Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Sánchez Parodi: La nueva relación, desafío mayor para Obama que para La Habana

| 30
Ramón Sánchez Parodi integró la delegación cubana que asistió a la ceremonia oficial de izamiento de la bandera en la Embajada cubana en Washington. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Ramón Sánchez Parodi integró la delegación cubana que asistió a la ceremonia oficial de izamiento de la bandera en la Embajada cubana en Washington. Foto: Ismael Francisco / Cubadebate.

Por Blanche Petrich

Durante las cinco décadas de confrontación entre Estados Unidos y Cuba hubo periodos de contactos y encuentros ultrasecretos, lapsos en los que imperó la ley absoluta del hielo y tiempos en que las amenazas de la potencia hemisférica se agravaron y llegaron a ser violentas.

Hubo momentos tan riesgosos que el propio general Alexander Haig –notable halcón dentro de la administración de Ronald Reagan– advirtió al embajador soviético en Washington y al canciller mexicano Jorge Castañeda de la Rosa que el Pentágono bien podría llegar a la decisión de bombardear la isla. Fue el mismo Haig quien en otra coyuntura reconoció que la interlocución con Fidel Castro era imprescindible para Washington y en 1982 viajó a la ciudad de México para reunirse con el entonces vicepresidente cubano Carlos Rafael Rodríguez.

Pragmatismo o realpolitik que se impuso en los dos gobiernos. Buena parte de esa historia aún no se conoce.

El diplomático Ramón Sánchez Parodi, quien encabezó la sección de intereses de Cuba en Washington del 1º de septiembre de 1977 al 30 de abril de 1989, reconoce que ante la nueva realidad, con relaciones plenas entre los dos viejos rivales, falta que los cubanos contemos nuestra versión de la historia. Y también que hagan valer sus demandas frente a Estados Unidos, entre ellas la más sentida: el levantamiento del bloqueo.

Ex viceministro de Relaciones Exteriores, miembro del Consejo de Estado y fundador del Partido Comunista, Sánchez Parodi avizora las perspectivas del proceso histórico que empieza ahora, ya con las relaciones bilaterales restablecidas, como un desafío mayor para el gobierno de Barack Obama que para el de Raúl Castro. Son ellos quienes tienen que desmontar un estado de cosas que han creado. Nosotros no los tenemos embargados ni los hemos sancionado, ni financiamos su subversión interna. ¿Cómo pueden mantener el bloqueo y pretender normalizar la relación? No me lo puedo ni imaginar.

–Ellos sostienen que la decisión no depende de Obama, sino del Congreso…

–Sí, depende del Ejecutivo. Durante 12 administraciones lo han mantenido con leyes, regulaciones, iniciativas, normas.

–¿Y si Hillary Clinton no gana las elecciones?

–Puede ganar Marco Rubio o Ted Cruz (dos cubanoestadunidenses que aspiran a la candidatura del Partido Republicano), que eso no cambia la historia. No es una cuestión de personas, sino una realidad mundial la que está dictando las condiciones de este proceso.

Al momento de la entrevista con el autor del libro Cuba-USA: diez tiempos de una relación, la revista Mother Jones acababa de publicar detalles del más reciente entramado que condujo al restablecimiento de las dos embajadas, con episodios y actores que ni siquiera John Kerry (el secretario de Estado) conoció. Las revelaciones de Peter Kornbluh y William Leogrande no mencionan quiénes fueron los protagonistas del lado cubano en esta delicada operación, que se inició 18 meses antes del sorprendente día del destape de la historia, 17 de diciembre de 2014.

A Sánchez Parodi le tocó relacionarse con los gobiernos de Richard Nixon, James Carter, Ronald Reagan y los comienzos de George Bush padre.

Primeros pasos

–¿Quién dio los primeros pasos? ¿Carter?

–No, eso empezó antes, en junio de 1975. Siempre hubo contactos, aunque lo oficial era la prohibición de hablar entre nosotros. Pero fue Henry Kissinger, con Nixon, quien tomó la primera iniciativa. Frank Mankiewicz y Saul Landau, académicos progresistas de Estados Unidos, ambos ya difuntos, comunicaron al Departamento de Estado su interés en viajar a La Habana. Y Kissinger aprovechó para enviarle una carta no firmada a Fidel Castro, proponiendo una conversación.

Ahí se da la participación de Sánchez Parodi: “Lo que proponía Kissinger partía de la base de reconocer las diferencias sustantivas entre los dos gobiernos, pero señalaba que esa no era la razón para mantener una hostilidad perpetua. El gobierno cubano la analizó y respondió positivamente. Entonces se procedió a nombrar representantes: yo, por parte nuestra, y el secretario ejecutivo de Estado Lawrence Eagleburger. Tuvimos una primera reunión secreta en el aeropuerto LaGuardia, de Nueva York, en enero. Ahí sólo hablamos de los aspectos operativos. Después, en julio, otro encuentro en el hotel Pier, de tres o cuatro horas. Lo central fue el tema del bloqueo. Estados Unidos no se oponía a levantarlo. Es más: estaba interesado, pero estaba impedido porque la Organización de Estados Americanos (OEA) había impuesto las sanciones colectivas contra Cuba, precisamente por impulso de Washington. Si Estados Unidos las levantaba unilateralmente, estaba contraviniendo una resolución de la OEA, que determinó que ningún país miembro podía relacionarse con nosotros. Era un dilema que se estaba discutiendo en la OEA desde 1973, sin que encontraran salida a la trampa que ellos mismos se habían puesto. Eagleburger nos informó que si los países de la OEA proponían el levantamiento del embargo, ellos no se iban a oponer. Nos levantamos de la mesa con la idea de reunirnos dos meses después. Eso nunca sucedió. La fecha se fue dilatando hasta que, para nuestra sorpresa, ese diálogo se rompió con el pretexto más baladí: nuestro apoyo a la independencia de Puerto Rico.

Nixon cayó por el escándalo Watergate y el presidente Gerald Ford llegó a la Casa Blanca con ganas de hacerse elegir en los comicios de 1976. Para congraciarse con la derecha, puso de pretexto el apoyo de Cuba a los independentistas de Angola.

–¿Sí fue un pretexto?

–Sí, nuestra presencia militar en África era mínima todavía. Ford acordó con Kissinger que no se haría pública la negociación con Cuba hasta después de las elecciones, y luego continuó el impasse por lo de Angola. Sin embargo, dos años después, ya con Cuba mucho más involucrada con la resistencia de los angolanos contra las guerrillas de Unita y las incursiones de Sudáfrica, Carter ordenó reanudar los contactos. En 1977 ellos hicieron oficial y pública la negociación y la iniciativa de que los dos gobiernos abriéramos nuestras secciones de intereses. Como facilitadores elegimos a Checoslovaquia y ellos a Suiza.

–¿Es usual este recurso cuando dos países no tienen relaciones diplomáticas?

–Así como las tuvimos nosotros, con facultades para desarrollar casi todas las funciones que tiene una misión normal, casi como una embajada sin nombre ni bandera, no es usual. La idea era poder dar el siguiente paso, el restablecimiento pleno, casi de manera inmediata. Pero pasaron 30 años para hacerlo realidad.

–¿Carter lo impidió?

–Él quedó atrapado entre dos corrientes, la más conservadora, de su asesor de seguridad, Zbigniew Brzezinski, y una más liberal, de su secretario de Estado Cyrus Vance.

Ya desde esa época se negociaban los temas que hoy vuelven renovados a la mesa, por ejemplo el de las indemnizaciones mutuas.

Ellos reconocieron nuestro reclamo desde los 70 y nosotros el de ellos. A mí me tocó trasladarles nuestro planteamiento. El problema está en las cantidades.
Explicó que Cuba hizo desde la sección de intereses un ofrecimiento de indemnización a particulares cuyos bienes y capitales fueron expropiados por el gobierno revolucionario. Pero el gobierno les recomendó que no aceptaran y que registraran su demanda para que fueran las autoridades quienes las cobraran.

Los reclamantes recibieron a cambio beneficios fiscales.

En cuando a nuestra demanda, hemos sacado nuestras cuentas por los daños del bloqueo, los ataques terroristas y las cuentas bancarias expropiadas en Estados Unidos. Lo importante en este tema es que los dos gobiernos admiten sus deudas y las cosas están dichas públicamente.

El periodo Reagan: los dos extremos

–Como jefe de la sección cubana, ¿tuvo interlocución con las autoridades estadounidenses?

–Siempre. Con la Defensa, con la CIA y el FBI, los departamentos de Comercio y Tesoro. Con Ronald Reagan aumentaron las hostilidades, pero siempre fue evidente que no querían prescindir de la comunicación directa con nosotros. Nunca quisieron eliminar el mecanismo de las secciones, continuamos negociando el memorando de entendimiento.

Sorprende que Sánchez Parodi subraye esta línea continua de contactos discretos entre Cuba y Washington cuando en el mundo el antagonismo era brutal. Son los años de la intervención militar de Estados Unidos en Nicaragua y El Salvador con el pretexto de la injerencia soviética y cubana, los años de la invasión a Granada y el asesinato de su primer ministro Maurice Bishop.

Cierto, dice el diplomático, quien después fue viceministro de Relaciones Exteriores y embajador en Brasil, “pero también es el tiempo del Acuerdo de África Austral, quizá el último acto relevante de la diplomacia de Reagan, en diciembre de 1988. Cuba estuvo presente en Angola desde 1975 hasta 1989, y Washington entendió que la interlocución con nosotros era indispensable. Su apoyo a las fuerzas genocidas de Jonas Savimbi de la Unita y al régimen del apartheid en Sudáfrica tenía a Estados Unidos distanciado de los demás países africanos y el campo socialista, y le daba muy mala imagen en el mundo.
“De ese Acuerdo de África Austral se habla muy poco, y sin embargo no habría sido posible sin Cuba. ¿Qué hubiera pasado ahí? Hoy en Angola hay estabilidad, Namibia es independiente, en Sudáfrica no hay apartheid”.

En cada administración que pasó por la Casa Blanca hubo claroscuros en los canales confidenciales de comunicación con Cuba. Sánchez Parodi recuerda algunos: cuando México, Colombia y Venezuela pidieron a Bush padre redactar una iniciativa para levantar el bloqueo. Esto naufragó por las elecciones de 1992.

William Clinton firmó las leyes Torricelli y Helms-Burton para endurecer el cerco político y comercial a la isla, justo cuando se hundían en el pasado sus aliados del campo socialista. Fue también la época de las provocaciones terroristas, los sobrevuelos ilegales del grupo anticastrista Hermanos al Rescate y el derribamiento de dos de estas aeronaves.

A diferencia de los avances y retrocesos del pasado, el proceso de deshielo de hoy, concluye, no tiene marcha atrás. Y aquí sí depende de las dos partes. Todos tenemos que cambiar un estado mental que nos condicionó medio siglo.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alejo... dijo:

    Buena historia, no es lo que me habían contao…

    • Pedro dijo:

      Chipojo, ¿qué historias de la Historia conoces? ¿De dónde sacas que Cuba defendió el Muro de Berlín? ¿Dónde está escrito? ¿Quién lo dijo? A los mentirosos también les dedican canciones…

    • EL SIMARRON M-26-7 dijo:

      Puede que nuestro”VINO SEA AMARGO PERO ES NUESTRO VINO”,y estoy seguro que cuba sigue siendo cuba bengan los años que bengan,digo sarria taltabur cuando cogio preso a nuestro lider historico despues de los sucesos del moncada y los esbirros que le acompañaban querian baño de sangre,el solo los miro y les digo tranquilos todos “LAS IDEAS NO SE MATAN” ,entonces como dice nuestro amigo taladri saquen ustedes sus propias conclusiones,muchas gracias,amigos mio.hasta un proximo “SIMARRONASO”

  • emilio dijo:

    Muy sabio ese señalamiento de “Todos tenemos que cambiar un estado mental que nos condicionó medio siglo” y viene de la boca de un actor destacadísimo en nuestra política internacional en los últimos años. No debemos olvidar la historia, no debemos ceder en nuestros principios, pero tampoco debemos cegarnos por lo ocurrido sino que debemos mirar hacia adelante para poder lograr un futuro más próspero para nuestro querido país.

    Gracias por publicarme. Saludos a todos

  • emilio dijo:

    Podemos vivir como buenos vecinos con nuestras diferencias, ahí tenemos los casos de Viet Nam que tuvo una guerra cruenta con USA con el resultado de más de 3 millones de víctimas y cuantiosos daños económicos y ecológicos, asimismo el de Japón al que USA le tiró 2 bombas atómicas en el 1945 con cuantiosas bajas humanas, daños económicos y ecológicos y a la salud a largo plazo; pues en la actualidad mantienen buenas relaciones diplomáticas, comerciales y demás, por supuesto con sus diferencias. Claro no olvidar nunca que USA ha tenido siempre por Cuba un interés enfermizo y ha tratado de sojusgarnos a toda costa, cosa que no ha logrado hasta ahora y que por supuesto no logrará con este nuevo capítulo en las relaciones entre los 2 países.

  • Baphomet dijo:

    Cada vez se conoce más sobre estas conversaciones secretas

  • Steinwald dijo:

    Para Alejo y Chipojo: Si no te lo habían contado, debías haberte leído los libros que se han publicado en Cuba hace mucho tiempo al respecto. Gran parte de esta historia si se había contado, revisa en el propio Cubadebate de hace unos años, o en el libro “De Eisenhower a Reagan”…
    Además, no es Cuba la que siempre ha pedido mantener en secreto esas negociaciones…sea con quién sea, recuerda el caso de los misiles en 1962..
    Es la política yanqui, siempre electorera, la que hace que el gobierno de los EE.UU. sea más amigo de lo secreto, que el gobierno cubano.

  • Steinwald dijo:

    Y por cierto Chipojo: Ya que hablamos de Muros, porque no mencionas:
    1) El muro en la frontera con México
    2) El muro entre Israel y Palestina

    y además:

    1) El túnel para espiar a los soviéticos en Berlin, además de la razón real de porque Truman tiró las bombas atómicas…

  • El burro de Mayabe dijo:

    Esa es la historia de un actor que no quiere reconocer que los yanquis estaban negociando de mentiritas,cada vez que se abria una puerta buscaban cualquier pretexto para cerrarla,,,los tiempos y los actores son otros,pero los objetivos imperiales son los mismos,pero usando métodos más refinados,y honestamente no concuerdo con Sánchez Parodi,ahora es una guerra avisada,los enemigos dormiran juntos en la misma cama y la cama esta en Cuba,por lo tanto será más dificil para nosotros,será el lobo vestido de cordero.. recuerden al Ché,ni un tantito asii…

    • RAMANOCO dijo:

      Burro de Mayabe,
      No se si ha oído que muchos tienen su misma opinión pero en sentido contrario. Es el caso de la actual precandidata demócrata Hillary Clinton que siempre exponía el criterio de que el gobierno cubano no deseaba un acuerdo. Ponía como ejemplo que cuando más cerca se estaba de eso se ordeno el derribo de las avionetas para abortar una posible negociación. Eso debe ser fácile de encontrar en la Internet. Yo no lo he hecho, lo recuerdo de memoria.

      • Pedro dijo:

        Burro de Mayabe y Ramanoco: Cuba no va a dormir a ninguna cama con el adversario histórico de su existencia como Nación (fíjense que no digo enemigo, pero tampoco me hago cargo de la anunciada buena vecindad aún por demostrar), pero no caigamos en la trampa de los pretextos, porque si tanto se presume de memoria la orden de derribar las avionetas no partió del deseo de abortar negociaciones cuya existencia o no desconocía quien dio la orden, sino de la disposición de un Jefe militar de hacer cumplir la decisión de impedir que grupos terroristas procedentes de EE.UU. sobrevolaran impunemente el territorio nacional y cometieran actos delesnables contra nuestra población. Y no será fácil buscar esa nformación en Internet: recuerdese -si de verdad hay memoria- que el tema fue inmediatamente capturado, controlado y censurado por los aparatos de seguruidad nacional de EE.UU. que preveyeron la única información disponible (las razones de Cuba nunca contaron) y han impedido el acceso a la información “borrada” de los radares del sur de la Florida y a las fotos de la NASA.

      • Leandro dijo:

        Creo que pocas veces se ha oído idea tan descabellada: resulta que el gobierno cubano, que tantas veces alertó sin resultado alguno a las autoridades estadounidenses acerca de la violación del espacio aéreo de nuestro país por las aeronaves de Hermanos al Rescate parecieran las culpables de que estas avionetas sobrevolaran descaradamente lanzando panfletos sobre la ciudad de La Habana desobedeciendo las órdenes de regresar dadas por nuestros controladores aéreos. ¿Dónde estaban los controladores aéreos de Miami que les permitían volar?
        Solo puede ser superada en insensatez esta idea, por aquella que asegura que los daños causados al pueblo cubano por el Bloqueo no son tangibles. Solo alguien que no vive en Cuba puede decir tal disparate. Quizás pueda aceptarse si viene de alguien que viviendo en una RAMA en las profundidades de las selvas africanas NO COnoce absolutamente nada del mundo exterior.

  • El Bombe dijo:

    Como me falta por conocer de la Historia, algún día lo sabré?

  • Manuel dijo:

    Sánchez Parodi, gracias por la información de primera mano, claro, que todavía, no se puede publicar en detalles, toda la información de los nada afortunados intentos norteamericanos de restablecer relaciones diplomática, pero hoy, al menos la restablecen, con el objetivo de una buena vecindad (siempre con la correspondiente dosis de injerencismo), basados en la necesidad de trabajar de conjunto en algunos objetivos regionales como la lucha contra el narcotráfico, la cooperación cubana en el rescate y salvamento marítimo de embarcaciones norteamericanas, el restablecimiento del tráfico aéreo y marítimo regular entre ambas naciones, correo ordinario, entre otros.

  • jesus dijo:

    Tenemos aun una burocracia insertada en la sociedad que como dice Parodi
    ”debemos cambiar un estado mental que nos condicionó medio siglo”.
    Reconocer eso que no solo los demas estan equivocados y que todos tenemos que cambiar solo asi saldremos del atrazo y llegaremos a ser un pais moderno.
    Y lograremos la calidad de vida que tosos deseamos.,

  • jeny dijo:

    Chipojo que lindo tu nombre y por tu comentario, te viene de maravillas, como anillo al dedo, solo una pregunta… tú entendiste el artículo o solo dijiste lo que te vino de adentro decir? Si leiste, no entendiste, vuelve a leerlo e interprétalo: Parodi es un funcionario altamente calificado, partícipe en muchos de estos contactos y en lo que expone deja claramente dicho que Cuba nunca se ha negado al dialogo,Cuba siempre ha dejado bien claro que no aceptará imposiciones ni condicionamientos de nadie, durante estos 56 años han sido muchos los funcionarios norteamericanos incluso de alto rango que han visitado Cuba para establecer dialogos con nuestros dirigentes, nuestro país nunca se ha negado a pagar las indemnizaciones pero ha reclamado con todo derecho que se nos indemnice a nosotros también, mira Chipojo si los EEUU nos pagara los miles de millones que nos ha hecho perder solo por brutal bloqueo te aseguro que pagariamos a todos su indemnización y nos quedaria muchisimo dinero para invertir en nuestra economia y desarrollo. Nosotros tenemos una rica historia, basate en ella y no la mezcles con el muro de Berlin.
    Hoy estamo en una nueva etapa, ojala fluyan las relaciones como debe ser, sin ingerencias, sin falsos propósitos, sin querer imponernos normas. Es hora de que ambos paises trabajen juntos en dicímiles asuntos que nos interesan por igual y si realmente o como la lógica indica quitan el engendro del mal que tanto daño nos ha hecho el bloqueo, será la ocasión que tendremos nosotros los cubanos de con mucho trabajo y amor patrio, esforzarnos para eliminar nuestras necesidades acumuladas y dar un salto en el desarrollo del pais para mejorar el nivel de vida de todos.

    • RAMANOCO dijo:

      Creo que es usted el que ha asumido la opinión del autor como una verdad a adorar.
      Tenga en cuenta que las propiedades expropiadas de ambas partes son una realidad tangible, mientras que las indemnizaciones por el bloqueo un argumento político para el consumo de algunos.

    • Disney dijo:

      muy bueno tu comentario y aclaraciones, no solo desde el punto de vista político, sino intelectual, si realmente las indemnizaciones se concretaran en algun momento, claro que para eso es necesario que el bloqueo deje de existir, seguramente alcanzaria para suplir en parte las necesidades más perentorias de nuestro pueblo.

      ah, y si creo que aun nos falta mucho por conocer de la historia y las conversaciones secretas entre los dos estados para su restablecimiento, si como bien se expresa en el artículo estas han transitado por diversos períodos y excusas por parte del gobierno de los estados unidos

  • Miguel dijo:

    Lo realmente importante, no lo constituyen las revelaciones realizadas por el diplomático cubano referente a encuentros sostenidos con representantes norteámericanos, sino los efuerzos realizados por la dirección cubana en aras de lograr el levantamiento del bloqueo, mantener relaciones normales con EUA y lograr desarrollar este país. Todo ello sin renunciar un ápice a nuestros principios, sería de tontos pensar que por ceguera o terguedad no se realizacen semejantes efuerzos.
    Gracias por haber luchado calladamente por nosotros también en ese campo Fidel.

  • baracoa dijo:

    Jeny: Chipojo es el peudonimo de Henry Kissinger para comentar aqui. Copiaste? JE…JE.. No se puede pedir mangos a una mata de platano. No te desgastes. Mis saludos

  • tf dijo:

    muy buena entrevista. se ve que habla un analista profesional, experimentado.

  • Elizabeth dijo:

    Ramanoco, realmente estás perdido en la historia y en tus recuerdos, o recuerdas la mala información que te dieron, pero es evidente que tampoco recuerdas los discursos de nuestro Comandante donde explicaba cada una de las situaciones por las que hemos pasado y un suspenso para Chipojo de dónde sacaste que Cuba defendía el muro de Berlín. Que falta de cultura política.

  • miguelito dijo:

    Queda mucho por saber. Sobre todo en el periodo antes de 1990

  • GILBERTO dijo:

    Creo que la violencia no dio resultado. Y el bloquo no iso nada. Es hora de cambiar, y a yudar al pueblo cubano.estoy de acuerto con el precidente OBAMA. EN TODO.

    • Pedro dijo:

      Gilberto: el erstablecimiento de relaciones con Estados Unidos y el levantamiento del bloqueo, la devolución del territorio ilegalmente usurpado en Guantánamo, el fin de las transmisiones anticubanas y la compensación por daños humanos y materiales al pueblo Cuba -el día que ocurran- no resolverán nuestros problemas. Nada se resuelve pensando que venga alguien a ayudarnos a resolver las cosas que deben ser resueltas por nosotros. Trabajar, producir riqueza, reactivar nuestra agricultura e industrias es lo que necesitamos. No que nos llenen de supermercados llenos de pacotilla y de hamburgueseras, sino que nos vendan maquinarias, tractores, tecnologías, piensos y créditos para levantarnos por nuestros propios pies y no sobre las muletas de otros.

  • tomyone dijo:

    ERA EVIDENTE PARA MUCHOS CUBANOS que tuvieran informacion que siempre se converso secretamente , porque solko recordar la presencia en Cuba de Daniels en el momento del asesinato de JFK , por otra parte en algun libro se hablo de las conversaciones de Haig con Carlos Rafale en Mexico , el mejoramiento de los problemas economicos de Cuab debian pasar necesariamente por un mejoramiento de la relacion con USA , es lo natural de una relacion muy larga entre 2 vecinos que interactuan y ahora sera distinto, somos un pais ya habituado a ser independiente , con cierto desarrollo social aunque aun con muros mentales derivados de la vida facil que la revolucion dentro de sus politicas produjo en Cuba y los conexos con potencias a las que le convenia por geopolitica mantenernos como se mantiene un hijo , solo que eso tiene un costo y aun sin bloqueo la vida tendremos que ganarnosla con trabajo y eficiencia y eso los cubanos lo desaprendimos en todos estos años, espero podamos recuperarnos del 3er bloqueo , el interno y podamos despegar porque condiciones tenemos , conocimientos ,preparacion y la punta o parte de ella en produccion con alto valor agregado tecnoligicamente que el comercio abierto con USA ayudara a fomentar y potenciar su uso en el mundo entero , esperemos y veremos si somos capaces y no nos ciegue la mentalidad secretista y fantasmista que nos inculcaron durante muchos años y la apatia y falta de perspectiva que nos abrazó por mas de 50 años , las decisiones que se tomen deben ser con consenso y sin generalizaciones que estas nos han hecho un daño casi irreparable en nuestro dearrollo, gracias y adelante cubanos

  • PINO dijo:

    DE NUEVO ALEJO ,YA TE DIJE EN OTRA SECCION QUE TE ALEJES AHORA TE ACOMPAÑAS DE UN CHIPOJO DICE MI ABELA QUE LOS CHIPOJOS DAN FIEBRE, COMPADRE NO HABLE BASURA DEL MURO DE BERLIN DOCUMENTATE Y LEE UNOS CUANTOS LIBROS QUE ANDAN POR LAS BIBLIOTECAS Y QUE FUERON EDITADOS Y PUBLICADOS EN CUBA ADEMAS ALEJO Y CHIPOJO USTEDES DEBEN SER DE LA IMIGRACION TROGLODITA Y DINOSAURIA .POR FAVOR DON ALEJO QUTATATE LA CARETA

  • Filiberto dijo:

    Parodi.
    Excelente tu testimonio, magistral como siempre.
    abrazo Filiberto

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Blanche Petrich

Blanche Petrich

Mexicana, especialista en temas latinoamericanos. Periodista del diario La Jornada, de México

Vea también