Inicio » Noticias, Política  »

Unión Europea intentará evitar la salida de Reino Unido del bloque regional

18 febrero 2016 | 1 |

El Primer Ministro británico, David Cameron. Foto tomada de La Vanguardia

El Presidente de la Unión Europea, el polaco Donald Tusk, presentó a inicios de este mes, una propuesta para renegociar las relaciones entre Reino Unido y el resto de los socios del organismo, y lograr así que este país siga siendo miembro del bloque comunitario del viejo continente.

Según el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, las concesiones que serán discutidas son “justas para el Reino Unido y justas para los otros veintisiete Estados miembros”, aunque las últimas negociaciones no dan por seguro que los líderes logren cerrar un acuerdo en las próximas 48 horas.

No sólo hay dudas del lado británico, sino de otros países miembros del organismo.

De hecho, Tusk afirmó hoy que “no hay garantías aún” de que los veintisiete socios comunitarios y el Reino Unido llegarán a un acuerdo que permita a ese país permanecer en la UE, tras las consultas que ha efectuado en las últimas horas.

“Después de mis consultas en las últimas horas, tengo que decir francamente: no hay ninguna garantía aún de que alcanzaremos un acuerdo”, señaló el político polaco en su carta de invitación a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, de cara a la cumbre europea de dos días que comenzará mañana en Bruselas.

“Diferimos en algunos aspectos políticos y soy plenamente consciente de que será difícil superarlos”, recalcó Tusk, quien instó a todos los líderes a “permanecer constructivos” en las negociaciones con el primer ministro británico, David Cameron.

El conservador Cameron, que prometió durante la última campaña que terminó con su reelección que convocaría a un referendo sobre la permanencia del Reino Unido en el bloque comunitario el próximo junio, ha señalado que a su juicio el plan Tusk ofrece al Reino Unido “lo mejor de ambos mundos”.

Según Cameron, le concede acceso al mercado único a pesar de estar fuera del euro y le da voz en la mesa del Consejo Europeo, al tiempo que le permite continuar fuera de la moneda única y del territorio libre de fronteras de Schengen, al acuerdo por el que varios países de Europa han suprimido los controles en las fronteras interiores.

La propuesta de Tusk ofrece también una posible solución al tema más polémico de los reclamos británicas, el relativo a inmigración, al contemplar el “freno” de emergencia a los beneficios sociales de trabajadores comunitarios en el Reino Unido que Londres quiere incluir, uno de los más complejos de las negociaciones.

Las propuestas de Tusk para hacer frente a las cuatro principales demandas de Cameron están centradas en materia económica, de competitividad, soberanía, beneficios sociales, y la libre circulación.

En materia económica, Tusk propone garantizar el respeto mutuo entre los Estados miembros que quieren avanzar en la profundización de la unión económica y monetaria (UEM) y los que son reticentes, como el Reino Unido.

Para ello el documento incluye la posibilidad de que uno o varios de los países de fuera de la eurozona puedan indicar su oposición razonada a una medida legislativa, que sería discutida por el Consejo en caso de conseguir una mayoría cualificada.

En la propuesta se aclara además que los países fuera de la zona euro o que no participan en la unión bancaria no tendrán ninguna responsabilidad presupuestaria y serán soberanos para asumir medidas como la supervisión o liquidación de bancos y de mercados, con excepción de las que obliguen a nivel de toda la UE.

Sobre los beneficios sociales y el libre movimiento el plan Tusk ofrece a Cameron que las personas que trabajen en el Reino Unido, pero cuyos hijos vivan en otro país miembro, puedan recibir una cantidad indexada al coste que supone criarlo en el lugar de residencia.

El texto también aborda el punto más difícil de aceptar para la poderosa ala euroescéptica de los “tories”, el relativo a la inmigración, que consiste en establecer un “freno de emergencia” a los servicios sociales para los ciudadanos comunitarios, quienes deberán residir cuatro años en este país antes de acceder a ellos.

Para activar ese mecanismo, Londres tiene que demostrar que sus servicios públicos, como escuelas y hospitales, sufren una carga imposible de asumir por el aumento de la inmigración.

En cuanto a la competitividad, se establece el compromiso de la UE para fortalecer el mercado interior y adaptarlo al entorno cambiante. A su vez, las instituciones comunitarias y los países miembros se comprometen a mejorar la regulación, lo que pasa por rebajar la carga administrativa y los costes de cumplimiento para las empresas, especialmente las pymes.

La soberanía es otra de las demandas que Cameron ha planteado a Bruselas.

En el documento de Tusk se reconoce que el Reino Unido “no está comprometido con una mayor integración política dentro de la UE” y se admite la potestad de los estados miembros para decidir si la actuación de la UE se traduce en mayores beneficios para el ciudadano que la actuación a escala nacional.

El primer ministro británico realizó hoy desde Downing Street una última ronda de llamadas a líderes europeos, en vísperas de la cumbre de Bruselas, donde confía en obtener la aprobación al borrador de reformas del bloque comunitario.

Su objetivo en la cumbre es sellar un compromiso que satisfaga las demandas de Londres para modificar su relación con Bruselas, lo que le permitiría hacer campaña por el “sí” en el referendo sobre la permanencia del Reino Unido en la UE.

Según la BBC, la mayoría de funcionarios europeos confía en que habrá consenso y, de ser así, este mismo viernes podría saberse la fecha del plebiscito británico, que fue prometido inicialmente para antes de fines de 2017 pero que, según los medios, podría celebrarse el próximo 23 de junio.

Independientemente del resultado, el primer ministro deberá lidiar en el seno de su partido con un número creciente de diputados euroescépticos que, según señala hoy The Guardian, comenzarán a manifestarse a favor del “Brexit”, como la prensa denomina a la salida de la UE.

(Tomado de Diario Jornada)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • El guajiro dijo:

    Está visto lo que es el poder de la riqueza. Mire usted como han hecho de todo para que Inglatera no salga de esa unión, porque es poderosa política, económica y militarmente, mientras que a Grecia les daba lo mismo o casi lo mismo que saliera o se quedara, es verda es que con los ingleses han hecho todo tipò de consesiones, pero a los griegos casi los han ultrajado…valga la democracia.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también