Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Canadá evalúa cómo manejar posible nueva ola migratoria desde EE.UU.

| +
canada-emigrante

La masiva llegada de haitianos a partir de mediados de año impulsó una campaña de divulgación en Estados Unidos con el objetivo de contrarrestar información errónea sobre el programa de inmigración canadiense. Foto: Prensa Latina.

El gobierno canadiense analiza  cómo manejar una posible nueva oleada de solicitantes de asilo desde Estados Unidos luego que la administración del presidente Donald Trump anunció el fin de un programa de residencia temporal para los haitianos.

Dicho programa permitió que alrededor de 60 mil habitantes de la nación caribeña vivieran y trabajaran en territorio estadounidense en los últimos años.

Pero el lunes en la noche, el departamento de Seguridad Interna comunicó que las condiciones en Haití han mejorado significativamente tras el terremoto de enero de 2010, por lo que el beneficio se extenderá una última vez, hasta julio de 2019, a fin de dar tiempo a los haitianos para regresar a sus hogares.

Los naturales del país antillano fueron avisados de dicha posibilidad a principios de este año y, pocos meses después, oleadas de personas comenzaron a cruzar ilegalmente a Canadá para solicitar refugio.

Ello tomó por sorpresa al gobierno del primer ministro Justin Trudeau, que a partir de junio comenzó a procesar entre 200 y 300 solicitantes de asilo diarias por el paso fronterizo quebequense de Saint-Bernard-de-Lacolle.

Un portavoz del ministro de Inmigración, Ahmed Hussen, señaló que aunque Canadá sigue siendo un ‘país abierto y acogedor para las personas que buscan refugio’, cualquiera que ingrese debe hacerlo ‘a través de los canales adecuados’.

Entrar de manera irregular no es un ‘boleto gratis’. Existen reglas rigurosas que se deben seguir y se aplica el mismo proceso de evaluación sólida. Los que están genuinamente en riesgo son bienvenidos. Aquellos que no necesitan la protección de Canadá, son rechazados, dijo Hursh Jaswa a medios de prensa.

Por su parte, el ministro de Seguridad Pública, Ralph Goodale, explicó que las autoridades siguen ‘muy cuidadosamente’ esta situación.

Agregó que la Real Policía Montada y los guardias fronterizos cuentan con todos los dispositivos para lidiar con una gran afluencia de personas, como también los planes de contingencia para una variedad de escenarios diferentes.

La masiva llegada de haitianos a partir de mediados de año impulsó una campaña de divulgación en Estados Unidos con el objetivo de contrarrestar información errónea sobre el programa de inmigración canadiense que circula a través de redes sociales y otras vías de comunicación.

El legislador Emmanuel Dubourg agregó que el reciente anuncio de que Ottawa aceptará cerca de un millón de inmigrantes en los próximos tres años terminó como una historia en la prensa haitiana acerca de que el país abrió sus puertas a un millón de inmigrantes este año.

Dubourg, que es haitiano, inicia este martes un viaje a Nueva York con el objetivo de clarificar la gran incertidumbre en la comunidad haitiana y anular la idea errónea de que el asilo en Canadá es fácil de obtener.

Medios de prensa sugieren que la tasa de aceptación para los haitianos que llegaron durante el verano ahora se sitúa en el 10 por ciento, por debajo del 50 por ciento anterior.

La Junta de Inmigración y Refugiados no pudo confirmar ese número de inmediato.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también