Imprimir
Inicio » Noticias, Historia  »

La Academia Naval de la República de Cuba cumple cien años

En este artículo: Cuba, Estados Unidos, Historia, Marina
| 15 |
Academia Naval. Loma Vigía, Mariel.

Academia Naval. Loma Vigía, Mariel.

Por José Luis Cuza Téllez de Girón*

El 28 de enero de 1916, en ocasión del 63 aniversario del nacimiento del Héroe Nacional de Cuba, José Martí, fue firmado el Decreto creando la Academia Naval de la Republica de Cuba. Se instaló en el Castillo de Rubens, en lo alto de la colina La Vigía, en la bahía del Mariel, provincia de Pinar del Río.

El Castillo de Rubens fue construido por el abogado norteamericano Horacio Rubens entre l905 y 1908 con la idea de dedicarlo al juego y la recreación, siendo este proyecto desaprobado por el gobierno del presidente Alfredo Zayas.

Por recomendación del entonces jefe de la Marina de Guerra, Capitán de Navío Julio Morales Coello, el gobierno del presidente Mario García Menocal confiscó el edificio, indemnizó al Dr. Rubens y se constituyó en él la Academia Naval con la misión de capacitar oficiales para la Marina de Guerra y la Marina Mercante Nacional, creada ya en 1909.

No fue hasta el 10 de octubre de 1916, luego de los trabajos del acondicionamiento del inmueble y los terrenos aledaños realizados por la tripulación del Crucero Cuba, que la institución docente quedó inaugurada con la presencia del Secretario de Gobernación Aureliano Hevia. Ese día inicio sus estudios la primera promoción de la Marina de Guerra con dos especialidades: Cubierta y Máquinas.

Desde esa fecha hasta el triunfo de la Revolución, el 1ro de enero de 1959, en la Academia Naval, independientemente de ser un centro de estudios de prestigio en el país y aspiración de buena parte de la juventud cubana, su dirigencia se esmeraba en formar oficiales al servicio de la clase dominante y que respondieran a los intereses de los gobiernos de turno. Los cursos de especialidades, como eran los de artillería, comunicaciones, lucha antisubmarina, aseguramientos, aviación naval y otros, eran recibidos en los Estados Unidos de América.

Durante esos años la Marina Mercante Nacional no tuvo gran desarrollo, por lo que sus promociones fueron más reducidas que las de Guerra.

A pesar de las intenciones de los gobiernos neocoloniales, muchos fueron los graduados de la Academia Naval que se solidarizaron con las justas aspiraciones de libertad y soberanía del pueblo cubano. Ahí están los ejemplos de Jorge Agostini Villasaña, Dionisio San Román Toledo, Dímas Martínez Padilla, Otto Barroso de la Cruz, y otros más que se sumaron a la lucha contra la dictadura de Batista y ofrendaron sus vidas, así como quienes sufrieron prisión y fueron fieles toda su vida a la causa revolucionaria como Gastón Fernández Supervielle, Manuel Castiñeiras, Orlando Fernández Saborit, Andrés González Lines, Jorge Caiñas Sierra, Hermes Carballo Trujillo, Rolando Díaz Aztaraín, Emigdio Báez Vigo, Isidro Contreras Pérez, Tirso Virgos García, José Manuel Pírez Álvarez, Román Álvarez Rodríguez, José Monteagudo Fernández entre otros.

Otros como el Alférez de Navío Mario Ramírez Delgado durante la Segunda Guerra Mundial, cuando realizaba un servicio de escolta a buques mercantes cubanos al Norte de Las Villas hundió un submarino alemán al norte de la bahía de Cádiz. La tripulación del Caza submarinos 13 fue condecorada por el Congreso de los Estados Unidos, ya que el submarino U- 176 hundido era uno de los más modernos y poderosos de la Marina nazi.

Graduados de la Academia Naval fueron los oficiales de los buques mercantes cubanos hundidos por los submarinos nazis en el Mar Caribe.

Uno de sus puntos del Programa del Moncada fue el desarrollo de las flotas del archipiélago cubano. Por ello, en los años iniciales del período revolucionario el Comandante Fidel Castro Ruz se dirigió a los becados de estudios universitarios en busca de jóvenes con nivel de bachillerato para ingresar en la Academia Naval y así desarrollar una gran Marina Mercante, denominada Flota Mambisa. También se enviaron jóvenes a la Unión Soviética para preparase en el empleo de los buques antisubmarinos, torpederos y coheteriles adquiridos para la defensa de la patria en revolución amenazada por el gobierno imperialista de los Estados Unidos.

La necesidad del fortalecimiento de la capacidad defensiva del país así como la creación del Ministerio de la Marina Mercante y Puertos, del Ministerios de la Pesca para propiciar el desarrollo de las flotas de guerra, mercante, de la pesca y de las tropas de guardafronteras, motivaron la necesidad de crear una Academia Naval de mayores dimensiones , con capacidad para un número mayor de alumnos y todas las especialidades de los buques, por lo que en 1976 se inició la construcción de una nueva Academia Naval en la orilla oeste del río Santa Ana, Municipio de Bauta, en la periferia de La Habana con una capacidad de 3 000 alumnos.

Además de esas razones estaba el hecho de que, tras el triunfo de la Revolución, la bahía del Mariel había experimentado un gran desarrollo y como parte del mismo se había construido un extenso muelle para recibir contenedores y un astillero para buques pesqueros en áreas aledañas a la que ocupaba la casa de botes de la Academia Naval impidiendo su buen funcionamiento. También se construyó otra y mayor fábrica de cemento cuya materia prima es obtenida en yacimientos situados en los accesos a las tierras cercanas a la colina La Vigía donde estaba situada la Academia. Las explosiones producidas por estos trabajos de extracción fueron causa de que, a finales de la década del 60, se produjera un peligroso desplazamiento de rocas que quebró la larga y bella escalera de la Academia y que además averió las tuberías de agua y albañales originando la necesidad de abandonar las edificaciones inauguradas aquel 28 de enero de 1916.

En 1978 el Consejo de Estado promulgó el Decreto Ley No. 14 de 1978 en el que se declaró a la Academia Naval como Centro de Enseñanza Superior para la formación de ingenieros de las distintas especialidades para la Marina de Guerra, Marina Mercante y la Marina de Pesca nacionales. Esto originó un intenso trabajo científico del claustro de profesores de la institución docente para elaborar los programas de estudio y textos necesarios para impartir la enseñanza de nivel superior.

La última promoción de graduados de nivel Medio tuvo lugar en 1980 y la primera promoción de ingenieros se graduó en junio de 1981 (103 ingenieros: 52 de la Marina Mercante y 51 de la Marina de Guerra Revolucionaria).

A lo largo de estos 100 años de vida la Academia Naval ha cumplido a cabalidad con los objetivos para la que fue creada. No sólo ha desarrollado un trabajo docente educativo de alta calidad, pues sus graduados han sido capaces de cumplir sus tareas en los buques de las distintas flotas, sino que, por su alta calificación muchos de ellos se desempeñan con eficiencia en talleres, fábricas e instituciones de Nivel Superior, tales como universidades y centros de investigación.

El nivel científico y metodológico de la institución la hizo merecedora de que en la década del 80 la Organización Marítima Internacional de las Naciones Unidades le propusiera a Cuba, que la Academia Naval fuera filial de la Academia Marítima Mundial, radicada en Suecia, para titular a los marinos de todos los países de habla hispana. En esos años la Academia Naval integró el Consejo Científico Superior del país para impartir las Maestrías y Doctorados sobre la Técnica naval.

La práctica de los deportes y la cultura en la Academia Naval siempre han gozado de mucho prestigio entre los Centros de Educación Superior del país.

En los años 80 se realizo la incorporación de alumnas a cursar estudios en la Academia Naval. Hoy muchas de ellas son comandantes y especialistas de las unidades de combate de la MGR.

En la década el 90 las flotas cubanas se redujeron, por lo no fue necesario tener una Academia Naval tan grande y la institución fue trasladada para edificios acondicionados dentro de la Academia de las FAR “General Máximo Gómez Báez” en el litoral este de La Habana.

La gran calidad del claustro de profesores y del personal de aseguramiento y de apoyo al sistema docente -.educativo que ha tenido siempre la Academia Naval le ha permitido ser merecedora de reconocimientos, tanto de los mandos militares como de las organizaciones civiles del país. Por ello, ha sido Vanguardia Nacional en varias ocasiones.

El 16 de octubre del 2014, en el 55 aniversario de la creación de la Academia Naval de la Marina de Guerra Revolucionaria, la institución recibió de manos del General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, la Orden “Antonio Maceo”, reconocimiento que solo reciben las más prestigiosas instituciones militares de la República de Cuba.

Academia Naval, Playa Baracoa.

Academia Naval, Playa Baracoa.

*Contralmirante (R). Jefe de la Academia Naval de la MGR de 1979 a 1984.

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Henry. dijo:

    Nuestra felicitacion a los guardianes de nuestros mares

  • tata dijo:

    En la Academia original trabajó mi padre, como asistente del entonces director, teniente Federico Ardois y Rugero, desde 1927 hasta 1933.

  • Rei_Barça dijo:

    Saludos a mi amigo Idelvis Cruz Alfonso, quien estudio y luego fungio como profesor en dicha Academia Naval….FELICIDADES mi amigo…

  • sergio dijo:

    muchas felicidades, tuve el argullo de haber estudiado en esa gran escuela que me ense;o no solo a ser buen profesional si no tambien a como ser cada dia mas humano, mas responsable y ser buen compa;ero, muchas felicidades a las generaciones de guardiamarinas y oficiales que han sido parte de esa historia. un abrazo.

  • Juan José dijo:

    Saludos para el autor de este gran artículo y para todos los trabajadores y alumnos de la actual academia.
    Muchas felicidades en el 100 aniversario de esta maravillosa institución.

  • Machete Cubano dijo:

    Esa fue mi escuela , alli me forme como oficial dela MGR , Alli me hice hombre y marino. no tengo palabras para agradecer . Un Dato curioso. en 1990 siendo comandante de un buque dela MGR no recuerdo como ,cayo en mis manos una vieja campana con la inscripcion Academia NAval 1916 me la lleve para mi buque y muy orondo sonaba mi campana cada dia en la ceremonia del pabellon . la campana estaba medio rajada y no sonaba muy bonito pero era la mas grande y se llevaba a las de los demas barcos vino el Jede fe de escuadilla y se la llevo, monte un berro fenomenal pero dios castiga . La campana la pusieron en la Plaza central de la Escuadrilla hasta un dia que paso de visita el historiador dela MGR y por poco le da un infarto cuando vio la campana . sin preguntar . la descolgo la metio en el carro y y nos metio tremenda descarga por tener un objeto de altisimo valor patrimonial en uso diario . eso fue en 1991 en la Base Naval de Cienfuegos y nunca supe mas de la campana . seguro que esta en algun museo o en la academia asi que donde este ,me alegro haber conribuido a su rescate y conservacion .

  • Sabino Fernández Goyenechea dijo:

    El artículo está muy bueno y esclarecedor de lo que es la Academia Naval Granma y de mucho interés para los marinos pues hace su historia hasta nuestros días.
    Considero que se pudiera haberse hecho mención al Capitán de Navío Norberto Collado ya fallecido, que era el sonarista del Guarda Costa 13 al mando del Alférez de Navío Mario Ramírez Delgado en la acción combativa descrita contra el submarino nazi U-176 y tuvo el honor de ser el timonel del yate Granma en su travesía de Tuxpan a las Coloradas en 1956.. El artículo me gustó mucho

  • Enrique R. Martínez Díaz dijo:

    El suscribe esta líneas estudió en la Academia Naval del Mariel entre 1967 y 1971. En aquella época, los guardiamarinas estaban sometidos a una rigurosa disciplina militar y a una alta exigencia dociente; baste señalar que de cerca de 400 jovenes que ingresamos en 1967, al llamado del compañero Ministro de la FAR para incorporarnos a la defensa de la Revolución (los que vivieron aquella época recordarán que por entonces se consideraba altamente probable una invasión yanqui a nuestra Patria), se graduaron 102, un 25%. Muchos de nuestros compañeros, ya graduados, sirvieron en diferentes unidades de la Marina de Guerra Revolucionaria(algunos tuvimos el honor de ser subordinados del autor del artículo, en una unidad que tenía como lema: “Lejos de la Habana, pero cerca del Imperialismo”, en alusión a que suponiamos seríamos de los primeros al enfrentarnos a los yanquis, combatiéndolos en el mar). Muchos de esos compañeros participaron en misiones internacionalistas, y algunos cayeron en el cumplimiento de su deber, como el compañero Bernardo Guía González. Confiamos que los actuales oficiales y alumnos de la Academia Naval, mejor preparados y formados por la Revolución, mantengan el alto la bandera cubana por los mares que rodean nuestro archipiélago.

  • joan fergar dijo:

    El haber estudiado alli hace ya muchos años(Decada de los 60) ha representado para mi el haber sido mejor persona ,mas inteligente,mas sociable en fin el ser lo que soy hoy.!!Tremendos profesores y directores :Oscar Petterson,Generoso Escuredo,Esclarasan ,Reynosa,Carmenate,Baro,en fin tantos y tantos que les doy las gracias por haber hecho de mi la persona que soy hoy. !Felicidades Academia!,!Felicidades al relevo !

  • Fernando dijo:

    La mayoria de ellos son de la graduación de 1952, también está Fernando Fernandez del Rio que fue Director de la Academia Naval después del triunfo de la Revolucion

    • Mayra dijo:

      Si Fernando, mas precisamente entre marzo del 59 y el 61, seria el 2do. director que tuvo la academia despues del triunfo de la Revolucion

      • Mayra dijo:

        En aquel momento capitan de corbeta, luego pasaria a formar filas en la flota de la Marina Mercante, junto a otros de los compañeros antes nombrados en el articulo

  • Jose L. Cuza dijo:

    Muy agradecido por los comentarios. En efecto debi mencionar a Norberto Collado como sonarista del CS 13 y luego timonel del Granma, gran coleccionista de fosforeras y bella persona. El capitan Fernando Fernandez del Rio, asi como Jorge Arcos Bergnes, Arturo Laza, Manuel Martinez Trujillo, Jomarron, Juan Velez carrion y muchos mas debieron aparecer, pero en un articulo, lamentablemente, no se puede abarcar todo. De ahi lo necesario que otras personas tambien escriban, que el conocimiento de la historia fortalece la ideologia de una nacion y con ello los sentimientos de independencia y soberania de la Patria. Gracias.

    • Mayra dijo:

      Excelente articulo!!! Jose L. Cuza…. y creo habria mucho mas para contar.

  • Domingo Alás Rosell dijo:

    Yo estudié en La Academia Naval del Mariel entre 1969 y 1971, no me pude graduar por problemas de salud pero allí aprendí a tener carácter, disciplina, a ser riguroso, preciso en el tiempo además de obtener un nivel de escolaridad que me permitió después hacer proyectos como el de La Plaza martiana de Las Tunas por los conocimientos de astronomía que allí logré así como tener el gran honor de proyectar y construir el domo geodésico de ferrocemento del actual planetario de dicha institución, todos los nombres referidos me traen muy gratos recuerdos porque de cada uno de ellos aprendí algo porque evidentemente siempre fueron ejemplo para cada uno de nosotros que siendo guardiamarinas necesitábamos tener patrones de conducta excepcionales como los de Escuredo, Carmenate, Baró y el alférez Castillo que era mi jefe de Batallón en la especialidad de electrónica 0921 de la novena promoción de ese centro de estudios. Me gustó mucho ver la foto de ese castillo y me trajo a la mente hechos inolvidables.

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también