Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Save the Children: Cada siete segundos se casa una niña menor de 15 años

En este artículo: Embarazo, Infancia, Informe, muerte, Niños
| 4 |

Niñas casadas 15 años

Cada siete segundos se casa en el mundo una niña menor de 15 años; más de un millón son madres antes de cumplir esa edad; 70 000 adolescentes de entre 15 y 19 años mueren cada año por motivos vinculados al embarazo y el parto.

La situación de las niñas y adolescentes en el mundo, que dista muchísimo de ser rosa, fue compilada en una serie de datos reunidos en un informe difundido hoy por Save the Children en ocasión del Día Internacional de las Niñas: “Hasta la última niña: libres para vivir, libres para aprender, libres de peligro”.

Las pequeñas que se casan lo hacen a menudo con hombres mucho mayores, debido a la pobreza y a normas y prácticas sociales discriminatorias.

Hoy día más de 700 millones de mujeres se casaron antes de los 18 años, y cada año 15 millones de adolescentes se casan siendo aún menores de edad, con dramáticas consecuencias para su salud, educación y seguridad.

Los matrimonios y embarazos precoces son algunos de los parámetros sobre los que se basa la organización para realizar su clasificación sobre los países donde las niñas y adolescentes tienen mayores oportunidades de crecimiento y desarrollo.

A la cola de la clasificación se ubican sobre todo países africanos como Níger, Chad, la República Centroafricana, Mali y Somalía, que se caracterizan por altos números de esposas niñas.

Estados Unidos, por su parte, no supera el puesto 32, debido a las tasas de mortalidad materna y el número de niños nacidos de madres adolescentes, que resultan más altos que en otros países de altos ingresos.

La India es el país con mayor número de esposas niñas, con un 47 por ciento de muchachas -más de 24,5 millones- que se casa antes de haber cumplido 18 años.

En la India, además, así como en Afganistán, Yemen y Somalia, son numerosos los casos de esposas niñas que tienen menos de diez años.

Las guerras y crisis humanitarias contribuyen a alimentar este fenómeno: muchas niñas sirias son obligadas por sus familias a casarse a muy corta edad, por la convicción de que es la única manera de mantenerse al margen de las violencias y asegurarles recursos y medios de sustento que ya no pueden garantizarles sus propias familias.

Entre las adolescentes sirias refugiadas en Jordania en 2013, una de cada cuatro de entre 15 y 17 años ya estaba casada.

Según el informe, cada año 16 millones de adolescentes de entre 15 y 19 años dan a luz un hijo, en tanto son más de un millón las que se vuelven madres antes de cumplir 15 años.

Las complicaciones durante el embarazo y el parto representan, después de los suicidios, la segunda causa de muerte para las adolescentes de entre 15 y 19 años, con unas 70 000 niñas que mueren cada año.

En el mundo 30 millones de niñas corren el riesgo de sufrir mutilaciones genitales femeninas en la próxima década, y más de un tercio de las jóvenes mujeres en los países en desarrollo está fuera del circuito escolar y del trabajo formal.

En muchos países muchas niñas siguen sin poder expresarse libremente y no están involucradas en los procesos de decisión públicos y privados.

A nivel global solo el 23 por ciento de las bancas parlamentarias es ocupado por mujeres, que solo presiden las cámaras de los parlamentos en el 18 por ciento de los casos.

Sorpresivamente, el mayor porcentaje de mujeres en el parlamento lo tiene Ruanda, con el 64 por ciento.

Por su parte Unicef alertó que las niñas de entre cinco y 14 años están ocupadas el 40 por ciento más del tiempo -unas 160 millones más de horas- en trabajos domésticos no pagados y en recoger agua y leña, respecto de los varones de igual edad.

La agencia de la ONU puso el foco así en la falta de instrucción e igualdad de oportunidades de las niñas respecto de los varones. Las niñas de entre 10 y 14 años en Asia meridional, Medio Oriente y el norte de Africa se ocupan el doble de tiempo en tareas domésticas respecto de los varones.

Burkina Faso, Yemen y Somalia son los países donde las niñas de entre 10 y 14 años más sufren regularmente el peso de las tareas domésticas.

Las mujeres son la mitad de la población pero constituyen el 70 por ciento de los pobres; un aumento del 10 por ciento de niñas en la escuela subiría el PIB un 3 por ciento.

Solo una mujer cada tres varones asiste a la escuela secundaria: cada año de secundaria adicional aumenta la retribución futura de la niña entre 15-25 por ciento.

(Con información de ANSA)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Yo misma dijo:

    NI TERMINE DE LEER EL ARTICULO PUES TENGO UNA DE 14 AÑOS CASI 15 Y PARA MI ES LO MEJOR QUE LA VIDA ME HA DADO, ELLA Y MI MADRE… SIN PALABRAS

  • Darlén dijo:

    Que triste saber que un angelito que debe jugar con muñecas es cada día objeto de abuso,tengo 23 años y soy madre de una niña,menos mal que nació aquí en Cuba pues me entristece todo lo relacionado con la infancia de otros países…

  • Corazón dijo:

    gracias a este pais no tenemos que sufrir este tipo de cosas, las que salen embarazadas a esa edad es por irresponsabilidad, porque en las escuelas se les enseña muy bien todos los riesgos que corren, aun el profesor siendo joven o poco capacitado para el tema siempre en el grupo hay quien tiene una buena cultura de esto, enseñada en le hogar o por familiares y los muchahos hacen grupos y hablan mas de lo que los padres nos imaginamos. A los niños y adolescentes hay que enseñarlos desde el hogar. Garcias Fidel por la eduacción y los derechos que defendiste de nosotras las mujeres.

  • aidita dijo:

    Qué tristeza, poco a poco la infancia está muriendo…!!!

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también