 5 %, las pérdidas anuales en divisas actuales en ese organismo que cogimos de ejemplo, serían no menores de 148 mil dólares. ¿Cuánto sería entonces solamente en el país completo, en todas esas empresas llenas de motores? Conozco otros organismos que tienen un porciento de motores quemados al año que es mayor del 40 %, lo que normalmente obedece a tener la casi totalidad de los motores sin protecciones y sin mantenimiento de ningún tipo, trabajando muchos de ellos a la intemperie, y esto, por ejemplo, deben chequearlo a nivel de centro de trabajo técnicos con experiencia y con directivas claras y precisas. Debo aclarar que esta cifra no comprende las pérdidas en CUC y en CUP millonarias muy difíciles de calcular (que forman parte de lo que la gente le llama la “ineficiencia”) en la producción y en los servicios, por las paradas a veces muy prolongadas que caracterizan a los motores quemados, las que pueden llegar en muchas ocasiones hasta a más de una semana, cuando no hay motores de repuesto para algunas máquinas complicadas que pueden parar un flujo de producción continuo. Esto lo hemos visto y vivido en carne propia también.

    Con respecto a las normas de consumo, la más preocupante que he podido analizar como ingeniero eléctrico, es el sobredimensionamiento de potencia en los motores eléctricos de bombas de agua, problema que se observa fundamentalmente en el INRH y en la Agricultura, aunque hay más. Muy conservadoramente, por cálculos que estoy haciendo desde el 2006, el país está derrochando unos 50 millones de USD al año solamente en energía eléctrica, resultados y conclusiones muy largos de explicar en estos comentarios. Existe una norma hidráulica por la que se fija toda Cuba, del 1984, que está totalmente obsoleta de acuerdo a los actuales costos de producción en Cuba de un kW.h de energía eléctrica.

    Como usted observa compañera Contralora, la “eficacia y la eficiencia” también necesitan de esto que les propongo.

    Como siempre digo, si necesitan algo que quieran ampliar, les dejo mis coordenadas:

    MsC., Ing. José Luis Amador Vilariño
    Teléfono: 32-297339
    E-Mail: jlamador48@nauta.cu
    Dirección: San José # 741, Camagüey

  • NY dijo:

    Si quieren accionar contra el robo a los vienes del estado entonces visiten y controlen la UEB fabrica de piensos Alisur en santa cruz del sur donde su jefe hace y desace y no pasa nada

  • Luis dijo:

    Se que quizas no venga al tema pero como vecino del pueblo de cojimar tradición de pescadores y donde el celebre escritor ernest hemingway se inspiró para escribir el viejo y el mar expreso mi preocupación al ver que el restaurant la terraza de cojimar emblemático por su especialidad de mariscos y pescados se encuentra hace alrededor de 3 meses en una reparación capital y preocupa como cliente ademas que desde la fecha pues no exite adelanto. Expreso mi preocupación por la apertura del mismo puesto que este año ademas no considero que un lugar como ese este cerrados en el 500 aniversario de nuestra ciudad.Gracias

  • Idania Hurtado Loyola dijo:

    Para Gladys Bejerano:me dirijo a usted xq necesitamos x Favor que analice y verifique este caso x 1injusticia muy grande q se ha cometido sobre la causa 27/2019,sentencia 37/2019,referencia o apelación 156/2019 x un amañado juicio efectuado en mcpio morón, ciego de ávila, el día 16/Julio/2019.ya hace más de un mes entregamos documentos y pruebas para 1revision d causa en el Tribunal Supremo popular, la Fiscalía general de la república, y el ministerio de justicia nacional x ser sancionados a privación de libertad x 1delito de Falsificación de documentos privados q no cometimos xq, jamás hemos trabajado en oficinas, ni tenemos acceso a documentos ni papeles, la madre de mis hijos a10 meses y yo a1año, aún teniendo 2niños pequeños menores de edad, nos han juzgado ceveramente y cruelmente xq cómo podrá ver las fotos, q mí casa fue Afectada por el ciclón Irma y todavia tengo serios daños desde entonces. Mediante una verificación podrá comprobar verdaderos culpables, ya que estamos x un mal trabajo de aquel momento y sabra q hay personas con altos cargos q solamente fueron separados de su puesto de trabajo y algunas q están como testigos, les suplico que vean todos esos errores, xq vamos a pagar nosotros.el dia 6y7.mi dirección para sí quieren comprobar. Libertad #237 e/padre cano y paquito espinosa morón, ciego de ávila. Móvil:54924266.necesito respuestas. Saludos Revolucionarios Ortelio Hurtado Loyola

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Roberto Garaycoa Martínez

Roberto Garaycoa Martínez

Fotorreportero. Colabora con Cubadebate y el sitio de la Mesa Redonda

Vea también