Imprimir
Inicio » Noticias, Historia  »

Publican en EEUU mapa utilizado por las tropas norteamericanas para intervenir en la guerra hispano-cubana

| 14 |

mapa estrategico copia

La Biblioteca del Congreso de EEUU ha publicado un mapa estratégico de las posiciones de los barcos de Estados Unidos y de España en 1898, utilizado por el Ejército estadounidense para intervenir en la Guerra Hispano-cubana. La leyenda dice: “Una vista panorámica de la gran lucha para liberar Cuba”.

Para los cubanos, la intervención de EEUU en la guerra por la independencia de España, virtualmente ganada por los cubanos, significó la frustración del ideal independentista de la nación caribeña.

Descargue el mapa en alta resolución aquí

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ragnar dijo:

    Un mapa bien avanzado para su época.

    • Isa: dijo:

      El problema no es el mapa sino que EEUU se hizo el bueno que venía a liberar a Cuba de España ayudando a los cubanos y lo que hicieron fue adueñarse de todo y los cubanos segúian siendo sus sirvientes.

  • Casio dijo:

    Gracias por el mapa. ¿Por qué el Instituto de Historia de Cuba no publica los suyos?

  • lolo dijo:

    y estubo tanto tiempo en secreto

  • Cadillac dijo:

    tremendo mapa, y si se nota bien avanzado como dijo ragnar, mas exacto el dibujo de los paises

  • m&m dijo:

    si tienen acceso (desde cuba directo no, tendran que usar un proxy tercero u otra vias), desde la biblioteca del congreso de eeuu pueden descargar mapas de antes de 1900 de cuba. tengo varios que descargue hace años y se los pude pasar al instituto de historia de cuba que nunca los habian visto.

  • Alsiel dijo:

    Llama la atención que no sólo aparecía PR sino también FIlipinas,a pesar del título del mapa,pudiera parecer otra cosa,no creen?

    • Carlos Gutiérrez dijo:

      No tiene porqué llamar tanto la atención ALSIEL. Recordar que Filipinas era una de las colonias españolas en ese entonces, y fué parte de lo que cambió de dueño con el tratado de paz.

  • Cuquita dijo:

    Buena pieza historiográfica….enriquece el patrimonio documental.

  • rtq dijo:

    hay que recordar siempre las palabras del che respecto al imperio….. no se le puede dar ni un tantito asi.alli siempre habran intereses de grupos anticubanos sacando trapitos fijense en la leyenda, que gran casualidad con los momentos actuales,eso puede traer confusion al pueblo estadounidense.

  • orion dijo:

    A mi entender la traduccion significa: “Mapa estrategico de nuestra gerra con España”

    • Asher dijo:

      Si te fijas bien debajo de mapa estratégico de nuestra guerra con España dice Una vista panorámica bla bla bla para liberar Cuba.
      Lo que me sorprende son los errores ortográficos en los territorios del caribe
      Porto Rico?
      San Domingo?
      Hatti?
      Y eso que solo vi el mapa por arribita.

  • leo dijo:

    Si este mapa es original…estaban escapados los cartógrafos de ésa época, tremendo nivel de precisión….

  • Orlando Calderón Frías dijo:

    Según valoraciones del historiador Oscar Loyola (1949 – 2014) en “La revolución de 1895 (1892 – 1895)”, del libro “Historia de Cuba 1492 – 1898. Formación y liberación de la Nación” (2001) la gesta organizada por José Martí con el concurso de los cubanos contó con dos contiendas que en términos de intereses y objetivos se excluyen. Es por tanto incorrecta la denominación de Guerra hispano cubana norteamericana.

    Esta denominación fue uno de los pilares de lucha de la historiografía en la década del 40 la cual hizo suya Emilio Roig de Leuchsenring (1889 – 1964) quien en el marco de los Congresos Nacionales de Historia lo propuso e inclusive se tomó como acuerdo en uno de esos Congreso. La idea era simple: se excluía a Cuba y se hacía ver que fueron los EE.UU quienes independizaron a Cuba. Esta era una de las patrióticas luchas de La República. De tales hornadas provino su libro cuba3“Cuba no debe su independencia a los Estados Unidos” (1950). Estas gestas llevaron inclusive a que fuera tomada en cuenta en la década del cincuenta y presentada a inicios de esa década por Manuel Bisbé Alberni (1906 – 1961), en ese entonces senador en el Congreso donde fue aprobada y reconocida esa contienda como guerra hispano – cubana – americana.

    No obstante el término no es realmente acertado. La guerra aunque agrupó a esas tres fuerzas no fue hispano – cubana – americana. Sus intereses y objetivos los separaban y definían irreconciliables. Con la intervención norteamericana los objetivos por los que luchaban los cubanos quedaron solo en sus aspiraciones, ni España lo quería aceptar ni los Estados Unidos luchaban por ese fin. Al no haber comunidad de intereses, fueron dos contiendas totalmente diferentes: la de los cubanos con los españoles por la independencia de Cuba y la de los norteamericanos con España, auxiliados por los cubanos para apropiarse de la isla. Aquella era de liberación nacional y esta última de ocupación y anexión. No fue con la ocupación sino, como bien dice cubadebate; con la intervención norteamericana que los sueños independistas se frustraron. Es por eso que uno de los discípulos de Marx; V I. Lenin (1870 – 1924) no se equivocaba al expresar que: la intervención de los Estados Unidos en Cuba, Puerto Rico y las Filipinas era una, la primera de la época moderna; Guerra Imperialista.

    La historia llena de definiciones se mueve y en ocasiones revela ser lo que hasta ese momento no considerábamos que fuera. Nunca será error del maestro que dijo, sino debilidad del discípulo, no atemperar el hecho, fenómeno y proceso a su tiempo y a las nuevas fuentes. OC

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también