Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Fernando Martínez Heredia: Fidel vive

| 24 |
Desde la Plaza de la Revolución, el dolor no se comparte, se multiplica. Como dijo Fidel, en este mismo lugar cuando el pueblo rindió honores a los mártires del crimen de Barbados, en 1976. Foto: Ladyrene Pérez/ Cuba

La soberanía nacional es intangible, nos enseñó Fidel, y no se negocia. Foto: Ladyrene Pérez/ Cuba

La noche del 25 de noviembre, sesenta años después de aquella en que salió de Tuxpan al frente de la expedición liberadora, partió otra vez de viaje Fidel Castro.

Tres años antes del Granma había encabezado una acción revolucionaria que sorprendió al país por la audacia, valentía y espíritu de sacrificio de los participantes, y provocó el rechazo a la orgía de crímenes con la que respondió la dictadura que se había implantado en 1952. Pero aquel hecho parecía ir contra lo que se consideraba posible, y ninguna fuerza política lo apoyó.

En la soledad de su celda, más solitaria porque Fidel y sus compañeros estaban prácticamente solos, escribió: “Las masas están listas, solo necesitan que se les muestre el camino verdadero”. Parecía un iluso, pero era un visionario.

Al iniciar la guerra revolucionaria, Fidel abrió la brecha para que lo imposible dejara de serlo y el pueblo se levantara. y le brindó un lugar donde pelear a todo el que quisiera convertir sus ideales en actuación. En junio de 1958, cuando era de vida o muerte que la gran ofensiva enemiga no aplastara a la vanguardia de la Sierra Maestra, le escribió a Celia Sánchez que luchar contra el imperialismo norteamericano iba a convertirse en su destino verdadero.

Otra vez Fidel veía más lejos que nadie, avizoraba, pero ahora con un arma en la mano y una revolución andando.

Honró cumplidamente la promesa implícita en aquellas palabras. La vida entera combatió al imperialismo norteamericano, y supo vencerlo, mantenerlo a raya, obligarlo a reconocer el poder y la grandeza moral de la patria cubana. Pero, sobre todo, enseñó a todos los cubanos a ser antimperialistas, a saber que esa es una condición necesaria para ser cubano, que contra el imperialismo la orden de combatir siempre está dada, que como dijo un día el Che –su compañero del alma—, no se le puede conceder ni un tantito así. Que esa es una constante permanente de la política revolucionaria.

La soberanía nacional es intangible, nos enseñó Fidel, y no se negocia.

A partir del triunfo, la vanguardia se fue convirtiendo en millones, y la explotación del trabajo ajeno, las humillaciones, discriminaciones y desprecios dejaron de ser hechos naturales para convertirse en crímenes. Fidel fue el principal protagonista de la gran revolución socialista, que cambió las vidas, las relaciones sociales, los sueños de la gente y de las familias, las comunidades y la nación. Para lograrlo se convirtió, como para todo lo importante, en el conductor, el educador popular, el líder amado, la pieza maestra del tablero intrincado de la unidad de los revolucionarios y del pueblo.

Hubo que unir en una sola revolución al socialismo y la liberación nacional. Ahora, para todos, la actuación tuvo que consistir, al mismo tiempo, en estudio, trabajo y fusil. Ahora los individuos de vanguardia se elegían en asambleas y el trabajo realizado era el mayor timbre de honor. En las grandes jornadas nos unimos todos. Fidel fue –como cantara el poeta—la mira del fusil, y el pueblo todo –como dijera el Che—se volvió un Maceo. Y a diferencia de los vehículos corrientes, el carro de la Revolución no tiene marcha atrás. Fidel dijo de manera tajante, hace más de veinte años, que en este país no volverá a mandar nunca una nueva clase de ricos.

La nueva y mayor victoria de Fidel fue que el pueblo entero se cambiara a sí mismo y se armara con nuevas cualidades suyas, y la conciencia social confundiera sin temor los nombres de comunista y fidelista. A su sombra, las conquistas se convirtieron en leyes, y las leyes en costumbres.

Un gran historiador peruano, un compañero mariateguista, estaba preocupado por un posible culto a la personalidad de Fidel, pero después que hizo un recorrido por el país me dijo: “Ahora lo he comprendido todo. Fidel es un seudónimo colectivo.”

Fidel fue el mayor impulsor y dirigente del internacionalismo, ese brusco y hermoso crecimiento de las cualidades humanas que le brinda más a quien lo presta que a quien lo recibe. Más allá de las grandes frases –“por Vietnam estamos dispuestos a dar nuestra propia sangre” o “no queremos construir un paraíso en la falda de un volcán”—Fidel amplió y desarrolló en muy alto grado el contenido y el alcance de las prácticas y las ideas revolucionarias mundiales mediante el internacionalismo cubano. Apoyo solidario sin exigencias, combatientes, médicos, maestros, técnicos, ejemplo impar de quienes jamás dieron lo que les sobraba, paradigma revolucionario, con Fidel siempre al frente, audaz y fraterno,

En 2006, ante una enfermedad muy grave, tomó decisiones que nadie le pedía ni quería. Fue más grande aún cuan dejó ser, por voluntad propia, el dirigente máximo del Estado y del Partido, la posición mediante la cual había servido al pueblo durante tantos años. Ya hacía mucho tiempo que su inmenso prestigio había trascendido todas las fronteras.

Entonces Fidel se concedió un poco de lo que se había privado conscientemente desde el inicio de su acción revolucionaria: reflexionar tranquilamente, sin la urgencia y la responsabilidad de decidir y actuar de inmediato. El hombre que tuvo que ser soldado para que hubiera libertad y justicia para todos, y ejercer un poder enorme para que el poder estuviera al servicio del proyecto liberador, ahora se convirtió en soldado de las ideas, mientras seguía entregándole al pueblo el poder de su inconmensurable fuerza moral.

Ahora parece, de momento, que ya no está, porque se ha ido en una expedición más larga, más lejos. Pero me atrevo a afirmar que no se sintió preocupado al partir. Seguramente, afincado en su prodigioso optimismo histórico, Fidel sabía que su pueblo lo tendrá siempre por maestro, junto al maestro suyo, José Martí. Y sabe que, para seguir siempre su magisterio, las hijas y los hijos de este pueblo crearán, como hacía él, arbitrarán soluciones y encontrarán y plantearán bien los nuevos problemas, como hacía él, derrotarán los imposibles, como hacía él, defenderán la justicia y la libertad a cualquier costo, como hacía él, se sentirán parte de la Humanidad que resiste y lucha, como él, y soñarán, como el, el futuro luminoso.

Fidel no ha muerto. No muere, porque lo mantenemos vivo.

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Romelia Pino Freyre dijo:

    En esta hora de recuento y de marcha unida, no podían faltar sus palabras, querido maestro, claro que seguiremos en la lucha, Fidel se multiplica, cada minuto que transcurre se hace más inmortal, se llena de contenido tangible su legado, esta donde no lo pueden matar, ni destruir, está en la identidad del cubano digno. Todo lo que se ha expresado de mil formas son flores frescas que nunca faltarán en los surcos de amor que sembró.

  • yariMANZANILLO dijo:

    CUANDO SUPE LA NOTICIA DEL FALLECIMIENTO DE FIDEL , SENTI EL MISMO DOLOR QUE CUANDO SE MURIÓ MI PADRE BIOLOGICO , POR QUE PARA MI , FIDEL ES MI PADRE , POR ESO SIEMPRE TE RECORDARE COMANDANTE Y TE LLEVARE EN MI CORAZON Y PENSAMIENTO , ERES PADRE, AMIGO , HERMANO , NUNCA DIRÉ ADOIOS , SINO HASTA SIEMPRE COMANDANTE . GRACIAS

  • IOOF CUBA dijo:

    Buenas tardes, lamentable la desaparición física de nuestro principal guía, quisiera si está dentro de sus posibilidades compartir una carta que hizo un hermano mío de Logia desde Holguín a Fidel, está publicada en mi blog sobre la fraternidad cubana, aquí les dejo el link.
    Saludos.
    http://oddfellowsencuba.cubava.cu/carta-a-un-padre-que-ya-no-esta/

  • yaquelin moreno dijo:

    Hoy mi hija q tiene 4 años al verme triste y en ocasiones lagrimeando me pregunto… mama q pasa ???
    Yo de momento no supe responderle, es q como le resumiría 90 intensos años de historia de amor, sacrificio, humildad, valentía, heroísmo y más a una pequeña para q lo entienda. Solo le dije… Es q hoy, mi vida, ha dejado de existir en la tierra para cuidarnos desde el cielo el más grande de los hombres q nos haya dado la humanidad.

  • Armando Alba dijo:

    Dejemos una luz encendida…porque él va a volver.

  • MSc. Dulce León Fernández dijo:

    Los Trabajadores de la Sucursal Labiofam Stgo en su matutino del dia de hoy 28 de Noviembre de 2016, nos unimos para juntos decidir como ibamos a recordar a nuestro Comandante en jefe Fidel Castro, y acordamos recordarlo como el lider intachable, preocupado, el investigador dedicado decidimos por lo tanto aunar nuestras fuerzas para no fallar y seguir siempre el camino que nos enseño llevando y aplicando en todo momento el concepto revolucion por lo que cada miembro de este colectivo patentizara con su lubrica que continuaremos poniendo bien alto la REVOLUCION Y EL SOCIALISTO
    HASTA SIEMPE COMANDADNTE
    En lo personal siento mucho la desaparicion fisica de mi comandante, pero se que continuará con nosotros guiandonos y alumbrando el camino correcto a seguir
    VIVA FIDEL

  • Damaris Martínez Rodríguez dijo:

    Hasta Siempre Comandante. No podemos decirte adios, siempre estarás presente en nuestros corazones, este ha sido un gran dolor pero jamás será una derrota, Cuba seguirá siendo la Cuba libre que soñó Martí, tu Cuba Socialista. Hasta la Victoria Siempre Comandante de Comandantes.

  • Nordiel dijo:

    Cuantos cubanos quisieramos estar acompañando a nuestro Comandante en ese lugar,pero desde aqui Fidel VIVE,desde aqui lo lo recordamos también

  • Silvia Montano Jorrín dijo:

    Me reconfortan y llenan de orgullo sus palabras y los comentarios de Romelia, los maestros son así. A los cubanos nos acompañará cada día más, será siempre la conciencia crítica que como brújula y buena consejera ayude a encontrar el mejor camino. La muestra de cariño y respeto del pueblo, así lo atestiguan.

  • Marilín dijo:

    Nuestro Comandante ha iniciado el viaje hacia la inmortalidad, a ese sitio reservado a los arquitectos de los grandes ideales, a los revolucionarios que dejan su ejemplo grabado en el corazón de los pueblos; pero no por ello nos abandona. Perdurará, porque hombres así dejan de ser mortales cuando se funden en la memoria eterna de la patria.

  • juan carlos corcho vergara dijo:

    ¿Qué hubiera sido de Cuba si Fidel y la generación del centenario hubiera dejado morir al apóstol?, hoy la vida, a más de medio siglo, nos pone a los cubanos en la misma disyuntiva, a Fidel no podemos dejarlo morir, Fidel, su obra, su legado, y su ejemplo, tiene permanecer por siempre junto a todos los cubanos, con la mayor divisa que nos dejó , la unidad de todos y por el bien de todos. Fidel no puede irse ,Fidel no puede morir, Fidel tiene que vivir infinita y profundamente en cada uno de los cubanos, es la única alternativa que tenemos para salvarnos como país, en la individualidad de cada precepto de su concepto de revolución y en la integralidad dialéctica en su conjunto, debemos encontrar la guía para el diario bregar, Fidel y la generación del centenario, en el cincuenta y tres, no permitieron que Martí muriera, hoy nos toca a nosotros no dejar que el parta, hoy es nuestro Moncada, hoy es nuestro propio juicio donde la historia nos tiene que absolver, por el bien de nuestros hijos , por el bien de nuestros nietos

  • Dianisel Ballester Garrido dijo:

    ##Fidel: Para muchos habíamos dado por acabado el día, faltaban solo menos de dos horas para comenzar el 26 de noviembre. Es que la vida es así de irónica y el almanaque no siempre trae buenos augurios, ni el destino de los humanos, por desgracia es estático, al contrario gira como el sol en cuestiones de instantes, tan sencillo como el grito de un niño al nacer o el más triste adiós del más viejo de la casa. Ha dicho adiós “un gigante”, papá, ¿por qué ahora?, ¿acaso no venciste tú tantas veces a la muerte?, son tantas las preguntas que quedaron por hacerte que no sé aún si la vida me alcanzará para tantas respuestas. No tuve la dicha de tenerte frente pero al igual que muchos de mi tiempo, nacimos bajo tu boina, entre tu barba, sobre tu traje y al compás de tus botas, yo me siento fidelista, ¡yo soy fidelista! y no habrá obra humana por la que transcurra mi vida en la que no esté enmarcado tu nombre, tu ejemplo, tu vida, trataré de que mis hijos lleven a Fidel dentro como el padre que guie cada uno de sus pasos, para seguir tu eterna obra que ya es imperecedera, en la tristeza que a muchos nos encierra por estos días y que es inevitable agrego, debe primar el orgullo de haberte tenido siempre y el compromiso eterno que nos une a ti de ahora por delante, con el profundo propósito de serte fiel hasta las últimas consecuencias como tú bien nos enseñaste, yo desde el puesto de combate en el que me encuentre, sabré donde estará mi deber, para siempre decirle C0MANDANTE EN JEFE,!ORDENE!.

  • Dianisel Ballester Garrido dijo:

    Hay hombre que no mueren nunca, hay hombres para todos los tiempos, hay hombres que no dejan de cabalgar por el mundo, hay hombres que no dejan de estar ni por un instante, pero solo a uno, yo sigo, ese hombre, se llama Fidel.

  • Ramón Noa Vázquez dijo:

    Fidel también será ese misterio que nos acompaña, como dijera el poeta

  • el Hidalgo dijo:

    Hermosa la historia de nuestro invencible Fidel y larga será su vida en la eternidad en la guarda y cuidado de los pueblos de Ámerica Latina y en especial del cubano.
    Fidel cuando haga falta un consejo o alguna consulta iremos a tu legado y encontraremos la respuesta acertada y lógica.
    !Hasta siempre Comandante!

  • Vincenzo Tarantino dijo:

    “Per non lottare ci saranno sempre moltissimi pretesti in ogni epoca e in ogni circostanza, ma mai, senza lotta, si potrà avere la libertà”. Che tu possa incontrarti con il Che, e dall’alto dei cieli far cambiare gli uomini in Terra!
    Grazie di essere esistito, Fidel!
    HASTA LA VICTORIA

  • Dino dijo:

    Gracias Fernando por recordarnos que Fidel no ha muerto. Se fue fisicamente, pero tratándose de un ser humano como el son dos cosas que no significan exactamente lo mismo. Fidel es de los que lucha toda la vida y por eso para muchos de nosotros su impronta es la de los imprescindibles, como decía Beltort Brecht. Ahora nos toca una vez más seguir a nosotros la tarea de mantenerlo vivo y con el las esperanzas y utopias de millones en Cuba y buena parte del mundo.

  • Rogelio dijo:

    Quienes todavía en el mundo tengan dudas del profundo y sincero amor del pueblo cubano hacia su comandante …..que lean y lean las miles de estas conmovedoras palabras que solo pueden brotar de corazones genuinamente agradecidos.
    Para juzgar a un hombre no se puede escuchar únicamente a sus enemigos.

  • Raul Hondal Trecu dijo:

    Fidel líder histórico de la Revolución Cubana!!!!!…una perdida irreparable para el pueblo y muy sentida en estos momentos y en los meses y años,y hasta siglos se puede decir por el pueblo cubano….porque lo que no han nacido todavia, van a concer su figura historica,por que habrá una bibliografía que haga lo relatos del Líder incomparable como lo es Fidel Castro!!!!..En nuetros corazones y mentes seguirá vigente por siempre su fifura Histórica……HASTA SIEMPRE COMANDANTE!!!!

  • chendo Hernández dijo:

    Desde El Salvador

    Tu legado nos une
    Tu ejemplo comandante
    nos enseña a combatir
    La luz de tus victorias
    que también son las de Cuba
    iluminan los caminos
    de liberación de nuestros pueblos
    te rendiremos tributo
    con nuestra la lucha permanente,
    Nuestro internacionalismo y
    Nuestro antimperialismo
    Fidel vivirás en cada hombre y mujer en resistencia.

    Porque la lucha continua…
    Hasta siempre comandante

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Fernando Martínez Heredia

Fernando Martínez Heredia

Filósofo y ensayista cubano. Es Premio Nacional de Ciencias Sociales. Entre otros libros ha publicado “El corrimiento hacia el rojo” y “Repensar el socialismo”.

Vea también