Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Óscar Arnulfo Romero podría ser canonizado junto con el papa Pablo VI

| 6 |

Oscar Arnulfo Romero. Foto: Archivo.

El papa Francisco firmó el decreto del milagro por intercesión del arzobispo de San Salvador Óscar Arnulfo Romero, quien fuera asesinado por los escuadrones de la muerte en 1980, según informó la oficina de prensa del Vaticano.

La beatificación del arzobispo había sido anunciada anteriormente con un decreto en el que se reconocía el “martirio” de Romero, asesinado por “odio a la fe”.

Otros decretos fueron aprobados por el papa Francisco y el prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, el cardenal Angelo Amato, como la canonización del papa Pablo VI.

Romero podría ser canonizado en el Vaticano junto con el papa Pablo VI a finales del próximo octubre en Roma, al final del Sínodo de Obispos sobre los Jóvenes, convocado del 3 al 28 de octubre.

También es posible una canonización en El Salvador o en Panamá en enero de 2019, donde el sumo pontífice tiene previsto viajar para la Jornada Mundial de la Juventud.

Óscar Arnulfo Romero se caracterizó por impulsar la lucha en defensa de los derechos humanos en San Salvador.

Monseñor Romero fue nombrado beato por la Iglesia Católica en 2015, y es recordado principalmente, por ser un incansable defensor de los derechos humanos, quien constantemente reivindicaba a los campesinos desplazados.

El sacerdote condenó, en reiteradas oportunidades, la represión que ejercía el Ejército salvadoreño durante la guerra civil, una intensa lucha que lo llevaría a ser asesinado en 1980.

(Con información de Telesur)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Kmilo dijo:

    No soy religioso pero RESPETO y ADMIRO a Monseñor Oscar Arnulfo Romero por todo lo que hizo en defensa de los derechos humanos y de los salvadoreños.
    Tuvo una frase célebre que le costó la vida y dejó desprotegidos a los salvadoreños, cuando ante una represión de la dictadura salvadoreña, la enfrentó y dijo: “EN NOMBRE DE DIOS, ORDENO PARAR LA REPRESIÓN”
    Esa actitud valiente para defender a los salvadoreños fue su sentencia de muerte y debería ser el espejo donde se miren los sacerdotes latinoamericanos que pasivamente ven las injusticias que se cometen contra sus pueblos y se hacen complices de los gobiernos impopulares.
    GLORIA ETERNA A MONSEÑOR OSCAR ARNULFO ROMERO.

  • Palax dijo:

    El Monseñor Arnulfo Romero es sin dudas un ejemplo vivo de humildad y amor al prójimo. Sus matadores pensaban que al asesinarlo se quitarían un gran problema, que equivocados estaban y están, el padre Romero ahora es inmortal y su ejemplo pedurará por los siglos de los siglos.

  • midaimys dijo:

    MONSEÑOR OSCAR ARNULFO ROMERO, Hombre con mayuscula.

  • Yerandy dijo:

    SABIA DECISION DEL PAPA FRANCISCO UNA PRUEBA MAS DE SU GRAN CORAZON. EXHORTO A TODO EL QUE VEA ESTE ARTICULO A VER LA PELICULA DE MONSEÑOR ROMERO

  • Martha dijo:

    Se hace justicia, en alguien que murió por defender a los pobres, a su dios, bravo Santo Padre el Papa, una decisión muy sabia..

  • José dijo:

    Algunas de sus memorables frases:

    “Y si me matan, resucitaré en el pueblo salvadoreño.”

    “La Iglesia no debe meterse en política, pero cuando la política toca el altar de la Iglesia. ¡A la Iglesia le toca defender su altar!”

    “Si denuncio y condeno la injusticia es porque es mi obligación como pastor de un pueblo oprimido y humillado”

    “Ningún soldado está obligado a cumplir una ley en contra de la ley de Dios, pues una ley inmoral nadie tiene por qué cumplirla”.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también