Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Matanzas celebró su Asamblea de balance del Partido

| + |
En el encuentro se analizaron con profundidad los problemas del sector agrícola. Foto: Bárbara Vasallo

En el encuentro se analizaron con profundidad los problemas del sector agrícola. Foto: Bárbara Vasallo

La crucial importancia de producir más alimentos, contratar al máximo posible y elevar la exigencia para meter en cintura todo lo que no ande bien, con la vanguardia política al frente, marcó de forma rotunda los debates de la Asamblea de balance del Partido en esta provincia, presidida por José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Par­tido.

El también Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros hizo reiteradas intervenciones para referirse a los fundamentos esenciales que sitúan a este tema en el centro de los análisis, y reconoció que aunque la provincia muestra saldos favorables en los diferentes programas productivos todavía estos están distantes del potencial existente y de las demandas de la población. Recordó que este proceso ha sido distinto, no solo en el desarrollo, sino en el orden práctico, metodológico, y también en el contenido.

Por eso cuando Michel Sosa, presidente de la ANAP en el municipio de Colón, dijo que en ese territorio eminentemente agrícola el boniato se comercializa a dos pesos la libra en los mercados agropecuarios es­ta­ta­les (MAE), infundió, con ese simple ejemplo, mayor dinamismo a la discusión del tema predominante en la reunión: la producción agroalimentaria.

Observó el dirigente campesino que sin embargo el municipio cumple casi todas las producciones, solo que apenas contrataron con Acopio el 10 % de las mismas. O sea, que las cosechas toman otro destino, lo que unido a la mala planificación, los exagerados márgenes de ganancia de los intermediarios e ilegalidades de los proveedores, terminan por desvirtuar los precios en detrimento de la población.

La situación es más o menos parecida en otros territorios de la provincia. Con antelación varios delegados habían abordado el asunto de la incorrecta comercialización y los altos precios. Alberto Cuesta, secretario del núcleo de la CCS Ramiro Ro­drí­guez, de Colón, así como Reynold Guerra y Liliam Sánchez, secretarios de los núcleos del Partido en las UBPC Cu­abalito y El Coronel, respectivamente, admitieron debilidades en la contratación y en el cumplimiento de los planes, y asumieron que donde el Partido no es ejemplo ni tiene capacidad de entrega al trabajo y al control, no existe una perspectiva clara de éxito ni es suficiente la efectividad en la solución de los problemas.

Otros delegados expresaron su preocupación por los bajos niveles de contratación que también existen entre los usufructuarios, muchos de los cuales no explotan adecuadamente las tierras y la utilizan para otros fines. En ese sentido Machado Ventura dijo que es preciso acabar con esa anarquía, y que la responsabilidad máxima recae en las juntas di­rec­tivas, direcciones de las UBPC y las delegaciones de la Agricultura a todos los niveles, que no cumplen su función estatal como está establecido.

Debemos dar el salto definitivo y desterrar las justificaciones, pues los revolucionarios no pueden eludir los problemas, subrayó al referirse a las insuficiencias aún presentes y los problemas de todo tipo con los cuales conviven los militantes, trabajadores, el Sin­dicato, la UJC y las administraciones.

La asamblea recibió con satisfacción la información ofrecida por Mi­guel Carrazena, de la cooperativa de créditos y servicios Juan de Mata Reyes, en el municipio de Pedro Be­tan­court. Dijo que dicha entidad, com­prometida con el movimiento de los 100 000 quintales, contrata el ciento por ciento de su producción, y que hasta la fecha ha cosechado 526 hectáreas. Conocemos nuestros problemas y con la participación activa de los militantes y demás trabajadores contribuimos a su solución, allí no hay cabida para los intermediarios, toda la cosecha es para el consumo del pueblo, acentuó.

La Genética de Matanzas muestra el lado bueno en la producción de leche y carne vacuna, y debe cerrar el año con 300 000 litros por encima del plan. Empresas como las de Martí, Jovellanos, Pedro Betancourt y la Gusev, en Los Arabos, decrecen. Que­dó claro que en todas es necesario un mejor manejo del ganado. Un da­to revelador del descontrol y la po­ca exigencia es que en el periodo se reporta la muerte de más de 11 000 ani­males, más la pérdida de unos 1 500 vacunos por hechos delictivos contra la masa ganadera.

La frustrada tentativa de los ma­tanceros de hacer una buena zafra en los últimos cuatro años suscitó la intervención de varios delegados, problemas imputados, entre otras causas, a la ineficiencia industrial en la cual ha tenido peso la ausencia de fuerza de trabajo en puestos claves.

Ricardo Sánchez, director de la Em­presa Azucarera en el territorio, exaltó la calidad en las reparaciones para en­frentar la ya cercana campaña y aseguró que la próxima contienda, con la garantía de nuevos y modernos equipos, puede marcar el despegue decisivo.

Como figuraba en los cálculos, el turismo ocupó la atención de los delegados e invitados a la Asamblea. Trascendió en síntesis que los notables resultados dados por el crecimiento de turistas hay que verlos sin demasiado entusiasmo, pues la actividad turística no satisface el plan de ingresos y es evidente la existencia de una gran brecha para incrementar la calidad de los servicios y satisfacer las demandas de los clientes.

Se trata de un sector donde es preciso corregir muchas actitudes y fortalecer la autoridad política. Estamos con­scientes de que en nuestro organismo hay muchísimas reservas y es clave la diligencia de los hombres, re­conoció Ivis Fernández, delegada de Turismo en el territorio.

En las conclusiones Abelardo Álvarez Gil, integrante del Se­cre­ta­riado del Comité Central del Par­tido, recordó que Matanzas tiene enormes potencialidades, con renglones económicos que deciden el desarrollo de la economía nacional; de ahí que su vanguardia política está llamada a elevar su efectividad, sentido crítico y compromiso para concretar las transformaciones ne­cesarias y ayudar en la búsqueda de soluciones a los problemas que aquejan al pueblo.

En la Asamblea quedó constituido el Comité Provincial, se dio a conocer su buró y fue ratificada como primera secretaria Teresa Rojas Monzón.

(Con información de agencias)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también