Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Antonio Guerrero: La Justicia de Estados Unidos es una farsa

| 6 |

tony-guerrero-panama1

El sistema judicial de Estados Unidos es una farsa, denunció hoy en Panamá el luchador antiterrorista cubano Antonio Guerrero, quien cumplió una larga condena en prisiones norteamericanas, junto a otros cuatro héroes, por proteger a su país.

Explicó Guerrero durante un encuentro con funcionarios de la misión diplomática cubana en Panamá que el juicio a los Cinco -conocidos así mundialmente- demostró tal afirmación, ”porque nosotros siempre ganamos”, y demostramos que Cuba hizo lo que debía sin cometer ninguna agresión contra ese país, como señalaban.

Sobre detalles del juicio refirió que de acusados él, Gerardo Hernández, René González, Ramón Labañino y Fernando González se convirtieron en acusadores, y todos veían que ganaron siempre con sus argumentos, de ahí que los ‘marshall’ (policía) y los demás presos se asombraron de la declaración de culpabilidad y las sanciones, pues no pudieron demostrarles ningún delito.

Guerrero respondió preguntas de los presentes sobre los detalles del proceso judicial y la reclusión en cárceles mezclados con delincuentes comunes, además de su experiencia en la celda de castigo, conocida como el hueco, que formó parte de la estrategia para doblegarlos.

Contó que a su llegada a la prisión cuando aún no había sido acusado sino solo era un sospechoso, estaba con la población penal sin ningún rigor especial, y pensó que, si esas eran las condiciones, pues serían tolerables, aunque después arreciaron.

“Conocía a Gerardo, Ramón y Fernando, pero por sus nombres de trabajo, aunque no sabía que también estaban detenidos… nos vimos por primera vez en el juicio”, explicó uno de los Cinco, cuyo caso trascendió a campaña mundial por su liberación y en defensa de Cuba.

De sus relaciones con los demás reos y los guardias expuso Guerrero que se ganaron el respeto por la actitud de no aceptar cargos, la serenidad a pesar del rigor a que fueron sometidos, las excesivas condenas y la negativa a negociar las mismas a pesar de tener esa posibilidad en todo momento.

“Nos decían: ¿pero tienes la posibilidad de negociar tu condena y no lo haces?”, dijo Tony, como le llaman en su país, porque era muy difícil de explicarles nuestras razones, ya que no entenderían las motivaciones de esa firmeza.

Al mismo tiempo, -contó- presos y custodios veían nuestra frialdad a pesar de condenas a cadenas perpetuas, los castigos y el tratamiento riguroso, y decían “mhh, estos son tipos duros”, pero realmente eso nos permitió una relación favorable y respetuosa, incluso yo les escribía las cartas que algunos enviaban a sus familiares y amigos, rememoró.

Sobre el papel de su familia en la resistencia, “el hijo de Mirta (Rodríguez)”, como dijo que le conocen en muchos lugares, reveló que antes de su alegato se le ocurrió comentarle a su mamá: “¿y si me pongo nervioso?” y la respuesta fue firme: “ahora no me puedes hacer quedar mal”.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Oscar Ramos Isla dijo:

    El sistema judicial de Estados Unidos favorece a los más ricos. Es un sistema dominado por los grupos de poder.

  • Radical dijo:

    Toda la razón!!

  • Papo dijo:

    Tiene Humildad este HEROE. Así són…

    Aún desconoce su Valentía, al mostrarse como cualquier humano en semejante situación.

    Al final de este artículo, donde recuerda el consejo de su madre. Demuestra su gallardía y firmeza, recordando momentos duros, que muchos no vivimos por no haber llegado hasta ahí, en un medio tán hostíl.
    Se Dice Fácil…

    En medio del reconocimiento mundial, a su valor, recordar cosas de un humano cualquiera.

    El hijo de MIRTA RODRÍGUEZ…

  • Prof. Luis Matos dijo:

    Realmente la justicia de los Estados Unidos es una farsa, como dice Tony, que mucho daño hace a quienes caen en mano de jueces inescrupulosos, fascistas, como la que les tocó a los Cinco, si son personas dignas y defienden una causa justa. Son benevolentes con los millonarios, no importa si la causa es un fraude, un hecho de sangre, o lo que sea, su misión es respaldar los intereses del gran imperio terrorista. Si reconocimiento mundial merecen estos patriotas por su valentía, firmeza y dignidad, también sus familiares, que a pesar del dolor se mantuvieron firmes, aunque con el continuo temor por lo que en esas condiciones de encarcelamiento podía ocurrir, pura tortura que duró tantos años por la insensibilidad de los verdugos. En tal sentido, en una ocasión escribí lo siguiente:

    Durante la visita a Gibara, Municipio de Holguín, en el marco de las actividades por el VI Coloquio internacional por la liberación de los Cinco Héroes, un combatiente se refirió a que nunca había visto llorar a Mirtha, madre de Antonio Guerrero, uno de nuestros cinco hermanos presos injustamente en cárceles de los Estados Unidos, y en su intervención hizo una comparación con la actitud patriótica de Mariana Grajales, madre de los Maceos, cuando ante uno de los hijos heridos por las balas enemigas, lejos de llorar, reprimió a las que allí lo hacían, como muestra de su amor por todos los hijos de la Patria colonizada.

    Comprendí su razón en ese planteamiento, porque estamos acostumbrados a verla ahí, al igual que a las otras madres y esposas de los Cinco Héroes, de pie, en el frente del combate contra los enemigos de la humanidad, como un escudo interceptando las mentiras de quienes nos quieren destruir, y de la prensa que los acompaña, y como una acerada espada lanzando estocadas de canto a la verdad, en contra de la injusticia y la crueldad.

    Mirtha reflexiona sobre esas palabras, nos dice algo que conocemos bien, y es que su sufrimiento va al fondo de su sentir, y que se percibe en su rostro. Sabemos que las lágrimas están ahí, pero su dignidad no le permite mostrársela al enemigo, y quedan truncas, corriendo a su interior de madre tierna y digna patriota.

    Vayan entonces, para ella, estos versos:

    Lágrimas truncas.

    Alguien, con su razón,
    dijo que yo no lloro,
    quizás sea porque el decoro
    endurece el corazón.

    El enemigo quisiera
    ver lágrimas en mis ojos,
    pero ni al ponerse rojos
    daré ese gusto a las fieras.

    Ayer Mariana brindó
    sus hijos a la Patria herida,
    perdiendo varios la vida
    en las gestas que fundó.

    En mi tierra liberada
    me correspondió asumir
    un lugar, donde al sufrir,
    canto a la Patria amada.

    Pero no voy a mentir,
    porque las lágrimas están,
    sólo que al derramarlas van
    al fondo de mi sentir.

    Pero no las verá nunca
    el enemigo jurado
    de éste, mi pueblo amado,
    porque son lágrimas truncas.

    Y es por eso que el decoro
    de mi ser, me ha de servir,
    para ocultar mi sentir
    de cuando no lloro, lloro.

    Luis Matos
    18/11/2010

  • Argon dijo:

    la de aqui es la mejor, viva Cuba!

    Saludos super revolucionarios,

  • Dayami dijo:

    Son hombres muy grandes nuestros cinco héroes, es admirable ver la sencillez que los caracteriza. El amor y el respeto de todo el pueblo de Cuba para Tony, sus hermanos de lucha y para su digna madre.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también