Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

¿Por qué son tan importantes las elecciones de hoy en Francia?

| 4 |
Algunos creen que estos políticos representan el cambio en Francia, otros consideran que la política gala seguirá desgastada no importa quién gane las elecciones. Una mujer camina cerca de carteles desgastados con el mensaje de Marine Le Pen (izq.) y Emmanuel Macron. Foto:  Getty Images.

Algunos creen que estos políticos representan el cambio en Francia, otros consideran que la política gala seguirá desgastada no importa quién gane las elecciones. En la imagen, una mujer camina cerca de carteles desgastados con los mensaje de campaña de Marine Le Pen (izq.) y Emmanuel Macron. Foto: Getty Images.

Tras haber cerrado las puertas de la presidencia a los dos partidos que tradicionalmente han gobernado Francia, los ciudadanos de ese país se enfrentan este domingo a una votación sin precedentes.

Los votantes tendrán que elegir en segunda vuelta entre Emmanuel Macron, quien se presenta por primera vez a unas elecciones y lo hace en representación del movimiento político En Marcha!, y Marine Le Pen, la política de ultraderecha que reformó la imagen del Frente Nacional.

Macron llega al balotaje tras ganar el 23,75% de los votos en la primera vuelta, en la que Le Pen se hizo con el 21,53%, pero también tras haber sido víctima de un “hackeo masivo” con el objetivo de “sembrar dudas y desinformar”, según denunció este viernes.

Ella quiere una Francia que no sea parte de la Unión Europea, mientras que él, un exbanquero que se convirtió en asesor económico del presidente François Hollande y desde 2014 fue su ministro de Economía, defiende la permanencia en el bloque, con ciertas reformas de por medio.

Esas posturas enfrentadas no es lo único que diferencia a estos candidatos, pero también hay algo que comparten: ni uno ni otro pertenece a las corrientes políticas que han gobernado Francia desde la Segunda Guerra Mundial.

Y eso hace que esta segunda vuelta sea tan crucial para el futuro del país.

¿Qué es nuevo en esta segunda ronda?

Los franceses de todo el mundo acuden a votar este domingo en la segunda vuelta. Si gana Macron seguirán en la UE, si gana Le Pen puede ocurrir un "Frexit". Foto: AP.

Los franceses de todo el mundo acuden a votar este domingo en la segunda vuelta. Si gana Macron seguirán en la UE, si gana Le Pen puede ocurrir un “Frexit”. Foto: AP.

Un impopular y divido Partido Socialista, ahora en el gobierno, y un candidato republicano acusado de corrupción -François Fillon, contra el que hay una investigación en marcha- le dejaron el camino libre hacia la presidencia a Macron y Le Pen. Ambos candidatos, en contra de lo que marca la tradición, no han sido miembros de la Asamblea Nacional (parlamento).

La extrema derecha está al frente de ocho localidades en el país y ocupa 20 escaños en el Parlamento Europeo, pero es ampliamente rechazada por el espectro político tradicional francés.

Mientras que el movimiento En Marcha! de Macron resulta para muchos una incógnita. Iniciado en abril de 2016, cuando él era ministro de Economía, nunca ha participado en una elección general. Tampoco el propio Macron.

¿ Qué está en juego?

Le Pen representa al Frente Nacional, su campaña y su estilo de hacer política han sido comparados con los de Donald Trump. Foto: EFE.

Le Pen representa al Frente Nacional, su campaña y su estilo de hacer política han sido comparados con los de Donald Trump. Foto: EFE.

La decisión de este domingo será histórica y marcará la dirección a tomar por Francia en el futuro. El tema central será la relación del país con Unión Europea.

Si los votantes apoyan a Macron, estarán respaldando la búsqueda de reformas en la UE -entre otras, la del presupuesto de la eurozona-, pero también una profundización en las relaciones dentro del bloque.

Pero Marine Le Pen prometió justo lo opuesto, una “Europa de naciones”, por lo que sería ese futuro el que estarían apoyando si la eligieran para presidenta.

“Me doy seis meses para negociar la recuperación de la soberanía de Francia. Entonces será el momento de que el país decida”, escribió la candidata en su cuenta de Twitter.

De acuerdo a una encuesta hecha pública en marzo, siete de cada 10 franceses se oponen a que el país salga de la Unión Europea.

¿Quién es el favorito?

Emmanuel Macron ganó al primera vuelta de las elecciones en Francia con el 23,75% de los votos. Foto: EFE.

Emmanuel Macron ganó al primera vuelta de las elecciones en Francia con el 23,75% de los votos. Foto: EFE.

Una reciente encuesta señaló que Macron estaría en camino hacia una gran victoria y que en la segunda vuelta se aseguraría el 60% de los votos. Aunque su liderazgo en los sondeos se ha reducido en los últimos días.

Por ello, hay analistas que aseguran que será Le Pen la que rompa con las encuestas y se afiance la presidencia este domingo.

Esta teoría confía en que los votantes indecisos terminarán apoyando a la hija de Jean Marie Le Pen, el fundador del Frente Nacional, partido que encabezaba hasta el día después de la primera vuelta.

El movimiento es una aparente apuesta por mejorar su imagen, creando una distancia entre su candidatura y las líneas duras de su partido.

¿Cuáles son los temas clave?

Macron es favorito, pero algunos expertos consideran que Le Pen podría sorprender con el voto de "los indecisos". Foto: Reuters.

Macron es favorito, pero algunos expertos consideran que Le Pen podría sorprender con el voto de “los indecisos”. Foto: Reuters.

Uno de los mayores problemas que afronta Francia es un desempleo del 10%. Es el octavo país con la mayor tasa de los 28 países miembros de la Unión Europea. Uno de cada cuatro jóvenes menores de 25 años no tiene trabajo.

La economía francesa se ha recuperado lentamente de la crisis financiera de 2008, poro todos los candidatos coincidieron en que aún así son necesarias unas reformas profundas en el país.

Así, Le Pen propone adelantar la edad legal de jubilación de los 65 años a los 60 y “renacionalizar” la deuda que, de acuerdo a su argumento, ha estado en manos extranjeras por demasiado tiempo.

Por su parte, Macron prometió recortar 120 mil empleos en el sector público, disminuir el gasto público en 65 mil millones de dólares y reducir el desempleo por debajo del 7%.

(Tomado de BBC)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Yoel dijo:

    Por que sera que Putin quiere que gane Le Pen ?

  • Jose R Oro dijo:

    Me parece un muy buen documento y analisis el publicado por la BBC. Quisiera incluir algunos comentarios, no tanto de la segunda vuelta en si misma. como de los potenciales efectos de sus resultados. despues que haya hoy un ganador.
    Creo que va a ganar Macron, quien es derechista para nosotros, centrista para los franceses, quienes votan o no por el. La elección resonará mucho más allá de las fronteras de la nación, desde los reductos de los terroristas y extremistas en Siria hasta las bolsas de valores de New York, Londres, Toronto, Tokio y Hong Kong, sin mencionar los pasillos del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
    Aquí aventuro cinco razones por las que este “balotaje” importa:
    1. Riesgo de un Frexit
    Si Le Pen gana, tratara de sacar a Francia de la Unión Europea, siguiendo al Reino Unido con el Brexit. La pérdida de un miembro fundador del bloque (y uno de sus mayores) sería otro importante paso en dirección a un eventual fin de la UE.
    2. Caos monetario
    Si le Pen gana, pretende abandonar el euro y volver al franco francés. El resultado podría ser un patatús del valor del euro y un dólar en tremenda alza, con impredecibles consecuencias en los mercados financieros, en el comercio internacional, etc.
    3. Movimientos migratorios
    Le Pen quiere limitar la inmigración. Esto podría tener un efecto dominó en otras partes de Europa entre los gobiernos antiinmigrantes en un momento en el que el mundo se enfrenta a su peor y mas terrible crisis de refugiados.
    4. Siria
    Francia es una potencia nuclear y un miembro permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU. Es probable que Macron mantenga las operaciones francesas contra “extremistas” en Irak y Siria y en África. También es probable que siga en desacuerdo con Rusia sobre Ucrania y el apoyo ruso al legítimo presidente sirio Bashar Assad.
    Le Pen, por otro lado, respalda firmemente a Assad y se ha distanciado de Trump sobre los recientes ataques aéreos estadounidenses agrediendo a fuerzas del ejército sirio de Assad, y usaría su influencia para levantar las sanciones contra Rusia por el conflicto en Ucrania. En este caso. una presidenta ultraderechista estaría del lado correcto.
    5. Tendencias políticas
    Un triunfo para le Pen sería una victoria resonante para la supuesta “ola derechista” imaginada por algunos por la elección de Trump, Brexit, Macri, etc. Daría un impulso a otros partidos de derechas que competían en próximas elecciones, como en Alemania a finales de este año.
    Creo que hay que votar por Macron por ser el menor de dos males no porque vaya a ser el salvador de Francia.
    Con respecto a Cuba, Macron desde su puesto ministerial asesoró positivamente al Presidente Hollande para un tratamiento correcto y respetuoso a Cuba y su gobierno, el aceptable tratamiento de la deuda cubana y el fin de la infame Posición Común contra la Isla.

  • jacques-françois bonaldi dijo:

    Pues, a mí, me parece un análisis bien “interesado” por parte de la BBC. Pero es lógico. Macrón es la nueva joyita de la finanza, el capital, el patronato y los poderes fácticos en Francia (y en Europa), cansados de apostar en caballos que ya dieron lo que podían: un partido socialista desgastado tras haber hecho durante casi diez años una política de derecha, y una derecha viciada de corrupción. Había que cambiar la imagen de la derecha, y Macron jugó muy inteligentemente, hay que reconocerlo. A pesar de haber sido ministro de Economía de Hollande, y, desde su cargo, defendido una ley que lleva su nombre (Macron), que desencadenó semanas y meses de protestas callejeras en Francia, al punto que el gobierno la hizo aprobar no a través de la Asamblea Nacional, como es la norma, sino mediante un decreto presidencial, él, que nunca había sido un político antes que Hollande lo llamara a ser parte de su gabinete, rompió con el gobierno “socialista” cuando se dio cuenta que este ya no tenía ningún porvenir ni él en su seno, y, bien asesorado, decidió cabalgar en solitario, presentarse, tal como lo hizo Obama en su tiempo, como el candidato del “cambio” (para que nada cambiara), como el hombre providencial, supuestamente no comprometido con las ataduras de la “politique politicienne”. La BBC, que es parte de la prensa que responde a intereses bien conocidos, no señala en ningún momento –y es lógico- que Macron llevará a cabo un política netamente neoliberal cuyas consecuencias ya se conocen de antemano
    .
    Buena parte de los electores franceses sabe lo que espera a Francia tras la elección de Macron (lo mismo, pero ahora con una supuesta nueva “legitimidad” dada por los boletines de voto), lo que explica que, puestos nuevamente, tras el episodio de 2002, ante la alternativa de escoger entre derecha neoliberal (pero que la prensa nos presenta como “centrista”) y extrema derecha racista, decidió abstenerse (lo que explica que, a la 5pm, tres horas antes del cierre de la votación, la participación haya caído en casi 7% en relación con 2012) o votar en blanco.

    Me asombra que CubaDebate, que nos tiene acostumbrados a análisis más profundos, se conforme con este despacho de la BBC…

  • jacques-françois bonaldi dijo:

    Pues, a mí, me parece un análisis bien “interesado” por parte de la BBC. Pero es lógico. Macrón es la nueva joyita de la finanza, el capital, el patronato y los poderes fácticos en Francia (y en Europa), cansados de apostar en caballos que ya dieron lo que podían: un partido socialista desgastado tras haber hecho durante casi diez años una política de derecha, y una derecha viciada de corrupción. Había que cambiar la imagen de la derecha, y Macron jugó muy inteligentemente, hay que reconocerlo. A pesar de haber sido ministro de Economía de Hollande, y, desde su cargo, defendido una ley que lleva su nombre (Macron), que desencadenó semanas y meses de protestas callejeras en Francia, al punto que el gobierno la hizo aprobar no a través de la Asamblea Nacional, como es la norma, sino mediante un decreto presidencial, él, que nunca había sido un político antes que Hollande lo llamara a ser parte de su gabinete, rompió con el gobierno “socialista” cuando se dio cuenta que este ya no tenía ningún porvenir ni él en su seno, y, bien asesorado, decidió cabalgar en solitario, presentarse, tal como lo hizo Obama en su tiempo, como el candidato del “cambio” (para que nada cambiara), como el hombre providencial, supuestamente no comprometido con las ataduras de la “politique politicienne”. La BBC, que es parte de la prensa que responde a intereses bien conocidos, no señala en ningún momento –y es lógico- que Macron llevará a cabo un política netamente neoliberal cuyas consecuencias ya se conocen de antemano.
    Buena parte de los electores franceses sabe lo que espera a Francia tras la elección de Macron (lo mismo, pero ahora con una supuesta nueva “legitimidad” dada por los boletines de voto), lo que explica que, puestos nuevamente, tras el episodio de 2002, ante la alternativa de escoger entre derecha neoliberal (pero que la prensa nos presenta como “centrista”) y extrema derecha racista, decidió abstenerse (lo que explica que, a la 5pm, tres horas antes del cierre de la votación, la participación haya caído en casi 7% en relación con 2012) o votar en blanco.
    Me asombra que CubaDebate, que nos tiene acostumbrados a análisis más profundos, se conforme con este despacho de la BBC…

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también