Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Fiscal general adjunto dice a Trump que no es blanco dentro de investigación sobre Rusia

| 2 |

Rod Rosenstein. Foto tomada de RedState.

Bloomberg News informó hoy que el Fiscal general adjunto de Estados Unidos, Rod Rosenstein, habría notificado la semana pasada al mandatario norteamericano, Donald Trump, que no era objetivo de ninguna parte dentro de la investigación del fiscal especial Robert Mueller relacionada con Rusia.

Citando dos fuentes sin identificar, Bloomberg aseguró que Rosenstein comentó el tema y ofreció tranquilidad en una reunión con Trump en la Casa Blanca el jueves pasado, y que la situación “ayudó a aplacar el deseo del
presidente de remover a Rosenstein o Mueller”.

(Con información de Reuters)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • manolo dijo:

    O sea que no hubo Kompromat?

  • Jose R Oro dijo:

    A pesar de sus declaraciones diciendo que DT no es “el blanco” de las investigaciones de la así llamada trama rusa, el Fiscal general adjunto de Estados Unidos, Rod Rosenstein sigue “en candela” como diríamos en Cuba. El fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions, comunicó a la Casa Blanca que tendrá que renunciar a su cargo si el presidente, Donald Trump, decide despedir a su “número dos”, Rod Rosenstein, el máximo responsable en el Gobierno de la investigación sobre la trama rusa (The Washington Post). Sessions comunicó su posición al abogado de la Casa Blanca, Don McGahn, el pasado fin de semana. La conversación de Sessions con McGahn se produjo en el mismo momento en que DT estaba valorando la idea de despedir a Rosenstein, que se encargó de autorizar que se efectuaran los registros el 9 de abril a las oficinas y la habitación de hotel de Michael Cohen, el abogado personal de DT.
    Rosenstein creó en mayo de 2017 la figura del fiscal especial y eligió para ese puesto a Robert Mueller, con la misión de que investigara el alcance de la injerencia rusa en las elecciones de 2016, que ha sido traída y llevada por las agencias de inteligencia de EE.UU., y si hubo coordinación rusa de algún tipo, con la campaña de DT.
    A pesar de liderar el Departamento de Justicia, Sessions no pudo elegir al fiscal especial porque se había inhibido formalmente de la investigación rusa, algo que DT consideró una traición. Trump lleva meses arremetiendo contra Sessions, al que ha llamado “débil”, y también ha valorado acabar con la “caza de brujas” que considera la investigación rusa mediante el despedido de Mueller y Rosenstein, algo que para la oposición demócrata supondría un ataque directo a la democracia del país.
    Según analizan los expertos en derecho constitucional, si DT se atreve a despedir a Mueller o Rosenstein, podría desencadenarse una crisis similar a la que provocó el presidente Richard Nixon (1969-1974) cuando en la llamada “Masacre del sábado por la noche” destituyó al fiscal especial encargado de investigar el escándalo “Watergate”. En esa noche del sábado 20 de octubre de 1973, el entonces fiscal general, Elliot Richardson, y su segundo al mando, William Ruckelshaus, se negaron a ejecutar la orden y dimitieron, lo que desató una ola de indignación contra Nixon y aceleró su salida del poder.
    DT sigue entrando en “aguas mayores” la que ya le dan al cuello y podrían llegar a ser definitoria de las elecciones intermedias del 6 de noviembre, provocando una derrota dura para el partido republicano en el Congreso y las gobernaciones de los estados.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también