Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Fuerte ola de frío “congela” el fin de año en Norteamérica

| +
Una fuente helada en Bryant Park en Nueva York. Foto: EFE.

Una fuente helada en Bryant Park en Nueva York. Foto: EFE.

Se pronostica que las bajas temperaturas continuarán durante los próximos días en Norteamérica. Los meteorólogos advirtieron sobre riesgos de hipotermia y congelamiento a causa del viento ártico que corre sobre la región central de Estados Unidos con trayectoria hacia el este.

El Servicio Meteorológico Nacional reportó que en las localidades de International Falls y Hibbing, Minnesota, se alcanzaron la mañana del miércoles temperaturas bajo cero nunca antes registradas.

International Falls, autoproclamada la Hielera de la Nación, alcanzó los 38 grados Celsius bajo cero, con lo que quebró el récord de 1924 de -35,5° Celsius. En Hibbing la temperatura mínima fue de 33° Celsius bajo cero, un grado por debajo de la marca previa de 1964.

Se emitieron avisos de vientos helados para gran parte de Nueva Inglaterra, el norte de Pensilvania y Nueva York. Las temperaturas máximas para esos sitios y las regiones al norte de las Planicies y los Grandes Lagos se calculan en alrededor de 12 grados Celsius bajo cero y mínimas de -17° Celsius para el resto de la semana.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que la sensación térmica el jueves en varias zonas podría estar por debajo de los -17 Celsius a causa del factor de congelación.

En tanto, la ciudad de Erie se recupera de una tormenta que arrojó 86 centímetros de nieve el día de Navidad, que hizo añicos el récord previo en la ciudad de 20 centímetros, y otros 60 centímetros la noche del martes. Desde el 24 de diciembre han caído más de 165 centímetros de nieve en la ciudad y se pronostica que el miércoles caerán entre 5 y 10 centímetros más, mientras la población palea nieve bajo temperaturas gélidas.

Fuertes vientos que soplaban desde el oeste sobre el Lago Erie recogieron la humedad, se convirtieron en nieve y chocaron con ráfagas en sentido contrario, dejando un sendero de nieve a lo largo de su ribera, desde Ohio hasta Nueva York, dijo Zach Sefcovic, del Servicio Meteorológico Nacional en Cleveland.

Sabrina Ram condujo hacia Erie en vísperas de Navidad para visitar a sus padres y llegó justo al momento en que comenzó a nevar. Ram, quien vive en los suburbios de Washington D.C., y su padre, pasaron cinco horas en Navidad y otras dos al día siguiente despejando la entrada de su casa.

“En D.C. habríamos quedado fuera de servicio durante semanas”, dijo Ram. “Aquí las cosas prácticamente ya volvieron a la normalidad”.

Dijo que quería construir un muñeco de nieve pero no sabía por dónde empezar — “¿Dónde lo pondrías?” — y que salió a limpiar la antena de televisión pero se cayó y se golpeó el rostro con la nieve, al no saber en dónde terminaba la terraza.

“Simplemente me fui de bruces mientras mi papá se reía de mí”, dijo Ram.

En Nueva York, las comunidades cerca del extremo este del Lago Ontario, incluyendo Redfield y Boylston, registraron alrededor de metro y medio de nieve durante la semana.

La tormenta fue oportuna ya que la mayoría de las personas estaban en sus casas por la Navidad, dándoles más espacio a las barredoras para limpiar las calles, señalaron las autoridades.

(Información de AP)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también