Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Alicia Alonso: “Sigo bailando en mi mente, en mi corazón” (+ Fotos)

| 5 |
Foto: Pablo Rodríguez Martínez.

“Aprovecho y acaricio sus manos, suavemente, les doy calor”. Foto: Pablo Rodríguez Martínez.

La primera función está vendida y hubo que abrir otra. Es lo primero que escucho al llegar al Teatro de Bellas Artes, de San Juan Puerto Rico. Aprovecho que aún la prensa boricua no ha hecho su entrada a la gran Sala de Festivales para acercarme a Alicia, quien de muy buen humor se regocija del cálido recibimiento y me dice, pero aquí no, tócame la nariz y las manos.

Aprovecho y acaricio sus manos, suavemente, les doy calor. Me quito la manta y la pongo sobre sus piernas, que quedaban descubiertas a la baja temperatura del teatro. Pero y tú, tienes con qué taparte. No digo yo si paso frío por usted, pienso y me regocijo de mi suerte de tener sus manos de paloma reposada entre las mías.

“No puedo explicar lo que se siente, no puedo describir lo que me aporta el arte. El bailarín nace para danzar en todas partes, su sueño es bailar. Jamás olvido el aplauso de un público, queda en mí, porque el arte nos pertenece a todos. Yo misma sigo bailando en mi mente, en mi corazón”. Dice emocionada, en vísperas de la puesta en escena de la obra, Giselle, en el Teatro de Bellas Artes, 11 y 12 de junio de 2016.

Custodiada por las nuevas joyas del ballet Viengsai Valdés, Anette Delgado y Danny Hernández, primeros bailarines del Ballet Nacional de Cuba; los Maitres, Consuelo Dominguez  y Félix Rodríguez, también primer bailarín de carácter, y su inseparable esposo, el escritor y crítico cubano, Pedro Simón, respondieron hoy las inquietudes de los periodistas, en una sala que preludia el éxito del fin de semana.

Foto: Pablo Rodriguez Martinez.

El Ballet Nacional de Cuba se encuentra ofreciendo funciones en Puerto Rico. Foto: Pablo Rodriguez Martinez.

El escenario, hoy sólo los iluminaba a ellos, con un telón rojo encendido de fondo, hechiceramente matizado con las luces del artista boricua Quique Benet. Minutos antes, el acucioso escenógrafo Salvador Fernández, detallaba la medida del telón, justo sobre la todavía imaginaria tumba de Giselle. Como abejitas, los técnicos cubanos y puertorriqueños, ajustan los detalles. A continuación el ensayo del Ballet Nacional de Cuba (BNC), para esta ocasión, más de 60 miembros de la prestigiosa compañía llegaron a San Juan.

Otra vez menciona a los boricuas en el BNC, “tan hermanos que somos”, resalta con esa chispa que enciende más, que sus nueve décadas cumplidas. Los describe como miembros de las mejores figuras que han prestigiado a la escuela cubana de ballet. El más destacado, José Parés, del cual aún se conservan sus magistrales coreografías; Silvia Marisall, Ana García, María y Carlota Carrera, Vanesa Hostos, Rosa Meneses, Betina Ojeda y Doris Ortiz, copio a la carrera estos nombres – que espero no errar- que mencionan con orgullo, como parte de la historia común, escrita sobre puntas.

Una leyenda que protagonizan también hoy los niños cubanos, que en igualdad de oportunidades, aspiran a una carrera tan dedicada, con una enseñanza de excelencia. “Hoy es una escuela muy respetada por nuestro Gobierno, nuestro público y por Cuba. Es una especialidad digna, donde empiezan desde chiquiticos”, apunta Alicia. “Y es un privilegio escuchar y tener a Alicia”, dice con humildad la brillante Viengsai Valdés. Es un orgullo pertenecer al BNC, reafirma.

Cuando para las próximas jornadas, Giselle recorra el escenario, con el magnífico cuerpo de Baile, la historia del BNC en Puerto Rico, será otra. Esta obra del ballet clásico, romántico; la joya emblemática por excelencia, con versión coreográfica de Alicia Alonso, ha sido reconocida mundialmente, por la eficacia y claridad dramatúrgica, estilística e interpretativa. Bailada y reinterpretada en múltiples escenas del mundo. Aun cuando sólo es el preludio de la ovación inevitable, Alicia dice, desde ya: Gracias, Gracias, Gracias Puerto Rico!

Foto: Pablo Rodriguez Martinez.

El Ballet Nacional de Cuba se encuentra ofreciendo funciones en Puerto Rico. Foto: Pablo Rodriguez Martinez.

Foto: Pablo Rodriguez Martinez.

El Ballet Nacional de Cuba se encuentra ofreciendo funciones en Puerto Rico. Foto: Pablo Rodriguez Martinez.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ramiro dijo:

    A esta señora se le dejó trabajar con independencia y miren todo lo que ha conseguido para el país.
    Es el ejemplo de que el cubano con su creatividad puede conquistar el mundo.
    En hora buena Alicia.

  • Henry. dijo:

    Alicia: orgullo de la nación cubana

  • Eduardo Torres dijo:

    Hoy en la tarde he quedado súper impactado por la excelencia del Ballet Nacional de Cuba, sí no es el mejor del Mundo por ese camino transita, asimismo, los primeros bailarines de la compañía Anette Delgado junto a Dani Hernández bailaron una “Giselle” inconmensurable. Ahora comprendo porque se dice que la “Giselle” cubana de Delgado está considerada una de las mejores de nuestros tiempos, hermosa y repleta de un vasto lirismo es con creces la cesionaria de Alicia Alonso, se entregó en cuerpo y alma durante toda la excelentísima representación y con su real instrucción y madurez demostró que Cuba unida a su revolución pertenecen a lo más grande del Mundo…. Desde San Juan Puerto Rico ¡FELICIDADES!

  • canti dijo:

    ORGULLO DE ESTE PAIS INMENSO

  • tite pinar dijo:

    Desde Pinar del Rio,el COnsejo Cientifico Veterinario la abraza y la admira como siempre,por su arte y su patriotismo VIVA CUBA VIVA ALICIA

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa María Fernández

Rosa María Fernández

Vea también