Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

La guerra sicológica y la lucha ideológica

| 38

En estos días, al calor de los últimos acontecimientos políticos ocurridos en nuestro país -el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos-, muchas personas se preocupan y con razón, de las capacidades del Imperio para desestabilizar nuestra sociedad desde adentro y me pareció oportuno precisar el concepto de guerra sicológica, y el de lucha ideológica, en tanto conociéndolos estaremos en mejores condiciones de enfrentar y superar los nuevos combates que se avecinan.

El concepto de “guerra sicológica” se comenzó a formar en Estados Unidos a finales de la década del 40, en el pasado siglo, con el inició de lo que se denominó la “guerra fría”. Es precisamente en 1951 que va a figurar por primera vez en el diccionario del Ejército norteamericano bajo la siguiente definición:

“La guerra sicológica, es el conjunto de acciones emprendidas por parte de una o varias naciones en la propaganda y otros medios de información contra grupos enemigos, neutrales o amigos de la población, para influir en sus concepciones, sentimientos, opiniones y conductas, de manera que apoyen la política y los objetivos de la nación o grupo de naciones a la cual sirve esta guerra sicológica”.

Probablemente por ello, uno de los adalides de la “guerra fría”, representante legal de la conocida “United Fruit Company”, John Foster Dulles, secretario de Estado de aquel país en los años cincuenta, expresara un poco después:

“Hemos gastado millones de dólares preparándonos para la guerra de las armas, pero hemos gastado poco para la guerra de las ideas y ahora sufrimos fracasos que no se pueden compensar con nuestro poderío militar”.

En la misma época, el director de la Agencia de Información de Estados Unidos, USIA enriquecía el concepto con la siguiente idea:

“La simple introducción de la duda, en el cerebro de las personas, ya significa un gran éxito”.

La guerra sicológica es pues, un conjunto de acciones enemigas, que utilizando los medios masivos de comunicación e información, pretenden influir en grupos de personas o sociedades, y hacer variar sus sentimientos, opiniones y conducta. Su fin es socavar y desestabilizar al país, organización o persona objeto del proyecto. En otras palabras, la “guerra sicológica” es el arte de la manipulación de la conciencia social. Es necesario desenmascararla y denunciarla sistemáticamente, por todos los medios a nuestro alcance.

Un ejemplo de lo que por estas vías el enemigo ha realizado fue la ley de la “patria potestad” de 1961, una acción de guerra sicológica en la cual la CIA y sus aliados de entonces, lograron a través de diversos medios, (propaganda, rumores, falsificación de documentos oficiales, programaciones radiales, etc.) confundir y atemorizar a un sector de la población cubana con el fin de que enviaran a sus hijos a Estados Unidos y así sacaron del país a más de 15,000 niños en tanto sus padres, aterrados por las calumnias circuladas, creyeron que el gobierno revolucionario iba a “reeducar” a sus hijos en la URSS y quitarles sobre ellos la patria potestad.

Cuba en todos estos años ha sido un laboratorio para estos “guerreros fríos”. Entre los actos preparatorios para la invasión mercenaria de Bahía de Cochinos la CIA creo una radio, localizada en un cayo de Honduras que se denominó Radio Swan, cuya misión consistía en transmitir las 24 horas del día noticias manipuladas, rumores, campañas de descredito y todo aquello que contribuyera a confundir a los cubanos, de manera de desarmarlos en vísperas de la agresión. Más recientemente la mal llamada Radio y TV Martí la sustituyó en tales fines.

Millones de octavillas han arribado a nuestras costas o han sido regadas desde el aire en función de estos objetivos, mientras que en el extranjero, expertos, politólogos, conferencistas, cineastas y documentalistas han trabajado con iguales propósitos. Ha sido una guerra en toda la extensión de la palabra, pero sin hacer un solo disparo.

En la década de los ochenta, durante la feroz y despiadada guerra desatada por Estados Unidos contra Nicaragua, la Agencia Central de Inteligencia estadounidense, inventó, para las fuerzas contrarrevolucionarias un “Manual de Operaciones para la Guerra Sicológica” para entrenar a sus “guerrilleros” que entre otras muchos conceptos, incluidos el asesinato político, puntualizaba:

“La guerra de guerrillas es esencialmente una guerra política. Por eso sus áreas de operaciones exceden los límites territoriales de las guerras convencionales, para adentrarse en la conciencia del hombre (….) el ser humano debe ser considerado como el objetivo prioritario de la guerra política, y concebido como el blanco militar de la guerra de guerrillas, el ser humano tiene su punto más crítico en la mente. Una vez alcanzada su mente, ha sido vencido el animal político, sin recibir necesariamente balas. La guerra de guerrillas nace y crece en un ambiente político; en el combate constante por dominar esa área de mentalidad política que es inherente a todo ser humano, y que colectivamente constituye el “ambiente” en que se mueve la guerra de guerrillas, y que es donde, precisamente, se define su triunfo o fracaso. Esta concepción de guerra de guerrillas como guerra política, convierte a las operaciones sicológicas en el factor determinante en los resultados. El blanco es entonces, las mentes de la población, de toda la población, nuestras propias fuerzas, las del enemigo y la población civil”.

Esta definición treinta años después de las primeras operaciones, explica la experiencia adquirida por los servicios y organismos especializados de Estados Unidos en su actuar contra nuestros pueblos. Numerosas instituciones “no gubernamentales” (ONG) han surgido a la palestra pública, con tales fines. Entre ellas el Fondo Nacional la Democracia (National Endowment for Democracy – NED), el Instituto Internacional Republicano (International Republic Institute- IRI), junto a la archireaccionaria “Heritage Foundation”, ocupan un lugar privilegiado. Fabrican artículos, campañas, imágenes de personas y todo lo que imaginar se pueda, para lograr sus fines: confundir, engañar, desviar. Por otra parte, en cada embajada norteamericana, dependiendo de la CIA, la USIA u otra agencia especializada, una sección se ocupa del trabajo con los medios masivos y las campañas mediáticas.

Cada día aparecen en la prensa capitalista, o en otros novedosos medios, (incluyendo la red de redes), noticias, debates o artículos de opinión, relativos a conflictos políticos, sociales, laborales o de otra naturaleza, con tonos críticos, que en aparente neutralidad enjuician tal o cual situación o la actuación de determinada personalidad política o de cualquier esfera social, con las secretas intenciones de formar o crear un estado de opinión determinado. Así, día tras día, se van acumulando informaciones en nuestras psiquis, que más tarde devienen en juicios, estados de ánimos, opiniones adversas, contradicciones, que tienen la finalidad de actuar sobre un escenario determinado, modificarlo o incluso cambiarlo. Es precisamente eso, lo que los especialistas han denominado “guerra sicológica”, cuyo fines políticos e ideológicos, resultan evidentes.

Al escribir estas líneas, me vienen las imágenes de aquella magnífica película norteamericana “Moviendo la cola del Perro” en que actúan Robert de Niro y Dustin Hoffman, en la cual, un presidente norteamericano, atribulado por el escándalo de una aventura amorosa, vísperas de su reelección, contrata a un productor de Hollywood para fabricar una guerra inexistente, producir héroes, y desviar así la atención de la opinión pública. Esa esa es la finalidad, hacer creer, ganando las mentes y las simpatías, lo que precisamente no existe. De manera tal, las campañas de “guerra sicológica”, lo que pretenden es descomponer una sociedad, desacreditar a sus líderes, instituciones y organizaciones de vanguardia, introducir la duda, la desconfianza, subvertir políticamente el área donde se proyecta, ablandarla, descomponerla, para después, apoderarse de ella.

Hoy se han creado nuevas modalidades y a partir del desmoronamiento del campo socialista europeo surgieron los denominados “golpes blandos”, “rebeliones populares” estimuladas por centros ideológicos externos para derrocar un gobierno existente, con el apoyo mediático internacional de sus organismos de información. A ello le han agregado la utilización de los poderes fácticos, como los casos de Honduras, Paraguay y Brasil o las campañas de desabastecimiento y descredito en Venezuela, todos con la perspectiva de erosionar la opinión pública local e internacional para realizar el cambio gubernamental perseguido.

Es decir, la guerra sicológica es esencialmente una acción externa, premeditada, con una finalidad ideológica, realizada combinando métodos clandestinos y convencionales, que pueden recurrir incluso al crimen político como lo es el caso de la líder indigenista Berta Cáceres recientemente asesinada en Honduras por sus luchas en la defensa de la tierra de sus ancestros. La lucha ideológica es la batalla de las ideas a la cual nos llamó Fidel, aquella que debemos librar contra toda forma de “guerra sicológica”, penetración ideológica, o como quieran llamarla. Es un concepto que se extiende a todas las formas del pensamiento, a las corrientes políticas, culturales, filosóficas, económicas y sociales existentes. Ella es la que traza las pautas de un régimen socioeconómico determinado y de ella derivan las acciones que en todos esos campos se desarrollan.

La propagación de las ideas socialistas, el estudio del marxismo leninismo, y en nuestro caso la profundización en el pensamiento martiano y fidelista, permite exponer ideas, contrastar ejemplos, persuadir, debatir, proponer y alcanzar una sociedad más justa y equitativa. La actividad ideológica revolucionaria no puede ser esquemática o dogmática y debe conocer cuáles son los ejes de la guerra sicológica, para en consecuencia tenerlas en cuenta en su accionar, que por supuesto, persigue objetivos más abarcadores, en tanto expone las ideas sociales más avanzadas de nuestra era. Para ello será necesario que se apoye en nuestros medios de comunicación, las organizaciones políticas y de masas, canales insustituibles para dialogar con el pueblo; persuadir y convencer acerca de nuestras verdades y razones.

En suma hay que discutir, pensar y analizar más, utilizar todos los espacios posibles, en los que incluimos también los centros de estudio e investigaciones del pensamiento martiano, guevarista, militar, cultural, político y económico. Y sobre todo profundizar en el pensamiento político y social de Fidel Castro, donde podemos encontrar las causas más nobles y solidarias emprendidas por nuestro pueblo en más de medio siglo.

La prensa y los medios de comunicación audiovisual, al igual que todas las organizaciones políticas y sociales del país, deben jugar un papel fundamental en esta lucha a través de la crítica, la exposición de nuestras realidades, los errores en que hemos incurrido y también reflejar los profundos cambios que la Revolución ha realizado en nuestra sociedad, la cual transitó de un ejemplo de consumismo, a uno profundamente solidario e internacionalista. Esos son nuestros mejores valores, los que convencen y persuaden, los que necesitamos para enfrentar los nuevos combates, los que están presentes en el día a día de todos los cubanos.

(Tomado de La pupila insomne)

Se han publicado 38 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Julio dijo:

    Interesante artículo para discutirlo con estudiantes universitarios en un llamado turno de reflexión y debate. No para dar una simple lectura de él, sino, para evaluarlo con la mirada crítica puesta en la valoración de los problemas subjetivos que inteligentemente son manipulados por el enemigo para crear la indiferencia en nuestro pueblo. Es una oportunidad para subrayar compromiso y responsabilidad en el estudio y la participación activa en nuestra vida social. Es cierto que las acciones se dirigen desde el exterior pero se neutralizan desde lo interno y para hacerlo los medios oficiales deben establecer una correspondencia más objetiva entre lo dicen y lo que sucede en la sociedad para contrarrestar lo que audazmente circula en eso que se conoce como el paquete de la semana. En síntesis la guerra psicológica se enfrenta haciendo las cosas con mayor eficiencia, eficacia y efectividad desde la práctica y eso solo se logra si en el día a día se empoderan los valores que han caracterizado a la Revolución.

  • CUBAMÍA dijo:

    Otro grande de la Revolución gracias por su presencia y visión de la lucha que se vive contra los poderes de los OPULENTOS.

  • José Maury García dijo:

    Una vez estando en una tarea revolucionaria, se recibió la visita en el lugar de un alto dirigente de un país socialista y dijo:
    ¨El solicalismo no solo tiene que decir que es mejor, tiene que demostrarlo¨.
    Eso a nuestro entender es la mejor forma de aplastar cualquier intento de destruir a la revolución mediante la guerra sicologica y la propaganda reaccionaria. Es lo que esta planteado en las tesis del congreso: ´ Lograr un socialismo prospero y sostenible´. En este sentido hay que tener resultados concretos ya, no se puede esperar al 2030.

    • Quien fuera dijo:

      100 % de acuerdo con ud, los ideales sin lugar a dudas son insustituibles pero la vida material de los seres humanos tambièn y se torna muy difìcil seguir manteniendo valores y principios èticos cuando el nivel de vida o el poder adquisitivo es muy bajo. Nuestra Revoluciòn sin lugar a dudas es un hito para el mundo entero, hemos demostrado grandes logros y avances en todas las esferas, pero a un costo en el nivel de vida de las personas muy elevado. A mi entender la batalla por las ideas ya està ganada, ya la sociedad cubana cambiò…la batalla inmensa es la que està por venir y es còmo el socialismo cubano puede mejorar el estilo y modo de vida adquisitivo de sus ciudadanos

  • compatriota dijo:

    Excelente trabajo, como siempre nos tiene acostumbrado. Agregaría, si eso fuera posible a la brillante exposición, que el trabajo directo con las masas y la explicación de los conceptos, así como la divulgación constante de nuestros logros, desenmascarando a la vez a nuestros enemigos – de dentro y de afuera – contribuirá a armarnos mejor para enfrentar este combate.

  • Zulú dijo:

    El artículo es sencillo, claro y directo, pero además contiene la esencia del uso de los medios “La prensa y los medios de comunicación audiovisual” al reconocer el cambio de paradigma de los medios de comunicación hacia el audiovisual, el preferido de los jóvenes y los no tan jóvenes, esto es muy importante.

  • guillermo alfonso dijo:

    Hagan un acápite ahí para la clase obrera que trabaja y no puede acceder a los medios digitales, reflexionemos sobre los trabajadores cubanos que no tenemos acceso a una remesa familiar o a un trabajo por cuenta propia y dependemos solamente de un sueldo que oscila entre los 450 0 400 pesos cup. vean desde su punto de vista si eso nos puede alcanzar para vivir adecuadamente… llamemos a una reflexión a esa doble moneda existente, miremos un poco más sobre la fuga de capital interna en nuestro país con la llamada bolsa negra y el Enriquecimiento quienes tienen acceso a recursos del estado y los pueden comercializar en la misma, dígase así a administradores, directivos, etc, etc…. ahí es donde está la verdadera guerra pienso yo, hemos sido un pueblo de convicciones revolucionarias. guiados x un líder histórico con ideas muy especiales y objetivas para el desarrollo de esta nación tan hermosa, miremos nuestra guerra primeramente y aprovechemos estos medios tan efectos tanto como para el mal, como para el bien y difundamos nuestro derecho de hablar y de opinar… Fabián soy del pensar que cada quien es dueño de sus actos y quien se deje lavar el cerebro es porque así lo desea, seguimos en combate los trabajadores cubanos y a la expectativa de un cambio inmediato a nuestra situación, al final quienes sostenemos la economía de nuestro país en un gran manera somos nosotros. ! Viva la revolución que ha tratado de hacer más por nosotros y ayudémonos a combatir las ilegalidades y esos precios exuberantes, luchemos juntos x una cuba mejor y a quienes nos dirigen miren un poco más los precios de los alimentos en sus instituciones estatales que están iguales que los precios de la llamada bolsa negra. Pienso yo que así no los combatiremos jamás…. apoyemos el sueño de nuestro líder histórico Fidel castro de una cuba plena y desarrollada.
    viva la revolucion!

    • habanerita dijo:

      100% de acuerdo con Ud. Guillermo Alfonso, yo sigo diciendo !VIVA LA REVOLUCIÓN!!, pero ASI MISMO PIDO una solución de una vez y por todas y lo más importante RAPIDA, MUY RAPIDA a todo eso que sufrimos los que como Ud. describe vivimos de un salario, que NUNCA NOS FUIMOS DE NUESTRA PATRIA, NI NINGUN FAMILIAR NUESTRO Y AQUI ESTAMOS ESPERANDO UNA VEZ MÁS POR LO GRANDE DE NUESTRA REVOLUCIÓN.

  • Inye dijo:

    Sin dudas, el enfrentamiento a la guerra sicológica debe partir desde el estudio sistemático del pensamiento Martiano y Fidelista, pero también de grandes pensadores y patriotas que definen a la cubanía, en un comentario hace unos días referente a una conversación realizada por excelentes historiadores cubanos, dije que la historia debe estudiarse más, y no solo los eventos y personajes más célebres, debemos profundizar, y mejor aún hacer incapies en la historia pos-revolucionaria, incluyendo figuras como el Che, su pensamiento, por lo que representa para los jovenes revolucionarios de hoy.

  • RT dijo:

    Aprendamos de lo que sucedió en Yugoslavia, Iraq, Libia, Ucrania, Siria. Lo que orquestaron en Brasil y están tratando de hacer en Venezuela.

    Cuando el pueblo se divide, se quiebra, pierde funcionalidad, y los poderes externos entran y disponen con facilidad.

    Unidos para defender la soberanía. Sin independencia no hay país, no hay sociedad. Nuestros problemas los resolvemos nosotros, unidos en debate por el bienestar de todos.

  • Arturo Ramos dijo:

    Desmontar con elocuencia las maniobras del Enemigo y fortalecer el estudio de Martí y Fidel son prioridades.
    Si se es Martiano se será esencialmente socialista, y por consiguiente Fidelista hasta los tuétanos.
    Entonces con un Partido Fuerte al frente, continuaremos en la vanguardia de esa gran Patria que es la Humanidad.

  • Luis López Sánchez dijo:

    Los medios de comunicación siempre han sido medios de dominación psicológica por asi decirlo aliemtando “valores” de todo tipo dentro de la población cosa que desde algunos puntos de vista es bueno, pero también es malo, la TVC ha sido desde sus inicios filtrada matando la libertad de que el propio pueblo selecciones lo que sí desea ver, separe lo que es bueno de lo que es malo, hoy lo vemos en el programa “Lo mejor de Telesur”, por qué no ver TODO de telesur y yo seleccionar lo que para mi es LO MEJOR y no lo que para otros es lo mejor. Eso no es también una querra psicológica?

    • Soy dijo:

      Estás desinformado o estás desinformando, ya no hay LO MEJOR DE TELESUR, el Canal Ed 2, solo tiene 3 ó 4 horas lo demás es TELESUR. Parece que tu no ves la TV Cubana.

  • Armando Enrique dijo:

    A los cubanos nada les confunde, más los errores que cometen los dirigentes en cualquier país del mundo si es tela por donde cortar y provocan la modificación del pensamiento de los pueblos. Los casos de corrupción, de desvío de recursos del Estado o uso indebido de los poderes asignados si atentan contra la estabilidad ideológica de las masas y es allí donde comienza el trabajo del enemigo. La guerra ideológica centra su atención en las debilidades del poder. Evitemos errores y ganaremos la guerra.

  • Lennon dijo:

    Ningun cubano va a permitir que se elimine la educacion gratuita,lo mismo que la atencion medica,,,,,,esos dos renglones sociales pueden ser facilmente cubiertos por impuestos a los propios turistas que arriben a Cuba (en mi opinion seran unos 10 millones de ellos,sin el embargo claro esta)

    Lo que falta es abrir las posibilidades de quienes trabajan la tierra y sus negocios a hechar para alante y se ganen el sustento sin tener que estar enganchados de la teta del gobierno

    Cuantos vagos viven colgados de las plantillas de una empresa y no aportan absolutamente nada,,,,,eso jamas ocurre en un negocio propio.

    Las empresas de petroleo,nikel y todo lo grande debe seguir en manos del poder estatal,,,,pero lo demas debe estar en manos de quienes lo trabajan

    Hacer el camino mas facil para, aquellos que traigan nuevas ideas y puedan capitalizar de la venta de sus innovaciones, lo mismo en Cuba que en el extranjero,especialmente en el campo de la informatica con la creacion de apps para telefonos inteligentes y demas

  • José Miguel Vázquez dijo:

    Sabias palabras del compañero Escalante, el enemigo se aprovecha de cualquier cosa para introducirnos su veneno desestabilizador uno de ellos es la inercia y el inmovilismo de algunos dirigentes intermedios que no hacen lo que tienen que hacer y crean irritación en la población, creando un caldo de cultivo propicio para que crezca el germen de la subversión enemiga.

  • estrella fermin dijo:

    nosotros damos muichisimas facilidades,dejamos espacios y por ahi ellos que seguramente tienen mas nivel,nos llegan…
    la revolucion en el campo de las ideas plantea serias dudas al constatar que no pocos cubanos pretenden abandonar la isla y no precisamente los de menos ingresos.otra cosa,no es la revolucion para los humildes y por los humildes?
    entonces por que un credito de un millon de cuc para una cooperativa y la gente sin hogar luego de varios años golpeados por ciclones? porque un emblema del deporte como yuli gurriel abandona el equipo? por que otro renuncia a la sele.yunier cano.por que algunos salen contratados y otros no? damos muchas facilidades,por que y para que un desfile de chanel con la basura amontonandose.por que hijos de funcionarios viviendo en el extranjero,por que indulgencia con funcionarios corruptos y mano dura con el pueblo.el enemigo siempre nos deja en offside.alfombra roja para obama? por que?
    DAMOS MUCHAS FACILIDADES.HAY UNA FISURA IDEOLOGICA CADA VEZ MAS GRANDE.

  • Barbaro Teodoro dijo:

    Hace una semana mi esposa le preguntó a su sobrino, estudiante de noveno grado, como había salido en la prueba de Historia de Cuba, y el muchacho respondió, que tenía que esperar la nota, porque dejó en blanco la pregunta: IMPORTANCIA DE LA GUERRA DE LOS 10 AÑOS.
    Todos sabemos que este, no es un caso aislado entre nuestros jóvenes.
    De nada vale criticar constantemente a los EEUU y sus políticas injerencistas, si nosotros no hacemos las cosas correctamente.
    De todo el artículo, me quedo solo con los 3 últimos párrafos.

  • Cubano Cubano dijo:

    La guerra sicológica no solo se orquesta desde fuera de las fronteras de nuestra querida Isla a mi modo de ver , tambien se hace dentro , por favor disculpen la franqueza pero nuestros medios de comunicación son mas parciales que los medios deportivos de algunos equipos de futbol por poner un ejemplo. No se puede hablar de guerra sicológica sin mencionar que el ” El hombre piensa como vive “. Además he tenido la oportunidad de ver algunos programas de algunos canales como CNN en español que de hecho es sabido que las opiniones que ahí se expresan no hablan lo mejor de nuestro sistema político. Pero se tocan temas como las elecciones en Cuba y la libertad de expresión , para mí eso no es guerra sicológica , los maltratos de algunos funcionarios del orden , eso no es mentira y la corrupción en algunos niveles tampoco es totalmente falso. Es molesto a veces pero la verdad duele en ocaciones, no creo que la guerra sicológica cree mella en nuestro pensar tanto como los mismos errores que hemos cometidos , por otra parte se que hablamos hasta de dios y nunca lo hemos visto, por tanto seguirán hablando de lo bueno y de lo malo y siempre habrán contrapartes. Lo importante en este momento es estar enfocados en nuestro futuro y crear una mejor nación ya sea con o sin guerra de la Psiquis
    Saludos

  • Alejandro H H dijo:

    Ayer vimos el acto por el 55 aniv. del MININT, GLORIA A LOS HEROES Y A LOS QUE LUCHAN, frente al poderoso imperio. Es verdad todo empiesa con la guerra psicologica y despes que las condiciones estan creadas te caen a cohetasos, cuidemos la paz y seguridad en todos los sentidos de nuestra bella Cuba, excelente la exposición del general Escalante.

  • Ernestoscu dijo:

    Lo que si hace daño de verdad es la corrupción el maltrato a la población los disgustos que tiene que vivir el pueblo día a día por personas inescrupulosas que ocupan cargos en el gobierno, o en tiendas, organismos etc, eso hace más daño que la guerra sicológica del enemigo. Cuando se darán cuenta !!

  • Pepe dijo:

    Muy difícil para los cubanos, porque los chinos en las películas hacen maravillas con las espadas. Seguro que para ellos es facilito firmar un cheque con una espada ensangrentada y los ojos vendados.

  • Alisa dijo:

    Como advirtió nuestro José Martí: “la guerra que se nos hace es de pensamiento, ganemosla a pensamiento”…

Se han publicado 38 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Fabián Escalante

Fabián Escalante

General de División (r), ex-jefe de los servicios de Inteligencia de Cuba. Autor de varios libros sobre los servicios de inteligencia de EEUU contra Cuba y ha investigado el asesinato de John F. Kennedy desde el prisma cubano.

Vea también