Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Más de 500 empresas se enfrentan a Trump por los aranceles: “No son una herramienta eficaz”

| 6 |

La iniciativa forma parte de 141 asociaciones empresariales y 520 compañías, entre ellas las cadenas de distribución Walmart y Costco. Foto: Reuters.

Más de 500 empresas de Estados Unidos enviaron una carta al presidente estadunidense, Donald Trump, en la que le piden que evite una guerra comercial con China y que no imponga nuevos aranceles al país asiático, una medida que, según los firmantes, reduciría el PIB estadunidense en un 1% y costaría más de dos millones de empleos.

La iniciativa forma parte de una campaña contra la subida de los aranceles que han puesto en marcha más de 150 asociaciones de varios sectores económicos en EE.UU., entre ellos el comercio minorista, la industria, la tecnología y la agricultura.

La carta, que se puede consultar en la página web de los impulsores, está firmada por 661 entidades: 141 asociaciones empresariales y 520 compañías, entre ellas las cadenas de distribución Walmart y Costco, y las firmas de moda Levi Strauss y Gap.

Los firmantes tomaron esta decisión ante la posibilidad de que Estados Unidos imponga a China aranceles adicionales del 25% a productos valorados en 300 mil millones de dólares (266 mil millones de euros), el 60% de los cuales son bienes de consumo.

La carta afirma que la imposición de nuevos aranceles tendrá un impacto “significativo, negativo y a largo plazo” en la economía estadounidense, en los negocios y en las familias.

Según los firmantes, los aranceles “no son una herramienta eficaz” para cambiar las “prácticas comerciales” de China porque recaen directamente en las empresas estadounidenses.

Las 661 compañías y asociaciones piden a la Administración estadounidense que vuelva a la mesa de negociación y que trabaje con los aliados de EE.UU. en la búsqueda de soluciones realistas.

“Una escalada de la guerra comercial no interesa a nuestro país y perjudicará a las dos partes”, subraya la misiva.

Los impulsores de la iniciativa calculan que una subida adicional de los aranceles, sumada a las ya aplicadas, supondría la pérdida de más de dos millones de puestos de trabajo en Estados Unidos y recortaría el producto interior bruto (PIB) del país en torno a un 1%.

Además, costaría una media de 2 mil dólares a cada familia estadounidense.

El pasado 20 de mayo un grupo de más de 170 compañías, incluidas las multinacionales Nike y Adidas, reclamaron a Trump que eliminase el calzado de la lista de productos chinos, cuyas importaciones podrían verse afectadas por aranceles del 25%.

(Con información de EFE)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Tejo de VC. dijo:

    Nunca en mi vida había visto un ser humano con ideas tan cinicas, egoistas y fascistas, como es Trump. Aparentemente es bruto, pero no, nos equivoquemos, porque no es millonario por gusto, además tiene aguantapatas, asesores y guatacas de todo tipo. Es el símbolo del americano puro, q para mi todos son egoístas e individualistas. Que tipo mas HP.

  • Sandra dijo:

    Viejo sin sentido, un loco en extremo, haciendo cosas anormales.

  • Julio Cesar Hubert Bernal dijo:

    Ya comenzó el efecto boomeran. El egocéntrico no sabía que eso pasaría? Nada que es tan prepotente y malsano (son los dos adjetivos más suaves que me vienen a la mente) que es capaz de serruchar la rama sobre la que está sentado y pensar que cuando esta caiga él se mantendrá flotando. Qué iluso.

  • Jose R. Oro dijo:

    Seran miles de empresas, mas alla de los aranceles a China, las amenazas a Iran, las agresiones contra Cuba, Venezuela, sanciones a la RPDC, y a Rusia, etc. Ademas hay una conviccion de que Trump no es creible. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es mundialmente conocido por sus declaraciones, que son generalmente polémicas o abiertamente mentiras. Pero, ¿falsas? Sí, muchas de ellas faltan a la verdad de forma impúdica.
    La agencia estadounidense de noticias Associated Press hizo una revisión de los temas favoritos del presidente y concluyó que lo que dice es casi siempre “entre total o mayormente falso”. AP corroboró con datos el punto de vista de Trump sobre temas como la RPDC, Irán o el impuesto a los agricultores. Pero últimamente el muro fronterizo y los aranceles son los asuntos de los que más y peor habla.
    El “muro” de Trump (que, de momento, no parece ser más que una valla) ocupa un destacado lugar en su retórica antiinmigrante. Es, además, una de sus grandes promesas de la campaña 2016 y la cercanía a las elecciones de 2020 hace que el presidente insista en sus “500 millas de muro”.
    Al inicio de esta semana, el presidente aseguró dos veces (primero a los republicanos de Iowa y luego en Indianápolis) que esas millas de muro estarán finalizados el año que viene. “Nos movemos rápidamente. Como saben, ganamos el caso en la gran corte el otro día“, dijo Trump sobre un fallo que absolutamente todo el mundo sabe no tiene validez.
    Para que Trump pueda mandar a construir esa cantidad de millas, que no ha explicado cómo calculó, tiene que sortear primero varios procesos legales. Y, después de eso, conseguir que el Congreso apoye destinar dinero a la construcción de 206 millas de barrera fronteriza. Algo bastante poco probable teniendo en cuenta la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes, que no aprecian (por ser educados) a Trump ni a su muro. Hay contratos adjudicados para la construcción de 247 millas de muro pero la mitad de los fondos son del Departamento de Defensa, usando la declaración de emergencia que Trump declaró el 15 de febrero. Gracias a ella, la Casa Blanca tendría hasta 8,100 millones de dólares. Pero el Congreso está siguiendo esos dólares uno a uno, y cualquier violación puede terminar en “impeachment” para Trump
    En el caso de los aranceles a los productos mexicanos, este ha sido el tema estrella de las dos últimas semanas en América Latina. Tras anunciar el viernes pasado que finalmente (y de manera provisional) no los aplicaría, el mandatario estadounidense tuiteó este martes que “son una gran herramienta de negociación, un gran productor de ingresos y, lo más importante, una poderosa manera para hacer que las compañías vengan a Estados Unidos”.
    Trump aseguró en el mismo tuit que “de manera estúpida perdimos 30% de nuestra industria automotriz con México” aunque los datos del Centro de Investigación Automotriz, dicen que en 2017 los vehículos mexicanos vendidos en EEUU fue 14 %.
    Respecto a este mismo tema, el presidente también aseguró que “todas [estas compañías] regresarían [a EEUU] si tuvieran que pagar un impuesto o arancel del 25%”. Sin embargo, ese traslado no sería tan inmediato ya que necesitan un mínimo de tres años para habilitar las plantas de ensamblaje. Además, también podrían mudarse a otros países sin aranceles o esperar que un nuevo presidente estadounidense quite los aranceles en 2020. Por lo menos esas empresas que Trump menciona van a participar muy fuertemente para que el no gane, lógicamente.

  • LALA dijo:

    Trump sera muy empresario, no lo pongo en duda, pero de que la economia de Estados Unidos va en caida para finales del 2019 no cabe duda, no hay nada más real que un día tras de otro a él los bloqueos le tienen bloqueado el cerebrito, pobre energumeno de la casa blanca tu futuro es incierto.

  • jimaguayu dijo:

    Esta hijo de buena madre,sale presidente,no lo olviden,porque pasa esto,es simple,para la cantidad de anormales que viven en ese pais y los que van llegando, el es el AMREICANO DE PURA SEPA y simplemente lo siguen sin saber consecuencias.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también