Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

La última moda californiana: Beber agua cruda y sin tratar

En este artículo: Agua, California, Estados Unidos, Salud, UNESCO
| 16

Las supuestas potencialidades del agua cruda o raw water, última moda en California, no han sido comprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos. Foto: CostinT / Getty Images.

¿Ha escuchado hablar sobre el agua cruda? En caso negativo, sepa que este tipo de agua no es más que aquella que se bebe sin tratar, recogida directamente de cualquier fuente o manantial sin someterla a ningún análisis que determine, entre otras cosas y sobre todo, si es incluso potable.

El periódico estadounidense The New York Times se hacía eco hace unas semanas de esta nueva “moda” que triunfaba en California. Incluso hay empresas que venden toda la infraestructura necesaria para que cualquier hijo de vecino pueda recolectar su propia agua de lluvia y consumirla directamente sin potabilizar.

Todo esto, aliñado con dosis de teorías de la conspiración sobre “lo que le ponen al agua del grifo” y la idea de que lo que naturaleza crea por ella misma es algo vivo y benéfico per se, lleno de probióticos y de bacterias buenas, en contrapo­sición al “agua muerta” que sale por el grifo.

Una insensatez y una frivolidad peligrosa de país rico que olvida que la falta de acceso al agua potable –que sufren 2 mil 100 millones de personas en el mundo– es una de las mayores causas de mortalidad, tal y como no se cansa de recordar la OMS, cuando dice que, por ejemplo, cada año mueren por esta causa 361 mil niños menores de 5 años.

El agua contaminada –siempre según la OMS– también está relacionada con la transmisión de enfermedades como el cólera, la disentería, la hepatitis A y la fiebre tifoidea.

El “agua cruda” proviene de manantiales -o fuentes de agua- puros, según sus promotores. Foto: Getty Images

La necesidad de una conexión con lo natural no es nada nuevo y ha formado parte de otros movimientos relacionados con la alimentación. “La industrialización de la producción alimentaria produce en ciertos individuos la percepción de que tenemos menos control sobre lo que ingerimos”, explica el antropólogo Francesc Xavier Medina, director de la Cátedra Unesco de Alimentación y Desarrollo Humano de la UOC. En este sentido, volver a una alimentación “más natural implica, para estas personas, volver a recuperar el control”, añade Medina. Es un paso más en esta magia simpática que a veces atribuimos a los alimentos.

“La creencia, infundada, de que las propiedades de lo que ingerimos pasan a nuestro cuerpo”, dice este antropólogo. Eso y la confusión entre lo que es natural y lo que es sano, como si todo lo que es natural tuviera que ser, obligatoriamente, saludable.

La lógica dice que si se asocia lo industrial a lo dañino desde el punto de vista de la salud, por oposición lo natural tiene que ser en consecuencia y de forma necesaria sano. Ni la primera ni la segunda parte de esta especie de silogismo alimentario acaban de ser ciertas, y como observó el alquimista, médico y astrólogo suizo del siglo XV Paracelso, “el veneno sólo depende de la dosis”.

El agua mineral natural –como el agua cruda– no recibe ningún tipo de tratamiento, pero porque no lo necesita, ya que es pura en origen y se ha analizado previamente para saber todas sus características y asegurar que es apta para el consumo humano.

Por el contrario, el agua que se ha puesto de moda en California no se trata con la excusa de preservar todas las propiedades que promete y que supuestamente le confiere la naturaleza, aunque cuando se lee la letra pequeña todas las empresas que comercializan este tipo de agua advierten que las afirmaciones y promesas de beneficios que hacen no han sido evaluadas por la FDA, la agencia de seguridad alimentaria de Estados Unidos.

(Tomado de La Vanguardia)

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Octavio dijo:

    Nada, una forma más en el Capitalismo de ganar dinero, crean la demanda con mucha propaganda y siempre caen una pila de anormales y a llenarse los bolsillos de billete, y si se enferman? bueno allá elllos que fueron los que se la tomaron, nadie los obligó jejeje

    • Salems dijo:

      Estas no son cosas del capitalismo, estas son cosas de ignorancia humana. Cuba es socialista, y se de gente que se enriquece vendiendo productos que supuestamente curan, cuando es bien sabido que son solo superticiones. Quien se crea eso, que lo compre. No tiene que ver con el sistema, tiene que ver con la estupidez humana. Y esa está en todas partes.
      En fin, el que por su gusto muere, que la muerte le sepa a gloria.

  • m&m dijo:

    idiotas

  • m&m dijo:

    idiotas con esas conspiraciones de que en el agua del grifo “le añaden quimicos para controlarnos sicologicamnte” y otras cosas como esas

  • Mr.Hyde dijo:

    Buenoooo… cuando yo estaba becado… jojojojo… tomábamos el agua ultraprobiótica de pozo … altísimo contenido en hierro, sales (estaba casi salada), minerales y amebas… y cuando faltaba esa agua, teníamos que caminar 2 kilómetros para tomar el agua de una turbina que sacaba todos los días por la mañana… cuando no la traían en un tanque cisterna de 40 años de antigüedad… el cual le aportaba aparte de todo lo anteriormente mencionado, su pizca de barro, churre viejo y oxido de hierro (aparte que por la cantidad de huecos que tenia nomas llegaba a la beca el 60% de su contenido). Asi que no se quejen los californianos, que nosotros los cubanos le tenemos cogida la vuelta a ese asunto

    • JuanM dijo:

      Acaso estudiabas en el IPI Tania la Guerrillera(Actual Formadora de Maestros) de Pinar del Río, porque asi mismo viví mis 4 años de politécnicos …

    • JuanM dijo:

      Acaso estudiabas en el IPI Tania la Guerrillera(Actual Formadora de Maestros) de Pinar del Río, porque asi mismo viví mis 4 años de politécnicos … ????

  • Scooby dijo:

    Ja,ja,ja, que cómico Mr. Hyde, completamente de acuerdo contigo, los cubanos somos a prueba de todo, y lo mas importante, no importa lo que pase SEGUIMOS AQUÍ.

  • Mosko2140 dijo:

    Oye jajaja tengo 36 años, pase toda mi infancia tomando agua de la PILA en las escuelas al campo PEOR, asi que no creo que les pase nada

  • Frodo dijo:

    La última moda? Na ,esta gente están atrasados , esa moda la copiaron de los campismos populares je je je

  • Ramón El Suizo-El Salvador dijo:

    Compañeras y compañeros,
    durante toda la década de los ochentas miles de guerrilleros salvadoreños tomamos agua exclusivamente de los manantiales de nuestros territorios controlados o en disputa. ¡Y nos enfermamos muchísimo menos que hoy que agarramos la mania de comprar agua embotellado! Sin querer desprestigiar el texto escrito arriba, seguramente las multimillonarias Embotelladoras de agua dirán lo mismo que el autor. Y una pregunta : ¿Como pudo la humanidad sobrevivir hasta hoy, si el control de las aguas potables es un (buen!) invento del último medio centurio? Claro que no digo que hay que beber las aguas negras de las ciudades….

  • Geólogo dijo:

    Si es cierto que esto ya es una moda solo de muestra que en USA está el ignorante a la vuelta de la esquina. Tomar agua sin tratar y aún peor sin conocer sus propiedades, dígase salinidad, olor, color, turbidez, contenido de metales como plomo, zinc, cobre, etc. es una locura. Internacionalmente existen normas (y Cuba tiene las suyas) que exigen que el agua para ser utilizada en diversos fines debe cumplir ciertos requerimientos. Tomar agua de cualquier fuente puede causar desde un cálculo renal hasta el cólera y de esa la gente se muere.

  • Preocupao dijo:

    Lo de tomar agua directamente de la fuente sin tratar está bien en una región o país que no tenga niveles de contaminación, y que por cultura las personas hagan sus necesidades en letrinas sanitarias por lo menos. En realidad en Cuba gran parte de las personas toman agua en esas condiciones, sobre todo en el el campo. Pero Estados Unidos es un país altamente desarrollado, donde el riesgo de contaminación de las aguas es bastante alto, así que yo no me arriesgaría.

  • Ricardo Montero dijo:

    Cada cual introduce en su cuerpo lo que puede o quiere, si tiene opciones.
    El agua “cruda” puede ser la mejor agua a introducir en el cuerpo, o la peor, todo depende. Los “californianos” no son estúpidos, no van a tomar la peor, sino de las mejores aguas que les puede dar su entorno natural, la cual seguro, seguro, va a ser mejor que el agua tratada químicamente para hacerla “potable”. Según el nivel cultural de cada quien, y según sus posibilidades económicas (con independencia ahora de si son justas o no), nadie que pueda toma agua de la pila hoy en día, filtros de todo tipo hay, desde los pasivos, hasta los basados en ozono o en ósmosis inversa. Qué agua se bebe es toda una tecnología hoy en día porque lo que sí se sabe, es que el agua de la pila tiene muchas complicaciones y sobre todo, uno de verdad no controla lo que se bebe. Que de no tener agua a tenerla es un gran paso, sí. Que de tener agua contaminada a agua tratada es otro gran paso, sí. Que de tener agua tratada en la pila a tener agua filtrada en mi casa es otro paso, sí. Que además tenga agua tratada con la tecnología que yo decida en mi casa, mejor. Que logre agua natural que es la mejor calidad de todas, aún mejor. No crean que la gente es anormal por lo que escriba una persona en un artículo de opinión.

    • Salems dijo:

      En algunos paises como Finlandia, el agua de sus lagos está requetelimpia.

  • Sergio dijo:

    Baaahhhh, esta gente está a AÑOS LUZ, jajajajaja, si ellos supieran,,,,

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también