Imprimir
Inicio » Noticias  »

A la ilógica de la logística, el puntillazo (+ Video)

| 22
El alambrón con que se producen los clavos una tonelada vale en el mercado internacional entre 800 y 1 000 dólares la tonelada. Foto: Otilio Rivero Delgado/ Adelante.

El alambrón con que se producen los clavos una tonelada vale en el mercado internacional entre 800 y mil dólares la tonelada. Foto: Otilio Rivero Delgado/ Adelante.

El pregón desapareció con Irma. Pero desde hace pocos días, en los amaneceres, vuelve a escucharse en Camagüey la exclamación con una voz estremecedora: ¡ladrillo, arena, lajas!…, lo último fuera que propusiera cemento, clavos y puntillas.

Apenas unos días de iniciada la fase de recuperación por los daños provocados por el huracán Irma, un colega no entendía por qué en la comunidad mineña de Lugareño, donde son levantadas viviendas rústicas para los damnificados, los clavos brillaran por su ausencia con una fábrica de derivados del acero en la cabecera municipal, la cual, entre otros surtidos, produce puntillas de diferentes calibres.

No dejaba de ser razonable la preocupación, pero se interponía la traba de que la propia industria no puede comercializar directamente, si no es a través de la firma Aceros Inoxidables (Acinox) Servicios de Metales, con representación en varias provincias del país.

La entidad manipula una gama amplia de productos: planos, barras, perfiles, canales, tubos de acero negro y galvanizado con cinc y sin costura, alambre y sus derivados, electrodos de soldar, clavos y puntillas, y cables de acero de alta resistencia para refuerzo de hormigón.

Sin embargo, el Departamento de Productos no Alimenticios del Grupo Empresarial de Comercio, canal por donde deben transitar los clavos, no puede adquirirlos directamente en Acinox. Esa entidad elabora la consignación a la mayorista Universal y, a través de ese diabólico entramado burocrático, es que se aproxima la mercancía al consumidor.

No basta. Quedan más pasos. Las empresas municipales de Comercio deben buscar el producto y después distribuirlo en los puntos de venta, o los proveedores lo llevan hacia su destino.

Antes de Irma eran 53 unidades de materiales de la construcción, 20 tiendas Multimac para comercializar todos los productos de terminación hasta áridos y 33 puntos de venta diseminados por la provincia. Después del fenómeno meteorológico se sumaron 17 con carácter eventual para acercar el servicio a la comunidad.

En esta etapa de contingencia las necesidades de los damnificados transitan por las oficinas de trámites. Con el certifico de las fichas técnicas emitidas por personal calificado de la Vivienda es que en los puntos de venta fijos o en los temporales materializan la compra en efectivo, crédito o mediante subsidio.

Mirada por dentro al problema

Elaine Porro Izquierdo quizá sea la persona más solicitada y a la vez más ocupada del Grupo Empresarial de Comercio. El área que atiende es como un volcán en ebullición. Por el control de ella pasan la supervisión del arribo del cemento, de la arena, la gravilla y de otros materiales de construcción como el clavo y la puntilla.

En este minuto, la venta de esos productos críticos es solo para los damnificados y facilitarles la atención, como lo merecen, a las familias con daños en sus viviendas a causa de Irma y, al mismo tiempo, como vía de evitar desvíos y el llamado trapicheo por la izquierda.

Me pareció arriesgado decir que todos esos establecimientos poseen puntillas. Desde hace tiempo en ferreterías y en otros establecimientos de la red comercial de la ciudad de Camagüey era dificilísimo encontrarlas antes del ciclón.

No por gusto el desabastecimiento de clavos se afronta desde el 8 de abril del 2013, fecha en que el periódico Granma publicó: “No hay espacio para un clavo más”: una denuncia por el abarrotamiento de pallets cargados de ese derivado del alambre, producido en la fábrica de Minas.

El periódico Trabajadores en el 2014 volvió a la carga con el tema, bajo el título: “Clavos y puntillas: el enredo de una venta”. Ambos artículos fortalecen la idea de que fallan los eslabones de la cadena de la logística.

Elaine aclaró que en la red de productos industriales no hay presencia de clavos por una llamada especialización, puesta en práctica en el 2014 que concede la prioridad única a los puntos de venta, donde los inventarios recogen hoy la presencia de los mismos de tres, cuatro y cinco pulgadas, amén de cifras dedicadas al insumo agropecuario.

En el primer semestre de cada año, el Grupo Empresarial de Comercio demanda los productos a su proveedor mayorista: Universal S.A.

Hay un hecho cierto, en el 2015 se realizó la solicitud, como está prevista, contra inventario en almacenes y la circulación mercantil; sin embargo, Elaine no conoció las causas que originaron el déficit. Al parecer una falta evidente de comunicación en uno y otro sentido.

En Lugareño, ¿había o no clavos?

Las siglas DEC (Dirección Estatal de Comercio) resulta para muchos un nombre enigmático o nuevo, uno más dentro del conjunto de instituciones creadas al amparo de la ley.

En cambio, su representación en Camagüey, subordinada verticalmente al Ministerio de Comercio Interior, tiene entre sus múltiples funciones la de supervisar que las normas establecidas para el sector de comercio se cumplan al pie de la letra.

Mayra Díaz Rodríguez, especialista principal del Departamento de Inspección de la DEC, explicó que en febrero y julio del 2017, a petición de la instancia superior, supervisaron la existencia o no de varios ¿insumos? productos a escala mayorista; específicamente, entre los elementos de fijación, observaron puntillas y clavos.

Elaine habló con firmeza que en lo que va de año —hasta la aparición de Irma—recepcionaron solo “una tonelada y pico de clavos”, y recordó que la Resolución No. 242, emitida por la Ministra de Comercio Interior establece que: “yo debo demandar y asegurar los recursos teniendo en cuenta los inventarios y la circulación mercantil de las ventas a la población”, aclara ella.

Hasta el día de la entrevista reportaban la existencia de ocho toneladas de clavos y puntillas en almacén y la comercialización de 5,6 para los damnificados. Según Maité Acosta Trujillo, jefa del departamento de ventas de Universal Camagüey comercializaron 17 tm a ese grupo hasta el pasado 6 de noviembre.

La funcionaria, sobre el desabastecimiento del producto en el poblado de Lugareño, sostuvo que no es ciento por ciento así. Había de 2 ½ y tres pulgadas, y no de cuatro o cinco, ideales para los parales y viguetas.

En la DEC, la explicación ofrecida por Dayron Cabrera Collazo, especialista principal en organización de los servicios comerciales, fue convincente, al decir que no todo anda suelto.

En inspecciones realizadas —que no son pocas de acuerdo con documentos facilitados— comprobaron que la indicación nacional de vender a los damnificados cinco kilogramos de clavos no se cumplía. La consignaron como deficiencia, subsanada a posteriori a partir de una indicación circulada por el director general del Grupo Empresarial de Comercio, al no contar la provincia con la existencia necesaria.

Encontramos enfoques que corroboran que en la red de productos industriales no se sabe desde qué fecha —al menos desde el 2013— no se recepcionan puntillas y clavos, más que evidente que no todo marcha color de rosa.

La observación de investigadores

Del 9 al 13 de octubre, en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de la capital, se celebró un seminario sobre temas económicos y la inserción de Cuba en el tablero mundial.

Allí, en la conferencia sobre Los encadenamientos productivos de la economía cubana, el investigador y académico José Acevedo, vicerrector de Economía de la Universidad Tecnológica José Antonio Echeverría (Cujae) trajo al escenario docente la fábrica de derivados del alambre, radicada en la localidad de Minas.

Él y otros analistas de esa Casa de Altos Estudios iniciaron en 1999 a través del Laboratorio de Logística y Gestión de la Producción (Lagespro) una investigación demostrativa de que en materia de logística, las empresas cubanas tienen un nivel medio de desarrollo.

“Desde que se publicó en Granma la situación de los clavos, nosotros hemos monitoreado los mercados industriales de La Habana y no tienen disponibilidad. No puedo decir que estén actuando acorde con la proyección dada por el país en los documentos del Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba, de trabajar en cadena. La cadena de todo productor termina cuando alguien lo está consumiendo”, remarcó Acevedo.

Mediante un contacto telefónico con René Fernández Ortega, director de la fábrica de Minas, supimos que desde el 1ro. de octubre del 2015 en que asumió esa responsabilidad, la industria no ha dejado de producir clavos. Esperan cumplir en el 2017 las 1 170 toneladas en las medidas comprendidas entre una pulgada y media hasta seis.

Hasta donde pudimos saber, en Cuba hay dos plantas más, dedicadas a elaborar industrialmente clavos: una en Santiago de Cuba, y la otra, con el nombre de Ogún, en la capital del país, para clientes de la rama tabacalera, azucarera y otras, con transacciones comerciales no realizadas por los productores, sino a través de sus representantes empresariales.

El nombre de Acinox aparece en varios momentos en este trabajo. Felizmente en el contacto con Eduardo Torres Molina, director comercial de la entidad, comprobamos que en el 2017, de 6 975 toneladas de clavos como plan, se le han despachado para la Universal 16 870.

Debo aclarar que no todas las que se consignan son para el Grupo Empresarial de Comercio, de esta cifra sale el producto para subsidios, derrumbes totales y parciales, construcciones con esfuerzo propio, damnificados y casos sociales.

A la vez, la producción de clavos es destinada, además, para el Minagri y sus dependencias, Azcuba, Tabacuba, viviendas estatales, para la compañía de Aviación de Cuba y en la elaboración de sarcófagos.

Cada año en la capital del país se celebra una ronda de negocios para captar las demandas de todos los organismos y que pasan luego al Ministerio de Economía y Planificación (MEP). No siempre todo lo que se solicita es aprobado porque depende del poder adquisitivo que tenga el país para estas y otras necesidades de los organismos de la Administración Central del Estado.

En visitas sorpresivas del equipo de prensa a los mercados concentradores: La Caridad, Arcoiris, frente al hospital provincial Manuel Ascunce Domenech, y en el de Santa Rosa, operados por trabajadores por cuenta propia, encontramos el siguiente panorama:

En el primero, en uno de los espacios había puntillas y clavos de diferentes tamaños, aunque no de fabricación artesanal; en el segundo, el área de venta permanecía cerrada, y en el tercero: Útiles del Hogar, la mejor opción, encontramos clavos de una pulgada, aunque el empleado no sabía si era procesado artesanalmente o en una industria. ¿De dónde salen?

Comprobamos, también, la presencia de clavos en los mercados estatales de los repartos Julio Antonio Mella y América Latina, pero disponibles solo para los damnificados, hasta tanto no surja una nueva orientación.

Como se aprecia, la fábrica de Minas produce; pero la llegada al cliente con agilidad se frena por los intermediarios que se inmiscuyen en el proceso de la logística, y como me dijo alguien, todo el mundo quiere ganar.

En video, entrevista a Maite Acosta, jefa de Venta de la Empresa Universal Camagüey

(Tomado de Adelante)

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • roberto dijo:

    Excelente trabajo..esto es periodismo puro, del que necesitamos todos los días.

  • cadillac dijo:

    no hay puntillas….bueno, no se pero si son las puntillas de 2 y media pulgadas que dieron aca ahora cuando Irma…sinceramente no sirven, un partillazo y se joroban sin punta, en fin un desastre, en casa recibimos para arreglar las afectaciones y martillando EN PINO se jorobaban los jodedores aca les dicen “las puntillas de aluminio”….por favor hechenle mas acero a la “mezcla” de esta…

  • Adrián dijo:

    Felicito a mi colega Atiénzar por este excelente trabajo.

  • wilfredo dijo:

    Mientras uno lee cosas así,más me acuerdo de “La Muerte de un burocrata”.Es increible ante tanta necesidad y lo gracioso es que entre la fábrica y el pueblo de Lugareño hay apenas 15 o 20 km.Con estas leyes absurdas no nos vamos a recuperar ni en el 3000.Ese bloqueo cerebral es tan dañino como el de los americanos.

  • jorge dijo:

    Este problema (creo) es nacional, en Holguín no se sabe hace cuantos años que no se ven los clavos en las tiendas. Debe ser un producto siempre en oferta; pero si no es posible, al menos en la temporada de huracanes deberían venderlos para que las personas puedan asegurar sus viviendas. Y a los damnificados no dería faltarles.

  • manolito1386 dijo:

    Vamos a intentar desde mi visión responderles y aclararles soy de la misma provincia y probablemente tenga otra observaciones, me toca vivir otra época y tengo otra visión, si esto fuera poco estoy en construcción y tengo que chocar con situaciones , debilidades e ineficiencias de los nuestros , burocracia q lacera el sistema , en fin es tremendo , la arena la están cargando desde la arenera por la orilla de talleres hacia atrás pegado al grupo electrógeno, eso no es un secreto ,no es muy buena para colmo , antiguamente podías ir y cargar libremente ahora no te dejan entrar es un fenómeno, para los que no saben es particular 100% el lugar, las lajas las traen de varios lugares , Vertientes , S de Cubitas para revender , compran baratico y venden , imagínense, la construcción se ha vuelto un negocio amparado bajo los ojos del estado , ay mucho desorden y caos con esto, si se organizara se dieran cuenta de muchas ineficiencias, ineficacia en fin pudieran trabajar mejor , la industria no suple la demanda la culpa claro está de la vaca , llevamos varios años sin solucionar el asunto, para ser sinceros, no le veo perspectiva a largo plazo, así que el estado colabora con el mercado negro son mano a mano no ay otra forma para justificar tanta incompetencia con el perdón de quien se ofenda, esto es un asunto de vergüenza y austeridad , para concluir dos asunticos más, recientemente a mi padre le dieron materiales por ser afectado que les parece que ay que estar dando vuelta porque ahora mismo no lo hay todo, teniendo la demanda en la mano cómo es posible no suplirla, mientras venden rastras de cemento en la tienda que está en el Pare a precios(6.60CUC) , bueno, sin mencionar la ola de revendedores y gente q esto ocasiona , mala planificación , donde están los inspectores de vacaciones. recientemente estuve en esmeralda en la famosa cuartería fue tal mi grado de decepción ante la pésima organización y el desorden que eh quedado puesto y convidado eso es de locos y para colmo ay hasta reclusos allí, q mal trabajan, lo hacen por hacerlo , derrochan cantidad de material , todos lo ven a nadie le importa muy bonito por TV en vivo decepcionante, hasta para encontrar herramientas es un dolor de pepe, espere ver brigadas organizadas con albañiles que tengan conocimiento de la labor que se realiza basado en el ahorro y el uso correcto del recurso , detenidamente no fue esto mi percepción, dejen decirle que estuve todo un día y en varios lugares esperando corroborar mi error de observación cosa que para mi mayor preocupación no fue así.
    El asunto de los materiales se sale del control y si no se cambian los métodos no va para ningún parte y seguirá la reventa y el negocio, ahora todo ha subido, empeora para el necesitado, acaso el estado no tienen conocimiento de ello es mi pregunta, para no hablar de lo extremismos que se ven con inspectores y policía, para donde vamos ……..

  • yano dijo:

    Me pregunta cuando en la Provincia de Camagüey principalmente en Nuevitas se comenzara a comercializar los materiales de la construcción para todo el pueblo, ya que hay personas que se encontraban construyendo o reparando sus casas y después del paso de Irma han tenido que detener esos trabajos por la falta de materiales en las tiendas ya que están destinados para los damnificados del ciclón nada mas

  • José García Álvarez dijo:

    Sé que el deber de denunciar lo tiene por ley todo ciudadano Cubano,pero la prensa juega un papel importante en este rol.Trabajos como este de dura realidad ( referente al desbio de recursos del Estado y expendido por la isquierda con intermediarios que se llenan los bolsillo ,ya sea en mercaditos de cuentapropistas o individualmente ,es una práctica bochornosa en nuestro Camaguey ),que debe combatirse para erradicarlo co otros males que corroen y dañan la imagen de tantas personas que con impotencia sufrimos .No cabe duda que hay que darle un golpe final a tantas irregularidades que no admiten un segundo mas.

  • Andrés Cedeño Rivero dijo:

    Muy bueno el trabajo de este periodista Camagueyano.
    Hay que ver el algoritmo que detalla este periodista con el tema de los clavos para que lo vendan en todos los lugares que se necesitan.
    Así es con todo lo que se produce.

  • Nuevitero dijo:

    Con el paso del huracán Irma muchos se tapan. El desabastecimiento todos lo sabemos, porque muchos productos se venden todo por “detrás del talón”. No es ajeno el pregón de los revendedores en las calles de todo el país y me refiero ahora a toda la provincia de Camagüey, donde los cuentapropistas y los más dañinos, que son los revendedores, tienen en sus manos lo inimaginable. Y muchos nos preguntamos ¿cómo tienen el coraje de pregonar tal o más cual producto si en las redes comerciales no lo hay? En Nuevitas, por citar un municipio, los revendedores pregonan a toda voz el vinagre, el cloro, la Lejía, bombillos ahorradores, tubos fluorescentes, sábanas, antenas y cables coaxiales para TV pantalla plana, etc y no hay ninguna entidad con poder judicial que frene estos desvíos que la mayoría de las veces son los causantes del desabastecimiento en las tiendas expendedoras de estos productos o artículos. También los gobiernos municipales, son los causantes de que estos revendedores cojan auge, porque en la provincia de Camagüey vemos las tiendas abarrotadas de todo, sin embargo en los municipios las tiendas están vacías. No todas las carencias son producto de los huracanes; hay huracanes más dañinos que son los que están conspirando para que la población se sienta dañada y carente de muchos artículos, a veces, de primera necesidad.

    • Zugor Seg. dijo:

      La respuesta a su pregunta Nuevitero es tan simple y sencilla que apena que Ud., y los demás se la hagan. Lo hacen porque no hay reacción alguna, no hay consecuencias a las ilegalidades como esta. Detrás de que se viole lo establecido para la licencia de un particular (1ra ilegalidad), está el origen (2da ilegalidad) y “procedimientos” (3ra ilegalidad) para la “obtención” de materias primas, combustibles, y hasta los “productos” que revenden en su gran mayoría. Todas estas ilegalidades, flagrantes por demás, que se están ejecutando actualmente, descarada y abiertamente, de tal evidencia que no se necesitan pruebas, las cometen porque ese lo permiten en primera instancia, las autoridades creadas y facultadas para ello (Cuerpos de inspectores, PNR, Fiscalía) que se mantienen en un segundo plano, en una “prudente” (muy conveniente y sobre todo cómoda, dirían muchos) espera de denuncias, y enfrentamiento por la población.
      Y aunque comparto la defensa de esta forma de gestión no estatal, sostengo que la gran mayoría, repito la inmensa mayoría de los que hoy están en eso, lo hacen basados en el quebranto de la Ley y en el fomento de la corrupción, de la ilegalidad y la indisciplina social. Desafío a demostrar lo contrario, no con números incomprobables y que solo empañan espejuelos mentales, en programas de escasísima o ninguna participación popular, sino con su reflejo en el comportamiento y aporte social. Más que cuentapropistas, son estatalopropistas.
      Esa gran mayoría, se ha envilecido con el egoísmo en búsqueda (y desgraciadamente obtención) de riquezas fáciles y rápidas de hacer, pasándole por encima a todo. ¿de donde sacan las fabulosas ganancias de mas de 50, 100, y hasta 150%? ¿Las mansiones, autos y condiciones de vida muy por encima de la media? ¿Puede que haya sudor y esfuerzo, pero si hay mucha ilegalidad. Remitámonos a las declaraciones de los “boteros” en la TV, en el Noticiero, por ejemplo, o a los que a todo descaro compran en tiendas estatales para revender en sus puertas al doble o triple de lo que les costó, sean materiales de construcción, materias primas o mercancías producidas, que acaparan y con las que especulan por el precio a partir de necesidades, sin escrúpulos, recato, ni consideraciones. ¿Qué no hay un mercado mayorista?, cierto, tan cierto como que no hay excusa ni pretexto para hacerlo ilegalmente.
      Otro gallo cantaría, si junto con esta “nueva” forma de gestión (que no es nueva) se hubiera aplicado o comenzara a aplicarse con rigor y sistematicidad, la sempiterna Ley, ahora relegada y resquebrajada en muchos casos por funcionarios paternales, tolerantes, veniales y venales que proliferan por corrupción o simplemente por las negativas y consabidas “máximas filosóficas” callejeras de “no buscarse lo que no esta pa uno”, “no coger lucha”, o “esto no hay quién lo pare”, total, cobraran lo mismo y no es el patrimonio personal el que se afecta, sino el social, y ese, a pesar de pesares, les importa a muy pocos.

  • kelso dijo:

    Toma ya, execelente trabajo

  • ricardo dijo:

    Buenos días, buen articulo da un puntillazo, pero cuantos productos, tienen que pasar por estos entuertos burocráticos, y los almacenes llenos y las tiendas vacías, y quizás comprando en el extranjero lo que nos sobra acá gracias

  • juan pescao dijo:

    bueno ojala hubieran tcp que fabriquen y vendan clavos, y el enredo que hay en la comercializacion, si es que llega el producto, casi que hay que agradecer que un inescrupuloso te lo traiga a la puerta de la casa de donde sea.Muy dificil hacer coincidir el cafe con leche y el pan con mantequilla .

  • camagueyano dijo:

    Sr Atienza eso de las puntillas se traduce a todo , y digo TODO, . me explico:
    hace unos dias fue al Agro de la ´´lamada´´ EJT. los q no son camagueyanos es un agromercado arrendado donde se llevan los productos agrícola QUE LOS PRECIOS ESTAN TOPADOS POR EL ESTADO, cosa muy lógica y correcta.
    bien, el local, estaba mas vacío que un cementerio un domingo 3pm, NO HABIA NINGUN PRODUCTO, NI SIQUIERA CALABAZA, sin embargo a pocos metros de allí ( carretilleros de x la izquierda) habia de TODO: malangas, calabazas, hortalizas, frutas etc etc etc .no tengo q mencionar los precios astronómicos q alcanzaban dichos productos q parecia q era exportados de una galaxia muy lejana.
    ahora quiero que me expliquen :
    Donde está LA LÓGICA DE LA LOGÍSTICA.
    por supuesto todos sabemos cual es el problema…. y no pasa nada.

  • robertoC dijo:

    Un trabajo, un periodismo critico, apegado a la realidad, cuando problemas no habran asi en Cuba,

  • robertoC dijo:

    Un trabajo, un periodismo critico, apegado a la realidad, cuantos problemas no habran asi en Cuba,

  • Nelson. dijo:

    Por acá por Jatibonico la situación es más o menos parecida, se nos entregó el cartón prieto de techo, pero no las puntillas ni la madera que necesitamos.

  • Raul G. dijo:

    Si por el tema de las puntillas hay tanto enredo , que podemos dejar para temas prioritarios de nuestra Economia. Todavia recuerdo aquellas cuatro cartas y respuestas en el periodico Granma de un compañero por el tema de la devolucion de un refresco Tropicola adulterado en Las Tunas.. Son tantos los controles , los procedimientos que al final nadie los respeta y se pierde un tiempo precioso en asuntos insignificantes .

  • José A. Acevedo Suárez dijo:

    Este caso esta desde el año 2013 y nos demuestra que el camino de agregar cada vez mas mecanimos administrativo para hacer llegar el producto desde la fabrica a los consumidores en lugar de mejorar empeora el problema y se genera mas insatisfaccion con los consumidores. Esta no es la solución a los llamados “encadenamientos” que se van convirtiendo en un eufemismo desgastador. Hay que “acercar” el productor a los puntos de venta minoristas.

    • Enrique Atiénzar Rivero dijo:

      Profesor Acevedo: Pensándolo bien si al sector de comercio se le asigna nacionalmente las cifras no sería desacertado que las compras se hicieran directamente en la industria. Claro, tendría que crear un mecanismo para la venta y se eliminarían los escalones que existen hoy para llegar al cliente. Fábrica-Acinox-Empresa Universal-Grupo Empresarial de Comercio-Puntos de Venta…al fin para llegarle al consumidor. Ojala haya oìdos receptivos.

  • Zugor Seg. dijo:

    …Y hablando como los locos ¿no sera esto otra de las maneras de hacer contrarrevolución?

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Atiénzar Rivero

Enrique Atiénzar Rivero

Es periodista del semanario Adelante, de Camagüey, provincia del centro de la Isla, y colaborador de Cubadebate.

Vea también