Inicio » Noticias, Política  »

Encuestas prevén un triunfo contundente de Trump por el lado de los republicanos

1 marzo 2016 | 21 |
Este martes los aspirantes republicanos y demócratas buscarán afianzarse en la carrera por la candidatura presidencial. Del lado republicano Donald Trump va a la cabeza, pero Ted Cruz y Marco Rubio (segunda y tercera imagen) aún tienen esperanzas. Por los demócratas, Hillary Clinton busca consolidar su condición de favorita frente a la sorpresiva precampaña de Bernie Sanders. Foto: AP y AFP.

Este martes los aspirantes republicanos y demócratas buscarán afianzarse en la carrera por la candidatura presidencial. Del lado republicano Donald Trump va a la cabeza, pero Ted Cruz y Marco Rubio (segunda y tercera imagen) aún tienen esperanzas. Por los demócratas, Hillary Clinton busca consolidar su condición de favorita frente a la sorpresiva precampaña de Bernie Sanders. Foto: AP y AFP.

Las cúpulas de los dos partidos nacionales enfrentan con preocupación las contiendas en 11 estados en juego este supermartes, donde un triunfo contundente de Donald Trump podría sellar el destino alarmante del Partido Republicano, y donde Hillary Clinton buscará, prácticamente, anular la campaña insurgente del socialista democrático Bernie Sanders, que se ha atrevido a retar la corona de la reina del Partido Demócrata.

Trump, en los últimos sondeos, es pronosticado ganador en la mayoría de los 11 estados en juego en este maratón, mientras sus dos contrincantes principales –los senadores Marco Rubio y Ted Cruz– buscarán, por lo menos, triunfar en un estado y mantener lo más cerrado posible el margen entre ellos y el multimillonario populista derechista.

Por el lado demócrata, Clinton goza de amplia ventaja en los principales estados en juego en el sur y desea un triunfo suficientemente aplastante como para intentar destruir de manera contundente el desafío inesperado de Sanders.

Los estados que realizarán contiendas electorales para otorgar delegados a los precandidatos son: Massachusetts, Minnesota, Virginia, Tenesi, Alabama, Georgia, Texas, Arkansas, Colorado, Oklahoma y Vermont. En Alaska compiten sólo los republicanos (los demócratas lo harán en ese estado el 26 de marzo).

El multimillonario

Muchos dentro y fuera de la cúpula republicana empiezan a concluir que es demasiado tarde para frenar el tren de Trump, sobre todo si se impone este martes. Mientras supremacistas blancos aquí y en Europa se proclaman por él, Trump ha logrado ampliar su base de apoyo entre la filas republicanas según las últimas encuestas (la más reciente a nivel nacional, de CNN, lo tiene ganando con 49 por ciento, seguido por Rubio con 16 por ciento y Cruz con 15) y con ello desmoronar el control de la cúpula republicana.

A finales de la semana pasada, una figura de la cúpula, el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, hasta hace poco precandidato presidencial republicano, anunció su respaldo a Trump y lo acompañó a varios actos masivos de campaña. Esto fue considerado casi vil oportunismo y casi traición por algunos en el partido.

Poco después, Jeff Sessions, uno de los senadores republicanos veteranos y promotor de las iniciativas antimigrantes más extremas, también proclamó su apoyo para el multimillonario. Se espera que habrá más figuras de la cúpula republicana que de repente apostarán por el insurgente.

Marco Rubio, la última esperanza de la cúpula, ha decidido cambiar de estrategia para enfrentar a Trump con las mismas tácticas del magnate –insultos y descalificaciones– y promover un movimiento anti Trump en las filas republicanas. Todos esperan que funcione, pero es difícil ganarle al maestro en su propio terreno.

A la vez, Cruz está apostando a que ganará en su estado, Texas, y que con ello mantendrá viable su campaña. También se apuesta a que estados grandes como Florida y Ohio, que realizarán sus contiendas a mediados de marzo, ofrecerán más oportunidades a Rubio y John Kasich para obstaculizar el paso a Trump.

Pero cada vez más analistas consideran que Trump llegará como el ganador del proceso interno a la convención nacional en julio, y que será ahí donde tal vez se detonará una última batalla para evitar su coronación, pero que eso podría provocar una crisis tal vez mortal para el partido.

El socialista democrático

La estrategia de Clinton depende en gran medida de su apoyo entre las minorías, sobre todo los afroestadunidenses en los estados sureños. Su triunfo aplastante en Carolina del Sur el sábado pasado fue comprobación de ello. Sin embargo, la semana pasada se fragmentó su monopolio sobre los latinos en el concurso en Nevada, en gran medida por la preferencia de los jóvenes por Sanders.

Por ello, muchos estarán observando qué pasa con este sector en Texas, Colorado y, en grado menor, en Virginia y Georgia, donde se verá de nuevo el papel de los latinos para determinar la contienda en esos estados entre los dos demócratas.

Clinton busca imponerse de manera definitiva sobre Sanders con múltiples triunfos este martes y así presentarse como la inevitable candidata demócrata a la presidencia. Sin embargo, se calcula que no ganará todo: Sanders probablemente triunfará en su estado, Vermont, tal vez el colindante Massachusetts y tiene muy buenas perspectivas en Colorado.

Sanders continúa generando un apoyo entusiasta con su mensaje de una revolución política, alimentado sobre todo por los jóvenes, que han sido parte clave de su sorpresa después de que casi todos los expertos inicialmente descartaron sus posibilidades en esta contienda.

Un estratega y analista electoral veterano comentó a La Jornada que Sanders también es diferente en otro aspecto: su base de donantes. Rompiendo todos los récords, más de 1.2 millones de individuos han aportado múltiples donaciones de sólo 27 dólares en promedio. Sanders ha recaudado casi 40 millones más sólo en febrero, logrando competir directamente con el poderoso aparato de Clinton, apoyado en gran medida por grandes intereses adinerados.

Los candidatos suelen suspender sus campañas no por derrotas electorales, sino cuando sus principales donantes les informan que ya no están dispuestos a dar más. En el caso de Sanders esto no es factor; por lo tanto, continuará en la contienda un buen tiempo más, suceda lo que suceda este martes.

Este fin de semana la representante y veterana militar de Iraq Tulsi Gabbard renunció a su puesto de vicepresidenta del Comité Nacional Demócrata –el órgano cupular del partido– para pronunciarse a favor de Sanders. El ex secretario de Trabajo de Bill Clinton y reconocido analista e intelectual público Robert Reich también se sumó a Sanders. Y Adam McKay, el guionista de The Big Short, al ganar el Óscar pidió al público de cientos de millones que dejaran de votar por candidatos que aceptan fondos de las grandes empresas, sobre todo las financieras, sin mencionar nombres, pero el único precandidato que no lo hace ahora es Sanders.

Frenen a Trump, clamor entre cúpulas política y mediática de EU

Las cúpulas de los dos partidos tradicionales en Estados Unidos han encendido alarmas ante el inesperado éxito de precandidatos insurgentes que hacen pensar a analistas y observadores si este proceso electoral marcará el fin del sistema bipartidista en el país. En la imagen, Donald Trump, del lado republicano, captado en Las Vegas, y Bernie Sanders (a la derecha), del bando demócrata, en Oklahoma. Foto: AFP y AP

Las cúpulas de los dos partidos tradicionales en Estados Unidos han encendido alarmas ante el inesperado éxito de precandidatos insurgentes que hacen pensar a analistas y observadores si este proceso electoral marcará el fin del sistema bipartidista en el país. En la imagen, Donald Trump, del lado republicano, captado en Las Vegas, y Bernie Sanders (a la derecha), del bando demócrata, en Oklahoma. Foto: AFP y AP

Frenen a Trump, es el clamor entre cúpulas políticas y mediáticas que afirman que el multimillonario es un Frankenstein que está por destruir a su creador, el Partido Republicano, mientras del lado demócrata crecientes interrogantes sobre la viabilidad a largo plazo de Hillary Clinton, bajo sombras de investigaciones federales y falta de entusiasmo entre sus bases, están generando alarma.

Cada vez más analistas y observadores preguntan si este proceso electoral marca el fin del sistema bipartidista actual, ante la inesperada ola de apoyo a dos precandidatos insurgentes –Trump por lado republicano y Bernie Sanders por el demócrata– que coinciden en general en calificar al stablishment político de corrupto, ineficaz, obediente a unos cuantos intereses, y fuera de sintonía con el sentir popular (ver).

Líderes republicanos, tienen que hacer todo en su poder para frenar a Trump, es la cabeza urgente del editorial del Washington Post ayer. Advierte que “lo impensable empieza a verse como lo inevitable: en la ausencia de un esfuerzo extraordinario de gente que entiende la amenaza que representa, es probable que Donald Trump será nominado candidato presidencial del Partido Republicano… La historia no verá de manera amable a los líderes republicanos que fracasan en hacer todo en su poder para evitar que un bully demagogo sea su abanderado”.

Robert Kagan, de la destacada Brookings Institution, señala en su columna en el Post que Trump no es alguien que amenace a la cúpula partidaria desde fuera, sino que es creación del partido, su monstruo Frankenstein, llevado a la vida por el partido, alimentado por el partido y ahora suficientemente fuerte como para destruir a su creador.

Algunos ya se atreven a pronosticar la caída del partido ante este fenómeno.
Con sus tres triunfos en fila y las encuestas que muestran que mantiene amplia ventaja a nivel nacional, así como en las próximas contiendas estatales, sus cuatro contrincantes, la cúpula y opositores de todo tipo –liberales, afroestadunidenses, inmigrantes, musulmanes y más, asustados por quien algunos califican de fascistoide– están obsesionados sobre cómo descarrilar a Trump para evitar su coronación como candidato presidencial del partido.

Los senadores Marco Rubio y Ted Cruz batallan para presentarse como única alternativa ante el fenómeno Trump. Rubio, ahora favorito de la cúpula tras la salida de Jeb Bush, está apostando a que en marzo ganará Florida, su estado, y empezará a acumular mayor ímpetu.

Por su lado, Cruz tiene una estrategia parecida al suponer que ganará su estado (Texas) y de ahí empezar a cobrar fuerza.

El gobernador John Kasich también se postula como opción para la cúpula, si es que logra ganar su estado (Ohio). Pero estos tres no están seguros de poder ganar en sus casas ante el fenómeno Trump. El neurocirujano Ben Carson, pues, ya nadie entiende por qué sigue en la carrera.

Algunos veteranos estrategas republicanos consideran que los contrincantes tienen sólo hasta el 15 de marzo para descarrilar a Trump, pero por ahora fragmentan entre ellos lo que podría llamarse el voto antiTrump.

Sólo 5 por ciento de los delegados se han otorgado hasta la fecha, pero en las próximas tres semanas todo se acelera: en el supermartes este 1º de marzo están en juego 595 delegados, y 368 más en otras contiendas estatales antes del 12 de marzo. Mientras tanto, después del 15 de marzo las reglas cambian y, en lugar de otorgar delegados de manera proporcional, el ganador de cada contienda se lleva todos los delegados de ese estado. Se requiere de mil 237 delegados para ganar la corona republicana.

El otro cuartel

Aunque todo indica que Clinton ganará no sólo la próxima contienda entre los dos precandidatos demócratas el próximo sábado en Carolina del Sur, sino la mayoría de los 11 estados en juego en el supermartes el 1º de marzo, hay más preocupación que júbilo en sus cuarteles.

Continúan por lo menos tres investigaciones federales sobre el manejo del sistema de correo electrónico privado empleado por Clinton durante su desempeño como secretaria de Estado, asunto que siempre está al borde de volverse una pesadilla que podría dañar seriamente su candidatura, y a la cúpula de su partido.

Mientras tanto, aunque goza de casi un monopolio sobre el voto afroestadunidense, se abren grietas en ese apoyo. El miércoles, Ashley Williams, activista afroestadunidense de Charlotte, Carolina del Sur, interrumpió a Clinton en un acto privado de recaudación de fondos y le exigió una disculpa por su defensa de políticas promulgadas por el presidente Bill Clinton en los 90 que aceleraron el encarcelamiento de jóvenes negros. Williams dijo que su propósito era obligar a Clinton a abordar su papel en el pasado por su apoyo a la encarcelacion masiva y el daño que ha hecho a las comunidades negras.

A pesar de contar con la mayoría del liderazgo tradicional afroestadunidense, cada día hay más cuestionamiento sobre su carrera y posiciones anteriores y sus consecuencias para ese sector. Algunos de los artistas e intelectuales afroestadunidenses –entre ellos Spike Lee, Cornel West, Ta-Nehisi Coates, Michelle Alexander– se están expresando contra ella, y muchos se están declarando a favor de Sanders.

Por su parte, Sanders sigue apostando a que los jóvenes responderán a su llamado a una revolución política y su mensaje central de que se tiene que derrocar a la oligarquía del 1 por ciento que ahora controla la democracia en este país. Parte de su estrategia es romper, justo con los jóvenes, lo que antes se veía como el monopolio de Clinton sobre los sectores claves del partido, las bases latinas, afroestadunidenses así como las bases sindicales.

Noam Chomsky comentó recientemente que el fenómeno de Trump se explica en parte por el temor, junto con un desmoronamiento de la sociedad durante el periodo neoliberal. La gente se siente aislada, desprotegida, víctima de fuerzas poderosas que no entienden y sobre las cuales no influyen. En los años 30, afirmó en entrevista con Alternet, la pobreza y el sufrimiento eran mayores que hoy, pero había un sentido de esperanza que está ausente hoy día.

Sobre Sanders opinó que es un demócrata honesto del New Deal y que “el hecho de que sea considerado ‘extremo’ es un comentario sobre el giro hacia la derecha de todo el espectro político durante el periodo neoliberal”.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • jose luis dijo:

    interesante la contienda electoral en estados unidos, es increible la maquinaria propagandistica que se desata, veremos nuevamente a los republicanos en la casa blanca despues de dos gestiones nefastas de bush?? o la dinastia clinton volvera a tomar la white house?? esto solo es el comienzo de un año revulsivo en estados unidos, que esperemos no afecte las nuevas relaciones

  • Fox dijo:

    Exelente articulo, propio de brocks, pero mi humilde observacion es que Sander no le ganara a la clinton, a sido digno de admiración su remontada, pero esta años luz de la mujer. Pero H. Clinton no le ganara a trump. De marco rubio ni hablar, es un monigote. realmente Trump es lo que quieren los americanos. Trump ganará y eso lo saben todos los analistas.

    • emilio dijo:

      Fox pienso que Trump gane solo si Sanders es el candidato demócrata. Todos sabemos que Sanders es un representante “light” del capitalismo aunque él diga lo contrario, pero a los ojos del electorado pasa a ser tan comunista que es una amenaza para el sistema económico que impera en USA y eso llevará a que Trump sea elegido presidente, pero si la candidata es Hillary como todo parece indicar (a pesar de las encuentas y los analistas) veo difícil que el del peluquín llegue al salón oval.

      Gracias por publicarme. Saludos a todos

  • Rey Oliva dijo:

    El nuevo presidente podría llamarse Millones Trump!

  • maikelm dijo:

    Muy buen análisis este que se presenta en el artículo. Yo quisiera que Sanders ganara no solo el partido, sino las elecciones precidenciales.

  • Orlando Prieto dijo:

    jeje no hay que correr ciertamente Trump la ha tenido facil con los dos papagayos que le tocaron por contendientes gente que baso su campaña electoral en el extremismo contra su propia nacion, definitivamente son unos suicidas políticos,por su partido no tendra problema en imponerse pero del lado de la seriedad,la experiencia y la buena estrategia estan Hilary y Sanders,este último sin muchas posibilidades en las postrimerias contra una Clinton que se ha ganado la mayoria de la clase media y afroamericana asi que apelando al buen juicio del pueblo norteamericano y a las palabras de Obama de que Trump solo seria presidente de EU en una comedia ,creo que USA esta preparado para su primera presidenta mujer.

    • maikelm dijo:

      Si fuera por buen juicio hubiesen preferido a Sanders, que no es un comunista como dicen algunos. Pero no hay que confiar, muchos decian que Trump era un payaso, que imposible que ganara la nominación rupublica y ahí está. Las campañas en USA son una incognita, si Trump termina siendo el representante republicano pues cuidado, que aunque Hillary domine las encuestas las cosas pueden cambiar y mucho. Nadie daba un centavo por Obama por ser negro y terminó ganando, no cabía en la cabeza de nadie un católico y lo fue Kennedy,…, hay muchos mas ejemplos. No crean que el candidato demócrata lo tendrá fácil ante Trump. Cuidado !!!

  • Al Pan ,pan dijo:

    El país va de extremo a extremo así es el pueblo norteamericano ,Obama fue al extremo izquierda y ya no lo soportaban más ,ahora Quieren a Trump el cálculo es así Obama= Trump , demasiado débil . Esa es la mente del estadounidense …

  • Earendil dijo:

    Trump solo vence porque los otros dos candidatos son de origen latino, y sabemos que los republicanos preferirian a un bufon en ala oeste que a alguien que no sea un wasp, entre Sanders y Clinton cualquiera seria mejor alternativa que el fachas a la presidencia pero es preocupante que haya pugna en el partido. Solo espero que el que resulte perdedor “apoye” claramente al ganador y asi le ceda sus votantes en las presidenciales. Porque un mandato de Trump en la presidencia de los EEUU no hay mundo que lo resista.

    • maikelm dijo:

      Siguiendo su teoría de los latinos, por qué Trump le ha ganado a Bush y a John Kasich ???

  • Lisandrita dijo:

    Estoy de acuerdo con los comentarios aquí expuestos, pero como no cuesta nada so;ar: ojalá ganara la presidencia Sanders!!!! Ese viejito inteligente, agradable y radical, es la punta del cambio que quisiera yo para los Estados Unidos, sólo que se encuentra en el momento histórico equivocado, creo que dentro de unos a;os, un candidato como él, y más jóven, tendré muchas posibilidades.

  • Lennon dijo:

    John Kasich es el mejor candidato de todos,(incluyendo a Clinton)

    Pero no debe quedarle mucho en la contienda,,,,,Trump no acepta dinero de ningun superpack que exija algo en retorno.

    Trump sera el nominado Republicano y estara contra Clinton en Noviembre,,,,,,

    Me imagino que Trump le tirara’ a Clinton con todo,,,,,,,estoy seguro que en medio de un debate le va a mencionar a Monica

    Con Trump no existe golpe bajo,,,,,,el se tira para donde quiera,,,,,la calle o el fango…..!!!!

  • franklin dijo:

    como deceo que gane las elecciones la hillary,es mucho mas equilibrada que los demas candidatos que aspiran a la presidencia,tambien creo que en caso de ganar trump y fuera el presidente del pais mas poderoso del mundo no haria todo lo que dice ,el solo no gobernaria en los estados unidos, ahi existe un congreso y todo presidente tiene un consejero que es el asesor, que no dejaria que un presidente haga lo que le venga en gana,ademas en ultima opcion esta la fuerza armada ,que no le va a permitir hacer lo que le de la gana,en el caso de marcos rubio ,no se que decir,este es un estupido que esta ahi para contentar a la ilianana y los otros ultraderechistas cubanos ue quieren seguir ganando dinero a costra de un pueblo humilde y trabajador que es el pueblo cubano,ellos odian a l pueblo de cduba en general,si ellos quisieran lo mejor para el pueblo de cuba dejarian que obama eliminara el bloqueo,pero no ellos quieren hundir al pueblo de cuba para seguir ganando dinero a costa del sufrimiento del pueblo de cuba,les pido a los norteramericanos de buen corazon que voten por el mas humilde,todos los seres humanos somos hechos por Dios ,todos somos hermanos,el pueblo de cubaansia vivir mejor,voten por el que quiera la paz y el bienestar del mundo no solo de los cubanos

    • Ôrlando Prieto dijo:

      franklin je je totalmente de acuerdo contigo excepto por lo de Trump ese es un monigote que solo trata de demostrar que con dinero en EUA se puede hacer lo que se quiera incluso llegar a la casa blanca pero no tiene dones de dirección ni para dirigir un gallinero y la forma de dirigirse a los demás candidatos y los temas que trata son prueba de ello ya lo dijiste Clinton es mas equilibrada mucho mas, ella y Sanders levantan la moral de esta candidatura los demás son una vergüenza por una u otra razón

  • franklin dijo:

    les pido disculpa a los foristas por repetir tanto ,el pueblo de cuba, es que despues de escribir en el espacio que me dan para el comentario ,ya no veo que pongo ,es un espacio pequeño,ademas me estaban dando conversacion en el palacio de computacion de donde escribo,de todas maneras espero que disfruten mi comentario medio loco,ja,ja

  • el de hoy dijo:

    trump no es tan reaccionario como Rubio a las relaciones con Cuba

  • Ôrlando Prieto dijo:

    al pan pan creo que eres demasiado superficial crees que los únicos inteligentes en el continente somos nosotros

  • lili dijo:

    A pesar de las declaraciones que hizo el año pasado Trump con respecto a los mexicanos creo q es la mejor opcion porque Marcos Rubio no es para nada bueno

  • Joel dijo:

    …Dios nos coja confesa’o,,,con ese anormal en la Casa Blanca,,

  • Jose Garcia Parrales dijo:

    El imperialismo norteamericano quiere es fomentar el capitalismo rapaz, inmisericorde, de guerra y muerte a la juventud cubana, hijos dignos de una generación antimperialista, solidaria, que enfrento al enemigo imperialista enemigo que espera solo instante para hacerles vivir el capitalismo opresor, mi ánimo no es polemizar, sinceramente lo hago por recordar para luego no arrepentirnos de esta generación no tanto de las malas acciones de gente perversa, sino del pasmoso silencio de la gente buena, que somos mucho más, que vivimos en este oprobioso capitalismo explotador luchamos contra el imperio y los medios de comunicación alienantes. Viva Cuba con Fidel.

  • CARLOS GOMEZ VAZQUEZ dijo:

    ESPERO QUE NO GANE TRUMP. SI LO LLEGA HACER LO LAMENTABLE ES QUE CHAPLIN YA MURIO Y NO PODRA HACER LA SEGUNDA VERSION DEL GRAN DICTADOR.

  • Mostrando 20 de 21 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

David Brooks

David Brooks

Periodista mexicano, corresponsal del diario La Jornada en los Estados Unidos.

Vea también