Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Murió Giustino di Celmo sin que hubiera justicia para su hijo (+ Video)

| 98 |
El dolor de un padre ante la muerte de su hijo. Foto: David Vázquez Abella/Cubadebate

El dolor de un padre ante la muerte de su hijo. Al fondo, la imagen de Fabio jugando fútbol, un deporte que le apasionaba. Foto: David Vázquez Abella/Cubadebate

En el día de ayer 1ro. de septiembre, en horas de la noche, falleció en la capital, a la edad de 94 años, Giustino Di Celmo, amigo entrañable de la Revolución Cubana y de nuestro pueblo, confirmó el diario Granma.

Giustino nació en Salerno, Italia, el 24 de diciembre de 1920. Comerciante de profesión, llegó a nuestro país por primera vez en 1992, junto a su hijo Fabio Di Celmo.

En los años más difíciles del periodo especial, desafió el bloqueo y las amenazas que se cernían contra Cuba, brindando ayuda en la obtención de mercancías deficitarias para el pueblo cubano.

El 4 de septiembre de 1997, Fabio fue víctima de un acto terrorista en el vestíbulo-bar del hotel Copacabana en la capital que segó su vida y devino símbolo para los jóvenes cubanos y del mundo.

Bajo la pena y el dolor por el asesinato de su hijo, Giustino Di Celmo ─veterano de la Segunda Guerra Mundial, luchador antifascista y hombre de paz─, decidió vivir definitivamente en Cuba y dedicó los últimos años de su vida a la denuncia de los actos terroristas contra nuestro país desde las más diversas tribunas; no cesó de abogar por la solidaridad internacional con Cuba y el levantamiento del bloqueo genocida impuesto por el gobierno de Estados Unidos. Fue un abanderado en la batalla por la liberación del niño Elián González durante el secuestro por la mafia de Miami, y el regreso definitivo a la Patria de los Cinco Héroes cubanos que cumplieron cruel e injusta prisión en cárceles norteamericanas.

Plenamente identificado con los principios y la obra de la Revolución, luego de la pérdida de su hijo, por voluntad expresa, solicitó su ingreso en las filas del Partido Comunista de Cuba, condición excepcional que le fue concedida el 30 de septiembre de 1997.

Con su ejemplo, Giustino cautivó el cariño y la admiración del pueblo. Su nombre quedará inscripto como ejemplo de solidaridad con nuestra Patria.

En atención a la voluntad de sus hijos, su cadáver será cremado y, con posterioridad, repatriado a su país de origen.

Entrevista en Cubadebate

“Solo te puedo decir que nunca imaginé que en mi larga vida, iba a ver un país con una historia grande, un pueblo al que han llegado tantos emigrantes como el de EEUU, al que sin embargo no llegaría el sentido de la justicia. En un país donde no existe justicia no se puede vivir”, aseguró en el 2011 a Cubadebate Giustino di Celmo, padre de Fabio di Celmo, quien acaba de morir en La Habana a los 94 años.

Su hijo Fabio fue víctima de la campaña de bombas en los hoteles de La Habana, en 1997, organizada por el terrorista Luis Posada Carriles, quien confesó su responsabilidad en este crimen a una televisora de Miami y aseguró que el joven turista “estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado”.

Giustino falleció este martes en La Habana, sin que se hubiera hecho justicia a Fabio, su mayor esperanza desde que ocurrió la tragedia.

Después de un juicio que duró más de tres meses en El Paso, Texas, un jurado  absolvió a Posada Carriles de 11 cargos por mentir a las autoridades de Inmigración. A pesar de todas las evidencias en su contra, los tribunales liberaron al terrorista, que ha vivido una plácida vejez en Miami.

“Escuché  a Posada Carriles -después que fue absuelto por el jurado-, y eran las declaraciones de un asesino, de un hombre que mata, que es capaz de matar a cualquiera. El dijo que seguiría combatiendo el comunismo. ¿Donde está la ética, la humanidad?”, se preguntó Giustino, en una entrevista concedida al periodista Oliver Zamora.

El anciano, radicado en Cuba desde la muerte de su hijo, añadió:

“La única cosa que puedo decir a los familiares de las víctimas de Posada Carriles que sufren como sufro yo, es que tengan siempre abierta una esperanza de que habrá justicia. No sólo por nuestros ser queridos, sino por el mundo entero. Nadie merece semejante barbarie, que por una lucha política se maten inocentes, se pongan bombas en el hotel, en un avión y se encarcelen a Cinco muchachos cubanos que intentaron impedir los actos de sabotaje que se organizaban desde Estados Unidos. ¿Qué imagen dará el gobierno norteamericano si permite semejante injusticia?”

Foto: David Vázquez Abella/Cubadebate

¿Qué imagen dará EEUU si permite semejante injusticia?, se pregunta Giustino di Celmo. Foto: David Vázquez Abella/Cubadebate

Giustino Di Celmo expresa su frustración por las fallas de justicia en Estados Unidos. Foto: David Vázquez Abella/Cubadebate

Giustino Di Celmo expresa su frustración por las fallas de justicia en Estados Unidos. Foto: David Vázquez Abella/Cubadebate

Foto: David Vázquez Abella/Cubadebate

El dolor sigue siendo el mismo desde 1997 en que perdió a Fabio. Foto: David Vázquez Abella/Cubadebate

Foto: David Vázquez Abella/Cubadebate

Giustino di Celmo, en La Habana, Cuba: “Aquí sigue estándo Fabio”, dice. Foto: David Vázquez Abella/Cubadebate

FABIO DI CELMO

pb_fabio-280Fabio Di Celmo. Joven turista italiano vÍctima de un acto terrorista contra Cuba, al explotar una bomba que ordenó poner Luis Posada Carriles en el Hotel Copacabana en La Habana.

Nació el 1 de junio de 1965, en Génova, Italia. Sus padres, Giustino Di Celmo y Ora Bassi.

El padre, hombre apasionado por el arte y la historia de su tierra natal, había bautizado a su primera hija con el nombre de Tiziana, en homenaje al eminente pintor italiano Tiziano Vecellio, representante máximo del Renacimiento veneciano. Al segundo, lo llamó Livio, como el héroe de la antigua Roma y, siguiendo la tradición que ya había iniciado, a su tercer hijo lo bautizó con el nombre de Fabio, como el célebre comandante romano, inteligente, corajudo y humano, para perpetuarlo en el niño que recién nacía.

Fabio creció en la misma casa donde había nacido. Los vecinos de Génova Pegli, municipio situado en la famosa Ribera de las Flores, en la Costa Azul, vieron correr por sus parques y calles a este muchacho juguetón y generoso del que todos guardan gratos recuerdos.

A los siete años comenzó la práctica del fútbol y jugó por primera vez en el equipo Asociación Calcio, de la ciudad de Génova, de la Liga Nacional, al que perteneció desde los siete hasta los 11 años. Integró el Libertas y otros equipos de su ciudad, hasta que pasó a formar parte del Sciarborasca, de la genovesa municipalidad de Cogoleto, con el número 10 en su camiseta.

Llegada a Cuba

En 1992, junto a su padre, llegó a Cuba. Los Di Celmo se sumaron así a la larga lista de empresarios procedentes de diferentes países que cometieron el grave «delito» de romper el bloqueo de Estados Unidos. El único partido de fútbol que jugó en Cuba fue en el Cotorro, el 17 de diciembre de 1996 y su mayor sueño fue traer a los integrantes del Sciarborasca, su equipo, a jugar a Cuba.

Su muerte

El jueves 4 de septiembre de 1997 estalló la bomba que mató a Fabio en el vestíbulo-bar del Hotel Copacabana, una esquirla de metal del cenicero donde se puso la bomba, se le incrustó en la parte izquierda del cuello y le cercenó una vértebra cervical y la arteria carótida. Fue colocada por el mercenario salvadoreño Raúl Ernesto Cruz León, quien en el juicio de marzo de 1999 confesó que Francisco Chávez Abarca, alias «El Panzón» lo contrató cuando trabajaba en una agencia de alquiler de autos en San Salvador.

Fotografía del cadáver de Fabio di Celmo presentada en el juicio contra Posada Carriles, en El Paso.

Fotografía del cadáver de Fabio di Celmo presentada en el juicio contra Posada Carriles, en El Paso.

“El Panzón” fue la mano derecha en aquella campaña tenebrosa de Luis Posada Carriles, el terrorista más conocido del continente, convertido en héroe en Miami. «Ese italiano estaba en un lugar y en un momento equivocado, pero yo duermo como un bebé», declaró el asesino que hoy anda libre por las calles de Estados Unidos, protegido por el gobierno de ese país. (Fuente: Ecured)

En Video, entrevista con Giustino di Celmo

Se han publicado 98 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Marta de Argentina dijo:

    ¡Qué tristeza tan grande!

    • Leopardo Naranja dijo:

      Mis condolencias a su familia. Como padre, pude entender muy bien la tristeza permanente en su voz y su mirada, por la dolorosisima perdida de Fabio, victima de una accion terrorista de las peores.
      Gracias Cubadebate

  • pedro dijo:

    Respeto y admiracion a un hombre honrado y de Paz. Mis condolencias a sus familiares y amigos.
    Gracias Di Celmo por la ayuda a Cuba en tiempos dificiles, gracias por ser un amigo fiel hasta los ultimos minutos de la vida. Que en Paz descanse.

  • estrella fermin dijo:

    que descanses en paz, siempre te recordaremos como un gran amigo de cuba.

  • Miguel Fernández dijo:

    Mis mas sinceras condolencias para sus familiares y amigos. Gracias Di Celmo por tu obra a favor del pueblo cubano. Que en paz descanse Miguel Fernanez Sierra

  • Carlos Abila dijo:

    Presente..!

  • Alejandro dijo:

    Mis respetos para el y sus familiares…….sin duda un luchador incanzable, un hombre de bien, un hombre revolucionario!!!!!!!!!!!

  • Olguita dijo:

    Cuánto lo siento. Descanse en paz, amigo, gran amigo, incondicional amigo de Cuba.

  • (***) dijo:

    Un hombre de un corazón inmenso porque al que le haga daño a mi hija lo mato

  • Ramonlnh dijo:

    Cuantos seres queridos de las víctimas de un asesino como Luis Posada Carriles sufren aun ver que la justicia no les llega, Guiustino di Celmo quien fue apoyado en su perdida por todos los cubanos es uno más y esa solidaridad es la justicia que aunque no lo manifieste ese asesino sí le aplasta la cabeza cada día sabiendo que le está llegando su hora y que Cuba y muchísimos más seguiremos aquí y el morirá lejos pero muy lejos de lo que quiso lograr con todos sus asesinatos, esa será la justicia que aplastara su vil historia. Descanse en paz con su hijo ese gran padre Guiustino di Celmo.

  • maria palomo dijo:

    Que hombre más digno el padre de Fabio, descansa en paz.

  • omar fernandez reyes dijo:

    UN DIA U OTRO VA MORIR POSADA CARRILES SIN QUE HALLA UNA EXTRADICION A NINGUN PAIS , PORQUE LOS EE UU NO QUIERE ENTREGARLE A NADIE , MI PREGUNTA ES ? QUIEN LE VA A PASAR LA CUENTA ? , PORQUE VA SEUIR INMUNE ESA RATA HHPPP ?

    • Prudencio dijo:

      DIOS escribe caminos rectos con lineas torcidas.
      Despreocúpense que el le ajustará las cuentas en su momento porque hasta ahora, nadie se le ha ido sin pagarlas.

    • Ospermo dijo:

      Mis condolencias a los familiares por el amigo de cuba, al querido Di Celmo quien murio sin ver que la justicia de los E.U.A. respodiera a la satifaccion de los dolidos; pero que podemos esperar de la arrogancia y prepotencia con que han tratado al mundo, sus intereses estan por encima de cualquier injusticiahacia como la de su hijo; pero algun dia los que quedamos con el dolor de esta perdida si no es la justicia del hombre sera la de Dios.

  • k dijo:

    mi más sentido pésame a la familia, siempre te recordaremos como el gran amigo italiano de Cuba, qué impotencia debes haber sentido querido amigo!

  • Bidio Bichorno dijo:

    Que descanse en paz, otros murieron y nadie se acordo de ellos, por ejemplo, los del remolcador 13 d marzo

    • Voz popular dijo:

      Tu comentario trata de confundir a los que no conocen la historia del accidente del remolcador. Pero si no lo recuerdas, esta era una embarcación que solo servía para navegar dentro de la bahía de La Habana y no en aguas abiertas. Los delincuentes que la tomaron e involucraron a personas inocentes. Este remolcador no tenía posibilidades de llegar hasta La Florida y además era muy viejo.

    • GMP dijo:

      Mira que aparecen personajes aqui, retorcidos de alma y corazón, como este que sacó a relucir lo del remolcador, dan pena, solo eso, no te dedico mas lineas y nadie te las dedicaran

    • Leandro dijo:

      Mis condolencias a todas las víctimas. Tanto Fabio, como los del remolcador son víctimas de la misma mano asesina: las autoridades de los EE.UU. Si no hubiese existido un cruel Bloqueo Económico, Comercial y Financiero contra nuestro país y una política migratoria estimuladora de la emigración ilegal con fines políticos, no hubiese que lamentar casos como el del remolcador o como el de Elián y tantos otros menos conocidos.
      Pero murió Fabio, y Posada Carriles, sobre cuyas espaldas lleva el peso de innumerables crímenes no solo contra nuestro país, sino tambien en Venezuela y Centroamérica sigue durmiendo como un bebé bajo la protección de esa familia que tanto lo quiere por los servicios que le ha prestado y que son las autoridades estadounidenses.

  • Maria Elena dijo:

    Se fue sin lograr ver que se hiciera justicia por la muerte de su hijo. Cuanto dolor en su alma, ni siquiera su espiritus tendrá paz.
    Pienso que el tenga mas familia a la que le envio mi mas sentido pésame y creen acá en Cuba sentimo como nuestra, esta pérdida, a la que su padre aclamó tan justicia.

  • Irai dijo:

    Holas, muy triste la noticia, q pena, sdos

  • Olga dijo:

    Dios te bendice en el cielo donde te encuentres junto a tu bello hijo…E:P:D

  • Henry dijo:

    Pude conocerlo personalmente en una visita que realizara a la ciudad de Cardenas, era una persona humilde y muy sencilla. Siempre lo aprecie por la valentia en que vivio la perdida de su hijo.
    Dios lo tenga en su reino juanto a su hijo Favio.

  • El niquereño dijo:

    El más sentido pésame para toda su familia y amigos, y aunque no se ha podido hacer justicia ante semejante barbarie y semejante TERRORISTA como Posada Carriles, los cubanos tenemos la esperanza de que en la tierra o en otro lugar de este mundo ese asesino implacable tendrá que pagar por las atrocidades que ha cometido a tantas personas inocentes como su hijo Fabio.

    • elita dijo:

      Que doloroso saber que hemos perdido un hombre de la talla de Giustino di Celmo. Algún dia se hará justicia y todos los criminales que han robado vidas inocentes lo pagarán.Mi más sentido pésame a sus familiares desde Cuba…

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Di Celmo, entrañable amigo de Cuba que la tomó como residencia y su amistad entrañable con Fidel lo identifican ya como cubano. Al no haberse hecho justicia y seguir en las calles de MIAMI, Florida, EE.UU. suelto el que encomendó matar a su hijo, Luis Posada Carriles, el imperio no solo tiene deudas con este sino con todo el pueblo cubano y con la humanidad porque crimenes como estos no deben quedar impunes. !Viva este gran hombre!

  • Nello/17 dijo:

    Donde quiera que esten, seran simbolo de Paz, Amistad y Justicia, los cubanos nunca los olvidaremos, mis condolencias para sus familiares

Se han publicado 98 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también