Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Comisión 2 del VII Congreso del Partido: La sostenibilidad del desarrollo económico y social

| 2

Cubadebate publica un resumen de las Comisiones del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba

Comisión 2: Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030

Delegados al VII Congreso debaten en comsiones. Comisión dedicada a analizar el plan nacional de desarrollo económico y social hasta el 2030: Propuesta de visión de la Nación, ejes y sectores estratégicos.  Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Delegados al VII Congreso debaten en comsiones. Comisión dedicada a analizar el plan nacional de desarrollo económico y social hasta el 2030: Propuesta de visión de la Nación, ejes y sectores estratégicos. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Por Ana Margarita González/ Trabajadores

El Estado debe dedicarse a producir más materiales para construir, y no a hacer la mayor cantidad de las viviendas nuevas, ya que en el plan de la economía hay un 50 % que corresponde a la modalidad de esfuerzo propio, puntualizó Esteban Lazo Hernández, miembro del Buró Político y presidente del Parlamento, quien dirige los debates de la Comisión No. 2, del 7mo. Congreso del Partido.

Los 184 delegados e invitados que integran esta comisión tienen la misión de discutir el contenido del proyecto de Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030: propuesta de visión de la nación. Ejes y sectores estratégicos, que se someterá a debate posterior al Congreso y se continuará perfeccionando con vista a concluirlo en el 2017.

El debate sobre la construcción de viviendas se originó a partir de uno de los principios rectores y ejes temáticos para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo Social, y sobre el tema, el Comandante de la Revolución y miembro del Buró Político Ramiro Valdés Menéndez, precisó que el fondo habitacional está muy deteriorado, por lo que se debe estimular el esfuerzo por cuenta propia, así como la fraternidad y solidaridad entre las personas que pueden apoyar esas obras en cada localidad.

Por ejemplo, precisó, debemos desarrollar la industria local como sustento para suministrar los recursos para el completamiento de esas construcciones.

Sobre cuánto se ha perdido de la fraternidad y solidaridad en nuestra sociedad, Valdés Menéndez citó el ejemplo de las microbrigadas, que con el esfuerzo común de muchas personas erigieron parte del patrimonio habitacional del país. Tenemos que trabajar en la línea de masas, rescatar esos valores, sentenció.

Los delegados ratificaron que el ser humano y su bienestar son el centro de la obra de la Revolución, y resaltaron el valor de la guía, la ruta y la estrategia que ha legado la generación histórica de la Revolución a su relevo.

Carlos Pérez, funcionario del Ministerio de Economía y Planificación, quien integra la presidencia de la comisión, informó sobre el análisis precedente que se ha realizado sobre los documentos que se presentan al Congreso, y reconoció que los delegados de los territorios fueron muy bien preparados a los debates.

Manifestó que en esas discusiones previas se tuvieron en cuenta el 83 % de los planteamientos para hacer modificaciones al documento que se presenta a la Comisión, mientras 37 de ellos no fueron aceptados.

José Antonio Carrillo, delegado por la provincia de Mayabeque, sintetizó los conceptos históricos que se recogen en la introducción del proyecto de programa, mientras Abel Enrique González, delegado por Cienfuegos, recordó cómo con el Programa del Moncada se organizaron los sectores y el potencial productivo y económico de la nación.

Indicó que el sustento de esta comisión es mirar el futuro, y debe hacer un esfuerzo para diseñar el modelo de cómo queremos que sea nuestra sociedad.

En el punto que recoge las metas del desarrollo, Alfredo López, delegado por Pinar del Río, precisó que se debe cuantificar lo que se hace en los diferentes plazos en que están diseñados, así como las fuentes de financiamientos para ello al citar el ejemplo de la participación de las fuentes renovables de energía en el cambio de la matriz energética del país.

Ramiro Valdés, sostuvo que ese es un programa muy saludable para la economía porque genera los recursos para su desarrollo y libera al país del consumo energético convencional.

El invitado René Hernández, calificó este proceso del VII Congreso como de análisis continuo, donde conviven los análisis de las cuestiones que nos quedan por resolver y de cuánto se ha avanzado en la planificación. Estamos ante el análisis integral del plan de desarrollo donde cada uno de sus actores tiene su relevancia.

Sobre la propuesta de un delegado, de emplear la palabra democracia para calificar a nuestro socialismo, José Ramón Balaguer, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, argumentó ideas que tienen que ver con las tendencias de conceptualizar algunos sistemas políticos, pero ratificó que la democracia es nuestra, es revolucionaria, es única y no se aviene a esa corriente vergonzante que trata de modernizar el socialismo atemperándolo al modelo capitalista de Estados Unidos.

Nuestra democracia es única y tiene un solo Partido

En el principio rector que trata sobre el perfeccionamiento del sistema de defensa y seguridad nacional, el invitado Ramón Labañino Salazar, resaltó la importancia del mismo, ya que en su criterio, el acercamiento de Estados Unidos con la isla tiene un aspecto desmovilizador, y debemos mantener la prioridad de la defensa a partir de los recursos y las posibilidades con que cuenta la nación.

Un debate también provocó Labañino, al reclamar que se le dé más relevancia al tema del mantenimiento en nuestra economía, ya que no hay una cultura que garantice el sostenimiento de las obras que se terminan.

En este aspecto, Esteban Lazo acotó: Tenemos más cultura de construir que de mantener.

Respecto al principio que aborda la necesidad de alcanzar niveles de producción y comercialización agropecuaria que garanticen un alto grado de autosuficiencia alimentaria, el delegado Pedro Álvarez, del municipio de Cabaiguán, en la provincia de Sancti Spíritus, aseguró que el sector cooperativo y campesino, junto al estatal tienen que hacer un gran esfuerzo para dejar de ser materia de la crítica porque la producción ni es suficiente ni diversificada, y no satisface las necesidades de la población.

Los debates de la Comisión No. 2 continuarán durante la segunda jornada del 7mo. Congreso del Partido, y se centrará en la visión de la nación para el 2030 y sus ejes y sectores estratégicos.

Delegados al VII Congreso del PCC debaten en Comisiones. Comisión dedicada al Plan Nacional de desarrollo económico y social hasta el 2030: Propuesta de visión de la nación, ejes y sectores estratégicos. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Delegados al VII Congreso del PCC debaten en Comisiones. Comisión dedicada al Plan Nacional de desarrollo económico y social hasta el 2030: Propuesta de visión de la nación, ejes y sectores estratégicos. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Galería de imágenes

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • yyyPr dijo:

    Muy favorable que se siga promoviendo el tema de la construcción de viviendas y su mejoramiento así como el suministro de materiales de la contrucciñon,una pregunta cuando estás casas construídas por esfuerzo propio van a poder ser legalizadas?

  • EddySS dijo:

    Comparto el comentario del compañero Esteban Lazo acotó: “Tenemos más cultura de construir que de mantener”.

    Y ambas cosas andan mal, aun no sabemos como producir para mantener.

    Y diría más: tenemos que rescatar todo lo que podamos de las viejas costumbres de preservar, porque hace y hará mucho daño la tendencia moderna del mercado capitalista de consumir, llegando al absurdo “producir” la obsolescencia de forma programada para la autodestrucción, como si el planeta soportara tanta irresponsabilidad en el largo plazo.

    Debería surgir una norma que impida caer en la falacia de que es necesario destruir para desarrollarse y modernizar, sin tener en consideración la perdurabilidad de los objetos producidos, práctica muy útil a un empresario capitalista que solo le importa asegurar sus ventas; pero método ineficaz para lograr en el socialismo el incremento exponencial de las riquezas.

    No se trata de que pensemos en una prensa plana y manual, pero tampoco una impresora condenada a perecer antes de agotar su vida útil; una yuta de bueyes para el arado, pero tampoco un tractor para cinco años de vida útil sin piezas de repuesto estándar, etc.

    Ciertamente el mundo tiene la tendencia a construir para destruir falta mucho en la cultura de mantener.

    Martí sentenció que los hombres van en dos bandos: “los aman y construyen y los que odian y deshacen”. Hay que sumar el bando de los que construyen para destruir y el de los que no saben preservar y mantener.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ismael Francisco

Ismael Francisco

Fotorreportero de Cubadebate. Ha trabajado en Granma, Prensa Latina y la AIN. Ha realizado la cobertura gráfica de importantes acontecimientos políticos, deportivos y sociales en Cuba y otras partes el mundo. Posee varios premios y reconocimientos periodísticos.

Vea también