Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

Descubren antiguo barco romano con 3 000 tinajas de salsa de pescado

| 14 |
Imagen de portada: Submarinista trabajando en el año 2012 en los restos de un barco hundido junto a la costa italiana.

Submarinista trabajando en el año 2012 en los restos de un barco hundido junto a la costa italiana.

Por Mark Miller

Arqueólogos subacuáticos italianos han localizado los restos de un barco hundido del siglo I o II d. C. que transportaba en sus bodegas 3.000 tinajas de arcilla llenas de una salsa romana de pescado elaborada a partir de la fermentación de tripas de pescado saladas.

Esta salsa de pescado, llamada en su época garum, puede no sonar demasiado apetitosa para el hombre actual, pero a las gentes de la Antigüedad les parecía deliciosa y la servían en los banquetes. También se vendía en puestos callejeros de todo el Imperio Romano. Era un alimento muy nutritivo, además de incluir en su composición lo que a día de hoy llamamos glutamato monosódico, un potenciador de sabor ampliamente utilizado en la actualidad.

Los arqueólogos, dirigidos por Simon Luca Trigona, descubrieron el barco hundido a 200 metros de profundidad tras haber arrastrado un pescador fragmentos de ánforas en sus redes en el año 2012, a unas cinco millas (8 kilómetros) de Alassio, población italiana de la costa de Liguria.

Los investigadores han averiguado cuál era el contenido de las ánforas gracias a que las tinajas descubiertas eran de un tipo empleado exclusivamente para la salsa de pescado (garum). Pero entre los restos del naufragio también había tinajas que según los especialistas podrían haber sido manufacturadas en Roma, cerca del río Tíber, y que podrían estar destinadas a transportar vino a la Península Ibérica.

Los investigadores han averiguado cuál era el contenido de las ánforas gracias a que las tinajas descubiertas eran de un tipo empleado exclusivamente para la salsa de pescado (garum).

Los investigadores han averiguado cuál era el contenido de las ánforas gracias a que las tinajas descubiertas eran de un tipo empleado exclusivamente para la salsa de pescado (garum).

El barco medía unos 25 metros de longitud (86 pies). En declaraciones del Dr. Trigona a TheLocal.it: “Muy probablemente zarpó de Roma navegando por el Tíber y se hundió un par de semanas más tarde durante su viaje de regreso, a causa del peso excesivo de toda esa salsa de pescado.” Y añade a continuación: “Es una de las únicas cinco naves romanas ‘de alta mar’ halladas hasta ahora en el Mediterráneo, y la primera descubierta junto a las costas de Liguria.”

Los arqueólogos se vieron obligados a buscar concienzudamente el barco hundido, a pesar de que se conocía la zona aproximada en la que se había ido a pique. Tardaron dos años en encontrarlo.

En los últimos años, los científicos han conseguido notables éxitos a la hora de recuperar objetos en buen estado de conservación de barcos hundidos utililzando modernas tecnologías, como vehículos submarinos de control remoto, equipo de mapeo por sónar y análisis genéticos. Uno de los hallazgos fue el de un antiguo aliño de ensalada (aceite de oliva al que se había añadido orégano para darle sabor), descubierto en los restos de un naufragio de hace 2.400 años cerca de la isla griega de Quíos.

En el 2012 se descubrió otro barco hundido hace 2.000 años, en este caso cerca de las costas de Varazze, Italia. Entre sus restos había tinajas de arcilla selladas en cuyo interior los científicos esperaban encontrar alimentos en un estado aceptable de conservación.

Submarinistas de la policía identificaron los restos de la nave a 50 metros de profundidad tras haber informado algunos pescadores del hallazgo de numerosas piezas cerámicas antiguas en sus redes. El barco se encontraba hundido en el fango, que lo había mantenido oculto durante siglos, pero también había ayudado a preservarlo, así como a su cargamento, entre el que había algunas ánforas. Las ánforas aún conservaban sus tapas de madera de pino intactas selladas con brea (una sustancia bituminosa), lo que abre la posibilidad de poder analizar su contenido en el futuro.

Más tarde, en el año 2013, un equipo de científicos italianos realizó un análisis químico de algunas antiguas píldoras romanas descubiertas en el llamado Relitto del Pozzino, un barco mercante de hace 2.000 años que se hundió junto a las costas de la Toscana.

Entre los restos del Relitto del Pozzino se encontraron antiguas lámparas fabricadas en Asia Menor.

Entre los restos del Relitto del Pozzino se encontraron antiguas lámparas fabricadas en Asia Menor.

Los resultados de los análisis químicos, publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (“Actas de la Academia Nacional de Ciencias”), revelaron que las píldoras contenían diversos compuestos de zinc, así como óxido de hierro, almidón, cera de abejas, resina de pino y otros materiales de origen vegetal. Basándose en su forma y composición, los científicos han sugerido que podrían haber sido algún tipo de medicamento para la vista.

Los restos de esta antigua nave romana hundida yacen cerca de las ruinas de la ciudad etrusca de Populonia, que en la época en la que se fue a pique este barco era un puerto clave en las rutas comerciales que atravesaban el mar Mediterráneo conectando el este con el oeste.

El Relitto del Pozzino fue excavado por la Superintendencia Arqueológica de la Toscana a lo largo de las décadas de los 80 y los 90, revelando un cargamento fascinante y variado en el que había lámparas fabricadas en Asia Menor, cuencos de cristal de Siria-Palestina, jarras de bronce, vasijas cerámicas para el vino y, lo que era aún más interesante, los restos de un botiquín con un gancho para cirugía, un mortero, 136 frascos con medicamentos y varios recipientes cilíndricos de estaño, uno de los cuales contenía cinco pastillas circulares.

Los recipientes de estaño, llamados píxides, habían permanecido completamente sellados, lo que mantuvo las pastillas en seco, ofreciéndonos la oportunidad de descubrir su composición.

(Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net.Traducción: Rafa García)

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mariana dijo:

    Las fotos pueden crear confusión, ya que con equipos de buceo autónomo no se puede bajar a 200 metros, así que esas fotos no deben corresponder a ese hallazgo.

  • franco dijo:

    … Aun servira esa salsa de pescado?? quiza se pueda recuperar algun plato de la epoca…. digo yo! que para como van las cosas por alla. por cierto, que se les olvido decir con que pescado hacian la salsa, nada, un detalle.

    Saludos habaneros

    • Chequera dijo:

      Nooooo, dice Pánfilo que es muy probable que esas tinajas contengan salsa de pollo, no se engañen

  • Amaury II dijo:

    Que buen descubrimiento, por cierto alguien sabe a como van a vender la tinaja de salsa de pescado.

  • Jorge91 dijo:

    Qué bueno que para esa fecha todo correspondía… porque si dentro de muchos años encuentran un barco cubano lleno de tinajas me imagino el dilema: Serán de pescado normal o de dieta???? A lo mejor son de salsa de pollo… jajajaja saludos.

  • Olex dijo:

    Hace falta que publiquen la receta de la salsa de pescado, asi podemos incluirla en la dieta

  • erne dijo:

    ese es el clasico de los muñequitos en el que los tiburones decian tenemos 1500 latas de atun y no sabemos como abrirlas

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Hoy día también se consumen salsas hechas a base de pescado fermentado en algunos países de Asia como Japón.

    A mi me fascina todo lo referente a los romanos, porque mucho de nuestra civilización sólo puede explicarse sabiendo cómo fueron ellos. Me atrae sobre todo la Roma anterior al imperio, las costumbres y valores morales de aquellos hombres que vivían de trabajar la tierra, practicaban la democracia, respetaban las leyes y consideraban una obligación moral ineludible alistarse en el ejército para defender su patria.

    Exceptuando algunas cosas como la esclavitud y el asesinato de los recién nacidos débiles o deformes, que para ellos eran cosas normales y a nosotros nos parecen monstruosidades, creo que aquella fué una sociedad muy buena para vivir en ella.

    Claro, todo se echó a perder después, cuando empezó el expansionismo innecesario, el ocio desmedido, la corrupción, el clientelismo y el poder absoluto, vitalicio y hereditario de los emperadores.

    • FABIOMAXIMO dijo:

      AMIGO, SER DE LA PLEBE EN ROMA NO FUE NADA FACIL. EL OCIO DESMEDIDO NO ERA INTENCIONADO EN LA MAYORIA DE LOS CASOS, PUES CON TANTA ESCLAVITUD, APENAS HABIA TRABAJO PARA LOS HOMBRES LIBRES. Y LA CLASE SENATORIAL SOLO RESPETABA LA LEY HASTA QUE ESAT LE ESTORBABA, VIOLANDOLA, POR EJEMPLO, CUANDO ASESINARON A LOS GRACO.
      LE ACONSEJO QUE LEA EL LIBRO “EL ASESINATO DE JULIO CESAR”, DE MICHAEL PARENTI. SALUDOS

  • Virgo dijo:

    Franco, según tengo entendido, la salsa la hacían con Claria.

  • Adrián Tieles dijo:

    sería bueno que enviaran estas tinajas para Cuba, para mojar el arroz jajja

  • Dionisius dijo:

    Tremendo aroma que saldría de esas tinajas. Recuerdan el sabor del jarabe del hombre con el bacalao a cuestas? “Si me pides el pescao te lo doy.”

  • Chaman dijo:

    Yo digo quienes fueran los romanos para comer pescado, pero estoy seguro que ellos dirán lo mismo quienes fueran los cubanos para comer pollo por pescado o que al menos nos varíen el menú.

  • oo dijo:

    jajaja se hundio por el peso. Demasida salsa de pescado!!!

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también